jueves, 2 de abril de 2009

OPINIÓN: El retrato de Edgar Núñez Román

POBRE DIABLO CONGRESISTA
Por
Crispín Piritaño
Celendín
Dentro del museo del horror que actualmente es el Congreso peruano, en el que pululan esperpentos físicos y morales por doquier, hay un nombre que figura con marquesinas propias por lo alambicado de su personalidad. Es el del congresista aprista Edgar Núñez Román, a quien le queda más que flojo el apelativo de “Padre de la Patria” y le va bien en cambio el de personaje representativo, representativo de todas las taras que puede lucir un mal peruano: mentiroso, venal, inmoral, corrupto, oportunista, machista, padre desnaturalizado, etc.

Esconde los colmillos, pero moralmente los tiene, es un monstruo.

Una de las lamentables consecuencias de la ignorancia en la que navegan millones de peruanos es que con su voto hacen posible la presencia de sujetos como este en el Congreso. Este personaje, con cara y bigotes de yo no fui, tiene una personalidad tan rica como deplorable. Quienes se ocupan de él en la prensa tradicional y en la nueva, esta que practicamos, tienen tendencia a llamarlo monstruo, sabandija, mojón de m...., y a calificarlo de repugnante para abajo. ¿Por qué será? Se le atribuyen las siguientes perlas:
- Sería responsable directo de la muerte del comunero Edmundo Camana Sumari (Celestino Ccente), uno de los cuatro últimos sobrevivientes de la masacre senderista de Lucanamarca en 1983. En sus intentos por seguir manipulándolo, hizo que lo trasladaran subrepticiamente del Instituto de Ciencias Necrológicas a la Clínica del Hospital Militar, donde, por su condición de víctima y testigo de la sangrienta guerra interna, y por haberse convertido en símbolo gracias a un testimonio gráfico publicado por la Comisión de la Verdad y de la Reconciliación (CVR), su vida corría peligro. Como era de temerse, en cuestión de horas Edmundo Camana murió y nadie hasta ahora explica en forma convincente su deceso.

Un consejo sano, nunca se deje ayudar por este sujeto.

- Núñez funge como ahora como presidente de la Comisión de Defensa del Parlamento, puesto desde el cual intriga y se ha impuesto como principal misión el librar a los militares encausados en juicios por derechos humanos. Por esto carga contra la CVR cuantas veces puede y siempre mintiendo, como fue en el caso de Edmundo Camana (esto no debe extrañar pues este sujeto tambien funge de "vicerrector" -¡si apenas sabe leer!- de la universidad particular Alas Peruanas. Esta universidad, que bien podría llamarse Axilas Peruanas, es propiedad de militares retirados, de los cuales es socio el esperpéntico aprista del que nos ocupamos).
- Como esto no le basta, exhibiendo un falso ideario patriótico, de defensa de lo nuestro, de instituciones como el Ejército, y usando y abusando de la confusión y siempre, siempre, de la mentira, Núñez acusa a la Defensora del Pueblo de tener intereses crematisticos en la realización del Museo de la Memoria. Esto para explicar y justificar la absurda postura inicial del gobierno en contra de dicho museo y de rechazo de los donativos que el gobierno de Alemania quiere hacer para su funcionamiento (el gobierno al parecer ahora da marcha atrás. ¿Qué dirá ahora su chusco pero rabioso cancerbero? Seguirá, por supuesto atacando a la CVR, no sólo por el odio y los prejuicios que tiene contra sus integrantes, sino porque en su informe final la CVR señaló la responsabilidad gubernamental en muchos de los graves crímenes cometidos durante la guerra interna, algo que al APRA le afecta en forma directa).
- En paralelo acusa a los organizadores de la muestra fotográfica Yuyanapaq ("Para que no se repita") de haber traficado con la imagen de Edmundo Camana para obtener 33 millones de soles de ganancia, cuando todo el mundo sabe que la visión de la muestra de Yuyanapaq era y es gratuita, por lo que no puede dejar de ningún modo utilidades. (Yuyanapaq es un desgarrador testimonio gráfico de lo que sufrió la población peruana, y sobre todo la campesina, durante la guerra demente que desató Sendero Luminoso, y durante la cual las Fuerzas Armadas cometieron excesos injustificables. Esta muestra será el eje en torno al cual se edificará el futuro Museo de la Memoria, si a la Comisión encargada la dejan trabajar bien).

La muerte de Edmundo Camana Sumari debe ser investigada y castigada.

- Para terminar de pintar de cuerpo entero a Núñez, está el caso de sus hijas extramatrimoniales, a las que negó durante años. Ahora este mentiroso compulsivo, al ver en la plaza pública su actuación como padre irresponsable, intentando limpiarse se embarra: a una de las muchachas le sigue negando la paternidad y la asesina psicológica y moralmente cuando dice que no puede ser hija suya "porque es gordita" y no se le parece (se cree galán de telenovela este pelotudo). El congresista dice que en todo caso pedirá una prueba de ADN y si resulta ser hija suya que la chica se atenga a las consecuencias, que su vida no será fácil. Su mensaje a la pobre muchacha no es paternal ni humano, es el de un gánster. A la otra hija, reconocida hace ya algún tiempo tras duro batallar de la madre, ahora pretende despojarla de ese reconocimiento, que firmó, según dice el canalla, durante la campaña electoral, "para evitar las habladurías de la gente".
- Finalmente, Núñez, este mequetrefe, haciéndose la mosca muerta y una víctima de la prensa, a la que acusa de haber roto su "feliz" matrimonio de veinte años, para justificar su conducta en las situaciones en que está metido no vacila en sembrar dudas sobre la moralidad de las madres de las citadas chicas, pese a lo cual, contradictoriamente, sigue hablando de que recurrirá a la prueba de ADN. Un honorable caballero como él no podía andar frecuentando, se supone, a damas poco honorables, y menos haciéndoles hijas... ¿O sí? Si finalmente las chicas pasaran las pruebas de ADN, ¿cuál crees, caro lector, que será el resultado...?

Este es un congresista peruano de hoy, ¿qué les parece? Edgar Núñez Román bien merece estar donde está, en la tenebrosa galería donde se exhiben los retratos grotescos de otros miserables, de colegas y parientes morales suyos como Víctor Valdéz, Susy Díaz, Alberto Kouri, Miro Ruiz, Alvaro Gutiérrez, Carlos Raffo, Cesar Torres Caro, Gustavo Espinoza, Jorge Pollack, Luis Cáceres Velásquez, la Cuculiza y hasta la estudiante formada en EEUU con dineros públicos peruanos, la "precandidata" Keiko Fujimori (a quien el pueblo vengador, por sus lindezas morales, ahora llama con facundia Gorda Carepoto...).
Este es el congresista Núñez, quien ahora colma el vaso de la desfachatez cuando dice que es humano y pide perdón con fingida humildad, en un esfuerzo patético por borrar sus múltiples crímenes, cosa que no se lo permitiremos los peruanos bien nacidos.

La caricatura de Carlín fue tomada de La República.
La de Andrés, de Utero.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Pucha, qué horrible tipo..!!!

Anónimo dijo...

Lo que se omitió decir el articulista es que su matriz ideológica, el APRA, tolera y sigue cobijando a este militante deplorable, así como él hay tantos en ese partido. La conclusión es que así los forman partidariamente sin un ribete de moralidad, ética, pudor- menos -capacidad intelectual. Son "cuadros" preparados para robar y esquilmar al Estado, es decir a todos los peruanos.

Germán dijo...

Que lo desafueren a este canalla, pero quien va a votar contra él en el Congreso, donde tiene tantos primos, hermanos y "compañeros"...

Anónimo dijo...

Ppor favor que falta de cordura, ustedes son los ignorantes que juzgan sin tener una inflormación clara de los hechos. vayan a hacer cosas mas productivas en vez de juzgar sin saber nada de lo que el realidad pasa, como buscan frenar que este congresista siga destapando las corrupciones del estado, y bueno tu tal crispin, ¿a quien le has ganado pobre envidioso poco hombre?

ULISES dijo...

A juzgar por el comentario anterior, nos ha escrito el principal interesado por los juicios, expresados con afilada pluma, de don Crispín. Como los lectores apreciarán, de ser esto cierto, el tipo no sólo no sabe leer sino que escribiendo un primarioso de antes le ganaba.

Anónimo dijo...

este miserable asesino y ladrón debe pudrirse en la cárcel.

Juan Moral dijo...

Es urgente que se aclare qué pasó con Edmundo Camana. El repugnante Nuñez no debe quedar sin castigo si tiene responsabilidad en su muerte. Valiente miserable, no paró hasta desgraciar al pobre campesino, después de intentar usarlo..

Eduardo Ríos dijo...

El Anónimo del 3 de abril de 2009 13:58 sería el propio Nuñes, es lo que se desprende del comentario de Ulises. Yo pienso también lo mismo. Me recuerda al abogaducho Nakazaki, que también escribía anónimos insultantes después del retrato contundente que le dedicó don Crispín Piritaño, nuestro látigo shiliko de los malos peruanos. Don Crispín mejora con la edad y ojalá nos siga regalando otras páginas como esta. Gracias.

Anónimo dijo...

La condena del Chino cochino ha hecho que nos olvidemos un poco de este hueveras del Congresista Pobre Diablo (bien puesto !! paisanos). Pero hay que tenerlo al ojo. Que cumpla con sus hijas, sin dañarlas mas. y esa historia de que es socio de militares y defiende a los militares denunciados. Ojo con él...

Anónimo dijo...

Crispin.. quien es crispin. debe ser un imbecil que se ocupan de atacar gente para luego cobrar cupos por su silencio, es periodismo de alcantarilla.
si el congresista es culpable de algun acto, dejemos al poder judicial que lo juzge.
Crispin seguro que eres correcto, que jamas te has tirado un polvo con tu secretaria o tu prima, o que jamas haz cometido un error, mirate al espejo y en la noche en tu cama piensa si lo que haces te da salud, vida y tranquilidad con tu familia, y si eres correcto que Dios de reciba en su reyno.

Anónimo dijo...

Es un ratero estafador, abusivo y maricon..............