jueves, 5 de julio de 2012

DUELO REGIONAL, por asesinatos en Celendín

Jueves 05 de Julio de 2012
Ante los acontecimientos que se han estado desarrollando en la región Cajamarca y la declaratoria del Estado de Emergencia, la suspensión de los derechos civiles, la muerte de tres ciudadanos, la agresión física y la detención de otros muchos, originada en la voluntad del Gobierno Central de imponer, a sangre y fuego, el cuestionado Proyecto minero Conga, en las alturas de Celendín, Hualgayoc, Bambamarca, el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos Guerrero, el Comando Unitario de Lucha, alcaldes de la zona de influencia del proyecto minero, se dirigen a la opinión pública para manifestar lo siguiente:


COMANDO UNITARIO DE LUCHA
REGIÓN CAJAMARCA

A la Opinión Pública


1. Expresar nuestro profundo pesar a los familiares de Eleuterio Garcia Rojas (40), José Faustino Silva Sánchez (35) y César Merino Aguilar (17), caídos en acto de represión por parte de los agentes del orden. Los declaramos Mártires Defensores de la Vida y el Medio Ambiente de la provincia de Celendín y de la región Cajamarca.
2. Declarar duelo regional por la muerte de estos tres valientes luchadores que ofrendarón sus vidas por la defensa del agua y el medio ambiente, ante la incapacidad del gobierno central de escuchar las justas demandas del pueblo cajamarquino que pide la inviabilidad del proyecto minero Conga por estar ubicado en cabecera de cuenca.
3. Denunciar la irresponsabilidad en el manejo del conflicto social por parte del Poder Ejecutivo, que ha llevado a que ocurran estas sangrientas consecuencias; todo porque el presidente Ollanta Humala no se dignó en escuchar a los alcaldes, dirigentes y organizaciones involucradas en el conflicto y por no cumplir su promesa electoral hecha al pueblo de Cajamarca.
4. Exigimos la inmediata renuncia del titular de la PCM, ministros del Interior, Defensa, Vivienda y Agricultura, quienes lejos de tener puentes para el diálogo, en los últimos meses se han dedicado a dividir a la población, promoviendo reuniones con autoridades sin legitimidad social y organizaciones paralelas a las que encabezan esta lucha justa de los cajamarquinos.
5. Demandamos a los congresistas que aún tienen un sentido patriótico, formular la interpelación y posterior censura a los titulares de las carteras mencionadas que defienden a capa y espada los intereses de Newmont y Roque Benavides, dejando de lado los intereses de la Nación por la cual hoy ostentan dichos cargos.
6. Repudiamos la actitud del premier Valdés, quien lejos de condolerse con estos hechos, ha salido a los medios de comunicación a celebrarlos y a amenazar con un mayor endurecimiento de la política represiva, indicando que no va a soportar más a los dirigentes que se oponen al "desarrollo", discurso abiertamente provocador y que revela la actitud autoritaria y antidemocrática de este gobierno.
7. Desmentimos categóricamente la utilización de armas de fuego por parte de los manifestantes, tal como acusa falsamente el Ministerio del Interior en un comunicado, pues esto se puede corroborar en los datos oficiales proporcionados por el Hospital Regional de Cajamarca, donde se observa que ningún militar y/o policía presentan heridas de bala. Esto muestra la mala intención de dicho ministro y el apresuramiento del Gobierno Central por querer imponer a cualquier costo este nocivo proyecto. No es cierto, además, que en Celendín haya presencia terrorista, como se pretende hacer creer, ya que las pintas presuntamente subversivas aparecieron coincidentemente luego de que la policía y el Ejército se acantonaran en la tranquila ciudad de Celendín. Es curioso que, de la noche a la mañana la "subversión" invada un pueblo donde las rondas campesinas velan por la seguridad.
8. Responsabilizamos a la Policía Nacional del Perú y al Ejército, que en un número de 500 efectivos aproximadamente, atacaron a los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones y armas de fuego, en momentos en que la población realizaba una marcha pacífica como se ha demostrado durante los 34 días de continuas movilizaciones en toda Cajamarca. Rechazamos en ese sentido la actitud matonesca de Newmont y el gobierno central.
9. Descartamos que los verdaderos manifestantes hayan atacado la infraestructura de la Municipalidad Provincial de Celendín, ya que de acuerdo con las versiones de la PIC, los azuzadores para el ataque han sido personas infiltradas, tal como se denunció hace cinco días atrás ante la Fiscalía de Prevención del Delito sobre la presencia de infiltrados en la protesta social.
10. Exigimos que Newmont y Yanacocha desistan de este proyecto, y el gobierno peruano lo declare inviable para evitar mayor derramamiento de sangre. Invocamos al Gobierno peruano a cumplir sus promesas y fortalecer una institucionalidad ambiental capaz de realizar cabalmente las acciones de fiscalización y regulación de las actividades extractivas, colocándose al mismo nivel de los estándares legales de otros países.
11. Llamamos a los alcaldes, organizaciones sociales, de base y pueblo en general, involucrados en el "conflicto" Conga, a cerrar filas para sellar la unidad de autoridades y pueblo en aras de conseguir la restitución de los derechos que están siendo conculcados por este Gobierno autoritario e incapaz de cumplir su principal promesa electoral de priorizar el agua antes que el oro.
12. El presidente regional de Cajamarca, como máxima autoridad política de este territorio, respaldará las decisiones que adopte el Comando Unitario de Lucha en las próximas horas y se mostrará firme en su decisión de proteger y salvaguardar los sagrados intereses de esta región. El GRC considera legítima la preocupación de la población frente a los posibles cambios en sus medios de vida por los intereses expansionistas de Newmont-Yanacocha.
13. El Comando Unitario de Lucha realizará acciones legales nacionales e internacionales, a fin de asegurar que se respeten los derechos de los cajamarquinos. A nivel internacional se acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al Relator de Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas, Organización Internacional del Trabajo, Cruz Roja Internacional, Amnistía Internacional, El Vaticano, ONG's y Gobiernos Progresistas del mundo, para ayudar a elaborar una salida que atienda las demandas justas de las poblaciones indígenas y rondas campesinas. Seguiremos conduciendo a nuestro pueblo hasta lograr, por medios cívicos y pacíficos, la inviabilidad del proyecto Conga, porque, de ejecutarse se pondría en peligro nuestra vida y nuestra agua.
14. Exigimos el levantamiento inmediato del inconstitucional Estado de Emergencia decretado por el Gobierno Peruano y la consiguiente restitución de los derechos civiles en las provincias de Cajamarca, Celendín y Hualgayoc, puesto que no se amerita tal situación ya que los acontecimientos se estaban desarrollando en el marco de la normalidad permitida por la Ley. Además por constituir una provocación y un atentado a la dignidad de los hombres y mujeres de Cajamarca.

Cajamarca, 4 de julio 2012.

GREGORIO SANTOS GUERRERO
IDELSO HERNÁNDEZ LLAMO
MILTON SANCHEZ CUBAS
EDY BENAVIDES RUIZ   

No hay comentarios: