viernes, 10 de diciembre de 2010

PEQUEÑA HISTORIA: primera Promoción de la ENMC

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”

Hay momento cumbres en la vida de un pueblo que tienen mucho significado en su devenir histórico, como puede ser la declaración de la Independencia nacional que, particularmente, en el caso de Celendín, sucedió mucho antes de que fuera proclamada la independencia nacional el 28 de julio de 1821, el nacimiento de un personaje epónimo, la elevación a categorías más altas como pueblo, etc.
El momento que se revive en esta fotografía, que la hemos obtenido por fina deferencia de nuestro amigo y colaborador Wálter Tavera Chávez, es uno de esos grandes acontecimientos. El 2 de junio de 1961 se dio inicio a las clases en la recién formada Escuela Normal Mixta “Celendín” con 47 alumnos, gracias a la iniciativa del visionario y maestro celendino Arístides Merino Merino.
La preocupación más grande del profesor “Ariche”, como lo llamábamos cariñosamente, era que los jóvenes talentos celendinos se desperdiciaran como ocurría casi siempre por falta de recursos económicos que impedían que los jóvenes egresados de secundaria fueran a otras ciudades a seguir una profesión. En ese sentido fueron sus esfuerzos y fue la suerte que encontró a profesores y personas que estuvieron dispuestas a trabajar ad honorem en busca de que este sueño se cristalizara.
A partir de la suma de estos esfuerzos empezó a funcionar en una de las aulas del entonces Colegio Nacional “Javier Prado”, bajo la dirección del Profesor Ramiro Peralta Rojas, a la sazón director de referido colegio secundario.
Los profesores que empezaron con esta labor son dignos de encomio por su desinteresada labor en pro de Celendín, ellos sentaron las bases de lo que con el tiempo fue la prestigiosa Escuela Normal, luego Instituto Pedagógico Regional de Celendín que atrajo a alumnos de todas las latitudes y pueblos cercanos a Celendín por la calidad de sus profesores. Desgraciadamente el destino rompió los moldes de que estaban hechos estos grandes hombres y nuestra primera Institución Educativa se vino abajo, naufragando en un descrédito funesto en la historia de Celendín.
Bueno y merecido es mencionar los nombres de estos docentes que como los Trece de la Isla del Gallo cubrieron de gloria sus nombres aquel cálido 2 de junio del lejano 1961: Ellos son:
Ramiro Peralta Rojas (Director)
Orestes Tavera Quevedo
Manuel Paredes Gálvez
José Alejandro Muñoz Chacón
Celedonio Vera Araujo
Eusebio Horna Torres
Rosa Victoria Sánchez Araujo
José Pelayo Montoya Sánchez
Roberto Ludeña Zumaeta
José A. Bazán Silva
Moisés Ortiz Huamán
Carmen Rodríguez Díaz
Francisco Chávez Díaz. (Tesorero)
Esa fue la primera promoción de los “viejitos”, aunque muchos en ese momento no lo eran y se desempeñaron en su vida profesional como los mejores. Desgraciadamente no hemos podido identificar a todos, pero rogamos a los integrantes de esta promoción a fin de que los reconozcan y nos escriban para insertar sus nombres.


Figuran de izquierda a derecha sentados, la plana de profesores Manuel Paredes Gálvez, José Alejandro Muñoz Chacón, Celedonio Vera Araujo, Eusebio Horna Torres, Rosa Victoria Sánchez Araujo, Ramiro Peralta Rojas (Director), José Pelayo Montoya Sánchez, Roberto Ludeña Zumaeta, José A. Bazán Silva, Moisés Ortíz Huamán y Orestes Tavera Quevedo.
Entre los alumnos: Jorge la Torre, Zelmira Chávez Díaz, Mery Carranza, Dina Elizabeth Sánchez Araujo, Esmilda Chávez Díaz, Isabel Sánchez Araujo, Francisca Aliaga, Carmen Díaz Araujo, Néstor Alejandro Chávez Montoya, Clarisa Silva Pimentel, Manuel Silos Silva Pereyra, Carmen Rosa SIlva Ramos, Corina Quispe, Régulo Silva, Guillermo Pereyra Rodríguez, Pedro Zaldívar Oblitas, Sixtina Esperanza Velásquez Díaz, Oscar Antonio Acuña Pereyra, Manuel Francisco Salazar Chávez, Román Teodoro Domínguez Atalaya, entre otros.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

No hay comentarios: