sábado, 1 de octubre de 2011

PERSONAJES: La enjundia de doña María Abanto

Por Jorge A. Chávez Silva, "Charro"
Doña María Abanto Cabrera, más conocida como “La Vieja María”, fue una matrona de ñeque y rechupete, famosa por su enjundia dicharachera, por la sazón de sus comidas y porque en su casa se celebraron las mejores jaranas de rompe y raja del pueblo, sazonadas con la sal de doña María, que en materia de dichos y refranes era una autoridad. De ella seguramente heredan los Abanto la chispa que intercalan en su conversación. Ella vivió en su casa de la esquina de los jirones Arequipa y Mariscal Cáceres, vivienda que todavía pertenece a sus descendientes.

Doña María Abanto Cabrera (Foto cortesía de la familia Vulih, desde Israel)

Doña María tuvo cinco hijos. Las mayores, de un primer compromiso, fueron Noemí Cobián Abanto, madre de nuestro entrañable “Coche Helí”, y Lucrecia Cobián Abanto, mamá de nuestro condiscípulo Diómedes Aguilar Cobián, quien era el número uno de la lista de los externos de la primera promoción del Agro.
Tiempo después doña María se unió al maestro Felipe Mariñas y con él tuvo a Semírames, Ciro y Servio Tulio Mariñas Abanto, cantantes de mucha enjundia los dos últimos. Ciro, siguiendo la huella jaranera de su madre, albergó en su casa de Independencia a los bohemios shilicos de las décadas del 70 y 80, que, capitaneados por el famoso César Augusto Díaz Dávila, armaban tremendas jaranas de amanecida entre cánticos y brindis al compás del acordeón, la fabulosa “vaca” que fue fiel compañera de la bohemia del “Copocho”. Esta célebre “tira” estuvo integrada por Uladislao Silva Sánchez, Juan Medina Arrué, Lucho Revoredo Vásquez y otros más.

Descendientes de María Abanto Cabrera (Foto cortesía de la familia Vulih, desde Israel)

Esta fotografía del recuerdo, de gran calidad artística, fue tomada por don César Díaz Chávez, padre de César Augusto, el “Copocho” original del que devienen además Julio, Venancio, Miguel Angel y Micaela Díaz Dávila. Figuran de arriba hacia abajo, Lucrecia Cobián Abanto, Semírames Mariñas Abanto y Fausta Vulih Cobián, conocida como “La gringa”.
.

5 comentarios:

Fausta Vulih Cobián dijo...

Estimado Jorge:
Es para mi un placer saludarte y desearte muchas bendiciones de parte del Altísimo.
Me ha sido muy grato ver en esta tu página, una semblanza de mi querida madre María Abanto, la emoción fue muy grata y te agradezco infinitamente esta enorme alegría. Espero seguir en contacto, porque no me pierdo tus agradables notas. Saludos.
Fausta Vulih Cobián.

Anónimo dijo...

Querida Fausta:
Qué grato tener noticias tuyas y la satisfacción de que leas los artículos de este modesto amigo. Tú sabes que fui muy amigo de nuestro querido Helí desde los tiempos en que estudiábamos en el Pedagógico y ahora y siempre de mi querido negro Jorge Novoa con quien coincido a veces en Celendín. Pronto seguiremos publicando algunas noticias de tu familia como dignos representantes del genio celendino
Un gran abrazo shilico
Jorge A. Chávez Silva, "Charro"

Anónimo dijo...

Buen Día; yo tambien soy de celendín mi nombre es Romer Abanto Abanto cajamarquino como el queso con miel .. jaja saludos a todos ..

(a) Xavi Arroyo dijo...

Hola, mi abuela fue Fausta Cobián Marín, vivió en Cajabamba y San Marcos, se casó con Alipio Arroyo Velásquez, quisiera saber más de la familia Cobián, me ayudan???

Anónimo dijo...

mi nombre es edwin abanto ayay... mi abuelo segundo ismael abanto chacon... y su madre de el se llamo maria abanto chacon... ellos son de san marcos y eh escuchado hablar tambien de familia de celendin.. el padre de mi abuelo se llamo maximiliano abanto infante,, si hay parentesco quisiera saber mas de nuestra familia.. gracias