martes, 26 de octubre de 2010

OPINION: Alianzas, convivencias y transfuguismo.

Por Crispín Piritaño

Nos parece una absoluta falta de respeto a los electores el hecho de que los candidatos estén ahora hablando de alianzas electorales para hacerse del poder en las próximas elecciones presidenciales.
Los mastines de los alicaídos partidos políticos tradicionales y de los que no lo son, han salido al frente a proclamar coincidencias gubernamentales entre las diferentes facciones en pugna. Lourdes Alcorta, quien, dígase de paso, parece hacer una sesión de gárgaras de tachuelas antes de conceder una entrevista, ha precisado muchas coincidencias entre el PPC y los grupos fujimontesinistas. A mucha gente le ha extrañado que un partido que se proclama paladín de la democracia confirme coincidencias con quienes en su momento disolvieron el congreso y perpetraron horrendos crímenes de lesa humanidad. A nosotros no nos extraña si recordamos las perlas que adornan a los grupos que conformaron Unidad Nacional (PPC, Partido Renovación, Partido Solidaridad Nacional y Cambio Radical) en el tristemente célebre Caso Guvarte, el papel que le cupo a Lourdes Flores en la entrega de Tiwinza como trofeo de guerra al Ecuador, la aprobación del Decreto 1097, etc etc.

"La Primera Dama" por Fernando Botero.

Los otros mastines: Carlos Raffo, Martha Chávez, Carlos Chipoco, Mauricio Mulder, Velásquez Quesquén proponen alianzas como si dispusieran a su albedrío de la voluntad popular. Cada uno supone que cuenta con un capital de votos que le permitirá establecer alianzas con tal o cual partido, sin molestarse en preguntar si en realidad es esa la voluntad de los electores, y hablo de los muchos millones de peruanos que no militamos en ningún partido y que sí podemos decidir a nuestro antojo la dirección de nuestro voto.
Que hablen por sus afiliados, puede ser, porque son gente que ante la mínima indicación de arriba, está dispuesta a decir sí ante cualquier exabrupto. Pero que incluyan a quienes, como nosotros, somos libre pensadores, nos parece un abuso de confianza ¿O es que acaso a alguien le pidieron permiso para disponer de su voto?. Nuestro único pecado es ser crédulos y amnésicos. Por eso nos pasa lo que nos pasa, votamos por los ofrecimientos de tal cual candidato y cuando se encarama en el poder hace exactamente lo contrario y nosotros, en lugar de manifestar nuestra protesta, callamos y olvidamos.
Hemos escuchado con indignación las afirmaciones del maquisapa Raffo, un sujeto que, de no mediar la inmunidad parlamentaria, debería estar en prisión, diciendo que son los pobres los que más apoyan a la candidatura de la modelo del pintor Fernando Botero. Le recordamos que pobres somos la mayoría en el Perú, no el 20 % con que cuentan, en todo caso, ese porcentaje corresponde a los pobres de espíritu y de cultura, de otro modo no se puede calificar a quienes anhelan el retorno de uno de los regímenes más corruptos y criminales de la historia: el del fujimontesinismo.
Antes de pensar en alianzas para mangonear al Perú deberían preocuparse en hacer decoroso sus últimos días como otorongos pues hasta el momento no han merecido sino el repudio de la mayoría de los peruanos, sino recordemos los casos de los comepollos, planchacamisas, acosadores, lavapiés, mataperros, viajeros eternos, dormilones y otros esperpentos que “adornan” el congreso.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

No hay comentarios: