jueves, 23 de septiembre de 2010

PEQUEÑA HISTORIA: Llega la Primavera

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Durante los años 70 se estilaba en todas las instituciones educativas celebrar el advenimiento de la primavera con la elección de una reina representativa de cada colegio y la posterior presentación en el corso de carros alegóricos que desfilaban por las principales vías de Celendín. La elección de las candidatas al reinado estaban a la orden del día, lo mismo que la venta de votos a cargo de sus compañeros de aula y cuanto admirador de la bella se inscribiera en sus filas. Finalmente triunfaba la candidata cuyos acólitos vendieron más votos y allá iba, muy bonita y emperejilada, portando cetro y corona que la identificaban como reina de ese año.
Por supuesto que en los desfiles los alumnos de cada colegio iban en calidad de súbditos, avivando a cada paso, por Carmencita I, o a Elizabeth I o a Engracia I, Filiberta I, o como se llame la reina. Ella iba en algún camión decorado con algún tema, con gran profusión de globos, flores y por supuesto la mejor alfombra de casa y las sábanas más limpias.

Emperatriz I y Rubí I, dos reinas que marcaron época (Foto archivo CPM)

Indudablemente que las damitas lo merecían por esa belleza que hizo famoso a Celendín, cuna de mujeres bellas, cantada por poetas y escritores.
Junto al carro alegórico también marchaban, por supuesto, la madre y hermanas de la soberana, henchidas de orgullo por pertenecer a la repentina realeza y el atribulado padre quién tenía que soportar los desmanes y despropósitos de los mozos del pueblo quienes, mínimo, le decían suegro a cada paso. Y además, estaban matriculados como sea en el baile que se daba en honor a la reina ¡Cosas de la vida!
La fotografía que esta vez exhibimos es la sucesión del reinado entre dos bellezas que marcaron época en el Celendín de antaño, nos referimos a Emperatriz I, quien hace entrega del cetro a su sucesora Rubí I, ambas eran estudiantes del Colegio Nacional de Mujeres “Nuestra Señora del Carmen” en los años 70 y sus nombres para mayor identificación eran Ligia Emperatriz Tavera Chávez y Rubí Araujo Cáceres.


No hay comentarios: