viernes, 26 de junio de 2009

OPINION: Otra cholaza de Jorgito

Por Crispín Piritaño
Celendín
A través de la historia, el partido de gobierno siempre ha manifestado su intolerancia contra los medios que le son adversos y un talento especial para reclutar jóvenes y fanatizarlos para oscuros fines. Sucedió en 1932 con los ocho marineros fusilados en el Callao, entre los cuales estaba el celendino Telmo Arrué Burga de sólo 18 años y con Carlos Steer Lafont.
El primero, conjuntamente con otros marineros, tomaron los cruceros “Grau” y “Bolognesi” de la Marina Peruana sublevándose contra Sánchez Cerro, en un levantamiento de inspiración aprista que finalmente fracasó. Steer Lafont, asesinó a Francisco Miró Quesada, director de "El Comercio", entonces de marcada tendencia antia aprista.
El cacareado respeto por la libertad de prensa manifestado en diversas ocasiones por Crazy Horse, es una farsa si observamos la virulencia de los ataques contra diversos medios que se atreven a decir la verdad sobre su política entreguista y represiva contra el pueblo.
En CPM lo decimos por experiencia, pues fuimos víctimas de la mordaza por nuestras críticas a la nefasta acción contaminadora de Minera Yanacocha y a la posición entreguista del gobierno para facilitar su labor explotadora en desmedro de campesinos y medio ambiente cajamarquinos.


En la sesión del congreso del día de ayer, Luis Gonzáles Posada ha lanzado dardos contra la radio “La Voz de Bagua”, a quien acusa de recibir financiamiento venezolano y ser la causante de la masacre, lo mismo ha ocurrido con otros medios a quienes el Ministerio de Transportes ha clausurado, entre ellos Radio Caplina de Tacna, Radio Cutivalú de Piura, Radio Orión de Pisco y muchas otras que hablan a las claras de esta “libertad de prensa” al estilo alanista.
Pero lo que llega al colmo es el nuevo exabrupto a que nos tiene acostumbrados el inefable Jorge del Castillo, oculto protagonista de los manejos de Canaán, pidiendo que la SUNAT intervenga e investigue el origen de los recursos del diario “La Primera” ¿Cómo se publica? Se pregunta el avispado congresista, ¿si tiene poco avisaje por parte del estado?
Esto, aparte de poner en evidencia que el gobierno beneficia a la prensa que le es adicta y utiliza el aparato estatal para acallar a la que le es adversa, constituye un claro atentado contra la libertad de expresión y muestra el verdsadero rostro del gobierno en torno a la libertad de prensa.
El Congresista Jorge del Castillo, ex Premier, devaluado a raíz del escándalo de los petroaudios en donde se le vinculó a los "faenones" y aceitadas de Químper y León Alegría, es un dirigente aprista de nuevo cuño, de aquellos que no supieron de catacumbas, prisiones, torturas y destierros y cosecharron, ya en suelo parejo, el esfuerzo de los viejos luchadores apristas. Enriquecido por el uso del poder junto con sus hijos y allegados, poco le importa el clamor del pueblo. Ya lo demostró en las negociaciones que hizo en el caso de Majaz y en otras en que siempre se alineó al lado de las transnacionales.
Como decíamos líneas arriba, el APRA es una organización maestra en el arte de capturar jóvenes para fanatizarlos y de hacer pagar el pato a los más embarrados ,en una especie de ley de Omertá siciliana, para proteger a otros más poderosos que permanecen escondidos. Sucedió con los marineros, con Steer Lafont, con Rómulo León Alegría, alias “La Rata” y con Agustín Mantilla.

La caricatura es de Carlín y ha sido publicada en La República

No hay comentarios: