martes, 7 de junio de 2011

OPINIÓN: Fujimori nunca más

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
El título de este artículo no pretende ser revanchista, ni quiere atizar ningún rencor contra los perdedores de la segunda vuelta electoral realizada el domingo 5 de junio. Se refiere simplemente al grito de protesta que enarbolaron los participantes de la marcha realizada 26 de mayo a nivel nacional.

Mario Vargas Llosa y Ollanta Humala, los vencedores de las eleccines en el Perú.

Y lo sacamos a relucir porque estamos convencidos que en ese acontecimiento empezó la recuperación de la conciencia nacional y la memoria de los peruanos para no olvidar a la nefasta dictadura encabezada por los siameses Fujimori-Montesinos durante la década de los noventa y que pretendió perpetuarse en el poder gracias a manejos políticos ya grupos de poder cómplices de este lodo de corrupción en que navegaron los antipatriotas de entonces. La gran cantidad de manifestantes enfervorizados que gritaban ese lema me dio el convencimiento de que el Perú saldría ganador en esta oportunidad.
La feroz arremetida de los grupos de poder encarnados en el Comercio y los canales de televisión que recurrieron a todo para sembrar el miedo y la desconfianza, pretendiendo torcer la libre voluntad de los peruanos, nos hizo temer a los convencidos de la democracia de que un sino siniestro amenazaba al Perú si conseguían la reedición del peor régimen de nuestra historia y este temor aumentaba a medida que propalaban encuestas manipuladas que daban como segura ganadora a la hija del dictador.
Los congresistas fujimontesinistas, recientemente reelegidos empezaron a sacar los dientes, Martha Chávez amenazando al poder judicial, Luisa Cuculiza amagando con reformar a los universitarios en los cuarteles, Trelles, con cara de inocente, aduciendo que ellos mataron menos y el colombicida Rafael Rey Rey afirmando que no le constaba de que Montesinos sea un asesino y que la esterilizaciones a 300 000 campesinas y mujeres humildes no fue contra su voluntad, sino “sin su voluntad”.
Ellos no lo decían, pero dejaban entrever en sus palabras el verdadero rostro del fujimontesinismo: prepotente e intransigente con quienes no piensan como ellos, y , pese a que la candidata de la mafia ordenó que los llevaran al closet para que no la embarraran más, algunos de dieron maña para salir y meter de nuevo la pata. Estos errores, que los diarios adictos quisieron pasar por desapercibidos, fueron el primer indicio del despertar de los peruanos que realmente amamos al Perú y pretendemos vivir pacíficamente en democracia.
Tal parecía que estábamos viviendo los terribles momentos del fujimontesinismo, con su prensa parametrada y sus canales capturados propalando el miedo y la difamación contra el candidato de Gana Perú. Trajeron al Francotirador, convertido en esbirro esta vez, para que dinamitara a Ollanta, tal como hizo con Lourdes Flores, al oráculo brasileño Reinaldo Dos Santos para que vaticinara la victoria de la mafia y hasta se valieron del controvertido cardenal Juan Cipriani (“Los derechos humanos son una cojudez”) para que convirtiera el púlpito en una tribuna política predicando contra el nacionalismo.
Contra todas estas maniobras, el pueblo dio una lección de civismo y madurez, eligiendo a un peruano auténtico como nosotros para que rija los destinos de nuestra patria. Primera vez que la izquierda gana unas elecciones en el Perú y creemos que Ollanta y su equipo cuidarán de que las cosas mejoren en el país y que los postergados y más pobres tengan participación en la bonanza que tanto cacarea Alan García cuando se refiere a la economía del Perú. Por esto creemos que los grandes ganadores de esta elección han sido el pueblo peruano y la democracia.
Perdieron esta vez El Comercio y sus suplementos, el Correo, cuyo director Aldo M., no tuvo el coraje de anunciar la victoria nacionalista, la Razón y los pasquines de los Wolfenson, los canales 4, 2, 5, 9, Canal N, a quienes la Onpe favoreció con la propalación de la franja electoral, postergando al canal 11 que hacía oposición; RPP y su nefasto director Raúl Vargas; Jaime Bayly, que fracasó en su intento de demoler a Ollanta.
Perdieron también PPK, Mercedes Araoz, Luis Castañeda, San Román, Cipriani, Jaime de Althaus y hasta el propio Alan García que no pudo cumplir con su deseo de que no salga elegido quien no sea de su gusto.
Fue feliz el reencuentro de nuestro Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, quien asumió el compromiso con verdadero patriotismo y condujo de la mano a todos los demócratas a la gran victoria que hace avizorar un mañana lleno de esperanzas para el Perú.
Como información adicional adjuntamos el resultado electoral que nos alcanza nuestro amigo y colaborador Wilder Sánchez Sánchez.

RESULTADOS EN CELENDIN

A nivel provincial con el 100% de actas procesadas y 94.7% contabilizadas:
Ollanta Humala: 53.195%
Keiko Fujimori: 46.805%
A nivel del distrito de Celendín (ciudad de Celendín y caseríos del distrito), al 100% de actas procesadas y 95.5% contabilizadas:
Ollanta Humala: 62.181%
Keiko Fujimori: 37.819%
Distrito de Huasmín (100% de actas procesadas y 96.607% contabilizadas):
Ollanta Humala: 70.481%
Keiko Fujimori: 29.519%ç


¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

No hay comentarios: