viernes, 6 de septiembre de 2013

PRONUNCIAMIENTO: Ganar las elecciones, es un deber

La lucha también es política. Las próximas elecciones municipales y regionales deben ser ganadas por el pueblo y no por los candidatos sembrados y engrasados por la Minera. Esto es un deber histórico, una responsabilidad que nos incumbe a todos. Ha llegado el momento de no dejarse manipular más y de vencer para defender la voluntad del pueblo. El Comité de Apoyo a Celendín, en Lima, ha emitido un pronunciamiento que nuestra asociación, Celendín Pueblo Mágico, suscribe plenamente (CPM).

El pueblo tiene la potestad de elegir

LA VOZ DEL PUEBLO ES LA LEY

El movimiento de protección de la cabecera de cuenca de Conga, en Celendín, vivirá un momento crucial con motivo de las elecciones regionales y municipales que se avecinan. En ellas, sin duda, se pondrá en juego todo lo que hasta el momento hemos conseguido para frenar la voracidad de la Newmont Mining y de Buenaventura (Yanacocha), así como la miserable avidez de sus cómplices y de los felipillos que pululan en su entorno.
La defensa del agua no sólo es ecológica, también es política, por lo que tenemos la obligación de ganar esas elecciones. Si las perdemos, las ganarán la Minera, así de simple. Es por esta razón que debemos elegir con sumo cuidado a los mejores candidatos, a los hombres y mujeres que garantizarán la defensa de Celendín y de Cajamarca. El peligro es que, olvidando las lecciones del pasado, algunos sectores del pueblo se lancen a ciegas, a intentar ganarlo todo en una jugada. Sería un error fatal, pues el riesgo es que lo perdamos todo en esa jugada. Nuestros candidatos deben tener el aval de las bases, del pueblo, no sólo de un grupo o partido. Estamos en lucha y nuestros candidatos deben surgir de esa primera fila que hasta ahora ha conducido bien la Resistencia.
Cualquier confusión en las filas del pueblo no hará sino agravar el peligro que ya crea en el panorama electoral la presencia de grupos regionales sin sustento político ni programático, que más bien obedecen a mezquinos intereses personales y, sobre todo, sirven a la estrategia de la Minera, que quiere, que necesita, entronizar a uno de sus candidatos. A nadie se le escapa que ella está atenta a las idas y venidas del pueblo y que intentará cualquier cosa para confundirlo, experta como es en el “divide y reinarás”. 
Los celendinos sabemos de lo que es capaz el enemigo, conocemos todas sus artimañas: corrupción de funcionarios, compra de candidatos, subvención de campañas para los aspirantes promineros, fanfarrias, bailes tipo chino, obsequio de kilos de arroz, de fideos, de gorros, de politos y hasta un mísero billete en una caja de fósforos. El monstruo está dispuesto a todo. Ha olisqueado a su presa y no la va a soltar fácilmente. Pero nosotros lo hemos visto de cerca, conocemos su mala entraña y nuestra honda será la de David.
En esta lucha, que los traidores y venales condenan de mil maneras, pero que el mundo inteligente y responsable aplaude, se han dado situaciones que nos pueden costar caro, como el que, de alguna manera, algunos políticos profesionales se subieran al carro con la evidente intención de obtener réditos. Esto ha servido para que la derecha bruta y achorada nos tilde de ser gente opuesta al progreso, de comunistas y hasta de terroristas. Los celendinos responsables y pensantes que somos sabemos que nada de eso es cierto y lo vamos a demostrar en las elecciones. Para ello debemos ir a un consenso: lograr un único y verdadero candidato que garantice el triunfo y la defensa de Celendín. Sólo una autoridad auténtica que emane del pueblo nos representará y nos dará garantías.
Por estas razones, lamentamos el desbande de algunos compañeros que llevados por la vieja inercia política han lanzado candidaturas a nombre de partidos regionalistas cuando está más que claro, a la luz de la lucha, que sólo las bases de la Resistencia celendina tienen voz y voto para nombrar a los candidatos del pueblo. Las opciones que se reclamen del pueblo, pero que no emanen del pueblo, serán apócrifas y sospechosas de estarle haciendo el juego político a la Minera, por lo que obviamente serán condenadas.

Comité de Apoyo a Celendín - Lima

Asociación Celendín Pueblo Mágico

No hay comentarios: