sábado, 2 de mayo de 2009

LUCHAS: Un 1ro de Mayo auténtico

Por Jorge Horna
Lima
Los trabajadores del Perú conmemoran también el 1 de mayo de 1886, fecha en que se inmolaron los líderes laborales conocidos como los Mártires de Chicago (EEUU) en su lucha por la conquista de las 8 horas de trabajo (hasta entonces la jornada era de 12 a 16 horas) y otras reivindicaciones.
Es conocida la ofrenda de sus vidas de Albert Parsons, Adolf Fischer, August Spies y George Engel (fueron condenados a muerte por “alterar el orden público”), que no fue vana. La repercusión fue mundial, y otros trabajadores continuaron el camino trazado.


Hubo otros líderes de aquella gesta histórica: Louis Linng, que se suicidó en su celda para no ser ejecutado, Samuel Fielden y Michael Swabb, que fueron condenados a cadena perpetua, y Oscar Neebe, que fue condenado a 15 años de trabajos forzados.
En el Perú después de cruentos enfrentamientos con los patrones y dueños de la incipiente industria, los obreros textiles, gráficos, panaderos, mineros, vendedores de diarios, lograron arrancar al gobierno de José Pardo la instauración de la jornada de 8 horas diarias, el descanso dominical y otros derechos, el año 1919. Logros abolidos autoritariamente por el corrompido gobierno de Fujimori y ratificado por Alejandro Toledo y el inefable Alan García.
La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) fundada por José Carlos Mariátegui y cuyos precedentes se hallan en la labor de los anarquistas que actuaron por medio de los sindicatos, la experiencia de las Universidades Populares impulsadas por Manuel Gonzáles Prada; está retomando las experiencias de antaño, celebrar el Día de los Trabajadores con actos masivos en la plaza Dos de Mayo (Lima) con un contenido central , la reflexión sobre su propia situación y el análisis del acontecer nacional y sus repercusiones socio-culturales, económicas y políticas.
En este 1ro de Mayo de 2009, en el antiguo local de la Federación de Panaderos “Estrella del Perú”, también se desarrolló el pasado viernes un acto de homenaje a los trabajadores.
Ante una nutrida audiencia: obreros, desempleados, estudiantes, intelectuales, artistas plásticos, músicos, narradores, poetas, todos con una posición popular y con una perspectiva histórica, es decir integrando pensamiento y acción, que concurrimos a la referida sede de la céntrica calle limeña, el jirón Huanta.
Integraron la mesa de honor el presidente de la Federación de Panaderos, en cuyo discurso saludó el acercamiento de los diversos sectores a la causa de los trabajadores. El poeta Leoncio Bueno (peón, albañil, mecánico, autodidacta y proletario), fundador del Grupo Intelectual Primero de Mayo, con su mensaje de reconocimiento a la labor realizada por los anarquistas en el seno de los sindicatos a principios del siglo pasado.
César Lévano, valeroso director de La Primera, el diario que inspira respeto, con un impactante testimonio sobre las persecuciones, encarcelamientos, exilios y hasta muertes que sufrieron obreros, empleados, estudiantes, en la consecución de aquellos propósitos, y entre ellos su propio padre don Delfín y su abuelo don Manuel Lévano . En su conferencia César dijo: “Me enaltece que hayan muerto en la más absoluta pobreza material, pues mis hermanos y yo heredamos una riqueza moral que no cabe en ningún caudal bancario.” La estirpe de rebeldía encarnada en este hombre honesto y muy querido por su pueblo.
En la culminación del evento se hizo presente el grupo teatral de la UNI dirigido por el escritor Alberto Mego. Luego la parte musical con charangos, guitarras, zampoñas y quenas expandiendo sus melodías con los huaynos, yaravíes, mulizas, diabladas y también valses, música de la entraña nacional.
Destacó la voz de Margot Palomino, quien al final de su actuación invitó al Maestro César Lévano a cantar a dúo dos canciones pertenecientes a él y musicalizados por Manuel Acosta Ojeda: una dedicada al Amauta Mariátegui y la otra, al guerrillero Luis de la Puente Uceda. Una noche memorable.
Nuetro saludo a los que, sin alarde ni aspavientos, sin pretender figuraciones, organizaron esta peculiar y genuina celebración del Día de los Trabajadores: Jorge Luis Roncal, representante del Gremio de Escritores, y Margot Palomino, conductora persistente del espacio cultural “Jueves Arguedianos”.

Lima, 2 de mayo de 2009, 1 am


No hay comentarios: