jueves, 21 de agosto de 2008

DENUNCIA: El caso Solano Oyarce

En Celendín, el regidor Solano Oyarce es más que conocido. Sobré él ya hemos escrito otras veces, pues es un malhechor de marca mayor. Se trata de un compulsivo trasgresor de la ley, que se vale de ella para cometer toda suerte de tropelías, como aquello de apropiarse de una calle para construir una piscina y, con todo desparpajo, fungir de concejal en la presente gestión edilicia. Al parecer, hombres de leyes como él parecen haber estudiado esmeradamente las formas de violarla. El artículo que insertamos lo hemos tomado de PANORAMA CAJAMARQUINO, y en él se da cuenta de una de sus groseras "hazañas": la de ejercer la abogacía estando inhabilitado para ello. ¿Y cómo quedarán los juicios en los que ofició? En fin, una raya más al tigre, lo que no debería adormecer a la justicia... Ver para creer. (NdlR).

Abogado inhabilitado ejerce profesión por 14 años

El Poder Judicial nunca se percató que el actual regidor municipal de Celendín, Wilmer Gerardo Solano Oyarce, integrante de la plancha del ex alcalde Mauro Siles Arteaga, por más de catorce años estaba inhabilitado para ejercer la profesión de abogado defensor, tal como lo confirma el ilustre Colegio de Abogados de Lima, sin embargo este mal profesional viene sorprendiendo a cuanto incauto solicita sus servicios como abogado defensor, como también miente a los Magistrados del distrito Judicial donde opera, ya que en los procesos judiciales firma haciendo uso de la Colegiatura del Ilustre Colegio de Abogados de Lima con el Nº 19712 y con pleno conocimiento de causa, ya que sabe que desde 1994 está impedido de hacerlo, por estar inhabilitado.

La pobre justicia, otra vez violada por uno de sus "servidores"...
Como también se aprecia que en el Ilustre Colegio de Abogados de Cajamarca también está inhabilitado desde el mes de febrero del 2008, no pudiendo así ejercer la profesión de abogado defensor de conformidad con lo establecido en el Art. 286 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y el Art. 6 del Estatuto de la orden del Ilustre Colegio de Abogados de Lima.
Los denunciantes solicitan a la presidenta de la Corte Superior de Cajamarca Fernanda Bazán Sánchez, hacer de conocimiento a todos los Juzgados y Fiscalías de Cajamarca y Celendín a fin de que le remitan el informe sobre todos los procesos judiciales en los cuales el antes mencionado regidor ha operado afectando a la población.
“Solicitamos a la Fiscalía de turno de Celendín intervenir de oficio, abriendo el respectivo Proceso Penal, para evitar la proliferación de este tipo de profesionales que actúan sin importarle los graves daños que le causan a sus patrocinados como también al Estado Peruano, ya que están inhabilitados para ejercer la profesión, sorprenden a los alcaldes y a la comunidad en general, asesorando a las municipalidades, ensuciando así la imagen del Poder Judicial y del país” refirieron los denunciantes.

miércoles, 13 de agosto de 2008

CANTACLARO: ¿Corrida de toros?

Por Constante Vigil
Celendín

El solo anuncio aparecido en los programas y carteles de la feria es una estafa al respetable que asistió a las cinco tardes taurinas de la Feria de Carmen 2008, pues no pueden llamarse toros a los petardos procedentes de Chuquizongo, Salagual, San Pedro y San Simón, pese a que los primeros estuvieron regulares, de ninguna manera llegaron a la categoría de novillos. De todo el encierro solo uno, el 2° de la segunda tarde, se anunció como de 400 kg. Los demás no llegaron a 350.

"La plaza de palos más grande del mundo"
Lo que es un escándalo a todas luces es que hayan pagado 24 mil dólares por una cuadrilla de audaces, salvo el rejonero Andrés Ruiz, que reincidieron en los fracasos que mostraron en otras ferias de mayor cuantía. A lo sumo, y generosamente, se debió pagar la mitad, y que me desmientan los conocedores. Ahora nos explicamos la permanencia vitalicia de ciertos miembros del Comité Taurino, que además de lucrar con las tradiciones y creencias del pueblo, obtienen de “vendaje” puestos de trabajo para sus hijos en el municipio.
No sabemos cuánto pagaron por el ganado, la mayoría de desecho, pero tememos algo similar. Hasta el momento de anotar esto, el comité no ha evacuado ningún balance de la feria, pero sospechamos que, como siempre, saldrán “tas con tas”.
Estuvimos en la Feria de Sucre, con la novedad de la plaza portátil Torokuna de Rafael Puga y nos contaron que su costo fue ínfimo porque Puga, conocedor de la afición de los cajamarquinos quería introducir esta modalidad en los lugares que carecen de coso como Celendín. Lo que no sabía era que tenía que lidiar con la mafia de los sitios y los palos, que año tras año agrandan la plaza de acuerdo a sus intereses. De esto, extrañamente, se ufanan los “turistas”, que no saben nada de toros, y sacan a relucir aquello de “La plaza de madera más grande del mundo”, como si esto fuera motivo de orgullo.
Por eso es que Celendín, taurinamente hablando, es la última rueda del coche y lo seguirá siendo, mientras persistamos nutriendo a las mafias enquistadas y proclamando que los pobres campesinos quieren ver la fiesta gratis… ¿Pero de dónde la ven? Encaramados o colgados de las escaleras de acceso a los palcos y chaques en un espectáculo deprimente y bochornoso. Así jamás conseguiremos nada. Salvo mejor parecer.

martes, 12 de agosto de 2008

DOCUMENTO: En busca de la familia perdida

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro"
La foto que insertamos tiene como data “Caballococha, 21 de mayo de 1900” y en el reverso se lee el siguiente mensaje:

“Para Juliana Rocha.
Este retrato lo dedicamos a mi amorosa abuelita, en prueba de verdadero cariño que le profesamos, Wilfre, Zoila C. y Corinita, para que siquiera nos conozca”.

Pioneros celendinos en el Oriente, a comienzos de siglo...
Pues bien, la señora Juliana Rocha fue nuestra bisabuela y el señor de la fotografía es Neptalí Pereyra Rocha, celendino, hermano de la señora Clotilde Pereyra Rocha, nuestra abuela. Él viajó a la selva a fines del siglo XIX atraído por las quimeras del caucho, como tantos jóvenes celendinos de la época, y nunca más volvió a la tierra.
Al parecer, Neptalí sentó familia en Caballococha, frontera del Perú, Colombia y Brasil. Como podemos colegir de la imagen, la señora de pie a la izquierda es su esposa Corina Guzmán. De la matrona sentada desconocemos su identidad pero seguramente es la suegra que tiene en brazos a Corinita Pereyra Guzmán. Los otros niños son Zoila y Wilfredo Pereyra Guzmán.
Queremos conocer a esta familia perdida y rogamos a quien tuviere noticias de ellos o de sus descendientes, porque suponemos que todos los personajes de la fotografía han muerto, se comuniquen a la página CELENDIN PUEBLO MAGICO.
Lo último que supimos de ellos es que Zoila Pereyra Guzmán vivía en los años cincuenta del siglo pasado en General Córdova 174, a media cuadra de Canevaro en Lince, Lima, pero por más que realizamos pesquizas no pudimos establecer contacto con ella. Esperamos que el destino, así como los apartó del seno familiar, nos lo devuelva, siquiera para conocerlos y fundirnos en un abrazo familiar.

lunes, 11 de agosto de 2008

CARTA: ¿Y DONDE QUEDO EL GRAN AMOR...?

La que sigue es una carta de Ulises Linares Castañeda, que encabeza en Celendín un movimiento para rescatar y salvaguardar la indentidad celendina, principiando por la preservación de nuestra peculiar urbanística, del perfil arquitectectónico del pueblo, herido casi de muerte por las malas autoridades edilicias. Con este fin, Ulises Linares ha sido nombrado recientemente delegado del Instituto Nacional de Cultura (INC) en Celendín, y con este fin se ha puesto a trabajar cerca del alcalde Juan Tello. Sería magnífico que aprovechase esta circunstancia para avanzar y lograr victorias decisivas en su cometido original: la enunciada defensa de nuestro patrimonio arquitectónico. Decimos esto pues leyendo su misiva vemos que su entusiasmo lo lleva a interesarse en otras areas del quehacer municipal, digamos algo más "políticas", que no por tener huecos y deficiencias deben ser su principal preocupación. Los males de Celendín son tantos que se necesita un trabajo de equipo y, por supuesto, un equipo formidable, pero los equipos formidables surgen sólo cuando cada responsable concentra su trabajo en resolver los problemas que le competen. Ulises Linares ha asumido la tarea de defender el urbanismo del pueblo, pues que se atenga a ello. Al alcalde Tello hay que reclamarle que resuelva, por su lado, los crímenes de leso urbanismo, sí, pero también TODOS los otros problemas que le incumben, para eso ha sido elegido por el pueblo. Así las cosas estarán más claras. Y así, Ulises Linares y otros defensores del urbanismo evitarán caer en el viejo mal peruano, en particular de políticos y politiqueros, aquel que pinta bien el conocido proverbio que reza: "el que mucho abarca, poco aprieta..." (NdlR.).

Amigos de CPM:
Parece que pudo más la “jarana” y las fiestas, que el amor por la tierra que nos vio nacer.
A pesar que llegaron de todos los confines a visitar nuestro bello pueblo, muchos no tuvieron la molestia de participar en las reuniones convocadas por el Movimiento de Identidad Celendina, para tratar problemas que vienen afectando a esta ciudad. Por eso hemos censurado las críticas de los paisanos que radican fuera de nuestro terruño, pues solamente saben hacer eso y cuando están en el lugar de los hechos, son parte del desinterés colectivo. Así se convierten en cómplices de los sucesos nefastos que se vive a diario, discúlpenme si hiero la susceptibilidad de los paisanos, pero la verdad por delante
. También debo felicitar y agradecer a la gran cantidad de celendinos que se acercaron, conversaron con nosotros, nos sugirieron muchas cosas, nos dieron su apoyo moral, fraterno y más que eso nos extendieron su mano de amigo y paisano que adora a esta tierra.
Realizamos algunas acciones en el marco del II Cabildo Cultural programado para el mes de julio, como la presentación de la I Muestra Pictórica del Instituto Nacional de Cultura, Sede Celendín, bajo mi dirección. La mencionada muestra estuvo a cargo de 3 pintores celendinos: “Gela”, “Arojas” y “Pérez”, cuyos formidables y hermosos lienzos concitaron la atención de propios y extraños que visitaban nuestro Celendín, la exposición se hizo en la plaza de armas.
También organizamos UNA GRAN MANIFESTACION por el ruedo taurino con PANCARTAS EN CONTRA DE LA DESTRUCCION DE CELENDIN Y POR LA CONSERVACION DE SU CENTRO HISTÓRICO, CULTURA, TRADICIONES, COSTUMBRES, ARTE Y VIVENCIAS, en la cual participaron niños y jóvenes, dándole colorido de fiesta.
Se solicitó al alcalde Juan de Dios Tello, apoye con gigantografías que sirvan como tolderas de los vendedores de triciclos, resaltando motivos celendinos, como la Plaza de Armas, casas y casonas, la Virgen del Carmen, Niño de Pumarume, las Chulpas, Llanguat, Cerro San Isidro, la Tejedora, la Corrida de Toros y muchos más, con la finalidad de promocionar nuestro arte y cultura celendinas.
Finalmente se convocó ados reuniones con las Asociaciones de Celendinos Residentes en Cajamarca, Trujillo y Lima, llegando a importantes propuestas y acuerdos con la presencia del Alcalde Sr. Juan de Dios Tello y el Regidor Manolo Angulo Rabanal, y por el Movimiento de Identidad Celendina, el CPC. Ulises Linares y el Ingº Luís Díaz Mori. Dentro de la Agenda se priorizaron Temas como: Problemática y Situación Actual de la Carretera “Cajamarca – Celendín”, Situación y Conservación del Centro Histórico; Proyecto del Nuevo Sistema de Agua Potable y Alcantarillado para Celendín, y Seguridad Ciudadana.
Es propicio informar que he sido invitado por los regidores y alcalde, a trabajar en la Municipalidad, con el propósito de fortalecer las acciones en temas de Ordenamiento Territorial, Conservación del Centro Histórico, Seguridad Ciudadana, Proyecto de Agua Potable y gestión pública,. Espero el apoyo de las autoridades municipales para cumplir con este encargo del pueblo. Sobre esto hemos emprendido las acciones:

* Se aplicó medidas administrativas y legales ante el Ministerio de Transportes, para que retiren a las Empresas de transporte de Pasajeros del Centro de la Ciudad, y ante la pasividad de la Policía Nacional del Perú, en cumplir con su obligación estamos cursando a sus Jefaturas departamentales la queja respectiva.
* Se comenzó a retirar de las principales calles a los ambulantes y productos que exhiben en la vía pública.
* Se notificó a los establecimientos que exhiben carteles y avisos inadecuados para que los cambien con otros más estéticos.
* Se ha concertado reuniones con los Comités de Taxistas, Mototaxistas y Vendedores del Mercado Central, para el ordenamiento respectivo.

Esperamos seguir implementando algunas propuestas, por lo que agradeceré sus críticas, sugerencias y propuestas a fin de fortalecer a la gestión de las autoridades en beneficio de nuestra población.
Atentamente,

Ulises Linares Castañeda
DNI 27042129

jueves, 7 de agosto de 2008

EFEMERIDES: Bodas de Oro Carmelitanas

Nos ha llegado la carta que publicamos, de la emoción inspirada de nuestra querida amiga, la bella Kellyta Jiménez de Aliaga, quien rememora los días felices de su paso por las aulas carmelitanas, que, estamos seguros, es el sentir de todas las celendinas que se educaron en ese prestigioso colegio y durante su vida escolar supieron luchar con denuedo para dejar su nombre siempre en alto. Muchas felicidades, querida amiga, con la certeza de que los verdaderos celendinos, en cualquier parte del mundo que estemos, no olvidamos jamás a nuestra patria chica. (N. de R.)

Celendin, el pueblo que nos hermana siempre... (Foto Charro)

Villahermosa, Tabasco, México, 23 de Julio del 2008
Sr. Daniel Rodríguez
Director del Honorable Colegio: “Nuestra. Sra. Del Carmen de Celendín”
Celendín - Perú
De mi especial respeto y consideración,
Muy lejos en distancia y tiempo y llena de emoción, recibí su atesorada carta: “a una ñusta” que leí detenidamente para que no escape ni una sola letra de aquello que sucedió en muchas carmelitas celendinas y en mi humilde persona. Hoy, después de 34 años, la historia y la trascendencia de los hechos se encarga de evidenciar lo que un día quedó registrado.
Quisiera aproximarme a esa cuota de valores que Ud. marca, para seguir dignificando a mi querido colegio, como una “carmelita” que solo al pensar en esa pertenencia que da la identidad, se llena de amor y recuerdos de niña, recuperando la inocencia y espontaneidad propios de los colores del arco iris y de una educación, donde el respeto, la obediencia, el entusiasmo, las competencias del conocimiento, del deporte y el arte, modelaron nuestra adolescencia enamorada para llegar hoy transformada en una mujer que siguiendo la ley de la vida, pasó de ser una carmelita soñadora a asumir roles que la responsabilidad y el destino nos encargaron como: el SER peruana, celendina, madre, hija, nuera, esposa, hermana, amiga, cuñada, profesional y otros roles que nos toca asumir a las mujeres en estos momentos de grandes desafíos.
El sentirme fuera de mi Celendín, remarca la necesidad patriótica en país y terruño, añorados como el lactante el seno maternal. Hoy, quiero manifestar que quisiera encontrarme en las algarabías de cada momento de encuentro; de escuchar la voz de mis compañeras, de mis profesoras, incluso de aquellas que ya se encuentran en el cielo y aun escuchamos como una dulce melodía, y decir que ser celendina ya es un privilegio y “ser carmelita es un privilegio de amor”.
Un día fuimos consecuentes con amar esa circunstancia, hoy deseo de corazón que todas amemos nuestras circunstancias del espacio que Dios y nuestra mamita del Carmen nos colocó hasta este momento, pues creo que cada uno creamos la mayor parte de nuestra realidad y nuestro destino.
Es verdad!, el aprendizaje de aquellas aulas, es el cimiento del conocimiento que hoy tenemos, me refiero, a que talvez sepamos mucho de nuestros perfiles profesionales, de nuestros roles en nuestros espacios y tiempos ganados; más el conocimiento del significado de la vida, las carmelitas lo aprendimos allí, en ese plantel de alegría! entre concursos escolares, noches y tardes deportivas, gimnasia rítmica, desfiles cívicos, enamoramientos, aniversarios y desfiles alegóricos, verbenas, donde “todas”, sin excepción, asistíamos como artistas consagradas en esas aulas gloriosas y participábamos en festivales con mas intensidad que los mas grandes festivales del mundo.
En ese tiempo y espacio primaba la inocencia, la travesura sana, la magia de la adolescencia y el deseo de cautivar. Al llegar a casa teníamos responsabilidades propias de hijas que se estaban preparando para ser mujeres de bien!!; eso decían nuestros queridos padres!!; no había minuto vacío en nuestras vidas!, todo estaba copado! en el afán de ser una celendina de bien!!.
El respeto por nuestros padres y maestras (os) fue la consagración de amistad asumida con cariño y disciplina, baluarte que garantiza hoy, ser respetadas en nuestras circunstancias familiares y profesionales; como un poema de amor de la dignidad humana, como una forma de vida, de abrir las puertas de la verdad, como soñar despierta con todas las personas! en esa connotación de forma de vida para siempre, de garantía de felicidad, como sinónimo de SER celendinas carmelitas, para seguir formando hijos e hijas para la vida! para que juntos con nosotras respetemos nuestra tierra, nuestras costumbres, nuestra cultura, nuestras formas de pensamiento, sin violar las leyes de la vida y la sociedad; paralelamente y dialécticamente hablando. El sentido del humor fue nuestra compañía, como muestra de autonomía, de sabiduría y de expresar organizadamente lo que nuestras mentes juveniles sentían, en esa etapa maravillosa, llena de cantos, poemas, bromas, imitaciones, llantos, travesuras, y alegrías.
En este contexto, revivo la rutina de nuestros días escolares!, el llegar a nuestro colegio, previa vueltita por la plaza de armas, acompañadas de amigas, otras viviendo la magia del primer amor … apresuradas a la hora justa! y encontrar siempre aquella mirada amistosa, a la vez severa de doña Petita, que repetía con elocuencia nuestro nombre y apellido, para llamar nuestra atención en los momentos de distracción durante la formación o en momentos de una travesura sana!; recuerdo con cariño a la Sra. Maritza Rodríguez, doña Magnita, don Manuelito, personas que tienen un significado de respeto singular!, a mis queridas (os) maestras! sin excepción: a mi querida Directora: Rosa Sánchez, Gladys Peláez, Nelly Dávila, Carlota Morera+, Gloria Sánchez, Mavila Cava, Mercedes Tejada, Socorro Sotomayor, Nélida Jiménez, Getza Aliaga, Carmen Rodríguez, Zoila Salazar+, Pedro Tejada, Jorge Chávez Cotrina, Rosita Tello, Nelly Cabanillas y a quien esté obviando involuntariamente; personas con valores que supieron formar generaciones de mujeres, hoy pilares de hogares celendinos!; va para ellas (os) mi respeto y gratitud eterna.
A mis amadas compañeras y hermanas: Violeta Tavera, Amparito Rojas, Carmelita Bazán, Rosa Maria García, Imelda Díaz, Ana María Sánchez, Gladis Rodríguez Torres, Herminia Chávarry, Gladis Rodríguez Atalaya, Eloísa Chusho, Dorita Muñoz, Luzdina Vera, Aurora Castro, Mercedes Rabanal, Aidé Bazán, Soledad Amayo, Teresa Díaz, Rosario Barrera, Doris Díaz, Zoila Salazar, Anita Torres+, Agustina Muñoz, Elvira Zelada, Noemí Vera, Yolanda Ortíz, Vinda Acosta, Inés Fredesvinda Muñoz, Elisa Sánchez, Edith Pérez, Isabel Aliaga, Martha Zelada, Luz Alvarado, Aidé Izique y todas aquellas a quienes si no las nombro, con certeza las amo.
Para terminar quisiera decirle Sr. Director que en mi escasa experiencia me doy cuenta que existen cosas mas allá de la mente que no entendemos, que sobrepasan nuestro conocimiento y comprensión, que están allí, y nos dan una distinción: el SER celendina carmelita, por ello en estas Bodas de Oro va un ¡Feliz Día a todas y todos las (los) carmelitas! A seguir luchando! pues el desafío queridas paisanas, es irradiar ese brillo carmelitano con el que fuimos formadas expresado en actitud, en emoción, en intelecto, en filosofía de vida celendina, en espiritualidad, en volver a casa, en volver al hogar como la expresión más noble del amor.
Un abrazo de alegría y felicidad:
Kelly Myriam Jiménez Sánchez

martes, 5 de agosto de 2008

HISTORIA: Sorochuco

A partir de ahora publicaremos apuntes históricos de nuestros distritos, obtenidos en la obra “Monografía de Celendín”, del Ingº Luis Alayza Escardó, editada en 1949 en la que se consignan importantes datos que explican el origen de los nombres y formación de nuestros distritos. (N.de R.)

SOROCHUCO

Las tierras de la Pachaka de Suro-Kucho (Rincón de suros o cañas lisas) y sus potreros Yanayako (laguna negra), Karirpo (entierros altos) y Chacato, permanecieron bajo el cacicazgo del indio Tantallaxac Tantavilva y de la encomienda de Chota desde 1542 a 1569, hasta que el Virrey don Francisco de Toledo, estableció los corregimientos, pasando las referidas tierras al control del Corregidor de Chota.

Sorochuco, en un apunte de Alfredo Rocha

Por el año 1640 el Virrey Pedro de Toledo y Leyva, Marqués de Mancera, en defensa de los indios explotados por los corregidores, dio una ordenanza a fin de que los indios poseedores de tierras se presentasen a obtenerlas compradas en pública subasta, con títulos legales de Su Majestad.
Así fue como el 13 de enero de 1644, Juan Vargas Tantavilca, indio chotano descendiente del cacique Tantallaxac, se presentó en la villa de Cajamarca, ante el doctor Pedro de Meneses, Alcalde de la Corte de la Real Audiencia de la Ciudad de los Reyes y de don Mateo Domínguez, Procurador de los naturales de este Corregimiento, con el fin de comprar las tierras de la estancia de Suro-Kucho y sus potreros, obteniéndola en subasta pública, en la suma de cuarenta pesos de ocho reales. En cuyas escrituras de enajenación quedó corregido el nombre de Suro Kucho, con el de Sorochuco, con que se conoce actualmente.

Plaza actual de Sorochuco.
A la muerte de Juan Vargas, en 1670, y de su esposa Mariana Condorachay, quedaron en las referidas tierras sus hijos Francisco y Angelina, quienes se dividieron tierras y ganado el 30 de julio de 1675. Correspondiendo la parte norte, con el nombre de hacienda de San Francisco Yanayako, a Francisco Vargas, casado con María Chuquispe y la parte sur, a Angelina Vargas, casada con Sebastián Quiliche.
En 1723, se vuelven a dividir la parte de Angelina Vargas, entre sus cinco hijos y en 1725, la de Francisco Vargas entre sus hijas Francisca y Juana. En 1784 se produce la nueva división política del Perú en Obispados, Intendencias, Partidos, Parroquias y Semi parroquias. Sorochuco pasa a la categoría de semi parroquia, de la parroquia y Partido de Chota, Obispado de Truxillo. En ese estado la encuentra don José de San Marín en 1820, donde el Obispado pasó a la categoría de Departamento de La Libertad, la Intendencia de Cajamarca a Provincia y Sorochuco a Cajamarca.
El 19 de febrero de 1825, por Resolución de Bolívar, Sorochuco es declarado distrito de Cajamarca y el 30 de setiembre de 1862, Cajamarca es declarado Departamento; Celendín provincia y Sorochuco distrito de Celendín, hasta la fecha.
El distrito está situado al Oeste de la ciudad de Celendín. Tiene la forma de un triángulo isósceles, cuyos lados mayores los forman los ríos Chugurmayo y Zendamal y la base, el contrafuerte indicado de los cerros altos.
LOS LÍMITES DEL DISTRITO SON: por el Norte, la confluencia de los ríos Zendamal y Chugurmayo, que lo separa de la antigua hacienda El Sauce, del distrito de Huasmín. Por el Sur el río Lago y unos cerros altos que lo separan de las comunidades del distrito de La Encañada; por el Oeste la hacienda Combayo y una parte de la hacienda Jerez.
El clima es templado o frígido, según la altura. La capital es el pueblo de Sorochuco, ubicado en la antigua Yanayako a la mitad del cerro Karirpo a 2783 m.s.n.m. Dista 25 km. de Celendín, 60 de Cajamarca y 15 km del tambo de Agua Colorada. Constituye el centro de abastecimiento de la capital de la provincia por su producción de: maíz, frijol, trigo, arvejas, lentejas, papas, zanahorias, ocas, ollucos, mashuas y yucas.

viernes, 1 de agosto de 2008

ESTUDIANTINA: Aclaración

Al siguiente día de publicar la fotografía y el texto de la Promoción 1957 del Colegio Nacional “Javier Prado”, nos llamó un paisano que no quiso que consignáramos su nombre para hacernos las siguientes precisiones:

1.-El Director que acompaña a don César Pereyra en la fotografía no es Víctor Villa Salcedo como consignáramos, sino don Eloy Arriola Senisse, quien dejó Celendín durante el primer semestre de 1957, por tanto la fotografía debió tomarse en ese lapso.

2.-Los alumnos que posan en la imagen no son todos de la promoción 1957, pues figuran en ella algunos de la promoción 1958, como Silva Merino Hugo Renán y Cacho Cáceres Betty Concepción.

En tal sentido, pedimos las disculpas del caso por el involuntario error.