jueves, 31 de mayo de 2012

CANTACLARO: La hora de la verdad

Por Constante Vigil
Celendín
Hoy es un día clave en Cajamarca. Hoy se inicia el paro indefinido para conseguir la declaración de inviabilidad del Proyecto Conga por las consecuencias irreversibles que ocasionará contra la ecología del departamento y el despojo de tierras, contaminación y destrucción de los campos agrícolas de los millares de campesinos que sufrirán las consecuencias de la acción Criminal de Newmont Mining Co., alias Yanacocha, alias Conga y sus cómplices de Buenaventura.
A la ciudad de Cajamarca confluirán todas las fuerzas civiles del departamento en una manifestación compacta en defensa de su derecho al agua y a la tierra para vivir, esperamos que hoy, al mediodía, en que se ha programado un mitin multitudinario, la población consciente esté acompañando la protesta. Hemos visto por la televisión parametrada como Canal N y los diarios El Comercio, el Correo y la Razón, enfocan a miles de campesinos, hombres y mujeres, marchando a engrosar la protesta como una respuesta contundente de que Cajamarca está hoy más unido que nunca.

Marchan los campesinos en defensa de las lagunas que les dan la vida.
Lamentablemente no podremos contar con la presencia del ideólogo del etnocacerismo Isaac Humala, padre del presidente, quien, sin embargo, ha manifestado a través de los medios una opinión coherente con la protesta cajamarquina y no ha dudado en tildar al gobierno de su hijo como un régimen de derecha que traiciona al pueblo y a la ley de minería como criminal por los desastres que produce. El incapaz premier ha hecho lo imposible por impedir su presencia en Cajamarca.
El único culpable de este estado de cosas es el inepto Valdés, quien se aferra a un cargo que evidentemente le viene ancho por su reconocida incapacidad de diálogo, nadie entiende por qué no se fue junto a los ministros renunciantes. En una de las peores gestiones de los últimos años al frente del premierato no duda en ponerse de rodillas ante las transnacionales mineras  y pretende imponer proyectos que  gran parte del mundo condena y ha generado protestas antimineras en muchos lugares del Perú, como es el caso de Espinar en donde su incapacidad contribuye a empeorar el conflicto ¿Hasta cuando el gobierno comprenderá que el pueblo esta harto de los abusos y contaminación generada por empresas irresponsables de las cuales Yanacocha es el más claro ejemplo?
Como en el inefable thriller que produjera el ex congresista Raffo, cadáveres políticos como Luis Guerrero, Absalón Vásquez, Ever Fernández y otros, igualmente monstruosos, pretenden resucitar poniéndose al servicio de la minera y formando un frente de “defensa” paralelo, con la clara intención de sembrar el caos y propiciar el estado de emergencia en el departamento para imponer por medio de la fuerza el Proyecto Conga.
El pueblo no puede confundirse  y caer en estas provocaciones. Nuestra protesta, por ser justa, debe ser pacífica y coherente, la crítica situación lo amerita así. Los dirigentes deben estar a tono con la decisión mayoritaria de pueblo de decirle ¡NO! al proyecto Conga y dejar de lado intereses personales mezquinos que nos conducirían al fracaso.
Celendín ha dado una tenaz muestra de firmeza desbaratando las bravuconadas de las fuerzas militares que ocupan la ciudad impidiendo sus ejercicios de amedrentamiento a la población. El pueblo ha demostrado que no les teme y más bien espera una reacción positiva de estos elementos que, dejando de ser mercenarios como hasta ahora lo han hecho, reaccionen y se pongan al frente del pueblo como es su deber de patriotas en defensa de los intereses del Perú y los peruanos. Solo así puede jugar Perú.

No hay comentarios: