martes, 11 de enero de 2011

OPINION: ¿Sirviendo a la patria?


Por Crispín Piritaño

Hasta sospechosa resulta la patética actitud mendicante de Jorge del Castillo para ser incluido en la lista de postulantes al congreso por el partido de Gobierno. Su situación que, a decir de la candidata del APRA, Mercedes Araoz, está en evaluación, le habrá puesto los pelos más de punta de lo que normalmente los tiene y es que el temor que lo asalta es el de verse privado de la inmunidad parlamentaria y convertirse en un ciudadano raso, pasible como cualquiera, de ser procesado por el poder judicial, y eso, naturalmente, lo tiene en ascuas.

Caricatura de Carlín.


El ex premier, haciendo gala de un cinismo sui géneris, ha dicho que el cuarto de siglo que se ha mantenido en el congreso lo ha hecho por “servir a la patria” y apela ahora a los derechos que le asisten como ciudadano, olvidando que él jamás respetó esos derechos cuando se desempeñaba como Primer Ministro y tenía que negociar con los campesinos de diversas partes del Perú que protestaban por la acción nefasta de las empresas mineras que contaminaban y destruían sus terrenos condenándolos a la desaparición por hambre ya que no podrían continuar con su labor agropecuaria. En esas ocasiones, como se recuerda, dio la razón a las transnacionales.
Para nadie es un secreto las ambiciones de Jorge del Castillo por llegar a ser presidente de la república y en el afán de conseguir fondos para la campaña, habría conformado un equipo con las “ratas” Rómulo León Alegría y Alberto Químper en la ejecución de los faenones con el empresario Fortunato Canaan, destapados por los famosos petroaudios y la posterior desaparición de grabaciones en USB que presumiblemente constituían pruebas irrefutables de los delitos cometidos en agravio de la nación. El único interesado en la desaparición de estas pruebas era precisamente él.
Uno de los dirigentes apristas más identificados con del Castillo, el inefable Wilber Bendezú, ha expresado que Mercedes Araoz necesita para su campaña de referentes políticos como el ex premier, olvidando que en lo que se ha convertido el “Tío George” es un referente del cáncer que corroe al partido de gobierno: la corrupción.
La invitación a Mercedes Araoz, demuestra que el partido que se dice el más antiguo y organizado carece de cuadros de dirigentes capaces de afrontar una elección con dignidad y posibilidades de triunfo, por eso tiene que recurrir a esta especie de maquillaje, porque de presentar candidato propio, dígase Jorge del Castillo, Mercedes Cabanillas, Mauricio Mulder, Luis Alva Castro, Nidia Vílchez, o el propio “Señor de Sipán”, no tendrían ninguna posibilidad de triunfo y estarían por debajo del 5 % de intención de voto que parece ser el techo de la candidata invitada.
Para los que de ninguna manera votaremos por la opción aprista resulta indiferente la inclusión o no del Tío George: si lo sacan, él mismo se encargará de sabotear la candidatura de Araoz con la gente que, pese a todo, son sus ayayeros. Si lo incluyen, su sola presencia en cualquier número de la lista servirá para desalentar a los indecisos que pretendan votar por el partido de la estrella, porque eso los convertiría, de hecho, en cómplices de la corrupción. Así está la cosa.


¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

No hay comentarios: