domingo, 6 de enero de 2013

AÑO 2012: Muerte, sangre y violencia contra la Resistencia

.
CELENDÍN, BAMBAMARCA, CAJAMARCA:
 LO PEOR DE 2012

Por Wilder A. Sánchez Sánchez

Indudablemente, lo peor del 2012 en la Región Cajamarca fueron las gravísimas violaciones a los derechos humanos, especialmente los asesinatos de cinco ciudadanos (cuatro de Celendín y uno de Bambamarca), y los mutilados y numerosos heridos por parte de las fuerzas combinadas del Ejército, la Policía “Nacional” y los sicarios de Minera Yanacocha contra los pobladores de las provincias de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca.
Nunca antes, ni siquiera durante la dictadura militar de Morales Bermúdez, se desató en Cajamarca el terrorismo de Estado de manera tan sanguinaria y asesina contra el pueblo, y con el agravante de hacerlo en favor de una empresa minera transnacional, que puso toda la logística para ello y hasta sus propias fuerzas “de seguridad” para masacrar a la población civil que rechazaba multitudinariamente el Proyecto Conga.

¿Por qué luchan los celendinos? Ver este video para entender.
Molinopampa from Nicolàs Landa Tami on Vimeo.

La siguiente es una cronología incompleta de las violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen de Ollanta Humala y por Minera Yanacocha (subsidiaria de Newmont Mining Corporation en Cajamarca). Esta cronología aún incompleta y la correspondiente al 2011 fue presentada como denuncia ante la UNASUR y las embajadas de varios país por Wilfredo Saavedra y otros dirigentes del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, a fines del mes de julio, acompañada del material gráfico correspondiente (especialmente videos).
· Viernes 9 de marzo del 2012: A su salida de una entrevista en Radio Uno, de Tacna, es detenido el Presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra Marreros, quien es transportado compulsivamente hasta Cajamarca, violando su derecho al libre tránsito por el territorio nacional, y, nuevamente, en un intento de amedrentar al movimiento ambientalista de Cajamarca y sembrar la desconfianza de la población en su dirigente. En este hecho tuvieron participación los Gobernadores de Cajamarca y de Tacna, que son cargos políticos que dependen del Gobierno central.
· Viernes 16 de marzo del 2012: En el caserío Pampa Verde, cercano al Proyecto Minas Conga, policías de la DINOES violaron los domicilios de los campesinos, golpearon duramente a sus moradores, causándoles contusiones; una mujer gestante quedó en estado de gravedad; en otra vivienda golpearon incluso a dos niñas, una de las cuales quedó fracturada y la otra se desmayó, además de agredir a sus padres; también lanzaron bombas lacrimógenas, algunas cerca de la escuela, generando alarma y terror entre los niños.
· Estas masacres contaron con la participación activa de Minera Yanacocha, que proporcionó sus vehículos para el traslado de las fuerzas policiales y militares. El régimen de Ollanta Humala ha puesto al Ejército y a la Policía Nacional al servicio de la transnacional Newmont y su filial Minera Yanacocha en Cajamarca, que participan en las masacres y agresiones conjuntas contra la población civil que se opone al Proyecto Conga.
· Jueves 31 de mayo del 2012 (día 1 del Paro Indefinido): En la plazuela Bolognesi de la ciudad de Cajamarca, gran cantidad de policías atacan la olla común organizada por el Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca para atender a los miles de campesinos y pobladores de otras localidades que habían arribado a Cajamarca para participar en el mitin y la movilización del primer día del nuevo Paro Regional Indefinido contra Conga. Es agredida brutalmente por varios policías la menor Lizbeth Vásquez, quien queda tendida en el piso sin poder movilizarse. El presidente de las Rondas Urbanas del Barrio la Florida, José Rojas Carrera, que estaba filmando la agresión, es atacado salvajemente por una decena de policías, casi ahorcado, desnudado y golpeado desnudo mientras era subido a una camioneta; el sadismo fue tal que uno de los policías filmaba la golpiza que le propinaban los demás. Un periodista de un medio de prensa local también fue atacado por las fuerzas represivas por el solo hecho de realizar su labor, en clara violación a la libertad de prensa e información. Las ollas con los alimentos en preparación fueron pateadas y la policía arrojó bombas lacrimógenas a los sacos con alimentos crudos. Los campesinos se quedaron sin cena esa noche. De esta manera, la Newmont y el régimen humalo-valdesiano pretendieron desde el primer día del Paro Indefinido rendir por hambre a la población: dejar sin alimentos a los pobladores que llegaban a Cajamarca para que en los días siguientes se quedaran en sus caseríos y comunidades. Este video captado por las cámaras de seguridad dio la vuelta al mundo, así como el que captó el periodista local:



Jueves 14 de junio del 2012 (decimoquinta jornada del Paro Indefinido contra Conga): A la 1:30 de la tarde una numerosa comitiva de las provincias de San Pablo y Hualgayoc fue salvajemente atacada por la policía en el Km 3.5 de la carretera a Bambamarca para impedir su ingreso a Cajamarca. Más tarde otro grupo de pobladores sufrió otra brutal agresión policial cerca al grifo Continental, también en la ruta a Bambamarca. La indiscriminada arremetida policial en estos dos lugares dejó un saldo de 70 heridos. A las 8:50 pm decenas de policías arremeten contra tres periodistas de diversos medios de prensa.
La represión policial se ejerció el jueves 14 de junio en distintos barrios de la ciudad de Cajamarca, violando la libertad de tránsito y el derecho de las personas a manifestarse, como en las peores épocas de la dictadura militar de Morales Bermúdez.
· Jueves 21 de junio del 2012: En la plazuela Bolognesi de la ciudad de Cajamarca son arrestadas por la policía siete personas. Los siete son torturados en el sótano de la Primera Comisaría de Cajamarca. Al escuchar sus gritos y al tratar de evitar que sigan siendo golpeados, las abogadas Genoveva Gómez, de la Defensoría del Pueblo, y Amparo Abanto, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), fueron arrastradas de los cabellos, golpeadas y vejadas por los policías dentro de la misma Comisaría. Véase la denuncia en la web oficial de la Coordinadora: aquí.
· Martes 3 de julio del 2012 (jornada 34 del Paro Indefinido): Los manifestantes anti Conga y la población de la ciudad de Celendín en general son masacrados por las fuerzas combinadas del Ejército y la Policía. El terrorismo de Estado se ejerce en toda la ciudad. Los criminales disparan en las calles a matar a diestra y siniestra como si se encontraran en un asalto de guerra a una ciudad; persiguen, golpean y torturan a las personas que trataban de tomar videos o fotografías; rompen las chapas de las casas a balazos, invaden los domicilios y golpean a sus moradores; roban cámaras y aparatos MP3; incluso disparan desde los helicópteros enviados desde Cajamarca. Son asesinados por las balas de las fuerzas yanacochino-humalo-valdesianas los ciudadanos:

o César Medina Aguilar (16 años).
o José Faustino Silva Sánchez (35 años).
o Eleuterio García Rojas (40 años).
o José Antonio Sánchez Huamán (28 años), queda gravemente herido, por una bala que le penetra por un ojo y queda incrustada en su garganta (todo indica que fue una de las balas disparadas desde los helicópteros enviados desde Cajamarca).


· Martes 3 de julio del 2012: El régimen minero-militar decreta el estado de emergencia a partir del 4 de julio en las provincias cajamarquinas de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca. Esto implica la suspensión de varias garantías constitucionales, como la inviolabilidad de domicilio, el derecho a reunión y otras.
· Miércoles 4 de julio del 2012 (jornada 35 del Paro Indefinido): El pueblo de la ciudad de Bambamarca y de toda la provincia de Hualgayoc rechaza multitudinariamente la masacre y los asesinatos en Celendín, así como el estado de emergencia impuesto por la dictadura humalo-yanacochina. Las fuerzas policiales y militares se enfrentan durante varias horas a la población civil. Joselito Vásquez Jambo (28 años) es mortalmente herido por una bala de guerra que le destroza el hígado, que queda salpicado en la pista de una calle.
· Miércoles 4 de julio del 2012: El ecologista y sacerdote Marco Arana Zegarra, dirigente del Movimiento Tierra y Libertad, es golpeado en plena Plaza de Armas de Cajamarca, conducido a la fuerza y casi ahorcado hasta la comisaría de Cajamarca y torturado en ella. Otras personas que pasaban por la referida plaza son apaleadas, agredidas verbalmente y con bombas lacrimógenas.



· Jueves 5 de julio del 2012: Muere en un hospital de Cajamarca José Antonio Sánchez Huamán (28 años), quien había sido acribillado en Celendín, luego de más de dos días de agonía.
· Viernes 6 de julio del 2012: Como no sucede en ninguna parte del mundo, la policía del régimen minero-militar de Ollanta Humala arremete contra los familiares que conducían al cementerio de Celendín los ataúdes con los cadáveres de sus seres queridos, acribillados a balazos el martes 3. En otro de sus execrables actos terroristas, los policías llegan al extremo de tumbar al suelo uno de los ataúdes.
· Militarización, bloqueo de caminos y otros abusos: A partir del 4 de julio las ciudades de Celendín, Bambamarca, Cajamarca son militarizadas nuevamente por el régimen minero-militar. Las tropas militares y policiales bloquean carreteras y caminos que conducen a la zona concesionada al Proyecto Conga de Newmont-Yanacocha, reforzando así el bloqueo de estas vías y las graves violaciones a la libertad de tránsito de las comunidades campesinas por parte de la empresa minera desde hace mucho tiempo.
· Usurpación de tierras: Véase, por ejemplo, este reportaje de los periodistas Oscar Miranda y Miguel Mejía, publicado en el diario La República de Lima, el domingo 30 de diciembre.

----------------------
Uno de los archivos adjuntos con testimonios gráficos de algunas de estas masacres fue preparado por mi amigo y paisano Franz Bazán Montoya.
.

No hay comentarios: