martes, 12 de mayo de 2009

DEBATE: La destrucción final de Celendín

Por sentimiento cristiano, digamos, damos paso al documento que aparece abajo. Debatir con quien sólo produce mamarrachos no tiene sentido, pero ¡qué le vamos a hacer!, adelante, pensando en Celendín, en la necesidad de que sus problemas se conozcan y se discutan, aunque sea en medio de trifulcas e insultos. Por razones de espacio y tiempo, publicamos sólo la primera parte del extenso pronunciamiento evacuado por el movimiento MI Celendín que lidera el Sr. Ulises Linares Castañeda y donde inexplicablemente éste nos ataca. La publicamos textualmente y lo hacemos porque entendemos que en el juego democrático todas las opiniones deben conocerse, así no tengan altura, para que de la discusión salga la luz y nuestros lectores tengan un cabal concepto no sólo de nuestra posición frente a la problemática de Celendín sino también de la altura intelectual de nuestros contrincantes. El tema está en el tapete y nosotros lo seguiremos alimentando todo el tiempo que sea necesario. Que de esto estén seguros Linares Castañeda, los traficantes que destruyen nuestro pueblo y las malas autoridades locales que lo permiten (NdlR).

MOVIMIENTO DE IDENTIDAD CELENDINA
MI CELENDIN, PRONUNCIAMIENTO
Quizás las cabriolas y aspavientos son el producto de algunos descocados personajes, que como siempre he repetido, gente que no hacen ni hicieron, ni harán nada por Celendín. Solamente se escudan en que son agraciados escritores, que de su pluma surge la verdad y solamente la verdad, según ellos tienen toda la virtud, pues todo lo que analizan o lo que critican nadie puede refutarlos y si alguien por desgracia no concuerda con sus ideas por más fantoches o imbéciles que éstas sean, son el blanco de sus criticas o de sus ataques cobardes.
Y no es que esté cayendo nuevamente en su juego, sino que nunca me quedé callado ante cualquier hijo de su madre, que quiere confundir con críticas sin sentido.
Pero, este pronunciamiento no es resultado de esta bajeza, sino al contrario es para informar a los paisanos que confiaron al menos con sus correspondencias, llamadas o apersonamientos en la defensa de nuestro querido Celendín. Aproximadamente entre los meses de abril y junio del año pasado 2008, comenzamos a gestar un pequeño movimiento, denominado de “Identidad Celendina” (MI Celendín), el cual tuvo la aceptación de una gran cantidad de celendinos, como siempre algunos, que pasan por desapercibidos y nunca hacen nada (sino preguntaríamos que respondan ¿cual es su aporte, que han hecho?¿Renegar detrás del Internet?). Pero, felizmente la gran mayoría de verdaderos celendinos, apoyaron decididamente, defendiendo nuestros pocos vestigios históricos que aún quedan impresos en nuestras casas y algunas casonas del llamado centro histórico y que sigue en peligro su integridad por la irresponsabilidad de algunos propietarios o dueños adinerados (en su mayoría de ingresos no justificados) que quieren ocultar estas riquezas ilegales o lavar dinero a través de edificaciones solapadas y que a pesar de todo esto, han arremetido contra nuestra fisonomía urbana, queriendo construir edificios desproporcionados que malograrían toda la belleza de sus construcciones antiguas de casas de dos pisos con techos a media agua, balcones de madera y otras características que daban un pintoresco lugar apacible.

Pese a insultos y mamarrachos, CPM insiste y persiste: ¡No a la destrucción de Celendín!

A pesar de los comentarios malsanos de este enfermo personaje de FUSCAN, mi persona no ingresó a la Municipalidad por un puestito de trabajo o por estar doblegado a la ambicia del dinero, pues venía laborando en la Municipalidad de Magdalena, en un buen cargo y con una remuneración adecuada, pero a solicitud del Señor Alcalde de Celendín y como compromiso con mi tierra de aportar y hacer algo en su propio territorio, acepté a pesar de la menor cantidad de sueldo recibido; pido disculpas por hacer referencia de este tema pero es bueno que se sepa como acto de transparencia.
¿Qué es lo que se ha hecho? Como decía, con el Movimiento de Identidad Celendína, pudimos convocar a la ciudadanía para defender nuestro centro histórico, logramos presionar a la autoridad municipal para que tome cartas en el asunto y especialmente le ponga atención a este problema, por lo que se llevó a cabo las primeras coordinaciones con la Arquitecta encargada de la Su Gerencia de Acondicionamiento Territorial y que ya venía trabajando, conjuntamente con el profesor Tito Zegarra, una propuesta de Declaratoria de Centro Histórico; con este trabajo inicial, tomamos la posta y se viajo a realizar las acciones con el ente responsable de aprobar los lineamientos, como es el Instituto nacional de Cultura de Cajamarca, logrando importantes avances, incluso viajó una comisión a la ciudad de Celendín, para ver el problema que habíamos presentado. Mi persona venía en ese momento trabajando en la Municipalidad de Magdalena de la cual me encontraba de días de vacaciones las cuales ya se vencían, motivo por el cual el señor Alcalde de Celendín, me propone quedarme a apoyar en su gestión en temas de recursos humanos y otros en las cuales he tenido experiencia dejando abierta la posibilidad de dedicar parte del tiempo en apoyo a la Sub Gerencia de Acondicionamiento Territorial sobre la determinación, propuesta y declaratoria del Centro Histórico. Acepté esta propuesta laboral y a partir de este momento se comenzó a preparar actividades y ejecuciones de acciones sobre el particular.

10 comentarios:

Faije dijo...

PUCHA ESTE COMPADRE, NO SE LE ENTIENDE NADA. QUE ALGUIEN LO TRADUSCA, SI NO... No frieguen pues...

Anónimo dijo...

Los amigos de CPM deberían exigir, antes de publicar penosas prosas como la de Ulises Linares, que el autor se dirija a un maestro, a alguien que sabe, para le corrija su escrito. Si ni siquiera no sabe poner las comas, no se entiende lo que quiere decir.

ULISES dijo...

Intentemos mantener un debate alturado. Quienes tengan algo que decir que lo formulen también correctamente. Si Ulises Linares Castañeda también cuida su forma de expresarse, mejor que mejor, pero no caigamos en la chabacanería.

Anónimo dijo...

El escrito del "representante" de MICelendín debe dar vergüenza a sus representados. En primer lugar porque defiende sus propios cueros, su personalismo y después porque no sabe expresar lo que piensa. Ese es el profesional que pretender dirigir a la población.

Franz Sánchez dijo...

Aparentemente, en un destello de lucidez. Estos señores reflexionaron y dijeron: "defendamos el centro histórico de Celendín". Quisiera preguntarle a este aspirante a columnista. Por qué la tardía reacción. Por qué tantas líneas extensas y gruesas que no explican nada. Por qué despotricar ira contra los bloguers de CPM.
Le recomendaría al señor Linares que utilice otro término cuando se refiera a nuestro centro histórico como un lugar de "pocos vestigios históricos". ¿Pocos? ¿Vestigios?. Acaso vestigio no quiere decir: restos, partículas, residuos. Tanto así se minimiza una ciudad cuyo nexo con el pasado salta a la vista de cualquier forastero. O, es el final que nos aguarda; las predicciones de su texto.
Recapacite. Y esto no es renegar detrás de Internet. Se reniega, cuando se "niega" con insistencia una cosa. O cuando se abandona nuestras creencias y convicciones. Prácticamente los que "renegaron" el problema fueron siempre los burócratas ediles. Que equivale a hacerse los ciegos, mudos y sordos. A lo shakira. En todo caso, cada vez que uno ve así a su tierra. no se la "reniega", sino que; se la sufre. no es con el pueblo, ni con los propietarios de casonas; que al fin y al cabo la historia los condenará. Lo que indigna (aplíquese el verbo) es encontrar pseudo paisanos, que como ya se acostumbraron al paisaje decadente. Les viene y les va.

palujo14 dijo...

“El pez por la boca muere” reza un dicho. El señor Linares lo demuestra claramente. Primero manifiesta: “logramos presionar a la autoridad municipal para que tome cartas en el asunto…” Después declara: “el señor Alcalde de Celendín, me propone quedarme a apoyar en su gestión” ¿Qué significa “apoyar en su gestión”? De "luchador" pasó usted a servir al amo de turno. No se haga señor Linares, no nos venga con más mentiras y defienda lo que siempre hizo: ¡su bolsillo!.
palujo14

Pompeyo dijo...

Hasta cuando los celendinos van a esperar para reaccionar y botar a todos estos mequetrefes, corrompidos y bandidos, que viven de la plata del narco y están destruyendo la nuestra querida ciudad. ¡Hay que sacarlos en burro!!!

Anónimo dijo...

SALUDOS PARA TODOS LOS CELENDINOS,DESDE LIMA

Anónimo dijo...

saludos a celendin desde lima

Anónimo dijo...

chilicos weones x no se unen y reclaman conta la actividad minera q es mucho mas grave q casonas ..........