lunes, 4 de marzo de 2013

OPINION: La arremetida de un gobierno "nacionalista"

Por Jorge A. Chávez Silva
La prensa prominera, encarnada en El Comercio y sus satélites (Perú 21, Trome, Canal N) ha iniciado una agresiva campaña de satanización de las fuerzas populares que defienden la integridad de las lagunas de Minas Conga, que pretende destruir el proyecto Conga. En reciente entrevista al vice ministro de Energía y Minas, un tal ingeniero Shinon, que de peruano no tiene nada. Afirmó que el sector minero está actualmente en problemas a causa de la terquedad de los dirigentes cajamarquinos empeñados en una lucha contra la irresponsable Newmont Minig, Co y sus cómplices de Buenaventura. En medio de la aprobación de los comentaristas de Rumbo Minero, dijo que los Saavedras, Santos, Aranas (sic)y sus seguidores parecen no amar al Perú, porque permiten que Chile nos supere en diferentes rubros extractivos.
Estas declaraciones unilaterales e interesadas debemos tomarlas con las reservas del caso. Por un lado, nos causa extrañeza la afirmación de que los ambientalistas, que defendemos el derecho a la vida, no solo de las personas, sino del planeta, no amamos al Perú. La pregunta cae por su propio peso ¿amar al Perú significa decir sí al abuso de las transnacionales y al apetito voraz e insaciable de Roque Benavides? De ninguna manera. Amar al Perú significa ser un nacionalista de verdad y defender nuestros recursos y nuestra población, significa tener la responsabilidad de legar a nuestros descendientes el mismo mundo de oportunidades que nos legaron nuestros mayores.
Por otro lado hay que tomarlo como una advertencia de lo que sucederá en adelante con un gobernante entreguista, empeñado en rubricar los errores del corrupto gobierno anterior. Ya se escuchan rumores acerca de una militarización de la zona y del establecimiento de cuarteles para imponer por la fuerza un proyecto que a todas luces es lesivo para la salud e intereses de los cajamarquinos, porque el inicio de la explotación por parte de Yanacocha, significará la muerte de cualquier proyecto agro industrial que se implemente en la zona. Cajamarca y sus provincias dejarán de ser el emporio ganadero que se pregona como el más productivo del país.
También afirman que menos mal que los cajamarquinos se han dado cuenta que la minería trae progreso a la zona porque genera miles de puestos de trabajo y que la población no cree más en Santos y otros dirigentes. ¿Si esto es cierto, por qué se oponen a un referendo en Cajamarca, para tener una respuesta clara acerca de si el pueblo está de acuerdo o no con la explotación minera en la zona? Por sí no lo saben estos señores, los peruanos de hoy no somos los de hace veinte años atrás. Ahora nos damos entera cuenta de lo que significa para la vida la explotación a tajo abierto y el uso de elementos letales como el mercurio y el cianuro.
Ahora sabemos que no por satisfacer las ambiciones de unos pocos, debemos sacrificar, no solo nuestras aspiraciones de verdadero progreso, vía un gran proyecto agro industrial, la vida de miles de campesinos que dependen del agua de Minas Conga, sino también nuestro legítimo derecho a vivir en paz y en armonía con nuestro medio ambiente.

la tétrica imagen del tajo abierto, con todos los riegos que entraña para la vida.

¡FUERA YANACOCHA DE CAJAMARCA. CONGA NO VA, NI HOY, NI NUNCA! 


No hay comentarios: