martes, 29 de marzo de 2011

ELECCIONES: Comenzó el "terrorismo mediático"

Por Franz Sánchez
No es ninguna novedad que en el tramo final de una competencia política el sistema utiliza “artillería pesada” contra algunos de los contendores, eso todos lo sabemos. Pero lo que no podemos consentir es que los “miedos” de comunicación intervengan de forma descarada, sin moral alguna.
El pueblo ya sabía que esto iba a suceder, como en 2006, cuando los canales de televisión abierta (privados), iniciaron una feroz guerra propagandista “anti Ollanta”.
“Una mentira repetida, incansablemente, muchas veces, se convierte en una verdad”.
Este puede ser el postulado motivacional, para lo que se convirtió hace años en una práctica constante del “arrastrado” periodismo en el Perú, práctica que debería denominarse como: terrorismo mediático. Una forma de atemorizar a la población, engañarla o distraerla para que no reaccionen frente a los conflictos sociales que ocurren en nuestro territorio nacional.
Cuando las corporaciones establecen monopolios en los medios de comunicación, debemos temer de cuál sea el “mensaje” o mensajes que se emitan. En tanto el poder comercial aliado al político, esté inmiscuido en los medios como administradores del mensaje, tendremos que hablar de latifundios mediáticos, de terrorismo de la información.
El diario “El Comercio” que hace unos años albergó a algunos representantes de esa izquierda intelectual que algunos llaman “caviar”, pero que sobre todo ha protagonizado algunos pasajes turbios en de la historia contemporánea de nuestra patria, ha sido el primero en quitarse la máscara “democrática” con la que se camufla ante sus lectores.

El comienzo del "terror" informativo...

El grupo “El Comercio”, cuyo nombre o razón social rima con el papel que desempeña dentro de la prensa (comercializan la información), es el grupo más influyente y poderoso del país, al integrar publicaciones y medio como: El Comercio, El Trome, Perú 21, Gestión, Canal N y América TV. Además, son socios estratégicos de inversionistas chilenos presentes en el Perú, como LAN Chile. Cereza del pastel, están metidos en la medición (manipulación) de la opinión a través de una relación estrecha con la empresa encuestadora IPSOS Apoyo (sí, la única que no admitió un crecimiento sustancial en las cifras de Gana Perú, como lo hizo Datum, y que negó la caída libre que muchos sondeos registran del candidato Alejandro Toledo).
Ha sido este grupo editorial, que protege ante todo sus intereses económicos (con todo derecho, eso no es reprochable, pero no sembrando del pánico de la población, falseando la información), el primero en abrir fuegos con portadas abiertamente sesgadas y agresivas.
Así, la portada del viernes 25 de marzo de “El Comercio”, con grotesca tipografía, dice: "Ollanta Humala propone cambiar la Constitución y aplicar economía estatista”.
Información desmentida cientos de veces no sólo por la agrupación política, por el propio candidato, por el plan de gobierno 2011 de su formación, sino que también innumerables entrevistas concedidas al propio canal de gobierno, explicando lo que significa “participación activa del Estado en las inversiones” y “estatización”.
No contentos con la publicación, por la noche, durante el programa de Rosa María Palacios, se emitió un video de archivo que mostraba al entonces candidato a la presidencia Hugo Chávez anunciando promesas al pueblo venezolano, que luego nunca cumplió, dejando una comparación entreabierta con el candidato Ollanta Humala, comparación, ridícula y sin sentido pues era como dar a entender que el candidato por Gana Perú hubiera sido el asesor de la candidatura de Chávez, o al revés.
En medio de la desesperación por el alza de Ollanta Humala en las preferencias del pueblo, acaban de despedir a la periodista Laura Puertas (directora de información del programa Cuarto Poder), por negarse a participar en la campaña de desprestigio emprendida contra Humala.
Qué otra cosa se puede esperar de un programa de televisión que es una vergüenza para el gremio de periodistas, espacio noticioso dedicado a realizar reportajes a LAN Chile, al Wall Street (Perú Day), a los logros del TLC firmado por el heroico Alejandro Toledo y a toda “mermelada” que puede haber untada en el éter
El verdadero temor no radica en que Ollanta Humala sea presidente del Perú (el destino del país es lo que menos importa a quienes se acomodan con cualquier gobierno de turno), sino lo que propone Gana Perú para erradicar el monopolio en el área de la aviación comercial, acaparada hoy por LAN Chile. Humala quiere, en efecto, promover la inversión de capitales peruanos en este rubro para hacer competencia en el mercado a una empresa extranjera.
LAN Chile es una empresa conocida por brindar un mal servicio a un elevado precio, que ha recibido muchas denuncias por maltratos a pasajeros peruanos, y que ha demostrado una terrible falta de respeto al país que la alberga al haber propalado, en sus vuelos, un video donde se mostraban imágenes de basurales y hospedajes en mal estado, afectando seriamente la imagen del Perú en el exterior.
Ante todo el arsenal y el poderío de los grupos económicos, a los que les tiemblan las piernas aterrados ante los números registrados por Ollanta Humala en la recta final de la campaña (y aún sin ellos), el pueblo queda inerme frente al fuego unilateral desatado por estos “miedos de comunicación”.
A Humala lo acusan de autoritario, de antisistema (como si aquello sería malo), de extremista, de chavista, de comunista y otras cosas más, como hicieron ya durante la campaña de Susana Villarán, lo que no impidió el resultado final, porque contra todo eso y a pesar de la lentitud aplicada por la ONPE, el voto de la población triunfó.
Esperemos que la prensa cumpla con su papel, que el periodismo respete y se limite a transmitir la verdad de los sucesos, porque ahora el pueblo está despierto y atento, ahora no se cree más el cuento que dictan los altos jefes al redactor de las noticias o a la presentadora de televisión.
Necesitamos recuperar nuestra soberanía (no queremos intervenciones extranjeras, vengan de donde vengan), poner un alto al remate que se hace hoy de nuestra patria. Marcar el fin de los monopolios que enriquecen al extranjero y empobrecen al nacional, establecer reglas en el mercado para hacerlo más justo y equitativo.
Estos empresarios todopoderosos no deberían temer a un eventual gobierno patriótico, al contrario deberían alegrarse porque se establecerán mecanismos más sanos que lucharán contra la corrupción (que afecta a todos), contra los “faenones”(que favorecen a los de turno).
El Perú no debe ser más, de ningún modo, el paraíso fiscal que sirve para que los narcotraficantes laven su dinero en nuestras narices, sino debe dar oportunidades a la clase emergente, obrera y trabajadora, que reclama iguales derechos en el mercado, y que, ante la actual ausencia del Estado, apoyan una reforma del sistema político, del modelo económico aplicado desde Fujimori y de su Constitución hechiza.
Estamos ante un voto de cambio que se enfrenta al miedo que intenta transmitirnos, a través de las pantallas del televisor o en las portadas de los diarios, esa burguesía atrasada, que huele a naftalina, pero que se creen todavía dueña del Perú.
“La democracia cimienta sus bases en la educación que tenga su población. No existe tal democracia si el pueblo es comprobadamente bruto”. Esto debe remediarse.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


viernes, 25 de marzo de 2011

CANTACLARO: ¡Que los felipillos no entren al Congreso!

Por Constante Vigil
Celendín
La cercanía del inicio de las operaciones de la transnacional minera Newmont Minning. Co., a través de su avatar Minas Conga (el otro es Minera Yanacocha), nos pone la carne de gallina a los celendinos. Ojalá pronto nos surja el gallo, o se nos suba el indio, como se prefiera. Estamos, por ahora en el tiempo del miedo, y tenemos por qué temer. Razones de peso no nos faltan. Basta con ver la actuación de la empresa gringa en Yanacocha para saber a que atenernos.

Algunos de los felipillos bien aceitados por su patrón, Yanaocha.

Estoy plenamente de acuerdo con el artículo del maestro Jorge Chávez sobre la contaminación de la naturaleza que propicia la minera, y también sobre otra contaminación que nos impone como un veneno social, colectivo, inmiscuyéndose de manera desembozada y prepotente en los asuntos internos del país, pisoteando las leyes referentes al trabajo de las transnacionales en el territorio peruano y demostrando una y otra vez qué poco le interesa la opinión de los peruanos. Es exactamente como si se tratara de un estado dentro de otro, con leyes a su medida y con patente de corso para hacer lo que le viniera en gana. De este modo, la minera, no sólo ataca nuestras fuentes de agua y el medio ambiente en general sino que no cumple con sus obligaciones con el Estado, ni con sus trabajadores, ni con la colectividad cajamarquina, a la que debería dar al menos la mitad de sus beneficios.
En lo que sí cumple, y sacando oro de su bolsillo a borbotones, es en el financiamiento de falsas ONGs como Reflexión Democrática, uno de los artilugios de que se vale para la compra de candidatos, de congresistas, de alcaldes, etc.
Esta otra contaminación, que no es más que una variante de la corrupción generalizada que ha caído sobre el país, mancha en estos días a ciertos candidatos al congreso de la República, lo que nos lleva a alertar a todos los peruanos y en especial a los que sufrimos los efectos de la contaminación de las mineras, a no votar, de ninguna manera, por aquellas personas a quienes la transnacional Newmont Minning Co. ha corrompido ante la opinión pública estupefacta. Los nombres de estos corruptos policastros son los siguientes:

Del fujimontesinismo:
* Cecilia Chacón
* Luz Salgado
* Anyela Palomino
* Wilder Díaz
* Guido Lucioni
* Gonzalo Romero de la Puente
* Alejandro Aguinaga
* Juan Díaz

Del Apra:
* Luciana León Ramírez
* Nidia Vílchez
* Moisés Montenegro
* Adela Córdova

De Solidaridad Nacional
* Wilson Urtecho
* Carmen Juárez
* Victoria Paredes Sánchez
* Rosa Conde

De Alianza para el gran cambio
* Luis Galarreta Velarde
* María Pérez Tello
* Juan Carlos Eguren
* Rafael Yamashiro

De Perú Posible
* Guillermo Gonzales Arica
* Washington Zevallos

La actuación de muchos de estos candidatos, que acaban un periodo en el Congreso, es más que criticable, pues faltan a sus labores congresales por estar en campaña. Baste recordar la actuación de Luciana León, la hija de Rómulo "Rata" León, quién fingió un mal estomacal para no asistir a sus labores, lo que no le impidió ir a un programa de televisión a promover su reelección, además de usa su oficina congresal como depósito de material de campaña.
Del mismo modo debemos cuidarnos, y aún más tal vez, de Cecilia Chacón, quién no sólo no defiende al pueblo, sino que para mejor defender a minera que la financia se hizo nombrar presidenta ¡de la Comisión de Minería del congreso, nada menos. Y qué decir de “Willy” Gonzáles Arica, quien se escuda en las faldas de su mujer para vendernos la imagen de luchador contra la corrupción. Muy mal por Anel Towsend, quien, como periodista, debería mantener una imagen objetiva y neutral frente a los que la ven en Tv, o la leen a través de los periódicos y no dar la falsa impresión de que está postulando al Congreso. Lo más extraño es que estos felipillos, en lugar de estar inhabilitados por el JNE, corren con ventaja frente a los demás candidatos.
No regalemos nuestro voto. Sería un suicidio en materia de contaminación, si es que, pese a las advertencias de diferentes medios de comunicación sobre del compromiso infame que estos malos peruanos, votamos por que integren el Congreso. No lo olvidemos, estos felipillos de vocación, han contraído una deuda con la minera, a quien han vendido su alma. ¿Por cuánto? Pues, fíjese usted, cada uno ha recido la suma de 20 mil dólares, para financiar su campaña, dizque. Ciudadanos peruano, ciudadano cajamarquino, no les demos nuestro voto a estos miserables. Eso no debe suceder de ninguna manera. Estamos avisados. Más tarde sólo tendremos nuestros pañuelos para consolarnos. Guerra avisada no mata gente.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

viernes, 18 de marzo de 2011

MINERÍA: Yanacocha, la terrible evidencia, el “antes” y el “después”

Por Jorge A. Chávez Silva
Quienes vemos a la obra de la naturaleza no como una hechura al azar, sino como una obra maestra en donde todo tiene su por qué, y estamos convencidos de que conservarla es un deber moral y material porque ése es el mundo que debemos legar a nuestros descendientes, estamos expuestos a la mordacidad insulsa de quienes creen que somos una especie de náufragos atrapados en las telarañas del tiempo y no hemos podido adecuarnos a la “modernidad”.
-Ahí viene el antimina –dicen de mí algunos paisanos que trabajan en la minería cuando aparezco en el elefante blanco de Huachipa, en la sede de la Av. Brasil o en cualquier otra reunión de cajamarquinos.
Ninguna de éstas sátiras sin sentido hacen mella en mi espíritu de admiración hacia el paisaje con cuya vista nos premia la naturaleza, más bien me producen conmiseración quienes, en su afán de ganar dinero, lo avasallan todo, venden su alma y finalmente se convierten en felipillos de las transnacionales ávidas de riquezas cual aves de rapiña, sin importarles si destruyen la belleza útil del entorno con que natura nos ha premiado.


La laguna Yanacocha en 1992 y en 2006, antes y después de la criminal cirugía operada por Minera Yanacocha.

Al observar la limpidez inocente y la belleza plácida de lo que fue en vida la laguna Yanacocha, laguna negra, en su insulsa traducción al castellano, y luego constatar el expolio y destrucción que hiciera de ella la transnacional Newmont Mining Co., que desfachatadamente utilizó el dulce nombre quechua para disfrazar sus aviesas acciones, no podemos menos que lamentar que su desgracia fueron los tesoros que escondía en sus entrañas, riquezas que fueron conocidas antaño, pero en términos mágicos relacionados con una historia de leyenda.
En mis inicios como docente, pernoctaba los fines de semana en la hacienda “El Sauce”, gozando de la enjundiosa conversación de don Osías Agustí Merino, quien me contaba, con visos de fantasía, la existencia de las lagunas de la altura que se utilizaban como hitos para delimitar las tierras de la hacienda Jerez, que por más de doscientos años pertenecieron a su familia, con las haciendas de Combayo, Polloc, Llaucán y los terrenos comunales de Sorochuco. Me hablaba con vehemente entusiasmo de su serena belleza y de las riquezas que escondían en su lecho. Me decía que en Yanacocha fue arrojada, y no en otros lugares como se presume, la gran cadena de oro que transportaba todo un batallón del ejército incaico para pagar el rescate del Inca Atahualpa y que al saberse las noticias de su muerte fue ocultada en el fondo de las aguas negras.
Me contaba asimismo que conocía, por haberlas recorrido en su juventud y durante el juicio que enfrentó por la recuperación de sus tierras, las lagunas que pronto desaparecerán tras la acción nefasta de la transnacional minera, en complicidad con la Minera Galeno que opera ya en la zona. Me hablaba de la belleza de la laguna Dos Colores, de las lagunas "cuchras" que llevan el nombre de Alforjacocha y de la diversidad de peces que albergaba Challhuagón, que en quechua significa precisamente refugio de los peces, de la laguna El Perol y otras, en cuyas rocas sumergidas crecían las algas que los campesinos cosechaban y secaban para consumirlas en Semana Santa en los pueblos de Jerez y Sorochuco.
Contagiado de ese entusiasmo casi delirante, fui a conocerlas en un viaje de tres días a caballo, pernoctando en las humildes chozas de los campesinos de la zona y quedé maravillado, no solo de su belleza, sino del papel importantísimo que cumplían en la generación de vida en toda la cuenca del Sendamal y de la biodiversidad que vivía en sus aguas. Esos campesinos me contaron que las lagunas estaban encantadas y que en las noches de plenilunio un torito de oro aparecía en sus quietas aguas para tentar a los cristianos que se dejaran vencer por la codicia.
Esas lagunas son el nacimiento de las quebradas y ríos que alimentan el río Sendamal-La Llanga, principal accidente geográfico de la provincia, como el Huamrrucaga y el Chirimayo en Sorochuco, el Chugurmayo y el Jadibamba en la banda de Chilac, perteneciente al distrito de Huasmín, además de otros ríos que llegan al distrito de La Encañada y Bambamarca en Hualgayoc.
Nada de esa belleza y biodiversidad perdurarán cuando Newmont Mining Co., alias Minera Yanacocha, alias Minas Conga, empiece a operar. Las lagunas que brindaban vida y modelaban el paisaje a través de sus lágrimas transformadas en ríos, desaparecerán, en lugar de eso llegarán los cuatro jinetes del Apocalipsis: muerte, destrucción, corrupción y vicio, porque la transnacional minera no solo contamina el medio ambiente, sino también lo hace con la política y la vida del país: corrompe a autoridades , a policías, compra alcaldes, congresistas, periodistas y a todo aquél que de algún modo pudiera servir a sus intereses.
Todo esto con la aquiescencia de un gobierno que ofreció detener la voracidad de las mineras, que tuvo el cinismo de crear un Ministerio del Medio Ambiente y que en nombre de la conservación de la biodiversidad destruye con helicópteros y aviones del ejército a las dragas instaladas en los ríos de la selva, para hacernos creer que es la minería informal la causante de nuestras desgracias y no la formal, como en el caso que nos ocupa, que, según ellos, son ejemplo de modernidad y sabio uso de los recursos, que hacen parir a las vaquitas y dan trabajo como pregonan los aprendices de felipillos. Ojalá que estos mentirosos del partido de gobierno reciban el castigo justo del pueblo y no logren traspasar la valla del 5% en las próximas elecciones. Sería tal vez la venganza de los toritos mágicos de las lagunas.
Por eso, antes de que esto suceda, tómese un tiempo y écheles una miradita a nuestras lagunas y conmuévase de su belleza, será tal vez la última vista que de ellas se obtenga. Observe bien el cambio operado en Yanacocha, un triste caso del “antes” y el “después”, y lo peor de todo es que esta horrible destrucción no ha cambiado en un ápice la situación de atraso en que está ubicado el departamento de Cajamarca en el mapa de la pobreza en el Perú.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

lunes, 14 de marzo de 2011

PEQUEÑA HISTORIA. ¡Qué viva mi carnaval!

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Las fiestas del carnaval fueron una de las mayores tradiciones del folclor celendino en todas las épocas. El humor celendino se desata en esta época de jolgorio y diversión. Todos, ricos y pobres, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, disfrutan de Ño Carnavalón, los niños con sus jeringas y sus globos, los jóvenes con sus patotas en las fiestas y los viejos con su tolerancia hacia los otros y sus comilonas asentadas con la rica chicha y otros licores.
Antaño las familias se preparaban especialmente para esta ocasión. Mataban el puerco que se engordaba en el corral, lo mismo los cuyes que se abrigaban bajo la bicharra de la cocina, preparaban los sabrosos panes de fiesta y los tradicionales dulces y bizcochuelos. La chicha, que era un ingrediente especial en esta fiesta, ya estaba espumeando en los urpos lista para sazonar la alegría del carnaval.

El carnaval en torno a la tradicional "unsha" (Foto archivo CPM).

Las patotas formadas por grupos de jóvenes que desfilaban por las calles al son del silulo interpretado por dos músicos que encabezan el grupo, mientras los demás integrantes acompañaban a la música con silbidos y palmas. Todos llevaban pintarrajeado y cubierta de talco el rostro y las ropas, gran profusión de serpentinas como collares y en el bolsillo de atrás, aparte del pañuelo para rasquetear la marinera y el carnaval, los infaltables chisguetes de éter “Amor de Pierrot” y “Amor de Colombina”, que eran traídos desde Iquitos, procedentes del Brasil, cuando el corredor hacia el oriente por donde transitaban los celendinos todavía existía.
Y así, cantando y silbando llegaban a la casa de alguna familia que los recibía entre abrazos y se apresuraba a invitar a las más bellas damitas del barrio para la jarana con gran riego de bebidas y agua. A cierta hora oportuna asomaba el cuy con papa picante para dar energía a los fiesteros. Luego de bailar unas tres horas, la patota iba en busca de otra casa en donde proseguir el jolgorio.
En algunas esquinas, se erguía la "unsha", el árbol ritual, lleno de frutos diversos, globos y otros regalos que los mozalbetes arrancaban a medianoche, hora en que se derribaba el árbol a los acordes del carnaval celendino, con su respectivo "silulo". En otros lugares se alzaba las banderas que son monigotes llenos de pañuelos, a cuyo alrededor bailaban, bebían y se mojaban a globazos los carnavaleros. Y una costumbre que lamentablemente ha desaparecido eran las cuadrillas llenas de billetes que se llevaba el más pintado para poner el doble el siguiente año.
En la fotografía que ilustra esta crónica se puede observar una "unsha" en la esquina de los jirones Ayacucho y Bolognesi, donde al son del "silulo" bailan, tratando de NO caerse en la acequia, entre otros, Francisco Díaz Rocha, “Plototoj”, Luis B. Jiménez Araujo y Javier Homero Zárate Rojas. En ese tiempo seguramente se cantaba la tonada auténtica propia de la inspiración celendina:

¡Ya viene el carnavalito, siluló,
Después de haberse paseado en Llanguat!
¡Ya llega el carnavalito, siluló!
Por la cuesta del Shururo, ¡guayluló!
¡Arriba, caballo blanco, siluló!
¡Sácame de este barrial, guayluló!

¡Chilalito, chilalón,
Qué bonito el carnaval!
¡Chilalito, chilalón,
Qué bonito es Celendín!
¡Porque se juega y se baila, siluló,
Con guitarra y con cajón, guayluló!

¡Unos ojitos he visto, siluló!
¡Por esos ojitos muero, guayluló!
Me han dicho que tienen dueño, siluló…
¡Con dueño y todo la quiero, guayluló!
¡Arriba, caballo blanco, siluló!
¡Sácame de este barrial, guayluló!

(Letra original rescatada por el Dr. Moisés Chávez Velásquez)

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

martes, 8 de marzo de 2011

TEMAS EDUCATIVOS: El negociado de la educación



Por Jorge A. Chávez Silva, "Charro"

Durante la dictadura fujimontesinista se aperturó la educación hacia todo aquel que quisiese invertir en este rubro y empezó la proliferación de colegios particulares y academias en manos de personas que no necesitaban el requisito de ser docentes para regentarlas y en el actual gobierno de García se dio licencia para que cualquier profesional, sea de la especialidad que fuere, pueda ejercer la docencia, incluso reemplazando a un profesional en educación. En este contexto tenemos a los políticos que viven de las academias, colegios y universidades que poseen como si fuera una mina de oro.

Los textos escolares, el gólgota anual de los padres de familia.

Al amparo de estas nuevas disposiciones, vinieron los inversionistas para instalar cadenas de colegios particulares con infraestructuras atractivas para captar a la mayoría de alumnos en desmedro de la escuela pública. El gobierno del dictador japonés y el actual mataban así dos pájaros de un solo tiro: por un lado le quitaban predicamento al Sutep y por otro iban por buen camino en la tarea de desembarazar al fisco de la “carga” que significa la educación de los peruanos, tal como dice la Constitución Política del Estado.
Detrás de estas cadenas de colegios particulares vinieron las mafias de las editoriales de textos escolares (Corefo, Santillana, Hilder, Zigma, etcétera, etcétera) con una nueva concepción acerca del uso del texto. Hasta hace algunos años un texto escolar duraba varios años porque cumplía con una condición sine qua non del libro, es decir, era un medio de información y de consulta y dentro del ámbito familiar, el texto que le compraron al hermano mayor servía para toda la prole y se actualizaba cuando un nuevo conocimiento requería su inclusión.
Actualmente, la voracidad comercial de las editoriales ha creado el libro desechable, que solo sirve para un año, que permite desarrollar tareas, dibujar, recortar, pegar en el mismo texto, no para que el alumno adquiera destrezas, porque es lógico que es más incómodo trabajar en el texto que en un cuaderno de trabajo, sino para obligar al padre de familia a adquirir otro texto para el próximo año.
En este negociado infame tienen participación, además de las editoriales, los directores de colegios nacionales y los profesores, cada estamento se gana alguito a costa del sacrificio del padre de familia. En los colegios particulares la ganancia es óptima: hay compromiso de comprar una ruma de libros de tal o cual cosa y la ganancia solo se la llevan los promotores. Los profesores, cual modernos esclavos, tienen la obligación de trabajar estos textos sin recibir ninguna remuneración a cambio.
Un programa televisivo ha puesto sobre el tapete este abuso que constituye la tortura anual de los padres de familia que temen al mes de febrero más que a navidad. Los gastos educativos sobrepasan todo presupuesto. En los colegios del estado todavía se tiene en cuenta las posibilidades del hogar. En los colegios particulares, perentoriamente se exigen útiles de marca, uniformes cuya confección ha monopolizado el colegio y es más, se imponen plazos para su cumplimiento, sin tener en cuenta la condición del hogar. En el supuesto de que si el padre matricula a su hijo en un colegio particular es porque tiene dinero y en base a esto, toda exigencia es factible.
Y no se crea que las autoridades educativas desconocen este infame negocio –es presumible que haya cohecho bajo la mesa- ahora que ha reventado el chupo es que se ponen pilas anunciando sanciones a las editoriales y a los colegios que incurran en este desangramiento de la economía familiar, que –dígase de paso- solo ocurre en un país como el nuestro. En otros países un texto escolar es válido en cualquier tiempo. Por este y otros motivos que iremos analizando en esta nueva sección de TEMAS EDUCATIVOS, es que la educación peruana está a la zaga en el panorama latinoamericano.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

lunes, 7 de marzo de 2011

OPINION: LOS 22 CANDIDATOS DE LA VERGÜENZA

Por Crispín Piritaño
Estos tristes personajes, felipillos modernos que han subordinado su función a los apetitos de Yanacocha, recibiendo 20 mil dólares, cada uno, para financiar su campaña, deberían ser inhabilitados como candidatos a una próxima legislatura por razones obvias de moralidad, principalmente por intentar sorprender a sus posibles electores prometiendo defenderlos cuando en realidad servirán a los intereses de la minera como ya lo está haciendo la congresista del fujimontesinismo Cecilia Chacón desde su cargo de presidenta de la Comisión de Energía y Minas de quien se recuerda el escandaloso caso de la minera Raura que estaba contaminando con plomo a la comunidad de Lauricocha en Huánuco.


No nos sorprende que la mayoría de corruptos que acompañan a la congresista Chacón pertenezca a las filas del fujimontesinismo, incluyendo a Luz Salgado, porque esa es su característica principal, desde que su jefe se llevó al Perú en maletas y renunció por fax a la presidencia en un acto que pinta de cuerpo entero a los miembros del esta facción política que tiene en sus filas a tránsfugas como Rey Rey y Fernán Altuve y otros más.
Hay un personaje que llama la atención, Lucho Galarreta de la Alianza para el gran cambio, quien proclama en sus paneles luchar contra la corrupción, que “nadie le rompe la mano”porque usa unos garfios como prótesis, Tras su triste performance con la minera se ha olvidado por completo de la lucha contra la corrupción y nos demuestra que los 20 mil dólares, no solo le han roto la mano sino el alma.
Las candidatas del Apra, en su desesperación de ver que no pasarían la valla del 5% y que, en el mejor de los casos solo tendrían tres representantes en el congreso, se están dando de codazos por ingresar y estiran la mano a Yanacocha. No nos sorprende lo de Luciana León siendo hija de una de las ratas –como las calificó el propio Crazy, en un acto de infraternidad- que se llenaron de dinero con los faenones que hicieron con Fortunato Canaan. Ojalá que el pueblo sea consciente y castigue al partido de gobierno por la corrupción que lo mancha por entero. Sería una lección de justicia y moralidad.
La intromisión de Yanacocha en las elecciones es un acto delictuoso que contamina al proceso electoral, siendo una empresa extranjera con poquísima participación de capital peruano está demostrando a través de esta intromisión que sigue buscando impunidad para seguir contaminando el medio ambiente y las conciencias de algunos malos peruanos, mientras los campesinos felipillos y el gordo Crazy Horse salen a hacer le propaganda. Los primeros diciendo que “Yanacocha hace parir a las vaquitas” y el segundo afirmado que es la minería informal la que está contaminando el ambiente y no la formal, cuando todos sabemos que todas lo hacen y promueven levantamientos con el cuento de que dan trabajo. A ese paso, también los narcotraficantes van a hacer lo mismo con el mismo argumento.
Es hora de tener plena responsabilidad como ciudadanos condenando al olvido a los tránsfugas, a los que se quieren perpetuar en el congreso y sobre todo a los corruptos que se enriquecen a costa de la ingenuidad y amnesia del pueblo.Justificar a ambos lados

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

viernes, 4 de marzo de 2011

PEQUEÑA HISTORIA: El pintor Bagate en Celendín

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Nuestro amigo y colaborador Jorge Pereira Terrones nos envía esta excepcional fotografía, que amén de su calidad artística está llena de historia. La fotografía fue tomada –según informe del mismo Jorge- nada menos que por Juan del Carmen Villanueva, el pintor cajamarquino que usaba el seudónimo de “Bagate”.

La familia de Bagate y Perseo en 1952 (Foto cortesía de Jorge Pereira Terrones)

Figuran en la fotografía el escritor y periodista celendino Manuel Pereira Chávez ,“Perseo”, con su infaltable cigarrillo en las manos, su esposa en el primer escalón de la escalera, el aun niño Jorge Pereira Terrones en su andador y la familia del pintor en su casa de Cajamarca. El momento transcurre en el año 1952.
Perseo como intelectual fue amigo y contertulio de la intelectualidad cajamarquina de su época y contábanse entre sus amigos los pintores Alfonso Sánchez Urteaga, “Camilo Blas” y los pioneros de la pintura nacionalista, llamada después ”indigenista” Mario Urteaga y Juan del Carmen Villanueva, “Bagate”.
No es aventurado afirmar que el arte peruano le debe el movimiento indigenista a los artistas cajamarquinos, pues, además de los ya nombrados, está el cajabambino José Sabogal Diéguez, quien le da el espaldarazo genial que catapultó a este movimiento a nivel mundial como una expresión genuina de la peruanidad, frente al academicismo de corte europeo en que naufragaban los movimientos artísticos de Lima y cuando el entonces director de la ENBA, Daniel Hernández se empeñaba en imitar la pequeña pincelada variopinta del valenciano Sorolla. Celendín tiene entre los cultores de este movimiento al gran Alfredo Rocha, de quién vi algunas telas de corte netamente indigenista inspiradas durante su estancia en la ciudad imperial.
Perseo tenía vocación de artista y presumimos que sofrenó su potencial pictórico para dar paso a sus inquietudes literarias y periodísticas. Esto explicaría la cantidad de hijos artistas que tuvo. El maestro Saúl Silva, con la enjundia que lo caracterizaba dijo de Manuel Pereira: “Qué bestia este Perseo, tiene una canjhulada de artistas”, en alusión a Einar, César, René, Salvador, Jorge, Rodolfo y algún otro que se me escapa, sus hijos, que tuvieron y tienen importante protagonismo en los diversos campos del arte.
Perseo tenía una amistad entrañable con Bagate y fue el gestor ante el filántropo Augusto G. Gil para que pasara una temporada en Celendín y pintarle los retratos que ahora se exhiben en la municipalidad, la Beneficencia Pública, el colegio “Coronel Cortegana” y en alguna otra colección de Lima porque tenemos noticia de que fueron ocho los lienzos que pintó en Celendín.
El pintor con su familia estuvo alojado y atendido a cuerpo de rey en la mansión que tenía entonces el filántropo en la manzana adyacente a la plaza de armas en la calle Dos de Mayo. Era una casa típica de la arquitectura celendina con baldosas de cerámica y pisos de mármol. El salón principal de su casa abundaba en muebles vieneses de esterilla y otros con incrustaciones de mármol y nácar, además de hermosos espejos que brillaban a la luz de las arañas de cristal de Bohemia entre los marcos exquisitamente tallados. Lujos que solo se podía dar un hombre de mucho mundo y dinero como él, en una época en que Londres, a través del Amazonas, estaba más cercano a Celendín que la propia Lima.
La casa del filántropo era de las más extensas de la ciudad y contaba con una puerta en el Jr. Grau por donde ingresaban las acémilas cargadas de mercadería y productos agrícolas que llegaban del valle de Llanguat y de sus haciendas de Yajén y San Isidro, así como las que provenían del oriente con mercadería venida por el Amazonas. La hijas del pintor se entretenían viendo el tráfago del descargue de las acémilas en el extenso corral.
Los cuadros, que se nos antojan de la escuela de Zurbarán, son retratos del filántropo y de sus padres encuadrados en fondos oscuros y grises que resaltan el tipo del celendino auténtico, además del carácter austero que caracterizaba a la gente de entonces. Hemos visto en el retrato de doña Paula Velásquez, que se exhibe en la Beneficencia a una matrona celendina, austera y con el carácter suficiente para forjar la personalidad de don Augusto. Eran indudablemente cuadros de encargo, porque la pintura de Bagate es profusa en temas de gran sensibilidad social en los que denuncia la situación de postergación que vivían los indígenas a manos de los gamonales.

"La escuela indígena" Oleo de Bagate.

El pintor también recibió el encargo de hacer las estatuas de Augusto y sus padres, obra que no llegó a culminar pues se quedó en los moldes cuyas efigies vaciadas estaban en una de los consultorios del antiguo Hospital de Caridad que fundara y sostuviera el filántropo. Los mismos que fueron groseramente pintados de color caoba, que con el paso de los años se fueron descascarando hasta causar el terror de todos los niños que por algún mal llegábamos a ese nosocomio. ¿Qué será de esas efigies? Averigüelo Vargas.
En una oportunidad en que viajaba de Cajamarca a Lima tuve a una distinguida dama, algo entrada en años, como compañera de asiento. Para amenizar el viaje entre los tumbos que en ese tiempo ocasionaban los cráteres de la carretera a la costa entablamos conversación. Al enterarse que yo era celendino y pintor, se emocionó mucho y me contó que se llamaba Flavia Marcela y era hija del pintor Juan del Carmen Villanueva y había estado en Celendín cuando su padre pintó los retratos de que hablamos, además de los pormenores que describo en esta nota.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


jueves, 3 de marzo de 2011

MINERÍA: Yanacocha envenena Cajamarca

Publicamos un importante pronunciamiento del Gobierno Regional de Cajamarca, nada menos. Ya era hora que las autoridades regionales tomen conciencia y posición sobre el peligro que representa el accionar irresponsable de Minera Yanacocha. Las razones de nuestra lucha de los últimos cuatro años se ven confirmadas, desgracidamente, por el comportamiento criminal de la principal minera que opera en Cajamarca. Un nuevo vertido de ácidos y otros peligroso agentes químicos ha contaminado el agua que beben los cajamarquinos, que los campesinos emplean en el riego de sus campos, que el ganado bebe. Hasta cuando vamos a soportar con la cabeza gacha este rosario de crímenes contra la vida y la naturaleza? (NdlR)


PRONUNCIAMIENTO
DEL GOBIERNO REGIONAL DE CAJAMARCA


El Gobierno Regional de Cajamarca, hace de conocimiento a la comunidad cajamarquina lo siguiente:

El 17 de febrero, en las operaciones de la Minera Yanacocha EIRL, se produjo la ruptura de una tubería que transporta aguas ácidas, desde la poza "Chugurana" a la Planta de tratamiento de aguas ácidas La Quinua. Este derrame de aguas acidas llegó hasta la Quebrada Encajón, que alimenta a la planta de tratamiento de SEDACAJ y al canal de regadío Quishuar, que irriga las tierras del caserío Aliso Colorado.

CENSURAMOS, la omisión de la Minera Yanacocha, por no prever un sistema alternativo de control de derrame de aguas ácidas y contar con un sistema de información que recién el 24 de febrero a través de un medio de comunicación local (07 días después), informó a la comunidad
cajamarquina, sobre el derrame de éstas.

En ese sentido DESMENTIMOS, las versiones de Minera Yanacocha respecto a una supuesta comunicación anterior al Gobierno Regional de Cajamarca, pues la carta Nº 121-11/GRS-YANACOCHA/2011, ingresó recién el 25/02/11, conforme consta en la recepción de mesa de partes.

El Gobierno Regional de Cajamarca, en cumplimiento a su compromiso con la ciudadanía, respondió inmediatamente, constituyéndose al lugar de los hechos, recorriendo las áreas y sistemas afectados, tomando las muestras de metales pesados y cianuros a través de la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental. El día 26/02/2011, hizo de conocimiento a la fiscalía la comisión de un presunto ilícito penal por daños al medio ambiente.

El derrame de aguas ácidas en la quebrada Encajón, podría implicar un caso grave de contaminación ambiental y atentado contra la salud pública, considerando que ésta quebrada es utilizada, aguas abajo, para el sistema de agua potable de la población de la ciudad de Cajamarca, por lo que resulta necesario realizar una exhaustiva investigación que evidencie la magnitud de los daños que pudo haber causado.

Es importante ACLARAR que para reducir la carga contaminante de las aguas ácidas en los acuíferos, no basta con neutralizar con cal el pH, para reducir la carga contaminante se requieren la acción de coagulantes y floculantes, que sedimenten los metales, para luego separarlos de las aguas.

INVOCAMOS a la población en general, a comunicar este tipo de sucesos tan pronto ocurran, a fin de intervenir de manera oportuna.


REITERAMOS nuestro compromiso con la defensa del medio ambiente y los intereses de la población cajamarquina, comprometiéndonos en fortalecer nuestro sistema regional de vigilancia ambiental.

Cajamarca, 28 de febrero del 2011


Sergio Sánchez, gerente de RRNN del GR

Gregorio Santos, presidente del Gobierno Regional

.

MINERÍA: Contaminación criminal

Por Wilder A. Sánchez Sánchez

El lunes 28 de febrero el Gobierno Regional de Cajamarca emitió un Pronunciamiento, en el que se denuncia la contaminación de la Quebrada Encajón - que provee de agua a la planta de agua potable El Milagro y al canal de riego Quishuar - con aguas ácidas, cianuro y metales pesados, provenientes de Minera Yanacocha, empresa que recién dio cuenta de este hecho después de una semana de ocurrido el grave derrame.
Esta negligencia de la empresa transnacional revela su actitud criminal, al poner en riesgo la vida y la salud de alrededor de 80,000 habitantes de la ciudad de Cajamarca que consumen agua potable proveniente de la planta El Milagro y de los agricultores que hacen uso del canal Quishuar.
Este gravísimo accidente desmitifica, una vez más, las falacias sostenidas por las empresas mineras asentadas en nuestra región - y también por sus defensores a sueldo -, acerca de una supuesta “minería sustentable” en armonía con el medio ambiente. Nos hace ver los riesgos y desastres a los que están expuestos la población humana, los recursos hídricos, la flora, la fauna y el territorio regionales debido a la minería en cabeceras de cuenca, con los agravantes de ser proyectos mineros a tajo abierto y con cianuración, prohibidos en otros países.
Que este desastre ambiental – cuya magnitud debería ser evaluada – sirva para que las poblaciones de Celendín y otras provincias tomen conciencia de los riesgos a los que estarán expuestas si se ponen en ejecución los proyectos mineros a tajo abierto Minas Conga, El Galeno y otros, que también están ubicados en cabeceras de cuenca y que destruirán y contaminarán valiosas lagunas y otros recursos hídricos que podrían ser aprovechados para el desarrollo sustentable.
Valga la oportunidad, también, para denunciar a de los 22 candidatos a congresistas que han recibido financiamiento de empresarios mineros, obviamente para que, en caso de llegar al Parlamento, devuelvan favores a las mineras.

.

miércoles, 2 de marzo de 2011

CANTACLARO: La Bancada de Yanacocha

Por Constante Vigil
Celendín
Tal como lo hiciera en las pasadas elecciones Municipales y Regionales , la compañía minera Newmont Minning Corp., alias Yanacocha, Alias Minas Conga, a través de diversos organismos que financia, se entromete aviesamente en los procesos electorales para garantizarse impunidad y privilegios durante el próximo ejercicio gubernamental.

Algunos de los felipillos financiados por Yanacocha.

En esa ocasión, según denunciamos en nuestras páginas, la minera financió la campaña electoral de muchos candidatos a las alcaldías y a la región como lo evidenció la vergonzante carta del alcalde San Marcos, publicada por nosotros en la que reclamaba pago de un segundo cupo para costear su campaña con las consabidas prebendas a favor de la minera.
En esta oportunidad a través de la ONG “Reflexión democrática” está financiando las campañas electorales de candidatos de diversas agrupaciones políticas que se caracterizaron precisamente por su cerrada defensa de las mineras en el congreso actual. No entendemos qué de democrático tiene una ONG que hace firmar cartas de compromiso a pretendientes a una curul en el próximo congreso, trasgrediendo lo dispuesto en la Constitución en su artículo 93, referente a la independencia que deben tener los candidatos.
La maniobra taimada de Yanacocha no es sino un intento de mantener un status que le ha permitido ganancias por arriba de los 27 mil millones de dólares entre los años 2007 y 2010, dejando para el fisco tan solo 8 ooo millones de impuesto a la renta. Además de la impunidad para los casos de contaminación que perjudican a miles de campesinos y a sus tierras y carta libre en los casos de muertes, amedrentamientos, sobornos a autoridades y otras perlas a que nos tiene acostumbrados.
Por supuesto que la mayoría de estos vendepatrias pertenecen al fujimontesinismo y al APRA, acostumbrados como están a la corrupción y a legislar en beneficio de las transnacionales que se llevan nuestros recursos dejándonos un país en ruinas.
El pueblo tiene la palabra y debe castigar con su rechazo a estos miserables felipillos que, sin el menor respeto por el electorado al que intentan sorprender, pretenden ir contra los intereses sagrados de la patria y de paso forrarse de dinero. Para mayor conocimiento de los peruanos honestos y comprometidos con el futuro del Perú, insertamos sus nombres:

Del fujimontesinismo:
* Cecilia Chacón
* Luz Salgado
* Anyela Palomino
* Wilder Díaz
* Guido Lucioni
* Gonzalo Romero de la Puente
* Alejandro Aguinaga
* Juan Díaz

Del Apra:
* Luciana León Ramírez
* Nidia Vílchez
* Moisés Montenegro
* Adela Córdova

De Solidaridad Nacional
* Wilson Urtecho
* Carmen Juarez
* Victoria Paredes Sánchez
* Rosa Conde

De Alianza para el gran cambio
* Luis Galarreta Velarde
* María Pérez Tello
* Juan Carlos Eguren
* Rafael Yamashiro

De Perú Posible
* Guillermo Gonzales Arica
* Washington Zevallos
* Y queda en duda, aduciendo que ha renunciado, el cajamarquino Mesías Antonio Guevara Amasifuén.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!