jueves, 3 de marzo de 2011

MINERÍA: Contaminación criminal

Por Wilder A. Sánchez Sánchez

El lunes 28 de febrero el Gobierno Regional de Cajamarca emitió un Pronunciamiento, en el que se denuncia la contaminación de la Quebrada Encajón - que provee de agua a la planta de agua potable El Milagro y al canal de riego Quishuar - con aguas ácidas, cianuro y metales pesados, provenientes de Minera Yanacocha, empresa que recién dio cuenta de este hecho después de una semana de ocurrido el grave derrame.
Esta negligencia de la empresa transnacional revela su actitud criminal, al poner en riesgo la vida y la salud de alrededor de 80,000 habitantes de la ciudad de Cajamarca que consumen agua potable proveniente de la planta El Milagro y de los agricultores que hacen uso del canal Quishuar.
Este gravísimo accidente desmitifica, una vez más, las falacias sostenidas por las empresas mineras asentadas en nuestra región - y también por sus defensores a sueldo -, acerca de una supuesta “minería sustentable” en armonía con el medio ambiente. Nos hace ver los riesgos y desastres a los que están expuestos la población humana, los recursos hídricos, la flora, la fauna y el territorio regionales debido a la minería en cabeceras de cuenca, con los agravantes de ser proyectos mineros a tajo abierto y con cianuración, prohibidos en otros países.
Que este desastre ambiental – cuya magnitud debería ser evaluada – sirva para que las poblaciones de Celendín y otras provincias tomen conciencia de los riesgos a los que estarán expuestas si se ponen en ejecución los proyectos mineros a tajo abierto Minas Conga, El Galeno y otros, que también están ubicados en cabeceras de cuenca y que destruirán y contaminarán valiosas lagunas y otros recursos hídricos que podrían ser aprovechados para el desarrollo sustentable.
Valga la oportunidad, también, para denunciar a de los 22 candidatos a congresistas que han recibido financiamiento de empresarios mineros, obviamente para que, en caso de llegar al Parlamento, devuelvan favores a las mineras.

.

No hay comentarios: