sábado, 15 de octubre de 2011

RETRATOS DE FAMILIA: Los Pérez Rabanal

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Con esta hermosa fotografía damos inicio a una nueva sección de CPM II, que titulamos “RETRATOS DE FAMILIA”, en el que colocaremos fotografías rescatadas de los viejos álbumes de familia en una actitud que era una costumbre arraigada entre los celendinos de antaño: la de tomarse fotos “tropalla”, como se expresa en nuestra habla que tiene lejanas y dulces reminiscencias pre hispánicas.
En esta fotografía aparece la familia Pérez Rabanal, de las más antiguas de Celendín, quienes eran dueños de la hacienda “La Lucma” ubicada en la cuenca del Marañón, colindante con la hacienda “Limón” en el distrito de Utco. Se trataba de un predio extenso que poseía diversos microclimas, desde la jalca en las alturas de Tres Zanjas, hasta los temples de los valles del Marañón.
Los Pérez Rabanal eran grandes productores de trigo y frutas del trópico como naranjas, ciruelas, plátanos, chirimoyas, guayabas, etc. La cosecha de estas feraces tierra llegaba hasta su casa sita en el jirón Gálvez, entre los jirones Grau y Pardo a lomos de recuas de mula que llegaban por la ruta de Tres zanjas, La Manzana y Poyunte. La reforma agraria afectó a este predio en los años del gobierno revolucionario del Gral. Juan Velasco Alvarado.
Recuerdo que en una ocasión hicimos, los de la Escuela Nº 85, una excursión a cierta parte de la hacienda que no tenía muchos cultivos. Íbamos a pie, ligeros como éramos, la mayoría de alumnos y los maestros a caballo, entre ellos el Director Luis Pereyra Rabanal, Julio César Chávez, Orestes Tavera Quevedo, Héctor Silva y Alfonso Rojas Chávez.
El paisaje era agreste, cubierto de la maleza típica de la yunga fluvial, y había en cierto sector restos de andenería preincaica, probables vestigios de la cultura que don Pedro García Escalante “El Búho” dio en llamar “Choctamallque”. Guiados por nuestro compañero Chávarry Huanambal, que era nato del lugar, llegamos a cierta gruta o cueva que los gentiles utilizaron como cementerio pues había gran profusión de restos humanos óseos, cuyas calaveras fueron a enriquecer el pequeño museo que teníamos en la escuela.


En la fotografía que según calculamos debe datar de 1940, aparece la familia Pérez Rabanal en pleno con los patriarcas Tomás Pérez y Zoila Rabanal, alrededor sus hijos Julio, Natividad, Julia, Juana, Rosa, Zoila y Oswaldo Perez Rabanal.

Rogamos a los celendinos de antaño hacernos llegar fotografías familiares de este tipo con alguna referencia para publicarlas en esta sección que tiene por objetivo el rescate de nuestra pequeña gran historia al correo de celendínpm@gmail.com

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

1 comentario:

Giancarlos Alberto Torres Perez dijo...

Mis bis Abuelos y mi Abuelo querido Oswaldo Perez Rabanal, que bonita foto me emocione. Gracias.