jueves, 26 de marzo de 2009

BANDERILLAS DE FUEGO

Por El Paco
TRAGAMONEDAS I. Es lamentable que esta plaga de gángsters haya llegado a Celendín. Los siniestros “Slot Machine” impuestos por la banda de Al Capone en el Chicago de los años 20 y que ha causado la ruina de miles de hogares peruanos, ha caído como una peste negra en nuestro pueblo y las primeras víctimas son los jóvenes. ¿Y las autoridades? Bien, gracias.
TRAGAMONEDAS II. En el trayecto de Agua Colorada a Celendín, agazapados en las curvas, acechan los vehículos de la policía de carreteras, pero no crea que para capturar a los asaltantes que hacen de las suyas, no. Están allí para “cuadrar” a los automóviles que hacen servicio Celendín-Cajamarca con la consabida fórmula de: “déjate un sencillo pa’ la gaseosa”. Por eso los choferes de la ruta los conocen con el triste apelativo de “TRAGAMONEDAS”. ¡Así no es!
ENTREGUISMO. Sabemos de buena fuente que el alcalde Juan Tello, en complicidad con algunos concejales, ha entregado con documentos firmados la administración del agua potable a SEDACAJ. ¿Y la concertación? ¿y los acuerdos? ¿dónde están las organizaciones de defensa civil? Ya publicaremos más de esto.
ABUSIVOS. Respecto al agua, hasta el momento se viene pagando un costo de solidaridad que es igual para todos los usuarios que, dicho sea de paso, es mínimo. Sin embargo, existen algunos conchudos que, o no pagan, o usan el agua con fines industriales para lavar carros, e inclusive para regar sus chacras. ¡Así no es! ¡Urgente los medidores!
MALOS VECINOS. Asistimos a diario al deprimente espectáculo de ver las calles llenas de desmonte, vehículos en reparación, materiales de construcción y de trabajo y hasta mercadería de los nuevos ricos sospechosos del Comercio dificultando el libre tránsito peatonal y vehicular… ¡Qué tal, lisura! ¿Qué esperan las autoridades respectivas para proceder al decomiso? ¿o es que hay fractura de manos?
VIA CRUCIS. Viajar se ha convertido en un martirio para los pasajeros. Aparte de las pésimas condiciones de las carreteras, tenemos que soportar los abusos de las empresas que alzan los precios cuando les da la reverenda gana, como hace CABA, que vende los pasajes a Lima a S/. 60,00, pero al llegar a Cajamarca, los abusivos de Turismo Nacional, la empresa enlace, cobran S/. 20,00 más, aduciendo que “el empleado de Celendín es un pobre ignorante que siempre se equivoca” ¡Buaaa…!
MALOS ALUMNOS. Hemos comprobado el pésimo estado de conservación del mobiliario de la I.E. “Coronel Cortegana”. Sillas y mesas rotas y pintarrajeadas con lo más obsceno que se pueda imaginar. ¿cómo es posible que una señorita se siente sobre tan pornográficos grafittis? Hemos sentido vergüenza ajena al ver a nuestra I.E. emblemática de la cultura celendina por los suelos, como un estropajo maloliente. ¿Qué dirán los profesores, auxiliares de educación y el propio director?
MONADAS. Valiéndose de tinterilladas el inefable ¿abogado? Félix Horna Llanos ha entregado "legalmente" un bien del pueblo como son los terrenos adyacentes a la iglesia de la Purísima Concepción a los curitas de la parroquia para que vivan cómodamente, a Dios gracias ¿Y la construcción de la iglesia? ¡Naranjas! ¡Ya lo saben, si se lanza otra vez como candidato a la alcaldía, no hay que votar por el mono!
CUENTAS Y ABALORIOS. Como hizo Cristóbal Colón con nuestros paisanos hace más de 500 años, engañándo con cuentas de vidrio y abalorios a cambio de oro, está haciendo la Newmont Minning con algunas instituciones que dizque defienden a la población civil y hasta instituciones educativas que aducen necesitar dinero para hacer sus buenas acciones… ¿con tal de recibir dinero, no importa si es del diablo? ¡Por favor, no me defiendas más, compadre!
CENTRO CULTURAL. Parece que el jalón de orejas al profesor Clavitex le hizo bien. Hemos visto su preocupación, conjuntamente con el alcalde Juan Tello, por remozar y acondicionar el local del CENTRO CULTURAL CELENDIN, a fin que allí funcionen talleres artesanales que beneficien a las mujeres de nuestras comunidades y con miras a una futura Escuela de Artes y Oficios. Están remodelando esta vieja casona para proyectar la cultura celendina a nuestros visitantes y brindar alojamiento cómodo a los expositores culturales. ¡Vale! ¡Ah, si el alcalde nos escuchara en todo así...!
¡Va por ustedes!

No hay comentarios: