miércoles, 26 de septiembre de 2007

CARNAVAL: Todos quieren el Silulo...

Por Jorge A. Chávez Silva “Charro”
Hemos leído en Internet que los hermanos de la provincia de Cajabamba reclaman como suyo nuestro Carnaval de Celendín y que incluso señalan, como supuesto autor, al compositor Guillermo Moreno Graus. A los celendinos no nos molesta que se diviertan con la sabrosa música nuestra, ya sea en Cajamarca, en donde, ante la monocordia de sus propias coplas, de La Matarina, al Silulo lo han convertido en símbolo e ingrediente principal de la “Capital del Carnaval”, o en Bambamarca, donde también lo tocan mucho y con algunas variantes, o en Cajabamba, donde peregrinamente algunos quieren tildarlo de Carnaval Cajabambino.
Los celendinos no somos egoístas, que al Silulo lo toquen donde quieran, en Lima, en China o en la Cochinchina, pero, por favor señores, que se mencione siempre su cuna y procedencia.
Consultado sobre el caso, nuestro arqueólogo Moisés Chávez Velásquez nos ha precisado que la tonada del carnaval celendino es anterior a la guerra con Chile y que pertenece a la inspiración del shilico Eusebio Baella Díaz “El Negro”, cuya letra original insertamos para conocimiento de los amigos cajabambinos:

"La Patota", óleo de "Charro". Coleccion del Dr. Mario Chávez Gil


CARNAVAL DE CELENDIN

¡Ya viene el carnavalito, siluló,
después de haberse paseado en Llanguat!
¡Ya llega el carnavalito, siluló!
Por la cuesta de Shururo, ¡guayluló!
¡Arriba, caballo blanco, siluló!
¡Sácame de este barrial, guayluló!

CORO

¡Chilalito, chilalón,
qué bonito el carnaval!
¡Chilalito, chilalón,
qué bonito es Celendín!
¡Porque se juega y se baila, siluló.
con guitarra y con cajón, guayluló!

¡Unos ojitos he visto, siluló!
¡Por esos ojitos muero, guayluló!
Me han dicho que tiene dueño, siluló…
¡Con dueño y todo la quiero, guayluló!
¡Arriba, caballo blanco, siluló!
¡Sácame de este barrial, guayluló!

Como se puede apreciar en la letra no se menciona al Cumbe, ni a Santa Polonia, ni a Cajabamba, ni al valle de Condebamba ni a ninguna cuesta de las hermanas provincias que quisieran ser madres de nuestro carvanal. Que esto aclare la confusión. Porque ya está bueno. Es de preguntarse, ¿dé donde les viene este querer apropiarse de nuestro himno? Ya parecen Chile con el pisco...
Los hechos. En 1911, siendo alcalde de Celendín don Darío Merino, organizó la primera banda de músicos con instrumentos de metal y contrató como instructor nada menos que al maestro cajabambino Guillermo Moreno Graus, quien para enseñarla a sus pupilos, transcribió la tonada -que hasta entonces se tocaba de oído, con flautas, acordeones, violines y guitarras- al pentagrama musical, separándola en partituras para cada instrumento. El problema es que luego no pudo contenerse y cayó en la tentación: no tuvo empacho en estampar su nombre como autor de la música. Ahora nos preguntamos si no tendrá parientes, o maestros, en Cajabamba, el amigo Bryce...

Figuran entre los músicos: César Díaz Dávila, Julio Díaz Dávila, Absalón Chávez, César Silva Cambeiros, Francisco Velezmoro, el "Patazas" Muñoz, César Cruz, Humberto Beltrán, el "Ishco"

A propósito de Bandas, insertamos esta hermosa fotografía de la Banda Popular “Celendín”, data de los cincuentas en que era director el maestro Luis Galarreta, la misma que amenizó cuántas corridas taurinas y nos deleitó con sus aires en las recordadas “retretas”.

4 comentarios:

manuel dijo...

ya estuvo bueno de tanto plagio..q no joroben los cajachos cajabambinos o quienes sean q el shilulo es shilico

Skar dijo...

tan locos los bambachos, el silulo siempre ha sido y será de Celendín.

Anónimo dijo...

me acabo de enterar que esos cajachos o banbachos se quieren adueñar de nuestro quediro e inolvidable carnaval eh el carnaval ha sido es y sera siempre shilico donde lo pongan el sera siempre shilico verdad es nuestro y nuestroahora que se quieran copiar es diferente eh yo soy nacida alli y desdeque tengo uso de razon se que el carnaval es de celendin gracias por esta tremenda informacion atentamente leonor

Anónimo dijo...

el carnaval celendino historicamnte es de la tierra de Celendín, tiene razón el arqueologo Moisés Chávez Velásquez. Lo que pasa es que las demás provincias carecen del ingenio e inteligencia celendinos. Los shilicos no tenemos la culpa