martes, 30 de septiembre de 2008

HISTORIA: Celendín y la política, II

EL ACTIVISMO POLÍTICO EN CELENDÍN
(Segunda Parte)
Por Jorge Horna
En Celendín el Apra fue y es un partido activo y organizado. Por la década del 60 en la Casa del Pueblo, su local partidario, enseñaban oratoria, allí se forjaron adolescentes apristas, destacaron: Alcides Limay y Raúl Díaz Chávez, este último, viceministro de educación en el actual régimen. En las celebraciones cívico-escolares en el colegio Javier Prado hacían gala de su verborragia, incluso eran propulsores de un periódico mural estudiantil llamado “Crisol”.

Promoción 1963 CN. Javier Prado, entre cuyos integrantes figuran Alcides Limay Cáceres y Víctor Raúl Díaz Chávez. Foto cortesía de Rosario Barrera Cáceres
Se vivía nuevamente en el Perú el entusiasmo ante la cercanía de las Elecciones Generales. Frecuentemente llegaban de Cajamarca candidatos a diputaciones y senadurías de distintos grupos políticos, en busca de votos. Disertaban –parapetados en las carrocerías de los vehículos en que se trasladaban- encendidos y concientizadores discursos, que tuve la fortuna de escuchar.
En 1962, también arribó a Celendín como candidato el arquitecto Fernando Belaúnde Terry, fundador del novel partido Acción Popular (AP). Mi curiosidad de adolescente permitió verlo muy cerca, pues llegó como un ciudadano común y corriente: de enorme talla, vestía un pantalón de color claro, camisa azul intenso, que contrastaba con su piel enrojecida. Se hospedó en la casa de la familia Escalante Ocampo en la cuadra dos de calle Grau. Esta visita promovió la formación de una nueva agrupación política en la ciudad. Eran pocos sus simpatizantes y abrieron su local en el domicilio de don Lorenzo Silva, en la calle Dos de Mayo. Un entusiasta activista de Acción Popular era el entonces joven Jaime Aliaga Apaéstegui .
El Partido Popular Cristiano (PPC) tuvo un solitario impulsor, don Florentino Velásquez, que no logró agrupar adeptos, y al poco tiempo sus esfuerzos se esfumaron.
Salomón Bolo Hidalgo (el Cura Bolo) fue un sacerdote que también llegó a Celendín haciendo proselitismo por su partido, el Frente de Liberación Nacional. Dio una vuelta a pie en la plaza de armas acompañado de un reducidísimo grupo de pobladores. De esta misma agrupación también llegó en gira política, César Pando Egúsquiza .
Héctor Cornejo Chávez, líder del partido Democracia Cristiana (DC), de igual modo estuvo por la ciudad, en busca de adherentes y votos.
El año 1963 Belaúnde es elegido Presidente. Una de sus acertadas medidas fue decretar que los alcaldes –que hasta entonces eran nombrados “a dedo”- se sometan al voto popular en todo el territorio nacional.
Don Artemio Solís Pereyra, de las filas de Acción Popular, fue el primer alcalde de la provincia de Celendín elegido democráticamente, el año 1967.
El golpe de Estado (octubre, 1968) que derrocó a Belaúnde, dirigido por los militares Juan Velasco Alvarado y después Francisco Morales Bermúdez , estancaron el derecho al voto popular.
(Esta crónica continúa en una próxima entrega)
Lima, septiembre, 2008

sábado, 27 de septiembre de 2008

BANDERILLAS DE FUEGO

Por "El Paco"
A partir de la fecha y cada fin de mes, publicaremos esta sección BANDERILLAS en donde nuestro nuevo colaborador, "El Paco", tocará asuntos y noticias breves y curiosas relaciondas con la vida de la provincia. Notas que pueden mover a la meditación, a la ira o a la alegría, según sea el caso. Estos apuntes quiere su autor que sean como las banderillas de fuego, que se colocan a los bureles para que reaccionen. Tienen la intención de sacudirnos del marasmo e indiferencia con que tomamos los problemas celendinos. (NdlR)

INFORME ECONOMICO I - La Mayordomía "San Isidro Labrador 2008" ha evacuado su informe económico de su gestión en la festividad de San Isidro en Sucre, la misma que arroja un saldo de 4 530,92 nuevos soles y 50,00 dólares americanos. Todo parece estar en orden. Lo único que no indican es en que establecimientos hicieron las compritas, ni los números de las facturas.

INFORME ECONOMICO II - A propósito de informes, hemos recibido varias comunicaciones en el sentido del derroche que está haciendo gala la comisión SIL 2009 en lo tocante a las tarjetas de invitación. Parecen de matrimonio por el lujo y calidad del papel. Todos consideran exagerado este dispendio y piensan que se debe economizar en ese sentido para que alcnce el dinero para solucionar algunos de los múltiples problemas que aquejan al pueblo de Sucre. Al final son solo eso, papeles…, papeles.

ASALTOS SON ASALTOS I - El alcalde de Sucre, Rómulo Machuca, está de caserito de los choros. El año pasado lo asaltaron en Cajamarca tras salir a las tres de la madrugada de una conocida discoteca, dando traspies de puro alegrón y del brazo de su secretario. A bordo de un taxi se dirigía a un restaurante a curar cuerpo con un caldo de gallina, cuando le ocurrió lo que le ocurrió. Como sucede casi siempre, el taxista era el asaltante. Lo curioso del caso es que al grito de ¡Sálvese quien pueda! el burgomaestre se tiró del taxi, dejando abandonado a su acompañante, un señor de apellido Rojas, quien sufrió las consecuencias y la frustración del amigo de lo ajeno. Quien a mal alcalde se acoge, mala suerte le acompaña.

ASALTOS SON ASALTOS II - El alcalde Rómulo Machuca tiene que bañarse con ruda porque lo paran asaltando a cada rato. No es la primera vez. Ya le ocurrió en el anexo La Laguna, cerca de La Loma del Indio, esta vez en compañía de su Gerente de Personal, Edgar Zegarra Camacho, fueron asaltados por misteriosos y muy profesionales cacos. Los dejaron literalmente calatos y a la intemperie. Como no había hojas de parra con que cubrirse, recurrieron a otras. Muy tarde se dieron cuenta que eran de ishanga. Con ese ya suman 13 los asaltos en ese mismo lugar y después que no digan que el número 13 trae mala suerte ¿Y la policía? Bien, gracias.

CAMPEONATO - En Lima se inició la XXX versión del Campeonato de Fulbito Cajamarquino, en el local de la Policía de San Germán, y ya los equipos de Celendín en ambas categorías: mayores y juveniles vienen participando con éxito. Lo malo es la "retirada" vergonzante de las provincias de Chota (tercer año consecutivo), Cajamarca y Contumazá. Ellos aducen que no tienen dinero para pagar la inscripción... ¡Pobrecitos! ¿Qué dirá de esto el contumacino Martín Alcántara, padre de la Integración Cajamarquina, fundador y propulsor de este evento?

LOBO CUIDANDO A CORDEROS - El otrora brazo ejecutor de la mafia fujimontesinista, secuestrador por mandato, comisario de Celendín cuando lo del preso muerto y el incendio del local policial, el inefable mayor PNP Migdonio Torres Aliaga, se desempeña ahora como Jefe de Seguridad de un Wawawasi de la PNP en Cajamarca. ¿Cómo...? ¡Noooo...! Dios coja confesados a esos pobres angelitos.

DE PODER A PODER - Desde Cajamarca, y porque no todo tiene que ser desgracias en esta vida: nuestro colaborador y amigo Enrique Chávez Aliaga, hijo de nuestro recordado Zenón Chávez Zegarra, ha sido elegido Secretario General de la Federación de Estudiantes de la Universidad Técnica de Cajamarca. ¡Bravo! Merecido el cargo, muchas felicitaciones y a seguir colaborando con CELENDIN PUEBLO MÁGICO.

¡Va por ustedes!




viernes, 26 de septiembre de 2008

HISTORIA: Momentos felices

A propósito del CCVI aniversario de la provincia de Celendín este 30 de septiembre, publicamos estos documentos valiosos en el marco de la épica historia de nuestro pueblo. El primero data del año 1849 y es la Ley dada por el entonces presidente de la República, Mariscal Ramón Castilla, cuyo tenor es un peldaño importante en el progreso de Celendín. El segundo es el Decreto Supremo dado cien años después, por el general Manuel A Odría, entonces inquilino de Palacio, que permitió a los celendinos celebrar alborozados el centenario de su elevación a la categoría de Ciudad (NdlR).

DOCUMENTO HISTORICO

“Ley de 19 de octubre de 1849.

Que la Villa de Celendín sea Ciudad

El ciudadano Ramón Castilla, Presidente de la república,

Por cuanto el Congreso ha dado el decreto siguiente:

El Congreso de la república Peruana;

Considerando:

Que la Villa de Celendín, perteneciente a la provincia de Cajamarca, ha prestado eminentes servicios a la causa de la Independencia y además reúne todos los requisitos que exige la ley de 17 de septiembre de 1847, para concederle el título de Ciudad.

Decreta:

Artículo único.- Se eleva al rango de CIUDAD la Villa de Celendín de la provincia de Cajamarca.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimiento, mandándolo imprimir, publicar y circular.

Dado en Lima, a 12 de Octubre de 1849.

Antonio G. de la Puente, Presidente del Senado.- Bartolomé Herrera, Presidente de la Cámara de Diputados.- Gervasio Alvarez, Senador Secretario.- Santos Castañeda, Diputado Secretario.

Por lo tanto, mando se imprima, publique y circule y se le de el debido cumplimiento.

Dado en la casa de Gobierno, en Lima, a 19 de Octubre de 1849.

Ramón Castilla.- Juan del Mar”



DECRETO SUPREMO

Que declara feriado en Celendín el 19 de Octubre de 1949.

“El Presidente de la Junta Militar de Gobierno;
Considerando:

Que el 19 de Octubre del presente año, se cumple el Primer Centenario del Decreto Legislativo que dio el título de Ciudad a la antigua Villa de Celendín, entonces en la comprensión de la Provincia de Cajamarca, del Departamento del mismo nombre:

Que esa distinción fue acordada en mérito a los eminentes servicios prestados por los naturales de Celendín a la causa de la Independencia Nacional;

Que es propósito de la Junta Militar de Gobierno, celebrar dignamente las fechas que recuerdan acontecimientos notables asociados a las magnas empresas de la nacionalidad;

Con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros;

Decreta:

Declárase feriado en la Provincia de Celendín el día 19 de Octubre, con motivo de conmemorarse el primer centenario de la elevación de su capital al rango de Ciudad.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los diez días del mes de octubre de mil novecientos cuarenta y nueve.

MANUEL A. ODRIA.- Augusto Villacorta”

(En próxima entrega publicaremos otros documentos relativos ala Celebración del Primer Centenario de elevación a la categoría de Ciudad).

martes, 23 de septiembre de 2008

CANTACLARO: Historias de Cañoncitos

Por Constante Vigil
Celendín
Hemos leído por enésima vez “Historia de un Cañoncito” de don Ricardo Palma y comprendemos por qué, a pesar que sus temas son cosas del pasado, no pierde actualidad. Actitudes como la del personaje de su tradición, humanas al fin, se repiten hasta la actualidad. Todo depende de la cantidad de pólvora que tenga el arma en cuestión.
Al invocar esta historia la comparamos con las cabriolas y aspavientos de Ulises Linares Castañeda como líder del, ahora silencioso y de capa caída, Movimiento de Identidad Celendina (MI Celendín), un ente que recogió la palma de nuestras inquietudes acerca de la integridad del perfil arquitectónico de la ciudad.
No pretendemos ser la gallina que puso el huevo en alertar a los celendinos de lo que estaba pasando con nuestro pueblo. Tal honor le corresponde a nuestro digno paisano David Fernando Briones Silva, celendino que inició este largo e inconcluso camino para salvaguardar a nuestro pueblo de la destrucción a manos de los vándalos enriquecidos sospechosamente.
Linares Castañeda tuvo el mérito de encarar la lucha ante el beneplácito de todos los celendinos que nos hicieron llegar sus opiniones favorables, que publicamos en su oportunidad. Sin embargo, nosotros fuimos cautos en nuestras expectativas, pues conocíamos la filiación pro Minas Conga de Linares Castañeda y pensábamos con temor: ¿no estaremos facilitando el ascenso de un facilitador de la mina? Muchos opinaban en ese sentido, pero nosotros quisimos apostar por la buena fe, por nuestra confianza en la responsabilidad intrínseca que debe animar a todo congénere humano que se respete. Así, enterrando las suspicacias, seguimos apoyando a Linares Castañeda en su lucha, reclamando al alcalde, de funesta actuación hasta hoy, a ponerse la camiseta de Celendín y no ceder a la tentación de los verdes que atacaban en varios frentes.
Poderoso señor es el dinero, reza el refrán, y una de las armas para acallar a un molesto crítico es proporcionarle un trabajo, es una vieja práctica. En este caso al amigo Linares Castañeda le ha caído del cielo la Gerencia de Recursos Humanos de la Municipalidad. No sabemos cuanto recibe de honorarios, pero imaginamos que no será una puchuela. Como la historia del cañoncito, también en este caso había pólvora de por medio. Qué distancia alcanzó el tiro no lo sabemos, lo que sí rogamos que no le haya dado en el meollo a su movimiento, a MI Celendín.
De lo que sí estamos seguros es de que no se puede cambiar las expectativas de un pueblo por un plato de lentejas. Nosotros seguimos pensando que por sobre cualquier prevenda o empleo están los intereses sagrados de Celendín.

viernes, 19 de septiembre de 2008

HISTORIA: Celendín y la política, I

EL APRA EN CELENDÍN, AÑOS 50 Y 60
Por Jorge Horna
En mi niñez acostumbraba jugar con mis amigos de barrio: Raúl, Eugenio, Dionisio, en las últimas esquinas de la calle Pardo, como quien va a la colina San Isidro.
1954. La ciudad carecía de alumbrado eléctrico. Cierta noche, a la luz de la luna, después de la cena, empezamos nuestros cotidianos juegos infantiles. Mientras mis amigos estaban en lo suyo, me detuve al escuchar una hermosa canción entonada por hombres y mujeres –a puerta cerrada- en la casa de don Pedro Zárate, quien vivía por allí.

Haya de la Torre a fines de los 70, junto a "aprovechado" discípulo. Haya volvió al Perú en 1961, cinco años después de haber ordenado "la convivencia" del APRA con el presidente Manuel Prado, representante conspicuo de la vieja oligarquía peruana, la que dejó al Perú sin horizontes ni esperanza, como sigue hasta hoy.
Fue impresionante para mí aquella melodía, era la Marsellesa, himno nacional de Francia. Años después me informé que el partido aprista había adoptado esa música para la letra de su propio himno. Posiblemente en casa de don Pedro se hacían reuniones clandestinas.
El partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA) atravesaba momentos difíciles por la persecución política del gobierno dictatorial de Manuel Odría.
Los militantes apristas de los tiempos fundacionales resistieron con estoicismo y convicción los avatares represivos en todo el territorio nacional.
Cuando Manuel Prado es elegido Presidente de la república, el APRA sale de las catacumbas y en alianza con aquel, vuelve a la legalidad.
En Celendín fueron bastiones apristas los barrios El Cumbe y Colpacucho (El Rosario). Organizadamente abrieron su local partidario, la Casa del Pueblo, primero en el domicilio de don Eloy Rodríguez, después se trasladaron a la casa de don Moisés Ortiz.
El año 1962 realizó una apoteósica visita a Celendín, Víctor Raúl Haya de la Torre. El estrado para que la multitud escuche al fundador del APRA, fue instalado en la plaza principal, en el frontis de la casa de don José Reyes, fiel aprista, y la manifestación concluyó a las 5 de la tarde de un día domingo. Cuando Haya de la Torre a bordo de su automóvil y su escolta particular se retiraba de la ciudad, en la esquina de la calle Dos de Mayo y Bolognesi, un grupo de jóvenes hicieron arengas contrarias dirigidas al líder aprista. La reacción de “los búfalos” fue inmediata. Con cachiporras y manoplas atacaron a esos osados muchachos, y a uno de ellos, Guillermo Pereyra (“Panamo”), le hirieron en la cabeza.
Los policías alertados por este incidente, detuvieron a Guillermo y ensangrentado lo condujeron a la comisaría. Quedó detenido por un día. Años más tarde, por una confabulada presunción, Guillermo Pereyra nuevamente fue detenido, y con él: Eliseo Chávez, médico, el músico Julio Díaz Dávila, el dentista Fernando Aliaga y don Florentino Velásquez, acusados de “comunistas”.
Fueron conducidos a Cajamarca; después de las diligencias policiales fueron liberados, a excepción de Guillermo, que sufrió injusta prisión por un año. Su “delito”: haber tenido en la biblioteca paterna –que fue requisada- libros de doctrina socialista.
Lima, septiembre 2008
(La continuación en próxima entrega)

martes, 16 de septiembre de 2008

NASHERIAS: La Marcha Triunfal de Aida

Por Crispín Piritaño
Celendín
Algunos pintores, aparte de su genio, tuvieron algunas actitudes tan débiles, tan humanas, que se convirtieron en el signo prominentes de su personalidad y fueron motivo de escarnio por parte de sus colegas y de los intelectuales de su época. Un caso patente es la avaricia de Dalí por los dólares, tan famosa que André Breton hizo con su nombre un anagrama que lo pintaba de cuerpo entero: Salvador Dalí = Ávida dóllars. Otro es el caso de Maurice Utrillo, uno de los pintores malditos de Montmartre, a quién apodaban “Litrillo” por su afición al vino.
En el firmamento latinoamericano es notorio el caso del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, quién, aparte de excelente pintor, aprovechó su fama para retratar a magnates latinoamericanos con su peculiar estilo, cómoda manera de hacerse de unos dólares para engrosar su cuenta bancaria. Una muestra de ello es el retrato de Manuel Cisneros Sánchez, ex Ministro de Relaciones Exteriores y de Justicia, además de Embajador del Perú en épocas de la infame convivencia apro-odriísta, que se exhibe en el Museo de Arte de Lima, y que, en puridad de verdades ,está bien logrado.
Un escriba me ha contado que por una casualidad que aún no se explica, fue invitado a una ceremonia en el Salón Dorado de Palacio durante el primer gobierno del Dr. Alan García Pérez. Los mozos se afanaban en ofrecer bocaditos a los extrañados invitados que no se explicaban el motivo de la ceremonia. De pronto, un edecán anunció a los invitados que debían pasar a otro ambiente marchando marcialmente, a los acordes de la famosa marcha compuesta por Giuseppe Verdi. La misma que encandila al Dr. García, tanto que la hace interpretar en cualquier ocasión que juzgue solemne como en el desfile militar de este año durante su aparición para presidir el evento.

Le encantan las marchas...
Marchando se dirigieron los invitados a otra sala, encabezados por “Crazy Horse” y se detuvieron ante un telón que cubría algo que nadie sabía que era. Histriónicamente el mandatario hizo que los edecanes amainaran el paño y ante sus ojos apareció el retrato de un extraño personaje con la banda presidencial del Perú, que nadie pudo identificar ante la extrañeza de Crazy. Emergía su adiposa figura en medio de un paisaje sahariano, con las pirámides egipcias al fondo, muy parecido al paisaje de los cigarrillos “Camel”.
Para ayudarlos en su tarea, Crazy Horse en persona descorrió otro telón y allí estaba el autor del pretendido retrato: Oswaldo Guayasamín, gordo, pese al yoga que practicaba, con su pelo rebelde entrecano.
El pintor, muy suelto de huesos, reveló a los asombrados concurrentes que el personaje del retrato era nada menos que Crazy Horse y que había sido uno de sus modelos más difíciles. Al punto todos exclamaron:
-¡Qué loco, cuanta exactitud! Es en verdad Crazy.
(Grandes aplausos de la concurrencia y copioso tintineo de copas durante el prolongado brindis, siempre a los acordes de la Triunfal Marcha de Aída)
Uno de los misterios que nadie explica es el destino que tuvo el retrato ¿En qué muro estará exhibiéndose? Averígüelo Vargas, que tengo entendido es un gran averiguador y no es de ninguna manera el de la Conversación en la Catedral.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

CULTURA: Analfabetismo funcional en Celendín

¿QUÉ IMPIDE A UN JOVEN CELENDINO ESCRIBIR EN CPM?
Por Javier Díaz Vélez
Uno de los aspectos misteriosos de la vida de Celendín Pueblo Mágico y de sus suplementos, como esta página, CPM II, o como la literaria Espina de Maram, es la escasa reacción de lectores que viven en nuestra provincia. Mejor dicho, tenemos reacciones, pero en su mayoría de lectores que están en otros puntos del país o en el extranjero.
Otro hecho saltante es la edad de estos lectores que reaccionan y participan en el debate democrático y cultural que CPM promueve en torno a Celendín. De nuestras investigaciones se desprende que casi todos están por encima de los treinta años y se hallan en la fase de la vida en que la actividad está centrada en el trabajo, el empleo, la profesión.
Y hay algo estupendo: muchos de estos interlocutores son hoy trabajadores jubilados, lo que demuestra el enorme potencial de civismo que tenían, y tienen, los celendinos de antaño.
Estos dos sectores, que podemos decir pertenecen a las pasadas generaciones -curiosamente formadas cuando Internet y el correo electrónico no existían o estaban en sus comienzos-, hacen notables esfuerzos por valerse de estos nuevos útiles de comunicación, tanto para informarse como para opinar e intentar influir en los acontecimientos.
Lo triste de la situación es lo que decíamos arriba: son escasísimas las reacciones que proceden del pueblo mismo y, en particular, de los jóvenes que viven allá, estudiantes en su mayoría.
Esto llama poderosamente la atención. ¿No hay internet en Celendín? Sí, hay. ¿No hay aficionados al uso de Internet o del correo electrónico en la provincia? Si, los hay. La prueba es que las cabinas de Internet que proliferan en torno a la Plaza de Armas siempre están llenas, casi siempre de jóvenes. Entonces, ¿qué pasa? Ocurre que estos jóvenes sólo usan Internet para el "imail", cuando no para solazarse con las más vulgares y despreciables de las posibilidades de la Red: el "chateo", el chismoseo, el humor ramplón, casi siempre valiéndose de una pésima escritura, sin olvidar el "bajado" de música de moda o la pornografía...
¿Y la cultura, la información, el intercambio de ideas, el interesarse por cómo están gobernando el pueblo el alcalde y otras autoridades locales, por el destino que están preparando para Celendín? Es penoso constatarlo, pero todo hace pensar que a la mayor parte de estos jóvenes "internéticos", estos asuntos les importa un pepino. ¿Es desidia? No, es ignorancia.
Este es el drama de Celendín actual: su juventud no está preparada mínimamente para interesarse en la cultura ni en la vida pública. Mejor dicho, están siendo mal preparados para ser mañana ciudadanos completos, que cumplan con sus deberes cívicos y defiendan sus derechos. Serán ciudadanos de segunda, que no sabrán lo que les está ocurriendo.
Esta es una situación que se ha generalizado en el país, pero esto no es un consuelo. Celendín era diferente en el pasado, era un pueblo con ideas, creatividad, cultura. Nuestros jóvenes de hoy, para comenzar, en su gran mayoría saben leer y escribir, pero a duras penas. En la práctica son lo que tecnicamente se califica de "analfabetos funcionales", o sea saben leer y escribir pero en realidad NO SABEN. En la medida en que ya no leen libros, no saben escribir correctamente. Y el que no sabe escribir con una mínima corrección es porque no habla correctamente. Y el que no habla correctamente es porque tal vez ni siquiera llega a pensar correctamente.
Triste destino de un pueblo culto. ¿Quienes son los responsables? Las autoridades, por supuesto, las nacionales y las locales, que no protegen la cultura y el civismo. Esto no les conviene.
Pero están también los padres y, sobre todo, los maestros, que en muchos casos han abdicado de su misión de sembrar ideas y cultura. Y el caso del magisterio nos preocupa mucho. Que sepamos (y ojalá nos equivoquemos), en estos dos años ni un sólo maestro o profesor, en Celendín, ha decidido un día que iba a proponer a sus alumnos, como tema de discusión o de trabajo, alguno de los tantos artículos de CPM, muchos de los cuales no sólo se prestan para aprender historia sino para formar a la juventud como ente cívico actuante, responsable, lúcido y valiente. Con una juventud inerme y sin ideas, las autoridades corruptas, ignorantes y prepotentes pueden hacer lo que quieran. ¿Quién les va a decir nada, quién los va a criticar?
El hecho concreto es este: tal como parecen estar las cosas, muchos de nuestros jóvenes, por más que terminen secundaria o ingresen a los estudios superiores, no pueden articular una opinión, ni en el plano del raciocinio, ni hablando y menos escribiendo. Y con estas recuas de tiernos "analfabetos funcionales" al frente, las malas autoridades y los facinerosos, y los aprovechados que son sus cómplices, así como las depredadoras mineras y otros agentes de corrupción, pueden frotarse las manos. Al frente ya nunca tendrán batallones de jóvenes pensantes y altivos, sino simples manadas de "zombies", de gente que no sabe usar el cerebro.

domingo, 7 de septiembre de 2008

CANTACLARO: Minas Conga, lobo con piel de cordero

Por Constante Vigil
Celendín
Cuanta verdad esconden las sagradas escrituras. Mateo (5, 15-20) nos advierte: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a nosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces, por sus frutos los conoceréis”. Esto cae como anillo al dedo a la actitud asumida por Newmont Mining Co, alias Minera Yanacocha, alias Minas Conga.
Como se recordará su inicial estrategia de regalar polos y gorritas a los campesinos y autoridades, pagar las gaseosas en las fiestas de promoción, donar camisetas deportivas y otras fruslerías, motivó la justa protesta de la ciudadanía ante lo que consideraban una burda tomadura de pelo.
Ahora sus asesores nos quieren dorar la píldora tocándonos en el sentimiento y apuntan a nuestras tejedoras de sombreros, esas mártires, y a nuestra tan abandonada niñez escolar.

Los celendinos ya sabemos a qué atenernos con esta "ovejita"...
A las primeras les trajeron expertas de Catacaos para “adiestrar” a nuestras tradicionales tejedoras y reunirlas en un sindicato que mejore los precios de esta artesanía. Que sepamos, nunca el sombrero cataquense fue mejor que el celendino, que en su momento de apogeo labró la fortuna de algunos celendinos como Augusto G. Gil y del famoso cauchero Julio César Arana, de origen cajamarquino. Lo de la sindicalización se cae por sola, porque la producción es mínima y artesanal, aparte de ser postiza porque la materia prima no es de la región. La pregunta es obvia: ¿para qué van a comprar sombreros los celendinos si la minera les regala gorras?
Los asesores educativos de la minera, para dar la impresiónde que la empresa se preocupa por la educación del pueblo, están auspiciando concursos escolares con participación de los planteles de la provincia ofreciendo jugosos premios que incluyen un viaje al Cuzco al colegio ganador, al director, a un profesor y hasta un padre de familia. Lo curioso es que conspiran con la minera el alcalde y el director de la ADE, no sabemos a ciencia cierta el color de sus motivaciones, pero suponemos que es el verde.
El aval de la autoridad educativa para estos eventos contradice la política diseñada por la Convención Educativa Latinoamericana, a la cual está suscrito el Perú, para capacitar a los docentes en una nueva filosofía educativa conocida como NUEVO ENFOQUE en cuyo contexto el profesor pierde el papel protagónico tradicional y actúa como mediador entre el conocimiento y el alumno, las evaluaciones son cualitativas, por tanto, están prohibidos los concursos y estímulos a los alumnos. No entendemos al director de la ADE, ¿Es un funcionario del estado o de Minas Conga?
Al respecto, el SUTECEL ha protestado por lo que considera una maniobra de desprestigio a la escuela pública, favoreciendo a los colegios privados que adoptan currículas diferentes a la diseñada en los planteles del estado y además tienen horario ampliado. En cristiano esto significa que en el tal concurso los particulares corren con ventaja.
En todo caso, los celendinos ya sabemos a qué atenernos con respecto a estas autoridades para cuando llegue la minera. El ejemplo de su “buena voluntad” lo tenemos aquí cerca, en Cajamarca, Combayo, Choropampa y Magdalena en donde la polución trasciende a corrupción y mercurio. Aunque los felipillos digan en la televisión que gracias a la minera progresamos.

EFEMERIDES: Bodas de Oro Carmelitanas.

Hay ocasiones en la vida que merecen recordación por el significado que entrañan en la historia de nuestro pueblo. Una de ellas es la celebración de las BODAS DE ORO CARMELITANAS, precisamente esta semana de septiembre. Nuestra amiga Charito Barrera Cáceres, carmelita 100 por 100, nos hace esta reminiscencia y no podría ser de otra manera.
El Colegio Nuestra Sra del Carmen, tiene una historia brillante en el devenir cultural de Celendín, y ya lo hemos anotado en ocasiones anteriores, por sus aulas pasaron maestras egregias y sus frutos fueron alumnas con personalidad, brillantes profesionales ahora, que en todo momento recuerdan los años dorados de su paso por los claustros de esta institución que esta semana cumple CINCUENTA AÑOS. Nuestros deseos sinceros que el romance cultura pueblo, patentado en el sentir carmelitano, perdure por siempre.
Felicitaciones a todas las carmelitas, en cualquier lugar del mundo que estén, estamos seguros que hoy, al leer este mensaje, una lágrima emocionada de nostalgia asomará a sus ojos y regará por siempre el amor que sentimos por ese digno colegio.
Adjuntamos el programa de celebraciónde este acontecimiento.