lunes, 16 de agosto de 2010

ECOLOGIA: Huacaybamba, el Manu de Celendín


Nuestra amiga y colaboradora Sandra Aliaga Rabanal nos ha enviado el Boletín RENAMA 19, comunicándonos que el 11 de junio se firmó la carta de intención entre RENAMA (Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente), la Universidad de Cajamarca y la Municipalidad de Celendín, iniciando los estudios en la zona de Huacaybamba -Cerro Cedropata, con la finalidad de convertirla en un área donde los estudiantes de Ingeniería Ambiental puedan contar con un laboratorio natural en donde puedan realizar sus prácticas e investigaciones que ayuden a su conservación y al uso sostenible de sus recursos.

Belleza impresionante de Huacaybamba, una reserva ecológica que tenemos la obligación de cuidar.

Huacaybamba es un bosque seco ubicado en la confluencia de los ríos Sendamal-Llanga con el Marañón, conservada desde tiempos muy antiguos como zona intangible. Tiene una extensión aproximada de 16 mil hectáreas y ocupa parte de los territorios de los caseríos celendinos de Hornopampa, El Chanche, 22 de Mayo y Las Tres Zanjas. Registra alturas desde los 900 hasta los 2200 msnm., por tanto, de clima templado a caluroso o “temple”, como denominamos a las zonas calientes de la intercuenca IV del Alto Marañón.
Aparte de lo impresionante de su paisaje, cuenta con bosques naturales de zapotes, huarangos, canaquil, cedro rojo, cactus columnares y numerosos orquídeas de gran belleza, etc. Algunos manantiales de agua cristalina albergan a una fauna variada entre la que destacan cóndores andinos, venados de cola gris, zorros, osos de anteojos, oso hormiguero, puma andino, halcón andino, palomas, colibríes, perdiz de avillar, batracios y muchos reptiles. Desgraciadamente, tanto esta riquísima flora y su fauna es vulnerable a la acción depredadora del hombre que destruye los bosques para leña, amplia su frontera agrícola en pendiente, pastorea caprinos extensivamente y roza (quema) los bosques. Aparte está la agresión que significa la frecuencia de los raids de cazadores, que premunidos de coca y aguardiente, potentes camionetas 4 X 4 y armas sofisticadas, se dedican a acabar con los restos de esta riquísima fauna. A tanto ha llegado su audacia y prepotencia que tienen amedrentadas a las autoridades y policía.
Huacaybamba es el último refugio natural de Celendín, guardado celosamente por nuestros antepasados con visión futurista y cuenta además con huellas del pasado indígena, con algunas ruinas de andenerías en la zona de Las Tres Zanjas y La Lucma y restos del Capac Ñam que conduce a las ruinas de Kuélap en el departamento de Amazonas.
La puesta en marcha de este proyecto es el inicio de lo que debe ser el modelo de uso sostenible de los recursos, involucrando a los lugareños en su papel de responsabilidad frente a esta problemática, partiendo desde el aprendizaje y educación que se debe inculcar desde las escuelas.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!



No hay comentarios: