miércoles, 11 de mayo de 2011

POLÍTICA: Alberto Pinochet y Keiko Uribe

Por Guillermo Bermejo Rojas
Como para asegurar que lo que se hereda no se hurta, en un arranque de sinceridad Keiko Fujimori dijo que quiere ser como el sanguinario ex Presidente Colombiano Álvaro Uribe en materia de “seguridad”, tal como su papi dijera hace casi dos décadas que el era el Pinochet peruano.
Es que el fujimontesinismo no se puede aguantar. Cual dráculas en banco de sangre babean por los súper héroes del fascismo. No pueden ocultar lo que son. Un día te dicen en la propia voz de Keiko que se siente orgullosa de ser hija del criminal que nos gobernó los 90, otro día te dice la misma Keiko que esa mafia que nos pisoteo la década infame era “su” gobierno y finalmente, para que no te queden dudas, te dice la heredera de la mafia que ese régimen de rateros y asesinos ha sido el mejor gobierno de la historia del Perú.
Es que lo que ella llama exitoso plan de seguridad del ex presidente Colombiano es una Oda al crimen y violaciones de DDHH. Uribe esta siendo enjuiciado por el famoso plan de “chuzadas” que es la versión colombiana del "chuponeo" de su tío Vladimiro Montesinos a todo aquel que no le caiga bien, opositores en su mayoría y amigos por si las dudas. Su plan de seguridad incluye la preparación de comandos paramilitares por toda Colombia, algo así como el Grupo Colina por miles. Tiene como una de sus mejores perlas la fosa común más grande del mundo donde han sido masacrados mas de 2 mil personas en el poblado de La Macarena, departamento del Meta, al costadito nada más de un batallón militar.
Uribe de la mano del gobierno de Bush logro amnistiar a toda esa banda de criminales paramilitares que han vuelto a las andadas. Esos que han logrado que 2 millones de colombianos estén refugiados en Ecuador y Venezuela principalmente. Paramilitares que disparan contra sindicalistas que deben andar con chalecos anti balas y tener aceradas las puertas de los locales sindicales. Esos paramilitares que les roban sus tierras a los indígenas y afros, para entregárselas a las trasnacionales. Esos mismos paramilitares que violan niñas, queman bebes y juegan la cabeza de los que decapitan. Los mismos que pican los cuerpos en trozos para tirarlos al río y que nadie los pueda recuperar. Esa es la seguridad que Uribe impuso como nadie en Colombia y que admira tanto Keiko Fujimori.
Y como si fueras poco el Plan de seguridad de Uribe incluye premios para los que maten guerrilleros. Y como es mas fácil asesinar campesinos e indígenas hoy Colombia esta plagado de “falsos positivos”, esto es, masacran campesinos, los visten con ropa de guerrilla y listo, a cobrar su premio. En esta escalada irracional de ganar dinero con sangre inocente han perecido miles, entre ellos ancianos, mujeres embarazadas y jóvenes con retardo mental.
Keiko Fujimori admira y quiere ser como Uribe como su papa admiro y trato de igualar a Pinochet. Ese dictador chileno que torturo como nadie y asesino con placer. Ese que fusilaba civiles en el Estadio Nacional o sepultaba en los desiertos a inocentes opositores. Ese que mato a Víctor Jara, ese que debe estar pudriéndose en el mismo infierno si es que existe.
Eso es lo que quieren los fujimontesinistas que sueñan volver a Gobernar: un país de calla o te mato, de te mato y no pasa nada, de te robo pero te regalo un polo, de jueces provisionales a los que manejo como me da la gana, de te amenazo si no me haces caso, de los medios de comunicación de rodillas al gobierno, de los Colina convertidos en héroes, de Fujimori de la cárcel a Palacio, de Montesinos convertido en el “Doc” otra vez, de Laura Bozzo como conciencia nacional y de Carlos Raffo de vocero oficial. Y paro aquí por que las nauseas me están arruinando.
Lo bueno de la sinceridad de Keiko es que nos advierte que promete hacer todo el esfuerzo posible para superar en criminalidad a su papa y entrar en el salón de la fama de los violadores de ddhh al lado de Uribe y Pinochet. Lo demás, eso de pedir perdón para las cámaras, que se lo crea el pelotudo que tiene por esposo. Ya Marta Chávez nos dejo claro que ellos vienen a vengarse de los que hicieron justicia al meter a la cárcel a tanto ladrón y asesino, con Alberto Fujimori a la cabeza. Ya sus operadores en los medios de comunicación nos dejan transparencia de lo turbio que se pondrá la poca libertad de opinión que tenemos hoy cuando ya están botando a periodistas y jefes de redacción que no aceptan ser barra brava del vomito naranja.
Solo para terminar una cosa que se me estaba pasando. El fujimontesisnismo es tan irresponsable que el 2006 puso todas sus fuerzas para que Keiko sea la más votada al Congreso de la República y así hacer sentir que la dinastía estaba vigente y de paso pretender la Presidencia del Congreso de la República. El resultado: 500 días sin ir a trabajar y una producción legislativa parecida a la de una ex vedette que tuvo su curul en la época del Chino. Y ahora para demostrarnos que quieren batir su propio récord de estupidez han puesto todos sus votos en el otro hijo del dictador, el anormal de Kenji Fujimori, el que masturbaba a su perro y quería que le de sexo oral, el que usaba el helicóptero de las FFAA para irse de paseo con su amiguitos y el mismo que mintió sobre su domicilio para postular a la Presidencia de la Región Lima.
Este 5 de Junio, 2do aniversario del Baguazo, fecha en que el fujimorismo apoyo al gobierno en la masacre de los hermanos de la selva, debemos ponerle fin a las aspiraciones de esta banda de asesinos, mafiosos y ladrones.
.

No hay comentarios: