sábado, 4 de septiembre de 2010

OPINIÓN: Radiografía de mi voto

Por Franz Sánchez
Celendín
No todo es retroceso en Celendín, hay importantes logros pese a nuestra política cavernícola, recién en pañales y que comienza a gatear. A diferencia de las últimas elecciones en 2006, los candidatos ahora proponen bien que mal, proyectos que involucran ejes de desarrollo antes desatendidos. Cómo olvidar las últimas elecciones municipales, las propuestas se leían a grotescas tipografías: “Con Fulano, la corrida será siempre en Sevilla” Imagínese, cuántas kamikazes neuronas extintas habrá necesitado ese proyecto de gobierno.

La corrida de toros como propuesta demagógica (Foto archivo CPM)

Ahora he dado revista a algunas, no todas, las propuestas de gobierno que pululan multimediáticas asaltando nuestra mancillada tranquilidad, pero que sin embargo, tengo que reconocer optimista, han mejorado. Los politiqueros de hoy, se han preocupado por incluir por lo menos en papel, planes y proyectos asesinados en temas imprescindibles como lo son: la cultura y el turismo, gravitacionales para un pueblo como el nuestro.
Verbigracia: existe la propuesta de realizar juegos florales, esto puede coincidir con las fechas de aniversario de nuestra provincia, podría incluirse a demás el sugestivo título de “Juegos Florares Julio Garrido Malaver”, que no solo promueva nuevos talentos literarios sino que además publique los mejores trabajos. Para esto es necesario el Fondo Editorial Municipal, pero que tenga en frente el reclutamiento de los más destacados intelectuales de nuestro medio, a fin de evitar publicaciones que no den síntomas de merecimiento. Algo así como un filtro de publicación que añada un estricto control de calidad, más no de contenido. Teniendo en cuenta que por acá existe tanto improvisado como demente expoliando material intelectual, en una virulenta búsqueda de reconocimientos o simplemente por ser mencionados.
Además se debe conocer qué artistas están seriamente comprometidos con su pueblo, y quiénes son los que sucumbieron a las tentaciones del camino corto y fácil que ofrece la metalurgia. El artista, después de su obra, no es otra cosa más que el reflejo de su tiempo, ya lo diría Mariátegui.
En cuanto al teatro hay que hacer algo urgente por resucitarlo, no se puede hacer gala de un coliseo cerrado que solamente sirve para “pichanguitas” de fulbito los fines de semana. Debemos acondicionar las butacas, iluminación y sonido, para poder llevar a las tablas obras cumbres de la literatura, o propuestas teatrales nuevas, haciendo un trabajo especializado con talleres de actuación o redacción de guiones dramáticos en nuestro pueblo. El teatro tiene que ser nuevamente el punto de reunión familiar aunque sea por lo menos una vez a la semana. En ello iremos trabajando a título de CPM. Mi propuesta además es que nuestro coliseo rinda homenaje al Indio Mayta, algo así como: “Coliseo Cerrado Miguel Silva Rubio”, tardía pero no por eso inmerecida veneración a nuestro canta autor y músico celendino.
El denominador común de la actual campaña electoral, es el turismo. En cierto número de candidatos he podido identificar propuestas diáfanas y contundentes coincidiendo en algo que veníamos décadas promoviendo, la articulación de micro circuitos que enlazados entre sí, digan al turista “hey… no somos únicamente peaje hacia Kuélap”. Pero desde luego otro tanto de postulantes al sillón municipal, están parados en la mismísima calle en cuanto a estos temas, promoviendo ideas ridículas como querer confiscar las piezas arqueológicas que en una batalla honrosa se siguen exhibiendo a visitantes nacionales y extranjeros en casas acondicionadas para ello, claro no con todas las comodidades de un museo, tanto sea a causa de la comprobada desidia por nuestro pasado que hicieron característicos a nuestros gobernantes, como por falta de recursos económicos particulares. Otros en frases de risa proponen “reactivar” atractivos turísticos naturales y “artificiales”. Fíjese tamaña bestialidad de politiqueros vende humo y cebo de culebra. No se puede reactivar, porque nunca estuvieron activos nuestros atractivos turísticos, siempre fue un pavoneo de “tenemos esto, tenemos lo otro” nunca se montó un circuito turístico serio. En los temas de fomento al turismo y revalorización cultural, mis felicitaciones tanto a Jorge Urquía como a Guido Araujo, quiénes han puesto en el tapete ideas similares, pero que ya son parte de proyectos de gobierno. A los demás candidatos, especialmente los nuevos, porque con los curtidos ya no podríamos hacer nada, les pediría otros 4 años de preparación e interés por nuestros recursos turísticos, en aras del progreso.
En agricultura, todos ofrecen abrir los mercados al productor del campo, crear financieras o cajas municipales, y una serie de ofrecimientos que ojalá cumplan. Sabiendo que siempre se ha tenido una visión discriminatoria y excluyente a la población campesina, especialmente de los burócratas enquistados en el poder de turno. Hasta en el tema de educación, sino vayan a las escuelas públicas de la ciudad y comprueben que los hijos de los de ciudad, están en la sección A O B, los hijos de hombres de ciudad pero de recursos menguados C O D, y finalmente a todos los hijos de campesinos instalados en la urbe siempre los mandan a las secciones finales como la E. Acaso no es una forma de discriminar, por supuesto que sí. En este mismo tema de la educación, los postulantes al municipio han hecho exceso en cuanto a promesas, usurpando en algunos casos funciones del mismo gobierno central. Hay de aquellos que pretenden obsequiar como reyes magos, laptops para cada profesor. No sólo han caído en la demagogia sino que son unos verdaderos estafadores, embaucadores de electores al paso.
En el espinoso y asfixiante tema de la minería, nuestros politiqueros han aprendido muy bien su oficio. El arte de callar sin dejar de fluir la palabra, el talento para afirmar negándolo todo. El vocabulario del arribista, del timorato que no quiere perder simpatizantes porque así no es el negocio. Todos, absolutamente todos los 7 candidatos han hecho elegancia en todo medio de comunicación de aquella verborrea hipnotizante argumentada en subterfugios, la típica oralidad del político bífido. Frases como: “Creemos que la minería es importante, pero más importante es la vida” o “Tenemos que cuidar nuestra agua pero no podemos cerrarnos a la inversión privada” no hacen más que decir nada, ni chicha ni limonada. Como guión bien aprehendido de las fauces de todos ellos, se repite. Como si existiese un pacto ultra secreto entre todos de caminar con cuidado por lo fangoso que puede significar el tema minero. Por eso cuando alguien pregunta a uno de estos politiqueros, cuál es su posición frente a la posible actividad minera en nuestra localidad, la respuesta es recurrente. Se contesta en plural “nosotros”, no se admite pero tampoco se rechaza. “somos respetuosos de la inversión privada pero más de la vida”. Tremebundos cobardes, recortados con la misma tijera que por obra o gracia del demonio, se nos han puesto en nuestro camino. No hay ni uno solo que haga disímil el discurso o marque una firme y convencida posición tanto favorable o en contra de la minería a gran escala en nuestros pueblos. En cuanto a pusilanimidad, en conjunto todos tienen los pantalones en las rodillas. Pero este síndrome del bilingüismo, será solamente de los candidatos al municipio o es que todo el pueblo celendino maneja doble lenguaje ¿Celendín se ha convertido en una especie de mendigo orgulloso que le dice no a la mina, mientras extiende el brazo a las transnacionales, esperando limosna? Esas preguntas quedan para la reflexión y solo serán resueltas con el devenir de los tiempos. A no ser que hayamos tenido a un profeta que pudo vislumbrar el destino, a un Julio Verne que pudo adelantarse a su época. Qué coincidencia, también se llamaba Julio pero Garrido Malaver. Veamos, en la década del sesenta el magistral poeta ya decía en “Sierra”:
- ¡Habrá campana de oro, la oirás!
Se posarán las aves en tus labios
Llenándote los ojos con sus trinos!
Te harán ronda los perros!
Te mirarán los bueyes!
Becerros y potrillos correrán a la fuente
para ofrecerte el agua! (…)
Te invitaré a protestar aquí en mi tierra
Cuando encontremos cholos de orgullo destemplado,
cuando encontremos indios
atados a las colas de inocentes pollinos
cuando encontremos hembras
con el hijo de nadie a las espaldas
y las carnes afuera…
Cuando encontremos niños
Con las manos quebradas
y los ojos perdidos.
Quiero que des en la cabeza a los conformes
con nuestras calaveras y dolores…
Quiero que digas
Toda la esperanza que hay aquí en esta Tierra.
Excepcional, un llamado único a querer nuestra tierra, con todo lo que esa palabra alberga (animales, agua, plantas, etc).
La actividad más devastadora después de la nuclear, es la minería a gran escala. Como puedes hablar de “bienvenida la minería mientras sea responsable con la vida”, equivale a decir “bienvenida la polución y el humo negro de los carros mientras no acaben con mis pulmones” es más que incongruente, ilógico, sumando a esto que las grandes cantidades de agua que necesita la minería van a acabar con nuestras lagunas. No existen rodeos, o eliges la muerte o la vida, la minería o nuestra naturaleza, un candidato u otro. No puedes elegir los dos.
Las propuestas han mejorado, los personajes no, ni tampoco los medios por donde emiten sus mensajes. Los radioaficionados en Celendín, que hoy se dicen “periodistas”, que se hacen pasar por “prensa” lo cual constituye un error flagrante, toda vez que prensa se denomina al periodismo escrito, es decir a quienes a través del soporte escrito no solo informan a la colectividad sino también educan. Eso es prensa. Si esto mismo se hace pero a través de la radio, se denomina periodismo radial más no prensa.
Imagínese, llamar periodista a quién solo transmite información, entonces bajo ese mismo concepto diría que mi memoria portátil o USB marca Kingston, es también un periodista. Como diría Segundo Llanos Horna “El papel del periodista no es solo informar, hay en él una vocación más importante, diríamos la de pedagogía social”. Nada más verdadero que esa concepción. Hecha esta aclaración hay que llamar la atención a aquellos radioaficionados que todavía creen que pueden decidir “ellos” los destinos de un pueblo. Qué ridiculez inmensa, qué desparpajo de egocentrismo y omnipotencia, y qué atentado contra la democracia.
Desde aquí exijo a estos narcisistas con desembocadura a micrófonos, que dejen de pretender inclinar, para tal o cual candidato, la balanza imaginaria que han fabricado en sus testas, y en la que ellos mismos se han convocado para ser jueces o referees de justas fantásticas a manera de debates radiofónicos, desarrollados en el parametrado y poco sesudo espacio craneal, al que denominan con mucha injusticia, nuestro pueblo.
Y a la población, no solamente piensen en su voto como algo unipersonal, de su voto dependerán los destinos de sus generaciones venideras, de sus hijos y nietos, no sea irrespetuoso con ellos y recapacite, que su voto ya no es del todo suyo, es de sus afines o consanguíneos. Yo ya elegí el mal menor, ustedes qué dicen. Sea cual fuere el resultado este 3 de abril, hay que respetarlo por unanimidad. Está en nosotros mejorar el destino de Celendín o tirarlo al tacho.

Celendín Martes 01 de setiembre

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


No hay comentarios: