jueves, 29 de marzo de 2012

OPINION: El estado totalitario



Por Crispín Piritaño


El fundamento de la democracia reside en el equilibrio que debe existir entre los poderes autónomos de una nación que, según la Constitución de 1993, para nosotros espúrea, que nos gobierna son: Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral. De acuerdo a esto, el estado es unitario, representativo, descentralizado, y se organiza según el principio de la separación de poderes.En el Perú, la democracia importada de la cultura occidental, herencia deformada del régimen colonial español, nunca tomó espíritu de cuerpo y siempre fue utilizada por la plutocracia para mantenerse en el poder. Mariátegui afirma en sus “Siete Ensayos…”:“Mientras el Virreinato era un régimen medioeval y extranjero, la República es formalmente un régimen peruano y liberal. Tiene, por consiguiente, la República deberes que no tenía el Virreinato. A la República le tocaba elevar la condición del indio. Y contrariando este deber, la República ha pauperizado al indio, ha agravado su depresión y ha exasperado su miseria. La República ha significado para los indios la ascensión de una nueva clase dominante que se ha apropiado sistemáticamente de sus tierras. En una raza de costumbre y de alma agrarias, como la raza indígena, este despojo ha constituido una causa de disolución material y moral. La tierra ha sido siempre toda la alegría del indio. El indio ha desposado la tierra. Siente que "la vida viene de la tierra" y vuelve a la tierra. Por ende, el indio puede ser indiferente a todo, menos a la posesión de la tierra que sus manos y su aliento labran y fecundan religiosamente. La feudalidad criolla se ha comportado, a este respecto, más ávida y más duramente que la feudalidad española”. Evidentemente, el Amauta enfocaba el problema contemplando al indio. En el Perú globalizado y mestizo de hoy, reemplácese el término “indio” por el de “campesino “, “feudalidad criolla” por “transnacional minera” y el panorama será exactamente igual.Esta democracia suigéneris se volvió cancerosa con la introducción del neoliberalismo, al amparo del cual, régimenes dictatoriales y corruptos, como el fujimontescinismo, pretendieron perpetuarse en el poder para favorecer el enriquecimiento ilícito vía el entreguismo de nuestros recursos a la avidez codiciosa de las transnacionales y sus cómplices felipillos. La dictadura del japonés corrompió y sojuzgó a los otros poderes del estado y al periodismo servil y rompió el equilibrio en desmedro de las clases populares, presentando como careta el espejismo del crecimiento económico sostenido a la opinión mundial.En la Constitución de 1979 se establece el Plan Nacional de Regionalización que descentralizaba el poder central que ejercía Lima sobre la república, sistema que no era compatible con los intereses seniestros del dictador japonés que abolió estos intentos con el autogolpe, creando un estado hipercentralista en donde las decisiones las tomaban él y su socio el “doc”, subordinando a las municipalidades, quitándoles responsabilidades y dándoles a cambio prtogramas asistenciales como INFES, PRONAA, FONCODES, etc., para mantener su sujeción al poder central.Este es pues el régimen que ahora conviene a un gobierno que no tiene ni pies ni cabeza, que pretende imponernos una minería irresponsable e indeseable para los cajamarquinos, negando el derecho legítimo que tiene el gobierno regional de decidir sobre los recursos de su propia región. La Ley 27680 define el concepto de región sobre la base de los elementos de la nación, describe el número de personas que integran el consejo regional y se enumeran detalladamente los asuntos de su competencia, los bienes y rentas del mismo e incorpora la facultad de presentar iniciativa legislativa en los asuntos que le conciernen.Basado en esto, el Gobierno Regional ha emitido la Ordenanza 036 que declara inviable el Proyecto Conga por los antecedentes criminales de la Empresa Yanacocha en concordancia con la decisión mayoritaria de los cajamarquinos de rechazar un proyecto que les es lesivo en todos los aspectos. Esto no le gusta nada a papá gobierno, que ya tiene “compromisos” adelantados por las transnacionales y busca un felipillo para que salte a reclamar por él, COMO SI EL DECRETO AFECTARA A LA FISCALÍA. Lo lamentable es que este personajillo se vea encarnado en un fiscal deraigambre celendina, quien defenderá lo indefendible frente a un jurista de la talla de Javier Valle Riestra, un convencido de que Santos con su ordenanza no ha vulnerado ni se ha entrometido en la competencia del Ejecutivo. Veremos a quien asiste la razón. El pueblo cajamarquino, mientras tanto permanece en guardia dispuesto a defenderse contra la prepotencia gubernamental.


.




Después de una brillante actuación en el caso del dictador japonès, la estrella de Peláez se eclipsa con su triste papel de apoyo a Yanacocha.



¡FUERA YANACOCHA DE CELENDIN. CONGA NO VA Y NO VA!






No hay comentarios: