jueves, 30 de julio de 2009

EFEMERIDES: Bodas de Oro del INA 38.

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
En el marco de las festividades patronales de Celendín, se celebra con singular suceso la primera fase de la conmemoración de las “Bodas de Oro” de la I.E. “Ing. Manuel de Piérola Castro”, ex Instituto Nacional Agropecuario Nº 38, La segunda y definitiva se verificará durante el mes de septiembre en que celebraremos como antaño la Semana Técnica, en un programa que incluirá la presencia masiva de los ex alumnos, deportes, actuaciones culturales, sociales, religiosas y la entrega de implementos de diversa índole que beneficien a la Institución.
Con entusiasmo desbordante los ex alumnos residentes en Celendín y los que llegaron de otros lugares con anticipación, unidos a las autoridades y cuerpo docente actuales, recibieron alborozados en La Feliciana a la caravana de ex alumnos, que vivieron desde las ciudades del Sur (Moquegua, Tacna) encabezados por el Ing. José Nicolás de Piérola y por Clarita de Piérola, hijos de nuestro recordado ex Director, hasta la concentración previa en la ciudad de Cajamarca, desde donde partieron a las 11:00 del día 27 con rumbo a la ciudad de Celendín. Llegando en horas de la tarde.
Los sentidos abrazos y reconocimientos entre compañeros, algunos de los cuales no se veían hace 45 años, tiñó de emoción a este reencuentro que dejó escapar algunas lágrimas de felicidad. Se entonó entonces como en los primeros años el Himno Agropecuario y los cánticos de las barras que acompañaban anuestras presentaciones deportivas.
Al compás de la Banda Municipal, cedida por el alcalde Juan Tello, ex alumno de la Institución, la comitiva atravesó la ciudad de Sur a Norte hasta el local del Colegio, sito en el barrio de Chacapampa, en donde menudearon los discursos emocionados y plenos de nostalgia y no faltó el riquísimo chocolate con cachangas. Tan de agradable estuvo que muchos pedimos repetición.
Lo más saltante fue la presencia masiva de los ex alumnos de la Primera Promoción “Ing. Manuel de Piérola Castro” que fueron mayoritarios frente a los asistentes de las demás promociones. Volvió a renacer el concepto entronizado por nuestro ex director de “la gran familia agropecuaria” que permitió esa cohesión familiar que tuvimos y que nos sirvió para realizar grandes cambios a nivel provincial.
Para el recuerdo de los que faltaron en esta ocasión y que tendrán que reivindicarse asistiendo a las celebraciones de septiembre, incluimos esta foto de la gloriosa Primera Promoción que marcó el rumbo de nuestro colegio mientras persistimos en sus claustros y, de alguna manera servimos de guía a las promociones que nos siguieron. En ella posamos con la plana docente en el antoguo canchón en el año de 1964.


En cuclillas, en primera fila, de izquierda a derecha: Miguel Villanueva Villanueva, Cristóbal Marín Chávez, Américo Contreras Iparraguirre, Vicente Fernández Figueroa, Jorge A. Chávez Silva, Manuel Sánchez Guerra, Agapito Linares Chávez, Alvaro Zumarán Díaz, Homero Velásquez Díaz, Mariano Cachay Silva, Santiago Morera Pereyra, Emilio Delgado Díaz, Eléucipo Rabanal Velásquez, Félix Medina Vásquez, Luis Chávez Romero, y Napoleón Zamora Chávez (+).
En Segunda fila, de pié y sentados: Jorge Ocampos Boza, Régulo Chácón Zevallos (+), Luis Alberto Salazar Sánchez, Profs. José Gonzáles Mires, Sub Oficial Manuel Roldán, César Becerra Díaz, Manuel Miñano Bermúdez. César Paredes Canto, Julio Sánchez Merino (+), Ing. Manuel de Piérola Castro (+), Manuel Quiroz Velásquez (+), Aureliano Rabanal Pereyra (+), Jorge Vigo Jave, Víctor Díaz Vásquez (+), Manuel Desposorio (+), Julio Díaz Dávila y César Bazán.
En tercera fila de pie: Hernán Chávez Ortiz, Egberto Chávez Zegarra, Luis Aliaga Bardales, Abdón Villar Guerra, Manuel Céspedes Guillén, Wenner Aliaga Burgos, Lizardo Escalante Silva (+), Joel Becerra Infante, Francisco Alvarado Marín, Alcibiades Martos Díaz, Alfonso Sánchez Bolaños. Eugenio Pereyra Muñoz, regente Rafael Columbus Coronado (+), Francisco Alfaro Chávez, Hamilton Araujo Oyarce (+) y Jorge Arévalo Cotrina.
En última fila, de pie: Eusebio Chacón Briones, Gualberto Bazán Vila, Fernán Silva Rabanal, Samuel Ortíz Marín (+), Napoleón Tejada Alva, Jaime Velásquez Loredo, Mario Escalante Horna, Jorge Bejarano Zevallos (+), Pablo Rojas Pereyra, Segundo Aliaga Marín, Ovidio Salazar Linares y Mario Villanueva Marín.


lunes, 27 de julio de 2009

TOROS: ¿Nuestra plaza es La Feliciana o "de Sevilla"?

Por Crispín Piritaño
Celendín
Como lo hemos señalado ya en nuestra página en Facebook, ahora que se acercan las fiestas, y los toros, algunos paisanos, huachafos y peregrinos, tal vez sin proponérselo, insisten en llamar "Sevilla" a nuestra antigua, rústica y artesanal Plaza de La Feliciana. No sólo al barrio, sino a nuestro antiguo potrero que desde antaño, los domingos, sirve como mercado de ganado y que ahora, a un costado, sirve de sede a la policía.

La antigua, rústica y artesanal plaza de toros de La Feliciana, en Celendín, Perú, típica y folklórica, pero también caótica e insegura, construida con palos y sogas. Si quiere ver en grande la composición de nuestro colaborador Luis Díaz Mori, "Chodiaz", pulse la foto o aquí.

Estos paísanos se dejan llevar por un cómico delirio de grandeza, que hay que combatir, porque los celendinos tenemos sentido del ridículo. Si no, vamos a terminar como el alcalde aquel de La Encañada, que a sus flamantes estadio y plaza de toros los bautizó "Estadio Azteca" y "Plaza Monumental de México", respectivamente... Ahora han rectificado, pero después de la avalancha de mofas e insultos que les llovieron de todo el mundo. En tiempos de internet, hay que cuidarse antes de dejarse llevar por la incultura grandilocuente.
Estos paisanos nuestros, ¿no se han enterado que Sevilla es una rica y desarrollada ciudad española que nada tiene que ver con nuestra realidad y menos con ese rincón abandonado de Celendín? Usar el nombre de Plaza de Sevilla para denominar a la Plaza de la Feliciana es más que un dislate, es una autobefa, una automofa, una ironía venenosa, un sarcasmo cruel. Por nuestra propia autoestima, ¿para qué seguir en esa nota?

La verdadera Plaza de toros de Sevilla, en España, opulenta, sólida y segura. Nótese que hasta el tejado tradicional parece brillar. Ya quisiéramos los celendinos tener algo así, pero para ello tendremos que luchar, empezando por elegir mejores autoridades, menos corruptas y que no destruyan el pueblo.

.

domingo, 26 de julio de 2009

EDUCACIÓN: Los “funcionarios”

TEMAS DE EDUCACIÓN (III)
Por Jorge Horna
Lima
“…Para cada cargo que una persona inteligente, proba y capaz declina,
hay cien mediocres e inmorales esperando para aceptarlo".

En la historia republicana de nuestra patria, los cargos de la administración estatal han sido cubiertos -por lo general- por personas allegadas al poder de los gobiernos sucesivos. La probidad, capacidad y otros atributos y calidades humanas y profesionales nunca son tomados en cuenta para esos fines. Salvo honrosas excepciones. Estas honorables particularidades son las que nos sostienen con la esperanza que aún existe una parte sana en la sociedad.
El ministerio de Educación ha adolecido siempre de esta lacra. Los “funcionarios” noveles y veteranos una vez instalados en sus puestos, lo primero que hacen es cambiar de denominación a las instituciones que están más próximas a la labor docente. Hace cincuenta años las oficinas designadas para supervisar y controlar la jornada en las escuelas y colegios se llamaban Inspección de Educación, después de unos años, Supervisión de Educación; en el gobierno militar de Juan Velasco se cambió radicalmente el nombre: Núcleo Educativo Comunal (NEC). Posteriormente, Unidad de Servicios Educativos (USE), y actualmente Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL), con sede en cada capital de provincia. Nombres rimbombantes que no reflejan un auténtico cambio en las políticas educativas en base a un estudio y diagnóstico científico de la realidad del país. Los docentes que por algún motivo (tardanzas e inasistencias reiteradas e injustificables, malversación de dinero, “venta de notas”, chantajes, ineficiente labor pedagógica, etcétera. La lista es muy larga) son sometidos a procesos disciplinarios y/o administrativos. Mientras concluye éste son apartados de sus cargos docentes y “depositados” en las aludidas oficinas (UGELs). Allí deambulan sin oficio o labor específica, pero sí con el beneficio de su remuneración mensual. Poco a poco se congracian con sus “jefes” y de un momento a otro resultan siendo “Especialistas” (de educación Inicial, Primaria o secundaria), o se incrustan en el aparato burocrático (Asesoría, Inspectoría, Personal,…). Entonces estas personas descalificadas pasan a reforzar las mafias organizadas expertas en exigir sobornos y coimas. Así, las instancias administrativas estatales de educación carentes de una visión organizativa, de planeamiento, iniciativas para implementar normas y directivas, caen en la deshonestidad y la corruptela. Las excepciones siempre brillan, aunque en ese espacio, incomodan.
Los eslabones putrefactos se encadenan desde las instituciones base hasta las altas esferas de la burocracia. La sociedad percibe esta descomposición. Unos la admiten con una preocupante resignación, otros nos vemos impotentes –no obstante la posibilidad de cambio- de remediar tremenda epidemia. Los docentes holgazanes han “creado” una nueva modalidad por nuestras benditas tierras celendinas: una vez nombrados en las escuelas o colegios ubicados en zonas rurales apartadas, subemplean por un pago mínimo a profesores sin empleo para que los “reemplacen”, mientras aquellos se benefician con la mayor parte del sueldo y se dedican a otros menesteres (negocios, comercio, otros oficios o la ociosidad), en desmedro de la formación de niños y jóvenes peruanos.
Esto lo conocen los encargados de la administración educacional, pero… ¿De este modo educamos? Aquellos que llegaron con artimañas a titularse de docentes, carentes de ética y formación moral, constituyen la más grande falacia nacional.
Lima, julio de 2009

viernes, 24 de julio de 2009

MUSICA: El asesino de la ilusión

Vívido y clarificador video tomado de una entrada excelente del sitio Gran Combo Club, donde se puede hallar muy buen material de información y reflexión sobre el drama que vive el Perú.
Bien se puede decir, más allá del título de la canción del Grupo Leusemia, que el actual presidente peruano asesinó mucho más que las ilusiones que creó en sus ingenuos votantes.



Los pueblos del Perú necesitan, en forma urgente, un autentico poder popular. Sin demagogias, sin corrupción, sin ideologismos, que gobierne pensando unicamente en un país que desde hace siglos no vive sino en la miseria, haciendo la riqueza de otros.
.

miércoles, 22 de julio de 2009

ESTAMPA: El hombre lobo en Celendín

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Hace poco oí una canción que lleva el peregrino título de “El Hombre Lobo en París”. Al escuchar su “filosófica” poesía, he caído en cuenta que vivimos en una época prosaica en donde los valores y temores andan totalmente trastocados: ahora hasta los niños nacen descreídos, pues, aparte del lobo de la Caperucita Roja, no le temen a nada ni a nadie.
Desde que la caja boba interrumpió la paz de nuestros hogares, los espantos tradicionales y monstruos universales como Drácula, Frankestein, el Doctor Calígari, Nerón, mister Jekill y los árbitros de fútbol, se han devaluado completamente; tanto, que ya no sirven más para lo que fueron creados: para asustar a los niños reacios a tomar la sopa, o a ir a la cama a hacer tuto.
Actualmente estos horrorosos personajes, causantes de nuestras pesadillas de ayer, aparecen como seres pusilánimes y cómicos, tan tímidos, que se asustan del susto que producen en los demás. Los párvulos se burlan de ellos, sin asustarse en lo mínimo de sus horribles rostros…¡No señor, no hay derecho!!...¡No nos pueden quitar nuestros espantos!... ¡No pueden borrar de la memoria a nuestros monstruos, fantasmas, duendes y compañía!... ¡Exigimos devolución!
Las cosas han llegado a tal punto que cuando hablamos a los niños de nuestros espantos folclóricos como el guacrayo, la minshulay, el caiguash, la coche con crías, el cochero del diablo que pasea de noche por la plaza, el carbunclo y toda la corte del terror, nos miran como a una anacrónica pieza de museo. Es más, creo que ahora que Celendín está iluminado, habrán emprendido las de Villadiego todos esos seres tenebrosos que medraban en la oscuridad.
*************
Que lejano está el tiempo en que de la mano de mi pequeño hermano asistimos al viejo cinema “El Carmen” a ver un film que precisamente llevaba ese título: “El hombre lobo”. Tratábase de una cinta en blanco y negro, cuyo argumento se basaba en la búsqueda emprendida por un científico de un remedio que aliviara a la humanidad de una terrible enfermedad como ahora la gripe porcina. Para sentir el efecto tomó una de las pastillas experimentales y al rato comenzó a sentir cambios en su organismo. Le crecían cerdas por todo el cuerpo, las manos se le crispaban y sus uñas se transformaban en garras, las orejas le crecieron en forma puntiaguda y su rostro monstruosamente deformado lo hacían horroroso y temible; un auténtico lobo mitológico, espantoso y sediento de sangre. Urgido por un atávico impulso, catalizado por la luna, acechaba a sus víctimas en lugares insospechados, propinándoles horrible fin.
Una vez saciada su sed de sangre, volvía a la normalidad, sin acordarse de nada. Lo grave era que se había convertido en un adicto y le era imposible dejar la droga, con lo que el número de víctimas crecía ante el desconcierto de la policía que no atinaba a encontrar al culpable.
********
Mi hermano tenía un carácter apacible y social, salvo cuando, por alguna circunstancia se alteraba. La ira o el temor lo hacían proferir las palabras más obscenas y hasta llegar a la agresión. Era el típico nervioso, como candelilla de castillo que en cuanto le acercan el fuego explota. Cuando vio la primera transformación del desdichado científico, puso los ojos como platos, presa del pánico, empezó a temblar como si tuviera la terciana y llorando gritaba:
-¡Achichín…! ¡Achichín…! ¡ ¡El hombre lobo…, el hombre lobo…! ¡Carajo..., m…!
Sorprendido por su pánico y para que me dejara ver con tranquilidad la película le aconsejé:
-¡No lo mires, no lo mires, cuando aparezca, voltea la cara!
Así lo hizo en la siguiente transformación, pero el pánico colectivo le hizo volver el rostro y… quedó convertido en piedra, como un monumento al miedo.
-¡Achichín…! ¡Achichín…! ¡Carajo, junagram…! -gritaba buscando por donde huir.
-¿Sabes qué? Le dije tratando de calmarlo- cada vez que veas que el HL toma la píldora… ¡zas!...inmediatamente te metes debajo de la banca y así no lo miras ¿ya?
A partir de ese momento y cada vez que el científico tomaba la droga, se metía debajo de la banca y al cabo de un momento, sacando tímidamente la cabeza preguntaba:
-¿Ya se fue el HL...?
Cuando le indicaba que sí, salía de su escondrijo y, a sobresaltos, volvía a espectar el film.
***********
Una de las escenas de mayor suspenso sucedía mientras mi hermano estaba a buen recaudo bajo la banca. El hombre lobo, acechaba entre los árboles de un apacible parque londinense. De pronto, por uno de los senderos, aparece una linda mucama empujando un coche cuna en el que juguetea un hermoso bebé…¡delicado y fino platillo para tan horrible ser! La luna llena, atravesando entre nubes iluminaba a intervalos la escena. Cuando la tragedia parecía consumarse y los desdichados irían a parar en las babeantes fauces del hombre lobo, hizo su parición un policía de abultado casco, haciendo girar su bastón al compás de una alegre tonadilla. El monstruo se retrajo y se retiró. Creí pasado el peligro y que el fallido asesino buscaría otra ocasión propicia; pero no contaba con la astucia de los magos del suspenso, como se verá más adelante:
-¿Ya se fue el HL? -preguntó mi hermano con voz trémula.
-Ya -asentí- ya puedes salir.
Estábamos viendo la película, cuando de pronto, la escena vuelve al susodicho parque y al alejarse el policía canturreando, hace su aparición el hombre lobo, más feroz y sediento que nunca, se acerca a sus inocentes víctimas que no lo han advertido y… ¡Zas…zas…pum…pum! Dolorosos puñetazos que me caían indistintamente por la cara y el estómago me sacaron bruscamente de mi hipnosis. Era mi hermano, que en un ataque de pánico y furia, me agredía:
-¡Achichín…! ¡Achichín…! ¡El HL… no se ha ido…! ¡Carajo, junagram…! ¡Carajo, concha...!
***********
Decididamente, deberían volver aquellos dichosos tiempos en que tales monstruos efectivamente hacían un efecto terrorífico verdadero.

martes, 21 de julio de 2009

POLÍTICA: Fujimori, el más grande ladrón

El artículo que incluimos, tomado del diario La República, no necesita mayores comentarios. Las penas que está recibiendo el ex dictador Alberto Fujimori son minucias, pues él merece mil años de cárcel, si no el pelotón de fusilamiento, cosa que le hubiese ocurrido si sus latrocinios los hubiera cometido en China. El nipón, junto con su cómplice y brazo derecho, el militar, abogado y mafioso Vladimiro Montesinos, pasará a la historia como el más grande ladrón, el mayor desfalcador del Tesoro nacional peruano (NdlR).

HABRÍA ROBADO 1,200 MILLONES DE DÓLARES

Por Jorge Loayza
La República, 21 de julio 2009
Según especialistas que estudiaron la corrupción fujimorista. Ex procurador José Ugaz dice que es posible que Fujimori haya depositado dinero en un paraíso financiero asiático.
El ex procurador anticorrupción José Ugaz Sánchez Moreno señaló que en base a estimados realizados por especialistas Alberto Fujimori le habría robado al Estado Peruano unos 1,200 millones de dólares.
Indicó que, según los indicios que se tuvo en su momento, ese dinero debe estar en algún paraíso financiero asiático. Sin embargo, el ex procurador afirmó que no tiene evidencias de que el monto sustraído sean los referidos 1,200 millones, pues podrían ser más.
“Lamentablemente no hay una cifra exacta que pueda determinarlo precisamente porque Fujimori y Montesinos coparon todo el Estado y no se ha podido hacer una auditoría que sea completa y final en esta materia”, expresó Ugaz.
En tal sentido dijo que mejor es hablar en base al dinero que se ha recuperado a la fecha de diversas cuentas de los cómplices de Fujimori, como parte del proceso de repatriación desde el año 2001, que son 275 millones de nuevos soles.
Precisó que de ese monto, 48 millones de dólares se recuperaron de Suiza mientras que otros montos importantes se encontraron en Estados Unidos y Gran Caimán. “Luego hubo reclamos pendientes de México, Panamá, Luxemburgo, pero no sé cómo se procedió en esos casos porque ya no estaba en la procuraduría”, agregó.
El ex procurador dijo que en la tarea por ubicar el dinero que se sustrajo del Estado durante el fujimontesinismo aún hay decenas de paraísos financieros que faltan rastrear, sobre todo los asiáticos. Indicó que no se debe olvidar que el ex presidente Alberto Fujimori estuvo muy vinculado a Japón, donde es muy difícil levantar el secreto bancario. Agregó que situación similar ocurre con Malasia.
“Se sabe que Fujimori era muy amigo del rey de Malasia, que es un país donde se pueden fondear recursos y se hace muy difícil su seguimiento, como también sucede con Singapur, la propia China tiene catorce zonas de su territorio que hoy se consideran paraísos financieros”, expresó.
Ugaz dijo que en todos los países asiáticos se permiten manejar los movimientos financieros con mucho secretismo. Dijo que hay problemas para ubicar cuentas por los sistemas legales y la barrera idiomática.
José Ugaz dijo que para solicitar información a un país sobre cuentas bancarias se debe tener indicios de rastreo. “Lo que hizo el Estado Peruano fue contratar una empresa que al final no consiguió ninguna información, Kroll, y esa ruta fracasó, ya no estuve en la procuraduría cuando ocurrió”, indicó.

872 millones de corrupción
Al instalarse el gobierno de transición democrática de Valentín Paniagua se nombró una comisión para investigar los costos de la corrupción de la década fujimorista. El estudio “Causas y consecuencias de la corrupción: una perspectiva económica”, realizado por los economistas Julio Gamero y Raúl Mauro, determinó que fueron 872 millones de dólares el costo de la corrupción sistémica por diversos casos en el aparato estatal.
En el estudio de ambos especialistas se precisa que con ese dinero dentro de la economía local se hubieran creado 163,706 puestos de trabajo. Asimismo, se indica que en términos de pobreza el costo de la corrupción fujimorista impidió que 155,400 peruanos dejaran su condición de pobres.
.

MENSAJE: La tierra de los mayores

Para Jaime Díaz V.

Jaime,
Gracias por invitarme a participar en tu página de Facebook "Celendin Pueblo Mágico". Sabes, mi familia tiene raíces CELENDINAS, ya que mi tatarabuelo fue un gran comerciante, don JULIO ZAMORA, dueño del fundo EL LIMÓN, quien estuvo asociado a una firma inglesa, con la que realizaba negocios recogiendo mercadería en la selva y pasando por Celendín, para llevarla a la costa con mulas y caballos. Él murió en uno de estos viajes, de pulmonía, pero todavía tenemos su testamento, escrito por su propia mano. Sabes, visité ese gran lugar paradisíaco cuando trabajé como gerente de Purina Perú, teniendo como distribuidor al señor JULIO SANCHEZ MERINO, y realmente quedé impresionado por tanta belleza, no solo por los paisajes sino también por sus pobladores. Vivo ya 17 años aquí, en los EEUU, y te puedo decir que perseveres en tus objetivos y siempre busques el bien común. La vida te premiara con creces si realizas buenas acciones.
Un abrazo y que sigan los éxitos.

Franz Alvarado
.

lunes, 20 de julio de 2009

OPINION: Otro histórico fallo

Por Crispín Piritaño
Celendín
Definitivamente, la justicia peruana nos da unas de cal y otras de arena. Mientras por un lado mete las de andar en el arresto domiciliario de la rata Químper y en la excarcelación de la otra rata, Rómulo León Alegría, surgen de nuevo magistrados honestos como César San Martín y Avelino Guillén para elevar el ánimo de los peruanos, para hacernos un gran regalo de Fiestas Patrias. La condena de Alberto Kenya Fujimori Fujimori a siete años y medio de prisión nos devuelve la fe en la justicia. Un fallo de impunidad hubiera sido inadmisible.
Ahora faltan los otros juicios al golpista, ladrón y asesino. Por compra de congresistas tránsfugas, por ejemplo, o por el chuponeo telefónico y compra de los medios de comunicación. Lentamente, el ex sátrapa nipo-peruano se hunde en la ignominia que él mismo creó. Tenemos la esperanza que este nuevo aluvión de pruebas irrefutables, convenza a aquellos que piensan absurdamente (“No importa que robe, pero que haga obra”) de que el latrocinio y la corrupción no son buenos en ninguna parte de mundo, menos en el Perú, y de a ningún país le hace bien elegir a ladrones y asesinos probados, por lo que no debemos volver a caer en el error.
Al precipitar el fallo del proceso que culminó hoy, Fujimori Fujimori, o Fujirata como ya lo conoce el pueblo, es el primer presidente que admite públicamente su culpa, aunque en el marco en una “hábil” estrategia del abogado César Nakazaki, “Cara de carapulcra”, para desestimar los documentos y testimonios que iban a probar ampliamente el peculado y la falsedad ideológica que esgrimió el fiscal en su acusación. El pueblo peruano no ha escuchado a testigos que hubieran hundido más al reo, a cambio de ello, se declara parcialmente culpable. ¿Es una victoria esto? Pensamos que no. Nakasaki, indudablemente está de capa caída. No acierta una y por lo pronto, el fical adjunto Avelino Guillén le va ganando dos a cero en los casos judiciales más sonados de la historia peruana.

Los saqueadores más grandes de la historia del Perú.

Como si su confesión no hubiera sido suficiente, los delirantes argumentos de Fujirata para convertir en algo "heroica" la entrega de ¡15 millones de dólares! a su socio Vladimiro Montesinos, para supuestamente salvar a la patria de un golpe de estado, no se la creía ni el mismo Kenyi. Sus gestos destemplados y sus chillidos desaforados evidencian a un tirano derrotado. Lo que lamentamos es que las condenas no sean acumulativas para ver si purga sus condenas que hasta el momento suman los treinta y ocho años de cárcel.
Este proceso trunco, en todo caso, ha evidenciado las dimensiones del crimen. Fujimori tomó 15 millones de dólares del Tesoro público para pagarle a su asesor, pero luego los "devolvió", por lo que ya no habría delito, según el indescriptible Nakazaki. Pero, ¿de dónde saco esos otros 15 millones de dólares que devolvió? ¡Los encontró en el cajón de su escritorio en el Servicio de Inteligencia! ¿Por arte de magia? ¿Por obra de alguna hada, o hado? ¡Esa es la explicación que ha dado: ¡los halló en su cajón! De lo que se deprende que en realidad robó al Tesoro nacional, sólo en esta ocasión (que las otras están por contabilizarse), la friolera de ¡30 millones de dólares! Por esto, él y su abogado abreviaron el juicio: había mucha ropa sucia.
En su perorata, el reo sentenciado ha sacado a relucir su personalidad tenebrosa, sus delirios de grandeza y sus afanes de perpetuarse en el poder a como diera lugar, en aquel agitado año 2001. Con ayuda de la justicia, estamos desnudando al gobierno más corrupto y ladrón que registra la historia del Perú y nos cura de dejarnos llevar por bolas mentirosas, soltadas por calculadores maliciosos, que nos orientan a adorar falsos ídolos, como fue el caso de Fujirata, quien creció en las elecciones del 1990 gracias al rumor aprista de “el chinito es la voz”
Los peruanos tenemos que ser más reflexivos y certeros en la elección de nuestros gobernantes. No permitamos que una vez más se consagren errores crasos como el de elegir a Fujirata o a Crazy Horse. Que nos baste el contemplar todo el daño que le han hecho al país. Estos dos personajes y otros maestros de la corrupción confían en la recurrente amnesia de los peruanos,. demostrada hasta la saciedad en momentos cruciales de la historia. Maduremos de una vez, desmintamos los cálculos de estos miserables, entremos en el futuro con la lección aprendida.

.

jueves, 16 de julio de 2009

ESTAMPA. Los chuzos prestados

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Cuando era un rapaz, las únicas escuelas primarias de la provincia estaban en la ciudad y en algunas capitales de distrito, por eso los alumnos de los últimos grados venían de diferentes lugares de la provincia, con mucho sacrificio, trayendo en su alforjita los cuadernos, el pizarrín y su ración de cancha con papas sancochadas, único almuerzo del mediodía.
La mayoría de los muchachos íbamos descalzos. No había dinero ni para comer, cuanto menos sería para zapatos, pero, eso sí, íbamos limpios. A las siete y media estábamos en el chorro de la esquina lavándonos las tarjas con un trozo de teja hasta dejarlos rojos. Y así llegábamos a la escuela, descalzos,con patas de pugo, pero limpios.
********
Previo al día magno del desfile, había un ensayo general y en él cada Colegio conocía su emplazamiento y el turno de desfile frente a la tribuna. La ocasión era perfecta para “amansar” los zapatos recién comprados. Las burlas a costas de los novatos estaban a la orden del día:
-¡Qué bestia el Jibe, se ampolló! -Se burlaban de los vacilantes pasos de los amansadores.
******
Antonio estaba en el último año de primaria y su padre, pobre de solemnidad, no le había comprado zapatos, por eso marchaba descalzo, extremando los cuidados a causa de un pertinaz “cungash” que sufría en ambos pies ¡Qué diferente hubiera sido con un par de “chuzos"! Entonces sabrían quién era él.
Su amigo Romualdo, viéndolo en esos atrenzos, le dijo:
-No te preocupes, hermano, tengo un par que me he puesto tres veces y como me han comprado otros, te los voy a prestar para el desfile.
El día del ensayo, Antonio no cabía en su pellejo. Los zapatos le quedaban justos y el piso retumbaba cuando marchaba.
******

Hermosa fotografía de la calle Dos de Mayo, empedrada y con su acequia al centro.

Celendín era entonces una ciudad empedrada con las acequias en medio de las calles por las cuales discurrían las aguas de los pilones de algunas esquinas, llevando los desperdicios al río Chico.
-Cuando hagan pistas en todas las calles no van a encontrar un chungo pa’ rajarle la cabeza al prójimo- decía el maestro “Chusho” pregonando el progreso.
Cuando llegó el tiempo del cemento y de las pistas, se terminó entre otras cosas, el oficio de “sacapastos”, gremio en el que militaba el Berna, marido de la “Pava de Oro”, legendaria mujer pública de antaño. Era el Berna un tonto de capirote, alcohólico por añadidura, enfundado en unos raídos y enormes pantalones de montar, pago de algún cachaco por los favores de la susodicha.
Al final, la belleza bucólica de Celendín pagó caro el progreso. Una muestra de ello es la pavorosa cicatriz de la colina de San Isidro.
********
El día del ensayo, dejándose llevar por el patriotismo, Antonio marchó con el corazón, sin tomar en cuenta si en el camino había piedras o charcos. Viendo esto, Romualdo protestó muy enojado:
-¡Ya pues, Antonio, marcha bonito, no te metas en los charcos ni en las piedras, mira que son mis zapatos!
El aludido enrojeció hasta la raíz de los cabellos. Sus compañeros se burlaron de él por los zapatos prestados. Herido en su orgullo se despojó de los zapatos y los devolvió a Romualdo:
-Toma, hermano, tus zapatos y muchas gracias, ya no los necesito. No voy a desfilar- y dando la espalda se marchó, camino de La Alameda.
Pompeyo, el “cabezón”, le ancanzó y palmeándole la espalda, dijo:
-Bien hecho que le devolviste sus zapatos al ridículo del Romualdo. Ven esta tarde a mi casa, te voy a dar unos “linchitos” que me han mandado de Lima.
-Gracias, hermano -respondió Antonio- a ti te hubiera molestado y no al miserable del Romualdo que me ha puesto en ridículo frente a todos.
******
Llegó el Día de la Patria y, a las nueve de la mañana, haciendo retumbar la calle con su banda de guerra, bajó el Centro Escolar 81 rumbo a su emplazamiento, arengados por sus maestros. Antonio iba gallardo, delante del batallón.
Con la experiencia de la vez anterior, de reojo miraba al suelo cuidándose de los charcos y piedras y trataba de no pisar fuerte para no maltratar los zapatos.
Pompeyo, notando los remilgos de Antonio, le gritó desde atrás:
-¡Marcha bien, pues, Antonio, así nos van a ganar los potrosos del 85, déjate de vainas y dale duro a los chuzos, mira que yo no soy un ridículo como el Romualdo!

martes, 14 de julio de 2009

BANDERILLAS DE FUEGO

Por el Paco
TAURINAS. Sin pena ni gloria transcurrió el festival taurino en honor a “San Ishico” en el distrito de Sucre. Sin alcanzar los ribetes de la feria del año pasado. Los toros eran de desecho y los toreros cojos y mancos . Nada bueno podía esperarse si los ingredientes eran malos.
COMITÉ ORGANIZADOR. Se dice que el Comité SIL 2009 entregó en papeles al cura Esteves la suma de 4 150 nuevos soles, pero en realidad solo habrían sido 2880 ¿Y el resto? Lo mismo se dice que sólo compraron 60 hojas de eternit para la iglesia ¿Y el resto? No se oye, padre…
TAURINAS II. A propósito de esa corrida, el Comité Organizador anuncia con bombos y platillos a través de www.sucre.li , que próximamente emitirá su balance de la fiesta. Lo curioso del caso es que no dice cuando ¿Será una cortina de humo de las muchas a las que nos estamos acostumbrando?
TAURINAS III. La presencia de un respetado colaborador nuestro en el Comité de Toro$ de Celendín nos trae a la mente, desgraciadamente, la amenaza que representa para la fiesta un cuñado suyo. Nos referimos a Alejandro Arrieta, “El Tata”, uno de los más caracterizados gángsters de la mafia de los toros, experto en cuadrillas de mancos y encierros de cuneros disfrazados, que carecen del trapío requerido para una fiesta tan importante como la del Carmen. Estaremos muy atentos a su accionar durante la feria de Celendín.
TAURINAS IV. La presencia de Tata como representante de toreros, nos trae a otro “pezzonovante” de la tauromaquia, como es el banderillero Santiago Arrieta, experto en triquiñuelas taurófilas como eso de colocar al burel listo para que el matador cumpla su misión de matar al toro, o eso de empujarle más el estoque cuando el espada no acierta y encima, faltar el respeto a la autoridad pidiendo orejas para los pésimos matadores. ¡Nooo, así no es!

Corrida de toros en la Plaza de la Feliciana, en Celendín, en los años 50, en la época del gran "Paco" Céspedes. (Foto cortesía del Dr. Manuel Silva Rabanal)

TAURINAS V. Anuncian que el ganado provendrá de la Viña y Paiján de Aníbal Vásquez y de San Pedro y Salamanca de Orlando Sánchez Paredes. Aunque estas ganaderías no nos inspiran mucha confianza, esperemos, por el bien del aficionado, que estén bien presentados y sobre todo, brinden buen juego. La plaza de La Feliciana está tan venida a menos que necesita revitalizarse si queremos que Celendín se convierta en un destino turístico.
TAURINAS VI. Asimismo, se anuncia la presencia de los diestros Juan Carlos Cubas y Paco Céspedes. El huancaíno viene de muy regulares faenas en las ferias de Chota y Cutervo y ello nos hace abrigar esperanzas de que cumpla en Celendín. Paquito Céspedes es hijo del famoso “Paco” Céspedes, el “torero de Celendín” que brindará erxtraordinarias faenas en los años 50 y 60. Ojalá que Paquito esté a tono con el renombre que logró su padre en la arena de La Feliciana.
TAURINAS VII. El resto de la cuadrilla lo conforman Antonio Bricio (México) Cristóbal Pardo (Colombia) y el español Francisco Javier Corpas, de quienes poco podemos decir porque son unos ilustres desconocidos.
LITERATOS. En Trujillo y Cajamarca se están realizando diversas actividades culturales al conmemorarse el Centenario del Nacimiento del poeta celendino Julio Garrido Malaver. En ellas se está destacando el aporte de nuestro paisano a las letras peruanas, que, dígase de paso, es de primerísimo orden, al punto que lo comparan con el inmortal César Vallejo. Nos preguntamos extrañados: ¿Y las autoridades celendinas? ¿Acaso son tan ignorantes que desconocen la obra de Garrido Malaver? ¿Cuándo le pondrán siquiera a una calle el nombre de tan egregio personaje?
LITERATOS II. Nuestro editor, el poeta Jorge Horna, presentó el 5 de junio en el Centro Cultural Celendín, con singular éxito, su poemario “Arbol de Atisbos”, en medio de la nutrida concurrencia de toda la gente que está comprometida en el quehacer cultural. La presentación estuvo a cargo del conocido panegirista Prof. Manuel Sánchez Aliaga. ¡Vale!
LITERATOS III. A propósito de Manuel Sánchez Aliaga, “Mime”, nos cuentan que estará presentando su libro de cuentos “Pláticas del Viento” en estas fiestas julias. La calidad de Mime ya merecía esta publicación que no dudamos será un gran aporte a la cultura celendina. Las ilustraciones están a cargo de su amigo Jorge Chávez S., “Charro”, y tendrá en la carátula una hermosa e inédita acuarela de nuestro pintor Alfredo Rocha Zegarra. ¡Buena, Mime, así se hace cultura!
50 000. Sí, cincuenta mil entradas hemos contabilizado en CPM II, suplemento de actualidades de la web celendina CELENDIN PUEBLO MAGICO. Hemos visto con orgullo como los celendinos y descendientes de celendinos nos siguen desde los lugares más apartados del mundo? ¿Dónde no estaremos los shilicos? Aprovechamos la hermosa ocasión para agradecer a nuestros lectores y renovar nuestros propósitos de defensa de Celendín ¡Muchas Gracias!
¡Va por ustedes!



domingo, 12 de julio de 2009

OPINIÓN: Un gabinete “de choque”

VIENEN TIEMPOS OSCUROS
Por César Hildebrandt
La Primera, 11 de Julio 2009
El anuncio de “Caretas” se ha cumplido.
Tenemos un jefe de gabinete que puede considerarse “de choque”.
Si Yehude Simon era el del diálogo falsete, las actas de tinta que se hacía invisible a las dos semanas y las promesas hechas para romperse, Javier Velásquez Quesquén será el perfecto búfalo al servicio de la única causa que un cerebro como el suyo puede captar: la antropomórfica causa de Alan García.
Reconforta que el doctor García haya optado por la transparencia. Qué independientes ni qué ocho cuartos. ¡A apostar por el servicio doméstico!

Un gabinete de choque para tiempos de protesta e indignación.

Velásquez Quesquén, que dice “teníanos” cuando quiere decir “temíamos” y persiste en decir “teníanos” cuando quiso decir “teníamos”, es uno de esos apristas que Haya de la Torre habría ocultado, de pura vergüenza, en el trastero.
Y es que Velásquez Quesquén da vergüenza. No sólo es su ignorancia moldeada a la sombra de los algarrobos –cosa que sería relativamente fácil de atenuar y pasar por alto-. No es tampoco su matonería intrínseca, su vocación por la trampa, su gusto por el enjuague.
Lo más desagradable de Velásquez Quesquén es, en realidad, su alanismo sin tregua, ese fanatismo privado y cánido –con perdón de Rin Tin Tin- que lo conduce a gritar como energúmeno cada vez que alguien menciona las palabras “robo”, “latrocinio”, “Frontón”, “fideicomiso”, “tren”.
Velásquez Quesquén es un peón sin escrúpulos del despacho presidencial. Y ahora lo premian con algo que lo convierte en comandante en jefe del área de servicios. Nadie en Chiclayo imaginó que llegaría tan lejos.
¿Qué nos quiere decir el doctor García con el nombramiento de Velásquez Quesquén?
Que las cosas siempre pueden empeorar. Que, además, se vienen tiempos confrontacionales. Que el gobierno “recuperará la autoridad” a punta de dureza. Que las mesas de diálogo pasan a la cuarentena. Y que la bufalización del gabinete es el anuncio de que la campaña electoral para el 2011 será, desde el gobierno, una de las más sucias de los últimos tiempos. García quiere cumplir esa promesa de que no podrá imponer a un candidato pero que sí puede impedir que la gente vote por alguien que no pertenezca “al sistema”.
Que se diga que Rafael Rey va a Defensa ya es de por sí una humorada digna del mejor Ugo Tognazzi. Y que un vocero de Yanacocha sea mencionado como posible ministro de Energía y Minas da una idea del descaro al que vamos llegando. Lo único que me falta oír a la hora en que escribo estas líneas es que Marcelo Odebrecht, nacionalizado como Baruch Ivcher, irá a Sedapal y que “la mecánica del folclore” se montará en el ministerio de la Mujer.
En todo caso, lo que está a estas alturas confirmado ya es suficiente: el impresentable Velásquez Quesquén será “primer ministro”. La respuesta alanista a su caída en las encuestas y al naufragio del gabinete Simon es mano dura, sectarismo y adulación. Con Velásquez Quesquén todo eso está garantizado. Aparte, claro está, de mano libre para el ingreso de apristas a la administración pública y de manejos mafiosos en relación a la prensa. Tiempos oscuros los que se vienen.

Tomado de La Primera,
Lima, 11 de Julio del 2009

jueves, 9 de julio de 2009

EDUCACIÓN: Maestras y Maestros

TEMAS DE EDUCACIÓN (II)
Por Jorge Horna
Lima
La palabra Maestro tiene una connotación profunda, porque alude a quien enseña y educa de un modo natural, sencillo y eficaz, logrando a la vez con el que aprende y se cultiva, una compenetración, una tácita empatía.
Gratitud y homenaje les debemos a todos los profesores que nos enseñaron; especial evocación, a algunos.
Las primeras letras y números los aprendí de doña Berta Díaz Rodríguez en la Escuela 877, que tenía sólo dos secciones: transición y primer año, y su local estaba ubicado en una casa de la plaza de armas de Celendín. Era el año 1955, y la referida Maestra para confeccionar los materiales didácticos utilizaba un “gelatinógrafo”, que para mí fue la primera máquina impresora que conocí; en ese artesanal instrumento ella sacaba copias con ejercicios de escritura y operaciones de cálculo para que sus alumnos aprendiesen. La dedicación y esmero de mi Maestra Berta fue muy bien aprovechado por todos. Al concluir el año me obsequió un juguete, creo que por mi buen aprendizaje.

Maestros celendinos de finales de los cincuenta. Agazapados de izquierda a derecha: Orestes Tavera Quevedo (+), Juana Díaz Escalante y Absalón Machuca.
De pie Alfonso Rojas Chávez, Josefina Rabanal Pereyra (+), Blanca Pérez de Peláez (+), Antonio Díaz Pereyra, Amalia Cachay de Merino (+), e hija Haydée Merino Cachay, (¿?), (¿?), Carmen Castamán (+), Eusebio Horna Torres, Rita Pereyra Oblitas (+), Zulema Cachay Villanueva y Manuel R. Marín (+)

Don Hernando Velásquez era el Director y tenía un aula a su cargo. El recreo lo hacíamos en la calle y al término de este, el Maestro tocaba “palmas” que era la señal para reingresar a los salones a proseguir nuestras lecciones.
De allí pasé a continuar mi instrucción en la Escuela 85, ubicada en la calle Grau, junto a la colina. En ese local experimenté sensaciones anímicas inolvidables. Las celebraciones de la fechas del calendario escolar se hacía en el patio, se usaban mesas para el escenario y se colgaban vistos cuadros en tela con coloridos paisajes (“decorados” le llamábamos), hasta se ponía un telón corredizo. Los alumnos previamente preparados declamaban, cantaban (acompañados con el acordeón de don Eleuterio Sánchez), leían textos alusivos, presentaban cortas piezas teatrales, y las siempre orientaciones del profesor de turno. Eran las “actuaciones”.
En el segundo año de primaria doña Dora Tirado de García con amabilidad maternal me enseñó los cimientos de la gramática y los laberintos numéricos. Cuando estuve en tercero me estuvo enseñando doña Blanca Pérez de Peláez, a medio año se retiró del magisterio, y llegó como interino un joven que recién había concluido la secundaria: Manuel Silva (hijo de don Vicente Silva y doña Elinora). Sin tener conocimientos de pedagogía, este prometedor Maestro se desempeño con mucha eficiencia, trasmitiendo además su cariño. Él dispuso que cada niño trajese una libreta y allí anotaba el dinero que cada uno depositaba en su poder. A fin de año nos devolvió contantes y sonantes nuestros ahorros (reales, pesetas, soles y medio soles).
En cuarto y quinto tuve un profesor demasiado exigente e incomprensivo, obsesionado en que deberíamos ser infalibles matemáticos. Por temor, repetí quinto año.
En el colegio “Javier Prado” inicié la secundaria el año 1962. Cómo no recordar ese hermoso y acogedor patio, los amplios salones del primer y segundo piso, el “canchón” (donde se practicaba básquet) y el gran auditorio. Fueron mis Maestros: Alberto Córdova que con precisos resúmenes me enseñó el panorama de la literatura peruana y española; Alberto Aliaga Velásquez con su impecable caligrafía prosiguió la enseñanza de la letras universales; Zenón Chávez Zegarra que me alcanzó las fundamentales nociones de Filosofía y Economía Política. Esos Maestros si que usaban correctamente el lenguaje como verdaderos comunicadores, y escribían en las pizarras las síntesis que preparaban con ahínco.
En las horas de Educación Física el profesor se limitaba a formar equipos para jugar fútbol en la pampa “Centenario” o en “La Breña”. Hasta que llegó un Maestro recién egresado del Instituto Nacional de Educación Física, él se llamaba Constantino Benites, nos dijo que era natural de Huamachuco. Puso disciplina en sus clases, correctamente formados nos conducía a las referidas pampas, demostraba su clase y pasábamos la hora haciendo auténticos ejercicios de formación corporal. Desempolvó los instrumentos que estaban olvidados en un salón: jabalina, disco, bala, taburete, y los incluyó en sus lecciones.
En quinto año, mi amigo y condiscípulo Víctor Jesús Márquez Solís, una tarde me preguntó qué desearía ser en el futuro. Le contesté: escritor. Festejó con risas mi ocurrencia.
Los Maestro Moisés Ortiz Huamán, Héctor Silva Araujo, Ranulfo Tacilla, destacaron por su labor responsable, de ellos aprendí en el Instituto Pedagógico de Celendín, los recursos necesarios para el desafío de ser profesor de educación primaria.
De mis Maestros de la universidad y de la universidad de la vida hablaré otro día.

Lima, 08 de julio de 2009

miércoles, 8 de julio de 2009

OPINION: “Periodismo” Infame II

Por Franz Sánchez Cueva
Celendín

Aún era estudiante, y ya se había convertido en fundador del órgano periodístico “Integridad”. Sufrió encarcelamiento a causa de sus denuncias. Fue el primero en proponer el día del maestro, en su artículo fechado el 1 de febrero de 1927. Su habilidad de magnífico periodista, quedaba opacada solamente, ante su inmensa calidad humana. Así fue David Sánchez Infante. Un hombre comprometido con la lucha social, con la moral, y el deber de proteger siempre a su pueblo. Jamás habría imaginado, que quienes osan hoy, llamarse periodistas, hacen usufructo de éste seudo poder. Y que, con actos de omnipotencia, creyéndose los protagonistas del rumbo de nuestro pueblo. Se sienten dueños de un gigantismo onírico.
Cuando más que nunca, el abuso del poder económico que subyuga al político, y a sus demás sucursales; es un tema de coyuntura. Cuando todavía no deja de sorprendernos, la corrupción insolente. Y esta especie de cáncer generalizado en cada uno de los hombres de prensa, y hombres de micrófonos, y también de los que, con un desparpajo atroz, salen frente a cámaras. Un grupo de “hombres mediáticos” han asistido a un taller de periodismo en la ciudad de Lima. Trasladados desde Celendín, y vía aérea de Cajamarca a la capital de la República.

!927: Primer Aniversario del "Centro Celendín" de Lima, propulsor de "Integridad". David Sánchez Infante es el séptimo de la primera fila de izquierda a derecha.(Recorte Periodistico cortesía del Prof. Javier Chávez Silva)

El taller que convocó a los “hombres mediáticos”: Nixon Villanueva Torres (Hombre de radio, muy célebre por su apasionada muestra de apoyo a Mauro Siles, el día de su mitin central en la plaza de armas, con vincha y camiseta incluida). Elí Guerrero (Otro hombre de radio, conocido por su feroz adhesión a la causa metalúrgica) Salvador Sánchez Núñez (Retransmisor de Radio Programas del Perú, Presidente de CORTV Corporación de Radio y Televisión de Celendín, un aglutinamiento de medios radiales de Celendín y de la denominada “zona de impacto” (1). Difunta asociación , a la que mi padre y yo pertenecimos en su momento, y a la que renunciamos cuando por fin supimos, la calaña de supuestos colegas que teníamos en derredor. Y cuando vimos más allá de la “unión de medios”, propuesto por mi padre para luchar por la libertad de antena, a una perniciosa figura de limosnero de minasconga. Director de “El edén”, una publicación atemporal que no dejaba en claro, si era semanario, quincenario o anuario. Y que en una insigne edición, publicó un artículo de página doble, y casi autobiográfico al cuestionado burgomaestre Juan Tello). Y Pedro Huamán Aliaga (Defenestrado miembro de la también soterrada APACC. Administrador del único canal privado de Celendín-Canal 21 Imagen Televisión, y de allí que todo se preste a la suspicacia). Fueron invitados, o movilizados (que sería lo correcto decir) al taller que también reunió a la dinastía periodística más emancipada del Perú.
El mencionado taller, no cobraría vital importancia, de no haber sido porque algunos otros “hombres de medios” que quedaron fuera del tour, corrieron la información de que los gastos de alojamiento, transporte, movilidad y demás imperiosas necesidades para cumplir con la noble labor, habían sido subvencionados por Yanacocha.
El dato podría corroborarse con tan solo citar los nombres de los ponentes: Jaime de Althaus, conductor en canal N, “periodista” “peruano” amante de la inversión extranjera y enemigo confeso de agricultores, campesinos, maestros y demás personajes que causen estragos contra sus ideologías neoliberalistas. Raúl Vargas, veterano showman de la radio, sus monólogos matinales han servido de inspiración para García y su “perro del hortelano”. Juan Carlos Tafur, analista político de sapiencia irreprochable pero que ha sido vinculado con Fortunato Canaán y por consiguiente con la corruptela aprista.
Los “hombres mediáticos” tienen derecho a asistir a un taller, que podríamos haber llamado “Conviértase en periodista y no se pregunte para qué” o “Cómo disimular la billetera cuando la gente se muere de hambre”. Las preguntas surgen de inmediato: ¿Quién realmente pagó el costo del taller? ¿Por qué solamente se consideró a algunos? ¿Por qué no se informa a la colectividad de estos viajecitos?
No hay nada de malo en la capacitación, pero si en la subordinación a causa del capacitador. ¿Quién verdaderamente capacita a esos “hombres de medios”?
Tienen la obligación moral de rendirle cuentas a la opinión pública. Si no hay nada que ocultar detrás de los talleres, no entiendo la incomodidad por tocar el tema.
Finalmente, sépase que ningún cursillo, ni presencial, ni a distancia, con grandes ponentes o los peores, puede enseñar la misión sagrada de los periodistas. Trabajar con valor, y valor no quiere decir precio. Valor, referido a la calidad humana, a la moralidad. Teniendo en cuenta que la moral no se aprende, sino que se practica. Es algo que a determinada edad, ya no se entiende.
1.- Zona de Impacto: Denominación geográfica, no solamente referida al área donde se ejecutan las actividades mineras, sino también a las actividades psicosociales de comunicación masiva, lideradas por una empresa que se jacta de tener, el mejor servicio de inteligencia y monitoreo de medios. Yanacocha (Minasconga).

domingo, 5 de julio de 2009

OPINION: "Periodismo" infame I

Por Franz Sánchez Cueva
Celendín
Hablar de valores cansa, dedicar líneas al tema de honestidad, independencia y verdad, resulta tedioso y casi anticuado. Digo casi, porque no lo es por completo, ni será nunca un tema obsoleto, pasado de moda. Pero sí, escribir, hablar, resulta una verdadera pérdida de tiempo. Sería mejor accionar antes que departir. Actuar a parlotear. Y éste, justamente es el problema de hacer periodismo en nuestra patria. Que no se hace.
En este país, uno no termina de asombrarse del tipo de periodismo que se practica. Sumida en una crisis de valores que apelan a la exigüidad intelectual, a la indigencia mental, al hambre de parné, al retorcijón de bolsillo, a intereses alejados de la ciudadanía y que responden a la voracidad personal.
La prensa debería ser la forma más estética de transmitir la verdad, o por lo menos acercárnosla. Pero en cambio, no se hace el menor intento de exponerla. Se la esconde. No mostrar la verdad equivale a mentir. Entonces, se miente, se miente con inusual obstinación y tenacidad, a grandísimas planas, a rimbombantes titulares.


Las páginas de los diarios hoy, informan del melodrama pasional con final sangriento entre supuestas cantantes andinas (que quieren pasar por artistas) El fenómeno “Abencis” ha logrado eclipsar el tema de la desfachatez del poder judicial coludido con la corruptela aprista, que ha dictado libertad condicional al roedor Rómulo León, abriendo el camino para la impunidad. O la interpelación a los ministros, las demandas de los transportistas, los nuevos conflictos en Tacna y Moquegua, la movilización de la CGTP, el pliego de reclamos del sector salud, la protesta de los docentes. Todo lo que ha provocado y seguirá provocando, más que una mala política económica, un sujeto que ha sido capaz de distinguir entre ciudadanos de primera, segunda, y tercera clase (con el perdón de los de cuarta, quinta…) Un genocida repudiado por las mayorías, un corrupto y mentiroso.
Quién alzó la voz para informar de los apretados vínculos, entre lo que sabe León, y lo que no le conviene a García. De la injerencia en medios y la necesidad imperiosa de refrescar la alicaída y roñosa figura del presidente. O de la escandalosa entrega de 480 millones de dólares por parte del estado para salvar al Banco Latino y Banco Wiesse, dinero que, claro está, salió de nuestros bolsillos. Algún periodista advirtió esto, alguien protestó. Por qué se nos insulta de esa forma. Una semana entera la prensa ha informado el crimen de Alicia Delgado y la implicación de Abencia Meza. ¿Nos interesa a 28 millones de peruanos? ¿Resolviendo aquél caso, se alivia los cerca de 80 nuevos conflictos sociales en el Perú?
¿Una cortina de humo? No señor, el gobierno de García es tan incapaz, que no podría maquinarla. Los verdaderos culpables son estos señores que conspiran en las salas de redacción contra su propia profesión (ojear La República y Correo). Los que, con descaro realizan monólogos matinales en cadena nacional (Raúl Vargas en RPP). Los periodistas que fueron requeridos para “limpiar” la imagen de Canaán y que tuvieron estrechos vínculos con León Alegría (Me suena el apellido Tafur). Los que, en un acto de entrega desmedida al cheque de Gerencia, intentaron ridiculizar a los hermanos de la Amazonía (caso Aldo Mariátegui)-Célebre por su artículo del Moqueguazo-donde pedía meter bala a los manifestantes, y que hoy luce su indeseable rostro en televisión junto a la resurrecta Mónica delta, otrora miembro del harem presidencial del reo Fujimori. Incluso aquél reportero (Martín Rielp) del dominical Reporte Semanal, que de forma insolente trató de la peor manera a Q’Orianka Wayra Kilcher solo por mostrarse a favor de los nativos, preguntándole por el número de muertos en Bagua, cuando ni siquiera el gobierno tiene aún hoy, cifras fidedignas. Y mientras toda la prensa hablaba de policías muertos y “salvajismo”, al mismo tiempo daba la espalda a las decenas de familias y comunidades destruidas. Mientras las cámaras del canal nacional (y canales privados que se le parecen) trasmitían el mensaje de García-el mismo día del homenaje a los caídos en la Batalla de Arica-cuando el ingenioso presidente llamó héroes a los policías y chilenos a los nativos; se ocultaban cuerpos sin vida y la prensa brilló una vez más, como en los peores pasajes de nuestra historia, por su indiferencia.
Estos son algunos pocos casos del infame periodismo limeño. Que prefiere noticias que venden a las que importan. Que confunde valor con precio. Que no muestra, sino que esconde. Que lejos de paladín, se convierte en malhechor y atemoriza. Y que, como dijo Hildebrandt (uno de los pocos periodistas de verdad), no es el Cuarto Poder sino la Quinta Rueda.

sábado, 4 de julio de 2009

OPINION: ¡Qué tal faenón!

Por Crispín Piritaño
Celendin

No cabe duda que el APRA es el partido más experimentado de la escena política nacional, pero lo es más en cuanto a mañosería, marrullería, triquiñuelas y zancadillas al adversario. “Más sabe el diablo por viejo, que por diablo”, reza un refrán, y nada más certero en lo referente al partido que sirve a Crazy Horse.
Tras el desastre de Bagua, era obvia la caída del gabinete Simon y sobre todo de la incapaz ministra Cabanillas. El partido de la estrella sabía que en la interpelación inevitable por parte del Congreso, iban a perder por mayoría. Caía el gabinete y, de paso, peligraba su opción a la presidencia del nuevo Congreso.
Duchos en el manejo de estos casos, aprovecharon las destempladas protestas de congresistas de la oposición, quienes reclamaban la nulidad de los decretos 1064 y 1090 por inconstitucionales, para suspenderlos en sus funciones y asegurarse así mayoría en la votación, porque no estaban seguros, esta vez, de la complicidad de los congresistas fujiratistas.
Cuando se derogan los decretos en cuestión y todo lo fecho y actuado vuelve a fojas cero, todos creían que los suspendidos volverían a sus funciones pues reclamaban algo que el congreso había sancionado. Pero no contaban con la astucia del APRA que los mantuvo suspendidos por dictamen de la Comisión de “Ética” que integran entre otros Luis Galarreta del partido de Rey Rey, Elizabeth León Minaya de UPP, Daniel Robles del APRA y Karina Beteta, quien en nombre de la ética condecoró a la urraca Magaly Medina. Es decir…
No muy seguros del efecto que causaría esta jugada en la opinión pública, esperaban un milagro y les cayó de perillas no uno, sino tres: la muerte de Michael Jackson, de Farrah Fawcett y el asesinato de la cantante Alicia Delgado. Esto les permitió mantener, como siempre, dopado al pueblo. Los peruanos se desentendieron de la interpelación y no pasó nada. Tanto el Premier y la incapaz ministra siguen precariamente asidos a su cargo colgados de una rama al borde del abismo.

Faltaba Rómulo en el cumpleaños de Jorgito...

Como si Dios nos castigara por haber tenido la torpeza de elegir a Crazy por segunda vez, sucede el show mediático montado por la prensa adicta al régimen en torno a la supuesta autoría intelectual de Abencia Meza en el asesinato de Alicia Delgado. Aprovechan esta densa cortina de humo y ¡zaaas! liberan a Rómulo León Alegría, alias “LA RATA”, el famoso diestro de los aceitados faenones en las concesiones petroleras de la selva. Como se ve, con Alan la corrupción avanza…
Con Crazy en el poder, todo puede suceder, él como el fiero Ares de la mitología griega que tenía dos perros de presa llamados Deimos y Fobos, Crazy los tiene en las personas de Jorgito del Castillo y Mauricio “Munster”, ellos se dedican a morder a los congresistas opositores y a la prensa independiente. Encima, al momento de liberar a LA RATA nos enviaron a la portátil aprista con cartelones que rezaban: “Rómulo León, símbolo de honradez, trajo progreso al país” ¿Cómo? ¡No, no puede ser! ¡Qué tal faenón! Dios nos coja confesados..¡aaaggg!
Mientras sigamos idiotizados, dopados, por la prensa sensacionalista, nos revolcarán como a muñeca en chiquero, y sin lugar a reclamo, porque pasadas las 24 horas la mercadería no tiene lugar a devolución.

POLÍTICA: La bolsa que se lleva el cura

Por considerarlo de interés nacional, CPM publica el siguiente artículo de Herbert Mujica, que aborda las tenebrosas relaciones entre el Estado y la Iglesia católica, relaciones que fundamentalmente se basan en la financiación de la segunda a cambio de su silencio con respecto a las políticas que aplica el gobierno de turno. El proemio es también de la pluma de Herbert Mujica, quien con su estilo vehemente no deja de decir verdades como un puño (NdlR).

Una de las comisiones del Establo, en descarada sinecura pagadora de votos contra la censura de sus dos ministros más conspicuos, Simons y Cabanillas, acaba de aprobar la ley que promueve la “igualdad” de confesiones religiosas. ¿Querrán aquellas la clase de privilegios que obsequian los distintos gobiernos a la que representa a la Santa Mafia de Roma en Perú? ¿no ha llegado el momento de preguntar por causa de qué la patria respeta un Tratado Internacional que NO ha sido refrendado por ninguna legislatura, Cámara de Diputados o Senadores, que alguna vez fueron respetables? ¿será que otros le vieron las orejas al galgo y ahora quieren también privilegios para NO pagar impuestos, vivir de la cansada ubre del Estado, contrabandear bienes y patrimonio y obligar al pueblo peruano a seguir sufragando los gastos de unos improductivos mentirosos profesionales? A nadie puede impedírsele a creer lo que le dé la gana, pero tampoco las nuevas Inquisiciones y sus Torquemadas redivivos tienen patente de corso para enajenar sus fondos al pueblo y gracias a leyes mañosas que desde la trapisonda congresal así elucubran sus componendas. Para que nadie dude de los secretos y leyes con que la Iglesia Católica y su administración política fueron privilegiadas, se elaboró una muy detallada lista, pocos años atrás. Jamás hubo refutación, no podría haberla. ¿Y ahora nos cuentan que otros, que NO abominan del Concordato, porque quieren el suyo propio, también desean ponerse en lista de espera para obtener, no las bulas papales, sino las regalías ocasionales que otorgan oportunistas mediocres, traficantes de la pobreza y la fe del pueblo. ¡A esos simplemente hay que colgarlos de los faroles callejeros! (hmr/3-7-2009) http://www.voltairenet.org/article160857.html

Señal de Alerta, 13-11-2006

CURA CIPRIANI MINTIO AL PERÚ
Por Herbert Mujica Rojas
No una sino en múltiples oportunidades el cura Juan Luis Cipriani ha dicho públicamente que la jerarquía de la más grande ONG que hay en el Perú, la Iglesia Católica, no ganaba igual que los ministros. Gracias a la tenacidad e investigación de Humberto Ramírez Arroyo, es posible dar a conocer los documentos que desmienten lo afirmado por Cipriani. ¿Es también virtud de la fe mentir y hacerlo con descaro y contumacia como lo ha hecho el señor de marras?
El Perú gasta dinero en sectores ociosos. Un concordato firmado entre Perú y el Estado del Vaticano, en 1979, entre gallos y medianoche, configura un tratado internacional que ningún Congreso ha ratificado y menos estudiado. Su anulación inmediata, terminal y contundente, es premisa ineludible para cualquier estudio decente que proponga separar al Estado de la Iglesia, cualquiera la confesión que profese. El Estado no puede mantener a improductivos cuya única misión al llegar con los socios hamponescos de la conquista, fue expoliar al Perú, depredar sus riquezas naturales y mineras y repartirse, como hacen las mafias, los sectores de influencia para incrementar sus botines. Cualquier otra cosa intermediante, es adefesio o caricatura de Estado laico.
El DS No. 146-91-EF, firmado por Alberto Fujimori Fujimori, Carlos Boloña Behr y Carlos Torres y Torres Lara y de fecha 2-6-1991, decreta en su primer artículo: “Modifíquese las referencias establecidas en el Artículo 1º del DS. No. 275-89-EF, en la forma siguiente: a) Cardenal, Arzobispo Primado, equivalente al 100% del Monto Unico de Remuneración Total de un Ministro de Estado.”
¿Qué puede decirnos sobre el particular el cura Cipriani?
El DS. No. 275-89-EF, firmado por Alan García Pérez, Guillermo Larco Cox, César Vásquez Bazán y María Angélica Bockos de Grillo, de fecha 23-11-1989, decía en su Art. 1: “Modifícase las referencias establecidas en el Art. 1 del DS. No. 249-87-EF, en la forma siguiente: a) Cardenal Arzobispo Primado, equivalente al 100% de la Remuneración Principal de un Ministro de Estado.”
Más aún
El DS. 249-87-EF, firmado por Alan García Pérez, Gustavo Saberbein y Carlos Blancas Bustamante, de fecha 17-12-1987, dice en su primer artículo: “Las subvenciones que perciben por el Pliego del Ministerio de Justicia los Obispos, Canónigos y personal eclesiástico y civil al servicio de la Iglesia con asignación consignada en el presupuesto del Régimen Eclesiástico serán equivalentes a las Remuneraciones principales de los funcionarios y directivos del Estado, establecidas por el DS. No. 107-87-PCM (Escala 01)…..”
Con el rótulo enorme de SECRETO, el DS. No. 380-86-EF, firmado por Alan García Pérez, Luis Alva Castro y Carlos Blancas Bustamante, de fecha 13-11-1986, dice en su artículo 1: “Las subvenciones que perciben por el Pliego del Ministerio de Justicia los obispos, canónigos y personal eclesiástico y civil al servicio de la Iglesia con asignación consignada en el presupuesto del Régimen Eclesiástico serán equivalentes a las remuneraciones principales de los funcionarios establecidas por el DS. No. 057-86-EF (Anexo No. 1), …..”. ¿A qué se debe el secreto de esta norma?
También bajo el sello de SECRETO, el DS. 394-85-EF, firmado por Alan García Pérez, Luis Gonzales Posada y Luis Alva Castro, de fecha 2-9-1985, se dice en el artículo 1: “Las subvenciones personales y pensiones que se otorgan al Régimen Eclesiástico, conforme al DS. 222-80-EFC, de fecha 13-10-1980, se incrementarán en un monto igual a dos veces el establecido por dicha norma legal”.
Como se ve, son varios los dispositivos entre secretos y públicos los establecidos entre el primer gobierno de Alan García Pérez, 1985-1990 y uno durante la administración del nipón Kenya Fujimori. ¿Será por eso que la obsequiosidad que dispensa el mandatario García a Cipriani llega hasta el ridículo de besarle la mano? Cortesanías de esa naturaleza denigran al primer servidor público del Perú y más aún tratándose de un confeso mentiroso y violador de derechos humanos como es el capitán mayor de la cofradía católica, Juan Luis Cipriani.
¿A cuento de qué hay que mantener una burocracia panzona, progenitora oculta de muchos hijos e impulsadora de sectas fanáticas, fascistas y reaccionarias que los políticos en Perú pretenden no combatir hasta que caigan bajo su férula autoritaria y vayan desconcertados al paredón? ¿A quién le ha preguntado el Estado si queremos seguir manteniendo a seres improductivos cuya única misión en Perú y Latinoamérica ha sido consagrar la mentira institucional de fe que no cuestiona nada, acepta todo y encima permite tratados internacionales que expolian el pobrísimo bolsillo del hombre y mujer común corriente?
Si el Congreso tuviera pantalones, y hay esperanzas que así lo demuestre, debería ¡inmediatamente! anular el concordato con la Iglesia Católica y decantar al Estado de cualquier confesión. Quien quiera creer que crea y lo que le venga en gana, pero que sufrague su fe y sus mentiras ¡con su dinero! El sagrado recurso popular no se puede tocar para causas ociosas y viles como la actual que Cipriani ha negado varias veces.

Así de simple: ¡Cura Cipriani mintió al Perú!
¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!
¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!
¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

Lea www.voltairenet.org/es
hcmujica.blogspot.com
Skype: hmujica

viernes, 3 de julio de 2009

EDUCACIÓN: Día del Maestro

Con motivo de celebrarse el 6 de julio el Día del Maestro en nuestra patria, iremos publicando semanalmente durante todo el mes, textos que enfocan algunos problemas que atraviesa –como un mal endémico- la Educación Peruana (NdlR).

TEMAS DE EDUCACIÓN (I)
Por Jorge Horna
Lima
Temas de Educación es el título de un libro que recoge los diversos artículos que escribiera José Carlos Mariátegui y publicados en la revista Mundial, entre los años 1924 – 1928.
Los contenidos abarcan cuestiones de la Educación Pública (Libertad de Enseñanza, Enseñanza y Economía, Reformas de la Educación, La Universidad, Enseñanza del Arte, La batalla del Libro, Las Editoriales, etcétera.), y que pese a la superficialidad de opiniones indocumentadas que pretenden opacar su vigencia, las brillantes ideas, el análisis serio y el carácter innovador del pensamiento mariateguista permanece confrontacional y como una propuesta alternativa.
Han transcurrido muchos gobiernos en el control del Estado y nuestra patria continúa arrastrando las taras de una educación y enseñanza que obedece a una posición de la clase dominante. Si bien hubo intentos progresistas de Reformas (en la década del setenta, gobierno de Juan Velasco), los retrocesos y estancamientos por decisión política fueron desastrosos.
En medio de un afán mercantilista la educación y enseñanza peruana actual ha devenido en mediocre, incompleta y desintegradora.
Una política educativa que esté al servicio de los intereses populares sólo es posible incluyéndola dentro de un Plan Nacional de Desarrollo de largo aliento y que comprometa a los gobiernos, a la comunidad, a los intelectuales, a las organizaciones civiles y sociales y a los actores directos: el profesorado, los padres de familia y los representantes de los estudiantes. Con la participación multisectorial se garantiza una plataforma alimentada por aportes permanentes y defendida a través de los sucesivos gobiernos que se sucedan en el poder.

Maestros celendinos, en una pausa de la lucha sindical, década del 70. Agazapados de izquierda a derecha: Manuel Salazar Chávez, Carmelo Rojas, Jorge Bazán, Jorge Chávez Cotrina, Miguel Pereyra Barrera y Ulderico Rojas.
De pie, entre otros, Guillermo Muñoz, José Chávez Paredes, José María Villegas, Luis Aliaga Bardales, Egberto Chávez, Nelson Mego, Fernán Silva, Lucho Silva, Antonio Zamora, Erasmo Pereyra, Julio Chávez Paredes, Genaro Bazán, Santiago Díaz, Javier Zárate, Juan Chávez Paredes, Jorge Abanto Sánchez y Esperanza Díaz Acuña.

A la luz de la realidad, las palabras del Amauta en Temas de Educación:

“Ninguna categoría de trabajadores intelectuales aparece tan naturalmente destinada a dar su adhesión a las nuevas ideas como la de los maestros de primera enseñanza.”
(Los maestros y las nuevas corrientes. En: Mundial. Lima, junio 1925)

“La libertad de enseñanza (proliferación de colegios privados. JH.) no es, pues, sino una ficción. Es una utopía que la historia desahucia. El Estado, cualquiera que él sea, no puede renunciar a la dirección y al control de la educación ( el paréntesis y los subrayados son nuestros).

“La escuela nueva vendrá con el orden nuevo. La prueba más fehaciente de esta verdad nos la ofrece nuestra época. La crisis de la enseñanza coincide universalmente con la crisis política”.
(La libertad de Enseñanza. En Mundial. Mayo, 1925)

“…la virtud renovadora y creadora de la escuela no reside en su carácter laico sino en su espíritu revolucionario.”
(Introducción a un Estudio Sobre el Problema de la Educación Pública. En: Mundial. Lima, mayo 1925)

“Los programas y los sistemas de educación pública han dependido de los intereses de la economía burguesa (….) el industrialismo reclama de la escuela más técnicos que ideólogos y más ingenieros que rectores. Cuando Rabindranath Tagore, mirando con sus ojos orientales la civilización capitalista, descubre que ésta ha hecho del hombre un esclavo de la máquina, no arriba a una conclusión exagerada.”
(La Enseñanza y la Economía. En Mundial. Lima, 1925)


jueves, 2 de julio de 2009

OPINIÓN: Nido de víboras

Por Crispín Piritaño
Celendin

El diario Correo, que fundara el mayor depredador del mar peruano, Luis Banchero Rossi, se ha convertido en un nido de víboras, viscosas, sibilantes, dispuestas a inocular el veneno de la estupidez a su escasa legión de lectores. Entre estos reptiles están Alberto Boza Pardo, Andrés Bedoya Ugarteche y otros de la misma ralea, capitaneados por el inefable Aldo M.
En un artículo publicado con el nombre de “¡Pobrecitos chunchos! y otras torpezas”, Andrés Bedoya Ugarteche hace gala de racismo y macartysmo al juzgar la matanza de Bagua, cuyo número de víctimas va aumentando a medida que se abre paso la verdad, y presenta a los indígenas como chunchos de la edad preagrícola, ignorantes, primitivos feroces a quienes comunistas sinvergüenzas utilizan como tontos estúpidos”
Encima de ello culpa a las congresistas quechuas y aymaras a quienes denosta como: “Supaypahuahua, Cachachanca y Hatunracca. Les ruego me disculpen, pero tengo poca capacidad retentiva de nombres y no hablo una sola sílaba de quechua o aymara (O huitoto, o mayoruna, o jíbaro o aguaruna, para el caso)”.


Sabido es que hay algunos arequipeños –no todos, felizmente- que se pretenden descendientes de los conquistadores, y tienen ínfulas de nobleza por esta circunstancia, como si todo el mundo no supiera la ralea de pordioseros y ladrones que envió España a conquistar a los americanos. Este aprendiz de neonazi es uno de ellos. ¿Ignorará este mequetrefe que si el Perú es un destino turístico conocido en el mundo entero, se debe precisamente a los vestigios que nos legaron nuestros antepasados, pertenecientes a las etnias que le merecen tanto desprecio? ¿Qué la agricultura desarrollada por estos indígenas salvo del hambre a la humanidad y que si decayó fue precisamente por la nefasta acción de estos conquistadores? ¿Qué aquellos de quienes se precia en descender solo trajeron muerte, caos y destrucción a la cultura más extraordinaria de América del Sur?
Pero lo que llega al colmo de su retorcida personalidad es el peligroso clamor que lanza: “No sé qué espera Alan que no prepara a su FAP con todo el napalm necesario”. ¿Querrá este aspirante a genocida que se repitan los horrores de la guerra de Vietnam en el Perú? ¿Querrá ver a la niña vietnamita Kim Phuc rediviva en alguna de nuestras nativas de la selva? ¿Medirá las consecuencias de su desvarío? Está bien que el papel aguante todo, pero disparates como el artículo de Bedoya solo tienen cabida en un diario como Correo, que, felizmente, sus lectores se pueden contar con los dedos de la mano.
Por si no lo sabe este tipo, el napalm es un arma prohibida por la legislación internacional y por el Protocolo III de la Convención de Ginebra por las terribles consecuencias que genera. Los vietnamitas lo están sufriendo en tercera generación,
Pedir una incursión de este tipo en nuestra selva es caer en la insania y en la estupidez supina, digna de los más siniestros criminales nazis responsables del holocausto judío en los campos de concentración.
Dice asimismo este devoto de Hitler, que los chunchos son caníbales y que si no se comieron a los militares muertos fue sólo por falta de tiempo. Ya quisiera ver a este mequetrefe perdido en la selva y en manos de los chunchos que tanto denigra. Estoy seguro que no se comerían sus magras carnes porque se indigestarían. En cuanto a reducir su cabeza, Bedoya Ugarteche no lo necesita, a él le redujeron el cerebro en el útero de su madre.