lunes, 28 de junio de 2010

OPINIÓN: La calculada megalomanía de Crazy

Por Crispín Piritaño.
Realmente subleva la manera cómo el adiposo Crazy Horse nos quiere meter en la mollera el cuento de que nuestra economía es más fuerte que la de muchos otros países, entre los cuales se cuenta EEUU, nada menos. Y se apoya para lanzar tan peregrino cuento en la relatividad del tamaño de los países. Si esto fuera así, si nos estuviera yendo tan bien, ¿por qué miles de personas se despesperan diariamente por abandonar el país?
Hemos visto con asombro el cinismo de que hace gala Alán García cuando habla ante los ojos del mundo sobre el supuesto crecimiento económico del país, así como su desparpajo cuando apoya, en sus declaraciones en el extranjero, a la candidatura de Keiko, la hija del ladrón. No hay duda, estos obesos se entienden. “Una cosa es Fujimori con Montesinos y otra es el fujimorismo de Keiko”, dijo con un desparpajo que pretende ser campechano.

El paraíso de los inversionistas de Crazy Horse (Caricatura de Carlín)

¿Quiénes se han hecho ricos con el tan promocionado despegue económico del país, que incluso merece los elogios de Hillary Clinton? Es la pregunta que deben hacerse los peruanos.
La respuesta es obvia: las transnacionales que encuentran en el Perú del gordo García el paraíso de las industrias extractivas, donde no importa el costo ecológico ni de vidas; los traficantes de terrenos con carnet partidario que se están repartiendo miles y miles de hectáreas a precio de huevo. Quien viaja a Ica puede ver que los desiertos y arenales que antaño eran tierra de nadie, ahora tienen avisos indicando que son propiedad privada.
También se han hecho ricos otros socios emblemáticos de este asalto a un país entero, del reparto de los lotes petroleros, implicados en los petroaudios de Bussines Track, como los León Alegría, los Químper y el “cambia casas” Jorge del Castillo, quienes siguen libres para seguir aceitando a los inversionistas extranjeros; lo mismo los millonarios chilenos, quienes durante el gobierno de Crazy Horse se han apoderado de casi todo el Perú.
Preguntémosle a un jubilado, que gana 400 soles mensuales, en el mejor de los casos; a un maestro que no se ha sometido a la evaluación censal orquestada por el APRA para colocar en puesto a los compañeros apristas; a una ama de casa que tiene que hacer magia para proveer la canasta familiar cuando ni ella ni su esposo tienen trabajo; preguntémosles si se sienten tocados por el cacareado despegue económico del Perú, promocionado oficialmente en el nombre del año: “Año de la consolidación económica y social del Perú”.
Como vivimos en una democracia enclenque en donde lo que menos se respeta es el estado de derecho, incapaces como Jesús Coronel y su gavilla de alcaldes, entre los cuales se cuentan los de Celendín, Huasmín y Sucre, pueden hacer lo que les venga en gana en los territorios para cuyo cuidado fueron elegidos. Los peruanos debemos empezar resistiendo en todas las barricadas, por humildes o remotas que nos parezcan.
En el caso nuestro, el de los habitantes de Celendín, ha llegado el tiempo de demostrarles a García, Coronel y al resto de mequetrefes, que no se saldrán con la suya, que hay muchos corazones celendinos dispuestos a defender a su pueblo.
Todos a participar en la marcha del 30 en defensa de la demarcación territorial de la provincia.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


No hay comentarios: