miércoles, 24 de octubre de 2007

DOCUMENTO: Huauco, 28 de julio de 1935

Hay fotografías que -al margen de las intenciones del autor- son un documento vivo más que evocador, pues reflejan plenamente la intensidad del momento y dan una idea cabal del contexto histórico y social del escenario. La siguiente fotografía, una más tomada del álbum de la Sra. Magda Aliaga Bardales -parte del cual ya estamos exhibiendo, en una galería que lleva el nombre de esta generosa dama, en CELENDIN VIEJO de CPM-, tiene los ingredientes necesarios para ser considerada como un verdadero documento de época. La vista corresponde a una ceremonia por el 28 de Julio y fue tomada en 1935, en la plaza del Huauco, hoy Sucre.

Ceremonia de 28 de Julio en el Huauco, 1935 (Foto cortesía de Magda Aliaga B.)

Si Ud., amable lector, es meticuloso, podrá observar las siguientes curiosidades que mueven a reflexión:

1.- La antigüedad del pueblo, patente en las esquinas izquierda y derecha de la iglesia cuyo deterioro dice claramente que por lo menos esas casas son las más antiguas.
2.-Los integrantes de los batallones de escolares que forman en la plaza llevan sombreros y muchos, alforjas y poncho terciados a la espalda, ¿señal acaso que son de lejos?
3.-El grupo de la extrema izquierda posa al desgaire, en actitud cómoda. Los niños usan gorras y no sombreros como los demás. Los mayores que los acompañan visten con elegancia. La actitud del grupo en general, no está acorde con la solemnidad del momento. ¿Tendrían algún privilegio?
4.-A pocos pasos a la izquierda de ellos, un grupo de personas rodea a un personaje que usa pantalones de montar, borceguíes, saco, chaleco y porta un foete en la mano derecha… ¿Algún gamonal de la comarca?
5.-La exigua banda de guerra compuesta de parches que posa con el perro.
6.-La escolta que porta el estandarte nacional.
7.-El extraño personaje de la derecha, con sombrero ¿Se trata de un niño o un anciano que se apoya en un bastón?
8.-En el extremo izquierdo de la foto, el grupo familiar que observa la ceremonia en la esquina de la única casa que permanece igual en el pueblo.
9.-Las campesinas de la esquina contigua que continúan hilando en su rueca mientras suceden los acontecimientos.
10.-A la derecha de la portada con arco del convento cuatro personajes, al parecer guardaespaldas, flanquean a un personaje elegante de traje claro.
11.-En el atrio de la iglesia un joven iconoclasta levanta el brazo llamando la atención del fotógrafo, mientras pisa un balón de fútbol con la pierna izquierda.
12.-Un poco más abajo, una fila de público espectador, sentados en el pretil del único desnivel de la plaza con atuendos populares: poncho, llanques, sombrero, algunos chacchando coca y sacando cal de los caleros.
13.-El pórtico de la iglesia, único vestigio conservado hasta hoy, lo mismo que las campanas que son las mismas y los contrafuertes laterales de la fábrica, hoy desaparecidos.

No nos cabe duda que el fotógrafo acertó tomando esta hermosa vista, que ha quedado para la posteridad, desde uno de los balcones de la Municipalidad del Huauco.
En contraposición con el momento actual, en que Sucre luce como un desierto encementado de casas sin gente, la plaza ese día estaba pletórica de gente. Nos preguntamos asombrados: ¿Tanta era la población escolar en esa época? ¿Acaso fue una ceremonia especial a la que asistían delegaciones invitadas de los alrededores?
Indudablemente que estas dudas tornan mucho más interesante la fotografía y más romántica la escena. (Pulse en la foto para ampliar)


No hay comentarios: