martes, 29 de junio de 2010

PEQUEÑA HISTORIA: Corpus Christi en 1926

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”

La fiesta del Corpus en Celendín siempre fue grande. Congregaba a todos los santos que se veneraban en los caseríos pertenecientes al distrito de Celendín, quienes concurrían con sus santos y sus danzas típicas a rendir homenaje al Cuerpo de Cristo. En las cuatro esquinas de la plaza de armas se levantaban altares en los cuales se detenía la procesión para el correspondiente rezo y luego se repartía la tradicional sopa de cuaresma a todo el pueblo.
Llegaban para la ocasión las danzas de Guayabas y Mangash, de Cashaconga, Molinopampa, Malcat, Pillco, Maraypata, Pallac, Chuclalás, Pariapuquio, Caguaypampa, Poyunte, Chacapampa, Llanguat, Pumarume, Bellavista, las Tres Zanjas, Chupset y las pallas de La Masma y La Manzana.

Corpus Christi en Celendín, junio de 1926 (Foto archivo CPM)

En esta extraordinaria fotografía de nuestro archivo, observamos el término de la misa y el inicio de la procesión. En un pueblo muy católico como el celendino, las mujeres acompañan la procesión vestidas de negro y con mantones cubriéndoles la cabeza y escapulario en el pecho, mientras los monaguillos portan el palio y los estandartes.
Los creyentes salen con la cabeza descubierta en señal de respeto y en las espadañas de la iglesia ya están algunos rapaces convertidos en aspa para observar desde un primerísimo plano las danzas de los diferentes caseríos. Los danzantes no aparecen en la foto porque se encuentran en las inmediaciones de la plaza para bailar en cuanto concluya la procesión.
Es curiosa la vestimenta de los muchachos que aparecen en la fotografía, todos visten pantalón y saco a la manera de un terno, aun cuando sea de dril, terno al fin. Algunos usan el pantalón a media pierna y van descalzos. Hay un muchacho futre que viste boina vasca, pantalón de casimir a media pierna y zapatos enteros de factura celendina, marcha muy orondo con la mano en el bolsillo, su vestimenta lo muestra como un niño de familia acomodada, que destaca claramente entre la modestia de los demás.
Un niño en la izquierda tiene cargada a su hermanita, mientras otro, con sombrero en la mano, parece ir a su encuentro y a la derecha otro niño, que también tiene cargada a su hermanita, mira con atención al fotógrafo
Hay unos muchachos que portan carteles de propaganda de pastillas Cafiaspirina, un analgésico de mucho uso en esos años, que dice: “Contra dolores y malestares Cafiaspirina, el producto de confianza. Si es Bayer es bueno”…
En esta hermosa fotografía que parece detener el tiempo, observamos que todavía no se iniciaba en Celendín la era del cemento. El atrio de la iglesia, los pretiles, la calle y hasta la acequia, que apenas se vislumbra en la parte inferior, son de piedra. En el pretil del atrio un campesino con sombrero en la mano espera sentado, al parecer ajeno a la marcha de la procesión. Luce llanques de cuero crudo y correas del mismo material. Para esa época todavía no existían, como hogaño, los llanques de llanta en desuso. Celendín vivía, como dijo el Dr. Manuel Pita Díaz, su época caballar.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

lunes, 28 de junio de 2010

OPINIÓN: La calculada megalomanía de Crazy

Por Crispín Piritaño.
Realmente subleva la manera cómo el adiposo Crazy Horse nos quiere meter en la mollera el cuento de que nuestra economía es más fuerte que la de muchos otros países, entre los cuales se cuenta EEUU, nada menos. Y se apoya para lanzar tan peregrino cuento en la relatividad del tamaño de los países. Si esto fuera así, si nos estuviera yendo tan bien, ¿por qué miles de personas se despesperan diariamente por abandonar el país?
Hemos visto con asombro el cinismo de que hace gala Alán García cuando habla ante los ojos del mundo sobre el supuesto crecimiento económico del país, así como su desparpajo cuando apoya, en sus declaraciones en el extranjero, a la candidatura de Keiko, la hija del ladrón. No hay duda, estos obesos se entienden. “Una cosa es Fujimori con Montesinos y otra es el fujimorismo de Keiko”, dijo con un desparpajo que pretende ser campechano.

El paraíso de los inversionistas de Crazy Horse (Caricatura de Carlín)

¿Quiénes se han hecho ricos con el tan promocionado despegue económico del país, que incluso merece los elogios de Hillary Clinton? Es la pregunta que deben hacerse los peruanos.
La respuesta es obvia: las transnacionales que encuentran en el Perú del gordo García el paraíso de las industrias extractivas, donde no importa el costo ecológico ni de vidas; los traficantes de terrenos con carnet partidario que se están repartiendo miles y miles de hectáreas a precio de huevo. Quien viaja a Ica puede ver que los desiertos y arenales que antaño eran tierra de nadie, ahora tienen avisos indicando que son propiedad privada.
También se han hecho ricos otros socios emblemáticos de este asalto a un país entero, del reparto de los lotes petroleros, implicados en los petroaudios de Bussines Track, como los León Alegría, los Químper y el “cambia casas” Jorge del Castillo, quienes siguen libres para seguir aceitando a los inversionistas extranjeros; lo mismo los millonarios chilenos, quienes durante el gobierno de Crazy Horse se han apoderado de casi todo el Perú.
Preguntémosle a un jubilado, que gana 400 soles mensuales, en el mejor de los casos; a un maestro que no se ha sometido a la evaluación censal orquestada por el APRA para colocar en puesto a los compañeros apristas; a una ama de casa que tiene que hacer magia para proveer la canasta familiar cuando ni ella ni su esposo tienen trabajo; preguntémosles si se sienten tocados por el cacareado despegue económico del Perú, promocionado oficialmente en el nombre del año: “Año de la consolidación económica y social del Perú”.
Como vivimos en una democracia enclenque en donde lo que menos se respeta es el estado de derecho, incapaces como Jesús Coronel y su gavilla de alcaldes, entre los cuales se cuentan los de Celendín, Huasmín y Sucre, pueden hacer lo que les venga en gana en los territorios para cuyo cuidado fueron elegidos. Los peruanos debemos empezar resistiendo en todas las barricadas, por humildes o remotas que nos parezcan.
En el caso nuestro, el de los habitantes de Celendín, ha llegado el tiempo de demostrarles a García, Coronel y al resto de mequetrefes, que no se saldrán con la suya, que hay muchos corazones celendinos dispuestos a defender a su pueblo.
Todos a participar en la marcha del 30 en defensa de la demarcación territorial de la provincia.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


viernes, 25 de junio de 2010

PEQUEÑA HISTORIA: El drama Ollantay

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Celendín fue siempre un pueblo diferente. En él, en un pasado no muy lejano, la cultura era el fin supremo. Los celendinos de entonces admiraban al artista, al músico, al poeta, al pintor, al cantante y al actor. El teatro era una de las pasiones populares, lo prueba la asistencia masiva que había a las representaciones teatrales y a las veladas literario-musicales, muy de moda en la época.
Este cronista asistió, cuando niño, a las tertulias artísticas que se celebraban en varias casas, como la de don Manuel Sacramento Díaz, en la familia Inga, en la familia Díaz Dávila, en la familia Tavera y en la familia Agustí. Eran reuniones en donde se cantaba, se declamaba y se hacía música, pequeños sketchs teatrales e imitaciones de personajes populares con gran suceso. En esas reuniones participaban Osías Agustí Merino y sus hijos, Guillermo, Oscar y Maruja, las hermanas Rodríguez, Emma y Maritza, los hermanos Díaz Dávila, César, Julio y Miguel Ángel, Débora Chávez Castaños, Silos Silva Pereyra, mi padre y otros más. Estas reuniones selectas se realizaban por las tardes y se prolongaban hasta altas horas de la noche.
En ese contexto, hemos visto varias puestas en escena del drama de origen quechua “Ollantay” en Celendín, recordamos claramente la que presentaron los alumnos de la promoción 1956 del Colegio "Javier Prado", en donde el papel del gracioso Piqui Chaki lo representaba con mucha propiedad Guillermo Pereyra, “Panamo”, luego la que montó Manuel Sánchez Aliaga, “Mime”, con algunos profesores entre los cuales estaba Zenón Chávez Zegarra, Mavila Cava de Altuna y otros más. Excelentes representaciones ambas, sin duda, y hemos visto otras más a cargo de alumnos de los diversos colegios de la provincia.
Revisando nuestro archivo fotográfico nos encontramos con esta hermosa fotografía que ilustra esta crónica, testimonio de la primera puesta en escena del citado drama, fiel reflejo de que la que la cultura fue el quehacer preferido de los celendinos de antaño. Corresponde al año de 1926 y en ella están los personajes del drama, fielmente caracterizados, pero era difícil reconocer quiénes eran los actores y a esa tarea nos encaminamos.
Para un cronista, amante de lo celendino, caballero al rescate de la historia de nuestro pueblo, esto representaba un reto. Felizmente cuento, para esta labor, digamos de arqueología, con mi querida tía Esperanza, la única hermana viva de mi padre, quién goza de una salud y unalucidez envidiables. Es ella quien reconoce a los personajes que vio de niña y guarda con mucho amor en su memoria. Ante la foto nos cuenta, además, que fue una representación que quedó registrada como un suceso memorable en los anales de la provincia.

Actores celendinos en una representación de "Ollantay" en 1926 (Foto cortesía de Manuel Silva Rabanal)

Tía Esperanza, rebuscando en los rincones de la memoria, ha ido más lejos y nos ha ilustrado hasta sobre la identidad de los actores. Se trata de Emilio Aliaga Bardales, los “Piños” Antero y Diómedes Pereyra Pinedo, Francisca Aliaga Chávez, en el papel de Kusi Koyllur, Carmen Aliaga Chávez, Sofía Silva Merino y Jesús Aliaga Chávez, madre de nuestro entrañable Mime, lo que prueba que de raza le viene al galgo.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


jueves, 24 de junio de 2010

CINE: El documental CPM - Poyunte

La asociación Celendín Pueblo Mágico se siente particularmente orgullosa de poder anunciar el primer documental de un joven colaborador nuestro, Franz Sánchez Cueva, quien no por joven es menos activo y talentoso. Nuestro orgullo se basa en que el realizador se ha inspirado y apropiado del espíritu que nos anima y se ha lanzado a su empresa encomiable: al rescate documental de nuestro folklor, de nuestra identidad, nuestra cultura.
¡Qué más podía querer CPM que ver a un artista joven de la provincia lanzarse al terreno de la creación bajo nuestro nombre y nuestra bandera, que es azul como el cielo nuestro!
El documental de Franz se titula Celendín Pueblo Mágico - Poyunte y será estrenado en Celendín en el mes de julio, acontecimiento que, recomendamos a los paisanos, no deben perdérselo por nada. El autor ha tenido que trabajar mucho, ahorrar mucho y ha dejado su capital y sus fuerzas en la realización de este hermoso proyecto, que ya no es sólo un sueño de estudiante y se ha convertido en una realidad para él y para quienes confiamos en su trabajo.
Como todos los que componemos el colectivo de CPM, Franz Sánchez Cueva es alguien comprometido con el destino y el sino de nuestro pueblo, por lo que ha estado presente en todos los combates cívicos que hemos lanzado en los últimos años. Como a todos los miembros de CPM a él también le han dicho algunos intonsos que sólo sabe criticar. Aquí está la prueba de su amor por Celendín y del trabajo que es capaz de hacer para mostrar nuestra grandeza.


Celendín Pueblo Mágico
- Poyunte -




Una prueba viva del espíritu de CPM y del amor que sus miembros sienten por la cultura profunda de nuestro pueblo, que averguenza sólo a los ignorantes.


¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

martes, 22 de junio de 2010

OPINION: El papel del SUTEP

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Una de las actitudes que hemos visto con más alarma, frente a la problemática que afronta Celendín, es la indiferencia de la juventud y su falta de compromiso para con la provincia. De hecho, en todas las protestas que hemos propiciado ante tanto atropello hemos obtenido una respuesta nula de los jóvenes y de muchos adultos.
Analizando este fenómeno, no podemos menos que hacer una crítica constructiva al papel que cumplen los maestros en la formación de los jóvenes, en la creación de una identidad provincial y de una actitud comprometida en la búsqueda de una solución para los problemas del pueblo.
Tal pareciera que los maestros que han trabajado en la provincia en las tres últimas décadas no se han preocupado mucho, o en absoluto, por este tema tan importante, como es el sentimiento de identidad y la participación ciudadana en la solución de los problemas que aquejan a Celendín.

Los jóvenes no nacen cultivados ni comprometidos, son hijos de sus maestros.

Los celendinos de hoy, en particular los jóvenes, son indiferentes a su provincia; son gente a la que no le interesa conocer su historia ni la impronta de los personajes que forjaron la personalidad del pueblo, hoy tan venida a menos. Y esto es grave.
Esta actitud es peligrosa incluso para la integridad de nuestra provincia, como lo demuestra clamorosamente el momento, en que parecemos inermes ante los ataques a nuestras fronteras por parte de fuerzas corruptas, ávidas y externas, como las que apadrina la Newmont Minning Co, alias Yanacocha, alias Minas Conga.
Muchas veces hemos escuchado y leído los puntos de vista de los maestros afiliados al SUTEP en diversos programas radiales y publicaciones. Los hemos visto analizando la compleja problemática de la provincia desde diversos puntos de vista: el social, el económico, el político y en lo que toca a las funciones de las autoridades, pero no hemos escuchado casi nada en lo que se refiere a la formación de los alumnos en el aspecto que abordamos.
Frente a la protesta que se está programando para el día 30 en defensa de la integridad territorial de la provincia de Celendín, los maestros deben preocuparse por informar y alertar, por formar cuadros jóvenes que ayuden al éxito de la resistencia. Empecemos, por ejemplo, elaborando pancartas y formando piquetes de protesta que den la imagen de una juventud comprometida con su pueblo.
Nuestros jóvenes deben ser dignos herederos de una tradición que debe prevalecer: El haber nacido en Celendín no sólo es un privilegio sino también un deber. No en vano se nace en el Edén del Cielo, hay que estar a la altura del honor.
Es bueno que los maestros tengan una actitud participante en la política nacional, pero sería mejor si se preocuparan por empezar participando integralmente en la solución de los problemas que aquejan a los pueblos y provincias. Sabemos que muchos dirigentes sindicales integran la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC) y esto es bueno, porque el maestro no debe circunscribir su magisterio a las aulas o a la escuela.
El maestro debe buscar que su labor trascienda a la sociedad inmediata, enseñando el civismo y la responsabilidad a sus alumnos y a los miembros de la sociedad que los rodea, de la comunidad en la que viven y en la que deben cumplir un papel honrado y honroso.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDÍN!
.

lunes, 21 de junio de 2010

CANTACLARO: Celendín en pie de lucha

Por Constante Vigil
Celendín
El día 30 de junio todo Celendín debe parar en defensa de la integridad territorial de nuestra provincia, que se ve amenazada por dos flancos: los límites del distrito cajamarquino de La Encañada con nuestros distritos de Sucre y Sorochuco, y el territorio de la ex hacienda Jerez –históricamente celendina en la zona de Huasmín- con el distrito hualgayoquino de Bambamarca.

La Newmont como siempre, apelando a todo para apropiarse de nuestra riqueza.

Como hemos alertado anteriormente a la colectividad celendina, una serie de maniobras para mutilar nuestra provincia está siendo orquestada por las mineras que operan o pretenden operar en la región (El Galeno y Minas Conga), ante el decidido rechazo de los agricultores de la cuenca del río Sendamal, quienes serán los más afectados por la contaminación que traerá consigo la actividad minera. Estos coprovincianos no se han dejado engañar y ven las cosas como son, pese a los spots publicitarios que mienten con sus cuentos de que la minería deseable la tenemos en casa y de que vamos a conseguir buenos novios a las vaquitas contaminadas.
La alevosa acción de las transnacionales busca imponernos, además del despojo territorial manifiesto, el pasivo de la contaminación presente y futura. Cuentan para ello con el aval de las autoridades regionales, encabezadas por el incapaz Jesús Coronel, y con la sumisión vergonzante de las autoridades edilicias locales, que sólo saben decir sí ante las imposiciones. Este es el caso de los alcaldes Rómulo Machuca, de Sucre, Ermitaño Marín, de Huasmín, y de Juan Tello Villanueva, de Celendín, que no han sabido comportarse virilmente, como autoridades identificadas con su pueblo, y que, en el colmo del descaro, pretenden hacerse reelegir.
La marcha está organizada por la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC), entidad que agrupa a diferentes organismos de la población civil que luchan por la defensa del pueblo, quienes asumen el reto de hacer respetar nuestros fueros y territorio, ya que las autoridades que elegimos, llamadas a asumir esta defensa, tienen tan poco peso que en el gobierno regional los ignoran olímpicamente, al tiempo que los municipios de La Encañada y Bambamarca fingen ignorar los hechos que por mandato de la minera están propiciando.
Estas luchas fratricidas entre codepartamentanos nos hacen mucho mal a todos, pues sólo de favorecen a los intereses de unos cuantos corruptos y, sobre todo, de las transnacionales ávidas de nuestros recursos. Los primeros se contentan con las migajas que les ofrece la Newmont Mining Co., alias Yanacocha, alias Minas Conga, traicionando los verdaderos intereses de los pueblos, en un departamento que sigue ocupando, pese al río de oro que sale de él, los primeros lugares de la miseria en el país. Cajamarca ha probado hasta la saciedad que las industrias extractivas no son la solución para sus problemas.
El pueblo celendino debe tomar conciencia de lo que le espera cuando Conga empiece a operar y debe unirse en esta protesta valiente contra la acción nefasta de la minera, que pretende mutilar nuestro territorio y dejarnos como regalo una contaminación que no sólo invalidará la producción agropecuaria de la zona sino comprometerá el futuro de nuestros hijos.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

viernes, 18 de junio de 2010

ESTUDIANTINA: Prom. 1971 GUE “Coronel Cortegana”

En 1971, asumiendo por segunda vez el cargo de Director el profesor Telmo Horna Díaz y laborando como profesores Segundo Antonio Medina Villar, Eber Celestino Aliaga Torres, Julio Rojas Chávez, Javier Homero Zárate Rojas, Américo Adalberto Zegarra Sánchez. Víctor Manuel Aliaga Zelada, Servio Tulio Mariñas Abanto, Luis B. Jiménez Araujo, Zenón Eloy Chávez Zegarra, Carlos Sánchez Cachay y Juan Carlos Paredes Azañero, entre otros, egresó esta promoción del 5° “B” de Secundaria.
Es la promoción del “Negro” Manuel Aliaga, de Toti Amayo, Teófilo Aranda, de Mañuco Díaz, de “Rulo” Jave y de nuestro inolvidable César Díaz Medina “Copocho”, hombre muy ligado al deporte en la Asociación Celendina de Lima, cuyo nombre llevara el Campeonato Interprovincial Cajamarquino de Fulbito 2009.
Para todos los nostálgicos que quieran recordar los momentos inolvidables de la secundaria, reproducimos la lista completa de los veinte integrantes de esta promoción que posan para el recuerdo en la cancha deportiva del “Coronel Cortegana”, cuando todavía tenía la misma fisonomía de la casona obsequiada por el filántropo Augusto G. Gil, antes que fuera demolida por el criminal japonés Fujimori en sus afanes de re, re reelección.

Aliaga Aguilar Víctor
Aliaga Chávez Manuel Jesús
Amayo Rodríguez Julio Favio
Arana Chávez Salomón
Aranda Aliaga Segundo Teófilo
Araujo Zelada Justino
Cabanillas Cabanillas William Ricardo
Díaz Cortez Julio Alberto
Díaz Díaz Jorge Luis
Díaz Díaz Manuel Horacio
Díaz Medina César Augusto
Díaz Ortiz Gílmer Guillermo
Goicochea Tafur Teófilo Otoniel
Gómez Rojas Robinson Euclides
Horna Gutiérrez Segundo Gonzalo
Jave Chávez Rómulo Octavio
Mena Barboza César Aníbal
Merino Díaz Diego Julio
Pereyra Rodríguez Ricardo
Rabanal Abanto José María

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

jueves, 17 de junio de 2010

OPINION: El criminal más sanguinario del mundo

Por Crispín Piritaño
A raíz de la aparición de un grupo de confundidos jovenzuelos manifestando en la Universidad de San Marcos a favor de una amnistía para los condenados por terrorismo, se ha desatado una especie de cacería de brujas, y la aparición, como ya es costumbre, de altos funcionarios de este gobierno, de altos personajes que satanizan cualquier asunto que consideren pone en peligro su democracia, la que les permite navegar en el lujo que regala la corrupción y la impunidad.
Esto ya sucedió en el caso del presunto asesino en serie holandés, que motivo la aparición ante cámaras del propio ministro del interior Gustavo Salazar y de los más altos jefes policiales y militares, quienes un poco más y hacen de un vulgar asesinato un asunto de Estado. Similar tratamiento se viene dando al caso de los manifestantes despistados que piden la amnistía de Abimael Guzmán y otros líderes senderistas encarcelados.

Como en la Roma antigua, el emperador manipula a las masas.

Nosotros creemos que el asunto de la cacareada manifestación, que es de una relativa gravedad, es de absoluta competencia del Rector de la Universidad, Luis Izquierdo, quién en uso de sus facultades y dentro de lo que permite la autonomía universitaria, debe actuar y hacer lo necesario. Para nosotros, que alguna vez hemos pisado los claustros universitarios, el asunto de la intervención de los estudiantes en asuntos cívicos es algo normal y necesario, no sólo una especie de comezón que les da oportunidad a los jóvenes de ingresar en la escena política pretendiendo cambiar el mundo. Siempre ha sido así, desde que la universidad tomo ese nombre que deriva precisamente de universo. Por esa especie de transición iniciática han cruzado el paso de la adolescencia a la madurez la mayor parte de los políticos de hoy y no sólo en el Perú. El mismo Haya de la Torre hizo de la universidad un ágora, donde expuso los lineamientos de su doctrina, que entonces se oponía diametralmente a la política impuesta por Leguía. Y lo mismo hizo el presidente Alan García.
En principio estamos contra cualquier forma de terrorismo, venga de donde viniere, y lo hemos manifestado más de una vez, pero relevar, hinchar un asunto casi folklórico, para propiciar la toma de las universidades por parte del Estado, tal como lo ha manifestado el ínclito Crazy Horse, es demente, por decir lo menos. El mandatario ha dicho que no necesitará de ningún permiso para intervenir la universidad si el caso lo requiere, propiciando ex profeso una cacería de brujas en la que caerá cualquier estudiante que se oponga a la democracia sui genéris que él y Fujimori han montado, un sistema de corte entreguista de nuestros recursos a las empresas transnacionales que reditua bien, no al país sino a los entreguistas.
Es ingenuo pensar que, en la democracia del gordo presidente con que Dios nos ha castigado, todos los peruanos nos estamos bañando en esa especie de thimolina que es el progreso y riqueza que él tanto pregona. Las manifestaciones de los peregrinos estudiantes demuestran que en el paraíso de García existen desarrapados –la mayoría de los peruanos- que vivimos con sueldos miserables, como los jubilados, los miles de maestros que no nos hemos sometido a los chantajes de la evaluación censal y los que no tienen un trabajo seguro o viven en el subempleo y encima deben enviar a sus hijos a la universidad estatal.
La desigualdad económica y social es el caldo de cultivo de brotes como el que se ha manifestado en la universidad de San Marcos. En el Perú de hoy existen senderólogos, emerretólogos y toda suerte de charlatanes que proclaman la derrota ideológica y militar de Sendero Luminoso y del MRTA, pensando que el asunto es de carácter policial o represivo, cuando el problema es netamente socioeconómico y de vida de todos los días. Mientras persista la desigualdad, la corrupción generalizada en las altas esferas del gobierno, y el pacto infame de las élites con el gobierno más corrupto de la historia: el fujimontesinismo, como ocurre ahora en el seno del APRA, siempre surgirán aspirantes a Quijotes que pretendan cambiar este ominoso estado de cosas. Esto inclusive dejándose tentar por cantos de sirena siniestros como los de Abismael Guzmán. Esto lo sabemos los peruanos hasta la saciedad.
En cuanto a la expresión del gordo Crazy acerca del “criminal más sanguinario del mundo”, nos preguntamos si la habrá dicho mirándose al espejo...

(La caricatura es de "Carlín")

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


miércoles, 16 de junio de 2010

PEQUEÑA HISTORIA: Entierro de personaje

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
La fotografía que escribimos esta vez es un enigma para nosotros. Por más que hemos averiguado entre los pocos que sobreviven de ese momento, no hemos podido averiguar la identidad del difunto, pero sospechamos que es alguien ligado al entonces Colegio Nacional Javier Prado, seguramente algún pariente de la familia Chávez Díaz, a juzgar por los asistentes ¿Acaso es el sepelio del profesor Luis Rojas Rengifo? El gesto desolado de Hilda Rojas Chávez parece indicarlo así. No nos atrevemos a afirmarlo con certeza.

Entierro en 1956 (Foto archivo CPM)

La escena corresponde al año 1956 y se desarrolla en el actual cementerio de Celendín, hasta donde ha llegado en hombros de los alumnos de la promoción “Artemio Tavera Sorogastúa” y el párroco Manuel Quiroz Velásquez, también profesor del Colegio reza el respectivo responso antes de proceder al entierro.
Debió ser alguien muy querido, los rostros de los dolientes lo expresan así, con una solemnidad que sobrecoge, las coronas de flores naturales, llevadas por los niños de la familia, son típicos de la época y el cerro tutelar Jelig, bajo el cielo encapotado, seguramente en el mes de mayo, sirve de marco a la patética escena.
Hemos reconocido a las siguientes personas: al padre Manuel Quiroz Velásquez, al carpintero Idelso Díaz, padre de Raúl Díaz Acosta que está a su lado, Jorge Narciso Rojas Failoc, Tomás Alberto Castañeda Romero, Emilio Moscoso Pereyra llevan en hombros el ataúd, atrás se asoman Doña Emperatriz Díaz de Chávez, Magno Mariñas Abanto, el fiscal Vergara, don Lorenzo Silva Marín y entre los niños dolientes, hemos reconocido a Betty Chávez Chávez, Hilda Rojas Chávez y Angelita Chávez Chávez.
¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

lunes, 14 de junio de 2010

FOLCLOR: Documental a las Danzas

Resumen de diario de notas
Por Franz Sánchez Cueva

Celendín, Domingo 6 de junio.
O7:45 min A.M.
Llegué a Celendín para rodar lo que significa mi primer documental, elegí mi pueblo porque sé que es inmensamente rico, y lejos de todo chauvinismo, ratifico el noviazgo perpetuo que contraje con mi provincia. El clima de junio, y lo místico del Corpus Cristhi me dan los ingredientes exactos que no hubiera podido encontrar en ningún otro lugar más. El suculento desayuno shilico: un caldo verde aromatizado con paico, yerba buena, perejil, con un poquito de ruda; dos tersos panes recién horneados y un empalagoso sorbo de chocolate espeso, son complementados por un momentáneo reposo al borde de una vereda iluminada desde Jelig por los revitalizantes rayos de sol matutino. Inmediatamente después, junto a mi camarógrafo, nos dirigimos al caserío de Poyunte, para filmar el ingreso de las danzas de Candelaria hacia el pueblo. Las abrumadoras clases en la universidad, estáticas, frías, de salón, desconectadas de la realidad, nunca nos prepararon para un encuentro directo con la naturaleza, con paisajes sacados de acuarelas, ni para conocer el duelo, la tristeza o la alegría del hombre de campo.
09:17 min. A.M

Las danzas de Corpus Christi, folclor auténtico del pueblo celendino (Foto archivo CPM)

He tenido que sortear la insondable barrera que tienen los pobladores, para con las personas de la ciudad. Aciago muro que ayudamos a erigir, nosotros mismos, con las constantes muestras de autodestrucción, con nuestro exquisito y discriminatorio gusto de selección por las personas, marginando siempre al que viste con llanques y sombrero, al que tiene toscas las manos, sudoso el cuerpo y vacía la mirada. Agoté esfuerzos por romper, los vanos prejuicios que únicamente contribuyen al aislamiento de los seres humanos. Los resultados fueron buenos.
Sigo creyendo insólito el hecho de sentirme privilegiado, por compartir instantes agradables con ellos. He documentado, todas sus expresiones de fervor, la alegría con que crean su música, el sonido de sus violines que me transportan a lugares que todavía no sé si existen, pero que puedo ver si aprieto los ojos suavemente, y dejo que el bombo despliegue sus ondas de cuero añejo en mis oídos, con su típica mezcla de paganismo y de nirvana, de dioses y de demonios, me he visto en un espejo.
09:35min. A.M
Hablé con el cura de la iglesia, mientras pensaba en que enfermedad es la que padezco, y en el por qué le dicen “curas” a los hombres, como si todos estuviéramos enfermos. Me dijo que podíamos filmar la ceremonia si es que no estorbábamos, y que fuéramos profesionales en nuestro trabajo. Actué como profesional y evité meterme en el trabajo suyo, pero mandar callar la música de las danzas por preferir su misa, me sigue pareciendo una intromisión suya.


10:00 min. A.M
La vieja coqueta de faldas fucsias, de trenzas apretadas y ganchos brillantes, de muelas doradas y rueca, canta una canción mientras atiende a su viejo barbón, andrajoso, con una excelente desentonación en sus pasos. Los dos bailan frente a sus toros, y a los demás personajes del grupo de danzas. Se simulan los trabajos agrícolas, en un baile singular, auténtico y celendino. Qué suerte he tenido de haber nacido aquí, y qué triste debe ser no haber podido ser shilico.
Me han explicado que los shil-shiles, los traen del valle de Llanguat, y que luego los fríen. Los he visto vestirse, prepararse y ensayar sus coreografías para mi lente, y he creído que el documental que pensé, era mío, les pertenece. Son los verdaderos dueños de todo. Artistas y trabajadores, ciudadanos y campesinos, creyentes y no creyentes, devotos, de botas y de llanques. Así son ellos.
Fui testigo de la mezcla exacta, en proporciones perfectas, de catolicismo e incredulidad, de beatitud y falsedad, de personajes urbanos y de ruralidad. Me llevo eso, y mucho más, historias y anécdotas, mitos y leyendas. Me declaro un completo afortunado, un millonario sin bolsillos, un acaudalado amigo de las danzas.
Contaré también las leyendas que se tejen en torno a los toros. La famosa historia del toro Zarco, aquél hombre que cuando llegaba Corpus Cristhi se enfundaba en su personaje, y buscaba rivales de pelea con los demás grupos de danzas. Ha sido aleccionador todo esto, espero tener el documental listo, para el mes de julio. No me importan los pirateadores, ni los avergonzados de sus raíces. Solo pienso en qué valioso es, el hecho de que por más de un siglo estas mismas danzas, sigan llegando a Celendín, aún con las moto- taxis que invaden su suelo. A pesar de los camioneros que tocan las bocinas, tratando de espantar a los bailarines, en contra de toda desidia por proteger lo nuestro.
(….)
Martes 08 de junio
07:08 min. A.M
He llegado al terminal de buses en Lima, y al bajar, prometí un próximo trabajo con la Guayabina. He considerado concentrarme en un conjunto de danzas por turno, porque individualmente ellas, son todo un universo. Estoy convencido que el próximo año, las cosas mejorarán, no me gusta el hecho de acostumbrar a concursos a los danzantes. Los concursos son siempre expresiones ridículas de competencia. Condicionan al hombre ir en búsqueda de “premios”, “regalos”, “trofeos”. Cuando el fervor no se mide con obsequios. El sonido en el coliseo es pésimo, a quién se le ocurre distorsionar la música ancestral con amplificadores de una sola columna, en un espacio cerrado en círculo, acaso no saben que el rebote de ondas, produce eco. Mediocres. *El anunciador debe dejar de decir maichiles, a lo que un verdadero celendino llama “shil-shiles”. Lea, por favor.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


sábado, 12 de junio de 2010

ELECCIONES MUNICIPALES: Opiniones

Por la cercanía de las elecciones municipales y por la importancia que entraña para nuestra provincia, dada la coyuntura que significa la amenaza minera del Galeno y Minas Conga y los paraísos económicos que taimadamente sugieren, abrimos nuestras páginas a las opiniones responsables de gente que quiera opinar al respecto, sin que ello signifique ningún compromiso ni coincidencia de opiniones por parte nuestra. CPM, en su afán de desarrollar un sentido crítico entre nuestra población, quiere contribuir a formar opiniones responsables y comprometidas con el desarrollo, a partir de la conservación y explotación racional de todos los recursos de Celendín. Con esta salvedad, están invitados todos los celendinos que quieran opinar alturadamente sobre este tema vital para Celendín: las elecciones municipales y regionales. (NdlR)

Por David Fernando Briones Silva
Es grato comunicarme con ustedes para opinar sobre un tema de interés, como es la disputa por el sillón municipal. La presente es la opinión de un ciudadano común sobre los candidatos a la alcaldía de nuestra provincia, nombre por nombre, a fin de dar mayores elementos de juicio para elegir con propiedad.
Mauro Siles Arteaga: Tienta su tercer mandato, con las mismas aspiraciones. Su gobierno fue mejor que el del actual alcalde, eso anima a la gente a decir: al menos Arteaga hizo más que Tello, aunque, en verdad hablando, no hizo mucho tampoco. Al parecer, una vez en el poder las promesas se olvidan. Arteaga tiene la experiencia a su favor, esperemos que su propuesta sea seria y con prioridad por el pueblo de Celendín.

Celendín agoniza por la acción de los tres últimos alcaldes (Foto archivo CPM)

Juan Tello Villanueva: resume un periodo de gobierno apocalíptico y terrorífico. Tal vez uno de los perores gobiernos en Celendín, dice haber hecho algo en los distritos pero, con el presupuesto con que contaba pudo haber hecho mucho más..., ¿no creen? No apoyó en nada el fortalecimiento de las industrias productivas en Celendín y tuvo una visión nula sobre el desarrollo de Celendín. No sólo eso, destruyo parte de la Historia a cambio de lucro personal con las licencias de construcción. Se nota que no es un Celendino, no tiene el mas mínimo respeto y aprecio por Celendín, ha permitido que empresas mineras ingresen a territorio Celendino, revelando poco interés en el tema ambiental, en proteger nuestras cuencas altas y nuestra agua. Reflexionemos, es una oportunidad es cierto pero debe darse con preocupación e interés en proteger nuestras aguas.
Siguiendo con este candidato, el tema territorial con otras provincias ha puesto en peligro nuestra integridad territorial, eso habla de por sí de un gobierno municipal desastroso e irresponsable que no se debe volver a repetir, tenemos que elegir un alcalde con personalidad que brinde seguridad en todo y que sea un Celendino de veras, que su personalidad y actitud refleje el cuidado que debe tener por Celendín.
Coco Urquia: Un candidato controvertido, sus ideas eran socialistas, con tendencia humalista. Hoy en día trata de cambiar su discurso, pues el otro no le funcionó, eso revela falta de convicción. Su discurso actual no es convincente. Antes inculcaba ideas socialistas en los jóvenes de Celendín, hoy no lo sabemos, jóvenes un poco renegados de la sociedad tratan de ayudarlo. Otro factor en su contra es saber quien lo financia, se habla mucho de pichicateros, y si esto es cierto, sería un craso error elegirlo.
Jose Eloy Rodriguez . Tiene como antecedentes, una gobernación regular, pese al poco apoyo con que contó. Como persona es un buen ejemplo y es un Celendino neto, por eso suponemos que quiere a su pueblo. En mi concepto brinda más confianza y seguridad. Tendremos que analizar su propuesta de desarrollo por Celendín.
Deyner Araujo : Hizo en un gobierno discreto en Jorge Chávez, no sé si eso baste para pretender gobernar a la provincia porque, una cosa es Jorge Chávez y otra muy distinta es Celendín.
Ediver Davila : Hizo un regular gobierno en Miguel Iglesias, incidiendo en el desarrollo de su zona, pero hizo mucho menos de lo que se esperaba.
Rabanal Araujo, este candidato no vive en Celendín, hace años que no se lo ve, por eso creemos que es difícil que conozca a fondo los problemas que Celendín afronta.
Estamos cansados de que siempre prometan el oro y el moro y al final sea la misma historia de corrupción y olvido. Por eso les sugiero que piensen bien por quién votarán en estas próximas elecciones. Personalmente creo que a la mayoría de candidatos los mueve el interés por el canon minero que ingresará cuando Minas Conga entre a operar en Celendín.
Estamos en contacto, un abrazo, hasta pronto amigos de CPM.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


jueves, 10 de junio de 2010

PEQUEÑA HISTORIA: Las primeras elecciones municipales en Celendín

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Durante el primer gobierno de Fernando Belaúnde Terry, en 1963, se realizaron las primeras elecciones municipales. Se eligió al alcalde y a los concejales mediante el voto popular. Hasta entonces el cargo de Alcalde y de regidor era un honor reservado a los más notables entre la población celendina y, la verdad, pese a que por entonces los municipios no contaban con ninguna renta proveniente del Estado, no lo hicieron mal.
Para esas primeras elecciones, los antagonistas de la contienda fueron los partidos tradicionales existentes como Acción Popular, el APRA y la Unión Nacional Odriísta, que aún persistía como un rezago del ochenio de Manuel A. Odría.

El paseo triunfal del primer alcalde electo: Artemio Solís Pereyra. (Foto archivo CPM)

El Apra, el partido más organizado y con aparente mayoría entre la población celendina, tenía todas las de ganar, pero el populismo impulsado por Belaunde a nivel nacional, vía Cooperación Popular, que propiciaba la construcción de caminos, trochas carrozables, escuelas, etc. En los distritos y caseríos, bajo el lema de “El pueblo lo hizo”, permitieron la victoria del candidato de esa agrupación política: Artemio Solís Pereyra, hijo del barrio de San Cayetano, tradicional bastión aprista.
El flamante alcalde tendría una vigencia de 3 años, al cabo de los cuales se dio la segunda elección municipal hasta que el golpe militar de Juan Velasco Alvarado las suprimiól. Entonces y durante todos los gobiernos militares que se dieron el alcalde se nombraba a dedo, y generalmente recaía en algún ex militar adicto al gobierno.
En esta histórica fotografía se aprecia la celebración de la victoria de los acciopopulistas con Artemio Solis a la cabeza y detrás los correligionarios que lo apoyaron, entre quienes reconocemos a don Segundo García, Antonio Zamora Chávez, César Díaz Rojas (después alcalde por el gobierno militar), Juan Silva Sánchez, Manuel Paredes Gálvez, el notario Aurelio Bazán Peralta, Idelso Rojas, David Salazar, Fernando Aliaga Bardales, Juan Gallardo, Francisco Chávez Díaz, entre otros.
La nota anecdótica del gobierno municipal del Sr. Solís fue que contando con la colaboración de Cooperación Popular se dio inicio a una serie de construcciones en los caseríos circundantes y en el ornato de la ciudad. Al término de cada obra se procedía al develamiento de la consabida losa de piedra con la inscripción “El pueblo lo hizo”. Entonces era frecuente ver a los primeros volquetes de la municipalidad circulando por todo sitio llevando material y, curiosamente, también depositaban material en la casa que construía el flamante alcalde en una de las esquinas de los jirones Cáceres y Arequipa, a inmediaciones de lo que hoy es el mercado.
El pueblo shilico, zumbón y cáustico como era, no se iba a quedar callado. Al día siguiente de la inauguración de la casita con la concurrencia de sus correligionarios, amaneció pintada con grandes letras en una de las paredes: “El pueblo lo hizo”.

¡SOLANO OYARCE, DECUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


domingo, 6 de junio de 2010

CRIMEN: A un año del Baguazo

Por Crispín Piritaño
En aplicación de la política delineada en “El perro del hortelano”, que ya mostraba la vocación indianofóbica del gordo Alan García y sus secuaces, se consumó la matanza de civiles y militares en el nororiente peruano, en una operación confusa cuya verdad es aún desconocida. Nadie sabe con certeza cuántos indígenas murieron, aunque se sabe oficialmente cuántos policías cayeron en la vorágine propiciada por el gobierno en sus afanes de entregar nuestro territorio potencialmente explotable a las transnacionales y a sus socios, los felipillos peruanos, llámense Benavides u otras yerbas.

El baguazo, un año de impunidad para los verdaderos responsables.

La aprobación de leyes al amparo de la histeria de "El perro del hortelano" provocó la protesta de los pueblos indígenas de la selva afectados por estos decretos que prácticamente los condenaban a la extinción. Ante la negativa de diálogo por parte de los representantes del gobierno: Yehude Simon, Mercedes Cabanillas, Flores Araoz y los demás representantes de menor cuantía, la reacción de los pueblos afectados fue insospechada. Ante un gobierno acostumbrado a imponer su voluntad sin consultar a nadie y que esperaba ver a las tribus de rodillas, los pueblos del nororiente se rebelaron contra un gobierno que, como es costumbre, no defendía a los peruanos.
Un año después de la heroica lucha de los indígenas, el tiempo y los males del planeta les están dando la razón: hay que proteger los bosques, el agua de los ríos y la biodiversidad que en el Perú alcanza dimensiones extraordinarias de variedad y abundancia, actualmente en peligro frente a la voracidad de las transnacionales, como puede ocurrir en nuestra provincia si no nos ponemos fuertes y exigimos respeto y cuidado por nuestro medio ambiente.
En el aniversario de estos sucesos el gobierno anuncia que dará viviendas a los familiares de los policías muertos en el enfrentamiento y la persistencia en mostrar al líder Alberto Pizango como responsable de los sucesos, procurando la impunidad de los responsables políticos: Crazy, Cabanillas, Simon, Flores Araoz. En la parte de los intereses de los pueblos amazónicos anuncia la Ley de Consulta Previa, que debe promulgarse y aplicarse de inmediato. Esto debe garantizar la anulación de la entrega de los lotes petroleros a las concesiones mineras vía faenones de los más representativos líderes apristas (Del Castillo, León Alegría y sus asesores como la rata Químper)
Hemos visto a través de los medios la reunión propiciada por la OEA, teniendo como moderador al Premier Velásquez Quesquén, actuando como un blanco postizo, en contradicción con su ancestro muchik, refiriéndose a los pueblos amazónicos como “indígenas”. Quienes visionan a la selva como un ambiente tarzanesco o como un territorio pasible de explotación, desconocen la cosmovisión indígena y las difíciles condiciones de la agricultura en terrenos regularmente pobres que muestran a los hermanos indígenas como intérpretes fieles de la conservación a ultranza del medio ambiente. No es difícil comprender que la persistencia de la rica fauna y flora que atesora nuestra selva es producto de esta simbiosis Indígena–selva, expresada en su cosmovisión.
A un año de esta lucha, los celendinos debemos comprender que también es la nuestra, nuestros recursos están amenazados por las mineras que apelarán a todo en sus afanes de enriquecimiento y al final nos dejarán como saldo a unos cuantos felipillos enriquecidos y a miles de campesinos sufriendo los efectos de la más terrible contaminación. El heroísmo de los hermanos de la selva debe quedar como una lección para actuar sensatamente y proteger nuestro legado histórico.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


jueves, 3 de junio de 2010

CRIMEN: Choropampa, 10 años de olvido y desolación

El panorama en Choropampa es una terrible lección: más de una decena de muertos, cientos de enfermos y una posta de Salud sin médico. Es lo que queda, diez años después de uno de los desastres ecológicos más grandes del mundo.

Por Wilder Sánchez Sánchez
Choropampa, diez años después de uno de los desastres ecológicos más graves del mundo, que contaminó con mercurio a más de mil pobladores entre niños, adultos y ancianos, vive una situación dramática: multitud de víctimas que sufren, lloran y se quejan por las múltiples dolencias que sienten cada día, una decena de fallecidos con los mismos síntomas, una posta de Salud vacía, sin medicamentos ni personal especializado y, peor aún, sin médico.

Choropampa, escenario de una tragedia y un manejo irresponsable de las autoridades.

RESEÑA.- Una historia de miedo. El 2 de junio de 2000, en Cajamarca, Perú, se produjo un derrame de cerca de 150 kilos de mercurio elemental perteneciente a la mina Yanacocha cerca de los poblados de Choropampa, San Juan y Magdalena. El mercurio era transportado como residuos de la mina. La empresa encargada de llevar los balones, RANSA, perteneciente al grupo Romero, no operó con los estándares de seguridad básicos para movilizar tan peligroso mineral, y nadie de la empresa minera controló que el transporte sea correcto. Los pobladores de la zona, sin saber del peligro químico que yacía tirado en el camino, lo recogieron. Los niños porque, por sus propiedades, el mineral forma perlas de formas curiosas, y los adultos porque pensaron que el mineral tenía valor o contenía oro. Además, la oferta que hicieron los transportistas —¡pagar $30 por kilogramo de mercurio que los pobladores recogieran y entregaran—, hizo que más gente estuviera en contacto con el mineral. Esto confirmó que el mineral líquido contenía oro y que al ser purificado se obtendría el mineral, por lo que algunos calentaron el mercurio en ollas. Lo único que sucedió fue que el mercurio se evaporó, fase en la que es más fácil que ingrese al cuerpo humano al ser respirado. Nadie de la mina advirtió a los pobladores del peligro.
Yanacocha, la mina de oro más grande de Sudamérica, propiedad de Newmont Mining Corporation de Canadá, Buenaventura de Perú y el brazo financiero del Banco Mundial; la Corporación Financiera Internacional, no contaba con un plan de contingencias ante ese tipo de accidentes, y si lo tenía no lo sabía ejecutar, que es lo mismo. No tuvo consideraciones en utilizar a jóvenes de la zona para limpiar el derrame y no dejar evidencias del desastre ecológico, tratando de mostrar que el impacto no fue grave.
Lo peligroso de la contaminación de mercurio es su persistencia en el lugar del derrame, ya sea en suelos o en el aire. Si existen animales que pastan en terrenos contaminados, el elemento ingresará a su organismo, y luego, al ser comidos por el hombre, el toxico será ingerido también, afectando el humano.
¿Cuál es la respuesta de Yanacocha? Posterior al derrame, la empresa ha buscado minimizar el evento y los efectos posteriores sobre el ambiente y la salud. Se ha valido de técnicos mercenarios y ONGs como CARE, para decir a la gente contaminada que el mercurio va a salir de manera natural por la orina, lo cual es cierto para niveles bajos, pero no para los niveles de contaminación que tienen la mayoría de los afectados.
Un agravante es la posición tomada por el cuerpo médico de la posta de salud de Choropampa y del Hospital de Cajamarca, quienes no dan la importancia debida los casos de contaminados, ni quieren hablar del tema, pues trabajan también para Yanacocha, dando cobertura médica.
Lamentablemente, las autoridades del gobierno, quienes deberían hacer un informe independiente para verificar la real situación del ambiente y la salud, no lo han hecho, y más bien han ayudado a la elaboración del informe de la minera. Es decir no existe información imparcial oficial sobre este caso. El estado una vez más prefirió estar de la mano con aquellos que le dejan dinero, sin velar por el bienestar de la gente.
Los efectos se vieron inmediatamente, se siguen viendo y se verán a futuro. Mientras tanto el clima de tensión social en Cajamarca continúa, caldeándose los ánimos por noticias de persecución y espionaje a personal de las ONGs ambientalistas que se oponen a otros proyectos de la Newmont. Una historia de terror.
MARCO LA TORRE CIERRA EL CASO.-Frente a este escenario, el alcalde de Cajamarca, Marco Aurelio La Torre -con el respaldo del consejo municipal firmó un acuerdo resolutivo que concluye el caso de arbitraje número 02-CV-4275 seguido por la municipalidad provincial contra la empresa Newmont (Minera Yanacocha) Se trata de un acuerdo extrajudicial promovido por los abogados de las partes quienes prefirieron plantear un “acuerdo resolutivo” previo a la “sentencia definitiva” del propio grupo de árbitros.
El caso concluye con la aceptación de 3 millones de dólares pagados a la municipalidad provincial de Cajamarca por el daño sufrido por el derrame de mercurio, a cambio, la comuna ya no tendrá opción de iniciar ninguna acción contra la empresa por este tema.
Del monto asignado, más del 40% se destinó a los “gastos” del estudio de abogados Podhurst, Orseck y Asociados en Miami, Florida y de sus asociados nacionales Gabriel Larrieu Bellido, Yalile García, entre otros.
PRONUNCIAMIENTO
La población choropampina señala que “después de 10 años de abandono, engaño y sufrimiento, Choropampa sufre los daños del derrame de mercurio... y que la empresa no ha otorgado un seguro de vida y de salud a los afectados”.
Exigen “una comisión de médicos toxicólogos independientes que garanticen un examen médico veraz a la población afectada; seguro de vida y salud, atención médica inmediata de los afectados; instalación de un Centro de Médico Especializado que se dedique a la atención de los afectados por la intoxicación de mercurio”, “indemnización justa a la población afectada de acuerdo al daño causado; una sanción para los profesionales de Salud que desinformaron sobre el diagnóstico real de la población afectada; la designación de un médico para la posta de salud del Centro Poblado Menor de Choropampa, puesto que actualmente no contamos con personal médico y el monitoreo ambiental permanente de las zonas afectadas”.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!