jueves, 10 de mayo de 2012

OPINIÓN: El hombre de los disfraces

Por Víctor S. Chávez Velásquez
Arq. CAP 8120
Hace mas de un año en plena campaña electoral, que definiría en segunda vuelta el futuro presidente del Perú, los incondicionales simpatizantes del candidato Humala, me pidieron que diera mi voto a su favor, les conteste y lo puse en blanco y negro, que “ambos candidatos no tenían las dotes de estadista que debería de tener el futuro presidente de la república y que uno era más tenebroso que el otro”, hoy el tiempo me da la razón. No estábamos equivocados, a pesar que por esa época el candidato nacionalista lanzo su ya popular mentira “el oro o el agua” en la plaza de armas de Chota, ya como presidente dio un viraje de 180 grados al anunciar que conga va si o si, entre otras perlas.
.
Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao.
 También prometió que la seguridad era una de las prioridades de su recién estrenado gobierno, nada de ello se ha implementado, los recientes hechos luctuosos en el VRAE, le han explotado en la cara al mandatario, En los casi diez meses de gobierno, el presidente Humala está rompiendo todos los records, a la fecha ya son 9 las víctimas que se suman a la larga lista de caídos y están por confirmarse unas cuantas bajas más por la caída de un helicóptero de la PNP en Satipo, lo que ha llenado de dolor a innumerables familias, como si el Perú ya no tuviera suficientes héroes.
Canallas son los que tratan de subvertir el orden constitucional, enarbolando banderas de justicia social utilizando para lograr sus oscuros fines a inocentes niños para llegado el caso utilizarlos como escudos humanos, como culpable de ello también es el gobierno y más culpable aun es el Premier Valdés y sus amigos, los Ministros de Defensa y del Interior por su ineptitud al frente de sus carteras ministeriales. Por menos el comandante Humala en otro tiempo pedía a gritos la renuncia de los ministros; hoy los respalda y les renueva la confianza y es que en lo que va de su mandato el presidente solo se ha dedicado a gobernar para las tribunas tratando de mantener un alto índice de aprobación en las encuestas, para ello se disfraza de maratonista, de minero conjuntamente con su Ministra de la Mujer, o como rescatista en cuanto huayco e inundación se produzca, y durante la mal llamada “Operación Libertad”, terminó vestido de comando anunciando que la liberación de los trabajadores de Camisea en la Convención se había logrado mediante “un paciente trabajo de inteligencia” y había sido impecable. Poco le duraría la celebración al mandatario y sus acólitos pues como la mentira tiene patas cortas tendría que ser el “camarada Gabriel” quien se encargaría de desvestirlo, al anunciar ante los medios que los había liberado motu proprio.
Pero lo que más causa indignación y repudio es que, después de 17 días en el monte, el sub oficial Astuquilca haya reaparecido herido y por sus propios medios, gracias a la ayuda de los nativos en Kiteni, por supuesto como no podría ser otro modo, el Ministerio de Interior quiso capitalizar el hecho anunciando el rescate de dicho Sub Oficial. Pero lo que colmó el vaso ha sido la búsqueda y recuperación de los restos del Sub Oficial Vilca por nada menos que su padre, ante la inacción del estado, aun a riesgo de perder la vida.
Todos estos hechos habrían significado para cualquier funcionario que tenga sangre en la cara su renuncia inmediata y que el congreso, su bancada y su presidente los salvan o les da un puntapié en el fundillo, por supuesto ello significaría que el premier Valdés tenga que irse a su casa y es que ya debieron de haberse ido hace rato, debido al pésimo manejo del problema de Conga y a la tozudez de querer llevarlo a cabo a como dé lugar y la militarización de las provincias de Celendín y Bambamarca, pero eso es pedirle peras al olmo y es sintomático que ello no ocurrirá pues el señor Humala ha preferido irse a Japón a pesar de la crisis en el VRAE.

Lima, 09 de Mayo de 2012.

No hay comentarios: