lunes, 25 de mayo de 2009

POLITICA: ¿El padre Arana es la bandera?

El suplemento dominical de La República ha publicado el siguiente artículo. ¿Una opción política diferente para el país se está forjando en el departamento de Cajamarca? El padre Arana es una figura pública que CPM respeta y comprende. Esperamos que su propuesta se perfile. Como todo buen descendiente de celendinos, creemos, él no defraudará a quienes lo apoyen. Por el momento, nuestra asociación no toma partido con miras a 2011, pero cree que es su deber informar y alertar a los habitantes de nuestra provincia, región y patria: el futuro está naciendo hoy. Hay que participar en el cambio del Perú. El Perú no puede ser para siempre esta pesadilla que conocemos (NdlR).

La República, Domingo, 24 de mayo 2009
EL COMPROMISO DEL PADRE ARANA
Por Raúl Mendoza
Hace ya algunos meses el rumor va creciendo: Marco Arana, sacerdote vinculado a la defensa de los derechos de las comunidades afectadas por la actividad minera, sería el futuro candidato presidencial de Tierra y Libertad, un movimiento que tiene entre sus principales banderas la defensa del medio ambiente y los recursos naturales.
Al padre Marco Arana le han dicho de todo desde que se puso del lado de las comunidades en sus reclamos contra las empresas mineras en su natal Cajamarca: “cura rojo”, “agitador”, “demagogo” y hasta “diablo”. Nada de eso lo ha alejado de su labor pastoral, ni le ha hecho desistir de defender el medio ambiente, ni le ha quitado el respeto de la gente que conoce su labor. Hoy encabeza el movimiento Tierra y Libertad y existe la posibilidad de que sea candidato presidencial el 2011.
Su prédica por la defensa de los derechos humanos y ambientales ha calado en un país donde la mayoría de conflictos actuales son de ese tipo. “La defensa del tema medioambiental tiene que ver con la defensa de la vida y con el futuro. Por eso la gente se adhiere”, dice. El movimiento está construido alrededor de esa idea. Su figura convoca a organizaciones sociales, frentes de defensa, juntas de usuarios, alcaldes, autoridades regionales, bases de partidos e intelectuales “progres”.

Candidato o no, este descendiente de celendinos es un ejemplo a seguir.

Y ese liderazgo va agarrando cuerpo. Tanto que el Partido Socialista, que hasta hace poquito nomás dejaba entrever su apoyo a la candidatura de Ollanta Humala, ahora ve con expectativa la figura de Arana. En reunión de su comisión política hace poco más de una semana acordaron “buscar la unidad con todos los movimientos y partidos progresistas”, entre ellos Tierra y Libertad. En el interior del PS hay quienes tienen dudas de que Humala sea el ‘candidato natural’ a quien seguir. Al sacerdote, en cambio, su pasado lo respalda.
“Arana es un luchador social con una trayectoria de más de veinte años, intachable y con luchas populares victoriosas en Cajamarca. Desde ese punto de vista, no veo impedimento para consolidar la unidad con el colectivo del que forma parte. Eso sí, el candidato que encabece la unidad de la izquierda y las fuerzas progresistas, tendrá que obtener la confianza y el voto de todas las organizaciones que se sumen”, dice Susel Paredes, secretaria general del Partido Socialista.
No es un secreto que un sector del PS, los más jóvenes, apoyan al sacerdote. Y no son los únicos. Él mismo lo explica en medio de una breve visita a Lima: “Hay diversas fuerzas, incluso sectores de otros partidos y hasta grupos evangélicos, que me piden aglutinar esfuerzos”. ¿Puede ser Arana el candidato de la izquierda, la centroizquierda y los sectores progresistas para el 2011? Puede ser. Quizá tratando de curarse en salud, el nacionalismo –a través de su vocero Carlos Tapia– ha planteado que integre la plancha de Humala. Pero hasta ahora no se oye, padre.

Tierra y Libertad

Como ha dicho un colega periodista, la trayectoria de Marco Arana –sociólogo y sacerdote desde hace casi 20 años– bien vale una misa. Y eso se expresa en la ‘pegada’ que empieza a tener. “No se ha lanzado una candidatura oficial pero está claro que Marco Arana es el eje de la convocatoria y la garantía de que este es un movimiento transparente. La aceptación a su figura es sorprendente”, explica David Roca, personero del movimiento Tierra y Libertad. Hoy tienen bases a nivel regional y están haciendo las últimas precisiones a los estatutos y a la propuesta programática.
Arana ha tenido –y tiene– notoria presencia mediando en los conflictos entre las comunidades y las empresas mineras. Su lucha, dice, no es contra la inversión minera, sino contra la contaminación provocada por esta actividad a tierras y fuentes de agua. No es lo único. “Tengo un compromiso social con repercusión política hace años”, dice. De estudiante fue presidente del Centro Federado de Sociología de la Universidad de Cajamarca y su labor pastoral siempre ha estado vinculada a los más pobres y a las organizaciones sociales de su región.
Hoy participa en Tierra y Libertad junto a dirigentes sociales, autoridades locales y profesionales críticos al modelo. Los de mayor presencia mediática son el economista Pedro Francke, el sociólogo Carlos Reyna, los ambientalistas José de Echave y Juan Aste, el médico Julio Castro Castro en Piura, el sociólogo Álvaro Campana en el Cusco. Hay un comité político transitorio con representantes de varias regiones. Por el momento Arana es un miembro más que aporta ideas.
Pedro Francke explica tres planteamientos claves de T y L: 1) Una estrategia de desarrollo con equilibrio respecto al medioambiente, mejor aprovechamiento de los recursos naturales y diálogo permanente con las comunidades. 2) La descentralización del país, la reforma del Estado y la lucha contra la corrupción. 3) Una economía al servicio de las necesidades de la gente porque “hoy unos pocos se llenan los bolsillos y la gente no ve mejoras en educación, salud y salarios, por ejemplo”.
Considerando el primer punto, ¿se trata acaso del primer ‘partido verde’ en el Perú? “No es un partido exclusivamente ambientalista, como hay en Europa, porque el país exige una agenda más amplia. Pero el cambio climático en el planeta y la defensa del derecho a la tierra, el agua y la vida, hacen que el tema medioambiental hoy sea importantísimo. En el Perú será uno de los temas claves en las próximas elecciones”, explica Francke. Como se ve, el perfil de Tierra y Libertad le calza bien a Arana. El movimiento ha comprado su kit electoral y ahora recaba firmas para inscribirse.

¿Un outsider?

En las últimas campañas electorales, Arana recibió invitaciones para ser candidato en Cajamarca, pero siempre dijo no. Ahora las cosas han cambiado. “En otros procesos la posibilidad de conglomerar una fuerza de unidad no se veía posible. Hoy en cambio hay una gran fragmentación. Y se ha impuesto un modelo político y económico autoritario que pone en peligro la democracia. Como se puede ver cada vez más, a las comunidades campesinas y amazónicas se les amenaza con arrebatarles la propiedad de sus tierras. Ello configura también la violación de sus derechos humanos”. Esta ofensiva conservadora contra las comunidades ha pesado mucho en su decisión de entrar en política.
Ahora ya le han puesto otro calificativo: outsider. ¿Se siente así? “Outsider es alguien que corre por fuera del sistema y eso no se ajusta a mi persona. He estado presente en procesos sociales y políticos de mi región, aunque sin aspiraciones personales, sino como un servicio que he prestado a la democracia”. Cuando ocurrió el conflicto del cerro Quilish, entre la minera Yanacocha y las comunidades aledañas, se le acusó de ser el incitador de las protestas y hasta se le hicieron campañas en contra. “Los partidos políticos debieron reconocer el justo derecho de la población al agua y se detuvo la operación minera. Más bien debido a mi cercanía con las comunidades es que pudimos evitar una escalada de bloqueos y enfrentamientos”, cuenta.
Con dos décadas como sacerdote, Arana conoce de cerca a los cajamarquinos. No es un advenedizo en el tema social y de medioambiente. Ha sido párroco en Porcón y en la ciudad de Cajamarca. Fundó la ONG Grufides, especializada en temas ambientales y desde ahí ha enfrentado, sobre todo, las malas prácticas de la minera Yanacocha. “Algunas empresas mineras están dispuestas a dialogar para disminuir el impacto de sus operaciones. A Yanacocha no le importa el tema”.
Muchos han criticado su posición ‘contra la inversión y el desarrollo’ y hasta le han atribuido un supuesto desconocimiento en temas ambientales. Arana es sociólogo y tiene una maestría en la Universidad Católica con especialidad en Gestión y Políticas Publicas, ha dirigido proyectos de desarrollo rural con la Iglesia y ha sido miembro de numerosas instituciones con las cuales ha trabajado temas de medio ambiente, pobreza, ética y desarrollo. En el 2005 recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos. Por cierto, Arana conoce cómo viven y qué les falta a los comuneros de Cajamarca. ¿Está calificado para hablar del tema? Sí, lo está.
“Quienes me acusan de antiminero, mienten. He planteado tres aspectos sobre la minería. Ahí están mis escritos y mis declaraciones: Primero, el Perú tiene grandes recursos naturales y estos deberían ser parte de la planificación económica y el desarrollo. En ese sentido debe promoverse la actividad minera. Segundo, siendo esta actividad agresiva con el ecosistema, debería tener regulaciones muy estrictas: ambientales, sociales y fiscales, que permitan que los beneficios sean más tangibles.
De tal manera que un pueblo minero no sea un pueblo pobre y contaminado. Tercero, debe prohibirse estas actividades allí donde afecte gravemente otras actividades económicas o ecosistemas: lagunas, cuencas, agricultura. Esa es mi posición”, explica.
Diecinueve años después de hacerse sacerdote, Arana ha ingresado a la política. Y aunque todavía no quiere hablar de candidaturas, no tiene miedo de ser una opción para el 2011. Solo algo le preocupa desde ahora: si finalmente se convierte en candidato tendrá que dejar los hábitos.

Perfil

•Nombre: Marco Arana Zegarra
•Edad: 46 años
•Lugar de nacimiento: Cajamarca
•Sacerdote Diocesano
•Estudios de Sociología, Universidad Nacional de Cajamarca
•Estudios de Teología, Pontificia Universidad Gregoriana de Roma
•Estudios de Educación, ISP Juan Pablo II de Trujillo y Universidad Marcelino Champagnat
•Maestría en Sociología, especialidad en Gestión y Políticas Públicas (PUCP 98-99)
•Fundador y promotor del Colegio Cristo Ramos, de Porcón. Promotor de microproyectos en esta comunidad.
•Fundador y director ejecutivo del Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo Sostenible (Grufides) (2001-2002)
•Comisionado de la Mesa Departamental de Lucha contra la Pobreza de Cajamarca (2001-2002)
•Investigaciones y consultorías: Minería, pobreza y contaminación (2000), Desarrollo y minería (2001), Rol de las ONGs en las Mesas de concertación de lucha contra la pobreza (2002), Mesas de concertación y participación ciudadana (2002), entre otras.

Ataques S.A.

Desde que se convirtió en la voz más notoria en defensa de las comunidades cajamarquinas en el conflicto contra Yanacocha y otras empresas mineras, Marco Arana ha sido blanco de seguimientos, ataques e insultos de todo tipo. El 2006 se descubrió el seguimiento que la empresa C & G le hacía a él y miembros de la ONG Grufides. En una oficina se halló fotos y videos de esta operación. La República probó el vínculo de C & G con Forza, compañía de seguridad que le brinda servicios a Yanacocha. También se sabe que otras empresas de este tipo lo han seguido. Además, ha sido blanco de campañas de desprestigio. En la época del conflicto por el cerro Quilish, circularon por Cajamarca unos pasquines que atacaban a los comuneros y a él: “Son unos borrachos alentados por un cura rojo que les da aguardiente”. Cierto sector de los medios de comunicación también lo han atacado. Alguna vez hasta le organizaron una manifestación frente a su casa. “La mina nos da trabajo”, le gritaba una multitud. Y ha recibido insultos y amenazas de muerte por teléfono innumerables veces.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por consecuencia lógica, el Padre Arana es vuestro candidato presidencial.
¿Y qué dirán los evangélicos, tendrán que rogar a Dios por su futuro?
¿O qué dirán los empresarios, al saber que el candidato es de pensamiento fundamentalista y de extrema izquierda?
¿Yanacocha debe estar temblando, porque anulará los beneficios tributarios y las concesiones en la minería? Tal vez los envíe al purgatorio o al infierno a estos asesinos.
Yo estoy de acuerdo con que el Padre Arana sea candidato, pero que no sea como el cura presidente o el padre del amor.
Y también que no se aprovechen los ambientalistas, no los locos, al menos.

Anónimo dijo...

ORGANIZEMONOS, PARTICIPEMOS TODOS
http://tierraylibertadprensa.blogspot.com/

Tierra y Libertad

tierraylibertadperu@hotmail.com
http://tierraylibertadprensa.blogspot.com/
tierraylibertadperu@hotmail.com
http://tierraylibertadprensa.blogspot.com/