domingo, 31 de mayo de 2009

PEQUEÑA HISTORIA: Don Augusto y Alfredo

EL ARTISTA Y EL LEGADO DEL FILANTROPO
Por Jorge A. Chávez Silva
Alfredo Rocha Zegarra fue un artista que entendió perfectamente el papel que le cupo como protagonista de la historia de Celendín. Su fuerte temperamento -que los incomodados por sus críticas catalogaban de desvaríos- lo encaminó a la defensa de los desposeídos, de los explotados, a combatir la injusticia, poniendo siempre el dedo en el punto neurálgico de la sinrazón.
Su lucha lo llevó a escribir diferentes gacetillas mimeografiadas, en las que criticaba a los que, por amor al dinero y no por vocación de servicio, dirigían las instituciones benéficas de la provincia, como es la Beneficencia Pública de Celendín, beneficiaria y administradora de los cuantiosos bienes que el filántropo Augusto G. Gil Velásquez legó a Celendín.
Hemos seguido la impronta de Alfredo -prueba de ello es que hemos resucitado FUSCÁN- y obra en nuestro archivo cuanta panfleto publicó.
Así vemos que entre sus más ácidas críticas figuran las que dirigió contra los diversos presidentes de la Beneficencia, sobre todo en la época en que era propietaria de la hacienda Guayabamba y la arrendaba al hacendado cajamarquino José Miguel Rosell.
Alfredo jamás temió lo que pudiera sucederle, de allí su triste final, víctima de un "accidente" que hasta ahora nadie se ha dado el trabajo de esclarecer en forma convincente. Nuestro artista acusaba directamente, y con pruebas, mientras los demás eran indiferentes, y señalaba el enriquecimiento ilícito de muchos personajes, a quienes caricaturizó con pelambre y cola de ratas.
Esos señores, cuyos descendientes seguramente viven bien, fueron actores en complicidad con el hacendado en mención, de los grandes negociados que perjudicaron a los postergados de Celendín, que veían con tristeza la carencia de medicinas en el hospital que don Augusto fundó, a donde concurrían con el vano anhelo de encontrar cura para sus males. Finalmente la Reforma Agraria de Velasco afectó lo poco que quedaba del predio a favor de los trabajadores A través de los años, muchos de los personajes que fungieron de directores de la Beneficencia se hicieron ricos y dilapidaron, cuando no robaron, los bienes que les fueron confiados. Salvo algunas honrosas excepciones, los demás fueron de la ralea de Caco y Gestas.
Parecería cosa de fábula, si no existiesen documentos probatorios, el cuantioso legado de don Augusto a la tierra que lo vio nacer. Hacemos una ligera lista de los bienes que dejó y de los cuales no queda ninguna huella. Esa riqueza merece bien el título que Margareth Mitchell el puso a su novela: "Lo que el viento se llevó".

- 72 solares en Llanguat, La Toma y La Culebra.
- Hacienda Guayabamba (Chota) y anexos Palenque y Catagón.
- Local del Hospital de Celendín.
- Local IEP “Pedro Paula y Augusto G. Gil (Centro Base, ex Escuela Prev. de Varones N° 81) .
- Local “Coronel Cortegana”.
- La Breña.
- Cementerio Antiguo (Hoy barrio Augusto G. Gil).
- Otras propiedades dentro del casco urbano de la ciudad.

La generosidad de don Augusto G. Gil Velásquez es una demostración contundente de cómo se debe amar al pueblo que nos vio nacer. Él destinó su riqueza al consuelo de los más pobres y buscó el progreso de Celendín, preocupándose por la educación de los jóvenes, siendo dadivoso cuando de solucionar algún problema se trataba. Y la conducta de Alfredo Rocha Zegarra, del artista vigilante de su deber cívico, que intentó que las riquezas legadas al pueblo no fueran dilapidadas y robadas, es otro ejemplo en que deberían contemplarse todos los celendinos que pretenden manejar ideas y tener principios. A ambos, a estos seres tan dispares, pero ejemplares en su amor por la tierra, Celendín Pueblo Mágico les rinde el homenaje que merecen. Celendinos como ellos necesita nuestro pueblo hoy más que nunca.

En esta extraordinaria fotografía que data de 1933 y que elocuentemente ilustra esta crónica, vemos en el centro a Don Augusto G. Gil Velásquez, con la mano en el corazón y el gesto alegre de haber colocado su sombrero sobre el bastón y en el entorno hemos podido reconocer al Dr. Ruperto Pimentel Ortiz, Juez de 1° Instancia, al cura José Cabello, al Dr. Humberto Pereyra Pinedo, Porfirio Díaz Carranza, César Pereira Chávez, Julio Merino Bazán, Saúl Silva Sánchez, Francisco Chávez Bazán y a muchos jóvenes de la época que asistieron al momento histórico.

viernes, 29 de mayo de 2009

POLÍTICA: ¿Keiko, emperatriz de los peruanos?

Por considerarla de utilidad pública nos permitimos publicar una precisa y reveladora columna de Augusto Álvarez Rodrich, ex director del diario Perú 21, quien ahora escribe en el diario La República.

EL BAILE DE LA CHINA
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe
El país quiere más explicaciones y menos danza.
Los bailes de Martha Moyano en danza afroperuana, Ricardo Pando en huaylarsh, Rolando Reátegui en ‘Juaneco y su combo’, Cecilia Chacón de cholita cajamarquina, Alejandro Aguinaga de chalán criollo y –el plato fuerte– Carlos Raffo de Miguel Ríos, constituyen imágenes algo grotescas pues parecen bufones de la corte en el onomástico de la emperatriz.
Por un lado, ahondan la sensación de que el fujimorismo no es una agrupación con democracia interna sino que se pretende dinástica. Los Fujimori son emperadores –empezando por su candidata presidencial Keiko I– y el resto es huaipe sucio.
Segundo, el fujimorismo comete un error si cree que esa es la manera de responder a las muy serias y bien sustentadas acusaciones desarrolladas solitariamente por La República durante las últimas dos semanas, luego de un reportaje de ‘Cuarto poder’, con relación al origen del financiamiento de los estudios de los hijos de Alberto Fujimori en el exterior.
A los que han seguido los reportajes de la unidad de investigación, a cargo de Ángel Páez, les queda la sensación de que, en lugar de danzas folclóricas, los fujimoristas debieran estar bailando ‘El rock de la cárcel’, ‘Ahí viene la plaga’ o ‘Universidad’ del Grupo Río (“estar en la universidad es una cosa de locos/estar en la universidad es una fiesta de monos”).
En lugar de bailecitos, la candidata presidencial Keiko Fujimori debería responder, a favor de la transparencia indispensable que debe observar todo postulante a dirigir el destino del país, las preguntas planteadas en los reportajes de Páez:
¿Dónde están los documentos que puedan acreditar las transferencias a las cuentas de las universidades en las que estudió en el extranjero?
¿En qué bancos guardaban sus padres los US$ 400 mil que dice que tenían en 1990?
¿Por qué retiró el dinero que le dio su padre recién en el año 2001 cuando ella y todos sus hermanos ya habían terminado sus estudios en Estados Unidos?
¿Por qué afirma que el préstamo fue de su tía Rosa Fujimori si en realidad lo hizo el ex ministro Antonio Páucar?
¿Por qué no exhibe las boletas de pago de las universidades donde estudiaron ella y sus hermanos en EE.UU.?
Mientras dichas preguntas no sean respondidas con precisión, seguirá vigente la conclusión de que los estudios en el exterior de los hijos de Alberto Fujmori no los pagó él, y de que la candidatura de su hija Keiko –cuyo principal objetivo político y plan de gobierno es liberarlo– seguirá manchada. Menos bailecitos, más explicaciones.

Fuente: La República, 29 de mayo 2009

lunes, 25 de mayo de 2009

POLITICA: ¿El padre Arana es la bandera?

El suplemento dominical de La República ha publicado el siguiente artículo. ¿Una opción política diferente para el país se está forjando en el departamento de Cajamarca? El padre Arana es una figura pública que CPM respeta y comprende. Esperamos que su propuesta se perfile. Como todo buen descendiente de celendinos, creemos, él no defraudará a quienes lo apoyen. Por el momento, nuestra asociación no toma partido con miras a 2011, pero cree que es su deber informar y alertar a los habitantes de nuestra provincia, región y patria: el futuro está naciendo hoy. Hay que participar en el cambio del Perú. El Perú no puede ser para siempre esta pesadilla que conocemos (NdlR).

La República, Domingo, 24 de mayo 2009
EL COMPROMISO DEL PADRE ARANA
Por Raúl Mendoza
Hace ya algunos meses el rumor va creciendo: Marco Arana, sacerdote vinculado a la defensa de los derechos de las comunidades afectadas por la actividad minera, sería el futuro candidato presidencial de Tierra y Libertad, un movimiento que tiene entre sus principales banderas la defensa del medio ambiente y los recursos naturales.
Al padre Marco Arana le han dicho de todo desde que se puso del lado de las comunidades en sus reclamos contra las empresas mineras en su natal Cajamarca: “cura rojo”, “agitador”, “demagogo” y hasta “diablo”. Nada de eso lo ha alejado de su labor pastoral, ni le ha hecho desistir de defender el medio ambiente, ni le ha quitado el respeto de la gente que conoce su labor. Hoy encabeza el movimiento Tierra y Libertad y existe la posibilidad de que sea candidato presidencial el 2011.
Su prédica por la defensa de los derechos humanos y ambientales ha calado en un país donde la mayoría de conflictos actuales son de ese tipo. “La defensa del tema medioambiental tiene que ver con la defensa de la vida y con el futuro. Por eso la gente se adhiere”, dice. El movimiento está construido alrededor de esa idea. Su figura convoca a organizaciones sociales, frentes de defensa, juntas de usuarios, alcaldes, autoridades regionales, bases de partidos e intelectuales “progres”.

Candidato o no, este descendiente de celendinos es un ejemplo a seguir.

Y ese liderazgo va agarrando cuerpo. Tanto que el Partido Socialista, que hasta hace poquito nomás dejaba entrever su apoyo a la candidatura de Ollanta Humala, ahora ve con expectativa la figura de Arana. En reunión de su comisión política hace poco más de una semana acordaron “buscar la unidad con todos los movimientos y partidos progresistas”, entre ellos Tierra y Libertad. En el interior del PS hay quienes tienen dudas de que Humala sea el ‘candidato natural’ a quien seguir. Al sacerdote, en cambio, su pasado lo respalda.
“Arana es un luchador social con una trayectoria de más de veinte años, intachable y con luchas populares victoriosas en Cajamarca. Desde ese punto de vista, no veo impedimento para consolidar la unidad con el colectivo del que forma parte. Eso sí, el candidato que encabece la unidad de la izquierda y las fuerzas progresistas, tendrá que obtener la confianza y el voto de todas las organizaciones que se sumen”, dice Susel Paredes, secretaria general del Partido Socialista.
No es un secreto que un sector del PS, los más jóvenes, apoyan al sacerdote. Y no son los únicos. Él mismo lo explica en medio de una breve visita a Lima: “Hay diversas fuerzas, incluso sectores de otros partidos y hasta grupos evangélicos, que me piden aglutinar esfuerzos”. ¿Puede ser Arana el candidato de la izquierda, la centroizquierda y los sectores progresistas para el 2011? Puede ser. Quizá tratando de curarse en salud, el nacionalismo –a través de su vocero Carlos Tapia– ha planteado que integre la plancha de Humala. Pero hasta ahora no se oye, padre.

Tierra y Libertad

Como ha dicho un colega periodista, la trayectoria de Marco Arana –sociólogo y sacerdote desde hace casi 20 años– bien vale una misa. Y eso se expresa en la ‘pegada’ que empieza a tener. “No se ha lanzado una candidatura oficial pero está claro que Marco Arana es el eje de la convocatoria y la garantía de que este es un movimiento transparente. La aceptación a su figura es sorprendente”, explica David Roca, personero del movimiento Tierra y Libertad. Hoy tienen bases a nivel regional y están haciendo las últimas precisiones a los estatutos y a la propuesta programática.
Arana ha tenido –y tiene– notoria presencia mediando en los conflictos entre las comunidades y las empresas mineras. Su lucha, dice, no es contra la inversión minera, sino contra la contaminación provocada por esta actividad a tierras y fuentes de agua. No es lo único. “Tengo un compromiso social con repercusión política hace años”, dice. De estudiante fue presidente del Centro Federado de Sociología de la Universidad de Cajamarca y su labor pastoral siempre ha estado vinculada a los más pobres y a las organizaciones sociales de su región.
Hoy participa en Tierra y Libertad junto a dirigentes sociales, autoridades locales y profesionales críticos al modelo. Los de mayor presencia mediática son el economista Pedro Francke, el sociólogo Carlos Reyna, los ambientalistas José de Echave y Juan Aste, el médico Julio Castro Castro en Piura, el sociólogo Álvaro Campana en el Cusco. Hay un comité político transitorio con representantes de varias regiones. Por el momento Arana es un miembro más que aporta ideas.
Pedro Francke explica tres planteamientos claves de T y L: 1) Una estrategia de desarrollo con equilibrio respecto al medioambiente, mejor aprovechamiento de los recursos naturales y diálogo permanente con las comunidades. 2) La descentralización del país, la reforma del Estado y la lucha contra la corrupción. 3) Una economía al servicio de las necesidades de la gente porque “hoy unos pocos se llenan los bolsillos y la gente no ve mejoras en educación, salud y salarios, por ejemplo”.
Considerando el primer punto, ¿se trata acaso del primer ‘partido verde’ en el Perú? “No es un partido exclusivamente ambientalista, como hay en Europa, porque el país exige una agenda más amplia. Pero el cambio climático en el planeta y la defensa del derecho a la tierra, el agua y la vida, hacen que el tema medioambiental hoy sea importantísimo. En el Perú será uno de los temas claves en las próximas elecciones”, explica Francke. Como se ve, el perfil de Tierra y Libertad le calza bien a Arana. El movimiento ha comprado su kit electoral y ahora recaba firmas para inscribirse.

¿Un outsider?

En las últimas campañas electorales, Arana recibió invitaciones para ser candidato en Cajamarca, pero siempre dijo no. Ahora las cosas han cambiado. “En otros procesos la posibilidad de conglomerar una fuerza de unidad no se veía posible. Hoy en cambio hay una gran fragmentación. Y se ha impuesto un modelo político y económico autoritario que pone en peligro la democracia. Como se puede ver cada vez más, a las comunidades campesinas y amazónicas se les amenaza con arrebatarles la propiedad de sus tierras. Ello configura también la violación de sus derechos humanos”. Esta ofensiva conservadora contra las comunidades ha pesado mucho en su decisión de entrar en política.
Ahora ya le han puesto otro calificativo: outsider. ¿Se siente así? “Outsider es alguien que corre por fuera del sistema y eso no se ajusta a mi persona. He estado presente en procesos sociales y políticos de mi región, aunque sin aspiraciones personales, sino como un servicio que he prestado a la democracia”. Cuando ocurrió el conflicto del cerro Quilish, entre la minera Yanacocha y las comunidades aledañas, se le acusó de ser el incitador de las protestas y hasta se le hicieron campañas en contra. “Los partidos políticos debieron reconocer el justo derecho de la población al agua y se detuvo la operación minera. Más bien debido a mi cercanía con las comunidades es que pudimos evitar una escalada de bloqueos y enfrentamientos”, cuenta.
Con dos décadas como sacerdote, Arana conoce de cerca a los cajamarquinos. No es un advenedizo en el tema social y de medioambiente. Ha sido párroco en Porcón y en la ciudad de Cajamarca. Fundó la ONG Grufides, especializada en temas ambientales y desde ahí ha enfrentado, sobre todo, las malas prácticas de la minera Yanacocha. “Algunas empresas mineras están dispuestas a dialogar para disminuir el impacto de sus operaciones. A Yanacocha no le importa el tema”.
Muchos han criticado su posición ‘contra la inversión y el desarrollo’ y hasta le han atribuido un supuesto desconocimiento en temas ambientales. Arana es sociólogo y tiene una maestría en la Universidad Católica con especialidad en Gestión y Políticas Publicas, ha dirigido proyectos de desarrollo rural con la Iglesia y ha sido miembro de numerosas instituciones con las cuales ha trabajado temas de medio ambiente, pobreza, ética y desarrollo. En el 2005 recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos. Por cierto, Arana conoce cómo viven y qué les falta a los comuneros de Cajamarca. ¿Está calificado para hablar del tema? Sí, lo está.
“Quienes me acusan de antiminero, mienten. He planteado tres aspectos sobre la minería. Ahí están mis escritos y mis declaraciones: Primero, el Perú tiene grandes recursos naturales y estos deberían ser parte de la planificación económica y el desarrollo. En ese sentido debe promoverse la actividad minera. Segundo, siendo esta actividad agresiva con el ecosistema, debería tener regulaciones muy estrictas: ambientales, sociales y fiscales, que permitan que los beneficios sean más tangibles.
De tal manera que un pueblo minero no sea un pueblo pobre y contaminado. Tercero, debe prohibirse estas actividades allí donde afecte gravemente otras actividades económicas o ecosistemas: lagunas, cuencas, agricultura. Esa es mi posición”, explica.
Diecinueve años después de hacerse sacerdote, Arana ha ingresado a la política. Y aunque todavía no quiere hablar de candidaturas, no tiene miedo de ser una opción para el 2011. Solo algo le preocupa desde ahora: si finalmente se convierte en candidato tendrá que dejar los hábitos.

Perfil

•Nombre: Marco Arana Zegarra
•Edad: 46 años
•Lugar de nacimiento: Cajamarca
•Sacerdote Diocesano
•Estudios de Sociología, Universidad Nacional de Cajamarca
•Estudios de Teología, Pontificia Universidad Gregoriana de Roma
•Estudios de Educación, ISP Juan Pablo II de Trujillo y Universidad Marcelino Champagnat
•Maestría en Sociología, especialidad en Gestión y Políticas Públicas (PUCP 98-99)
•Fundador y promotor del Colegio Cristo Ramos, de Porcón. Promotor de microproyectos en esta comunidad.
•Fundador y director ejecutivo del Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo Sostenible (Grufides) (2001-2002)
•Comisionado de la Mesa Departamental de Lucha contra la Pobreza de Cajamarca (2001-2002)
•Investigaciones y consultorías: Minería, pobreza y contaminación (2000), Desarrollo y minería (2001), Rol de las ONGs en las Mesas de concertación de lucha contra la pobreza (2002), Mesas de concertación y participación ciudadana (2002), entre otras.

Ataques S.A.

Desde que se convirtió en la voz más notoria en defensa de las comunidades cajamarquinas en el conflicto contra Yanacocha y otras empresas mineras, Marco Arana ha sido blanco de seguimientos, ataques e insultos de todo tipo. El 2006 se descubrió el seguimiento que la empresa C & G le hacía a él y miembros de la ONG Grufides. En una oficina se halló fotos y videos de esta operación. La República probó el vínculo de C & G con Forza, compañía de seguridad que le brinda servicios a Yanacocha. También se sabe que otras empresas de este tipo lo han seguido. Además, ha sido blanco de campañas de desprestigio. En la época del conflicto por el cerro Quilish, circularon por Cajamarca unos pasquines que atacaban a los comuneros y a él: “Son unos borrachos alentados por un cura rojo que les da aguardiente”. Cierto sector de los medios de comunicación también lo han atacado. Alguna vez hasta le organizaron una manifestación frente a su casa. “La mina nos da trabajo”, le gritaba una multitud. Y ha recibido insultos y amenazas de muerte por teléfono innumerables veces.

sábado, 23 de mayo de 2009

PERSONAJES: Don Pancho Izquierdo

Por Jorge A. Chávez Silva
A lo largo de la historia de Celendín hubo épocas signadas por el quehacer preponderante, aparte de la industria casera del sombrero cuyos orígenes permanecen difusos, pese a que hay versiones que señalan un comienzo, nosotros creemos que es parte de muestra herencia muchik.
Hasta que en 1933 se construyera la carretera que inició la diáspora de los celendinos en masa, el transporte se hacía en base al arrieraje por todas las rutas que comunicaban a Celendín. Recuas de acémilas transportaban la carga que venía de occidente hacia el oriente.
Celendín era una de las puertas de entrada hacia el alto Marañón, la otra era la ciudad de Bellavista en Jaén, hasta que en 1950 entró en funcionamiento el puente Corral Quemado, dejando a trasmano a Bellavista e infligiendo grave daño a la economía celendina. Muchos cabezas de familia se dedicaban a esta aventurada y peligrosa labor. Uno nunca sabía qué podría ocurrir en el camino. Según el Dr. Manuel Pita Díaz, Celendín vivía el esplendor de su época caballar. Las dos terceras partes del valle estaban sembradas de alfalfa y los corrales no se daban abasto para alojar a tal cantidad de acémilas.
Parte del orgullo de los celendinos era la tenencia de un buen caballo, un poncho de aguas y un sombrero fino Shilico. Se contaban por cientos los caballos de paso que marchaban airosos por las calles empedradas de Celendín, haciendo tronar y sacando chispas de las herraduras recién colocadas por el “Picarito” en la herrería del “gringo” Lucho.
Todos los caminos que comunicaban a Celendín con sus distritos y caseríos eran de herradura y los caballos los únicos medios de transporte para pasajeros y carga. Oficios afines a esta especie de caballería, proliferaban y era común ver talleres de talabartería y carpintería dedicados a la tarea de hacer monturas, bridas y estribos, en tanto que los zapateros se esmeraban en la confección de botas de montar para los caballeros. Los sombreros de paja toquilla son parte infaltable del atuendo de los chalanes.Los caminos de entonces, hechos por la “República”, rezago comunitario de la ley de conscripción vial se llenaban de fangos durante la temporada de lluvias y era común ver algún animal caído, aprisionado para siempre en esa trampa de piedras y lodo que había en ciertas partes de los caminos.
De esa estirpe de recios caballeros, desciende en línea recta don Francisco “Pancho” Izquierdo Díaz, estampa característica en hermosos alazanes y canelos por las calles del pueblo y en el coso taurino durante la fiesta patronal, acaudillando a finos caballeros como fiel expresión de las costumbres del Perú.

"Don Pancho Izquierdo a caballo" óleo por "Charro" (2m X 1,50 m)

¿Quién no recuerda el spot de Foptur que proclamaba “Celendin, tierra de chalanes y sombreros” con la imagen de don Pancho trotando en un fino potro por la calle del Comercio?
A raíz de pintarle el retrato que acompaña este testimonio en 1985, gozo de su amistad y de su cálida hospitalidad en su hermosa casa ubicada en el barrio de Bello Horizonte, aquel del panteón viejo, camino de los fieles del Niño de Pumarume. Don Pancho es pionero de la formación de ese barrio.
Recientemente estuve en su casa a raíz de la fundación de la Asociación de Propietarios y Criadores de Caballo de Paso de Celendín, entidad que tiene la finalidad de propiciar la cría y participación de estos nobles animales en las festividades tradicionales de nuestra provincia. Donde don Pancho es el tesorero además de oficiar de anfitrión de los aficionados que se dieron cita en aquella oportunidad.
Don Pancho Izquierdo es nuestro más caracterizado chalán porque encarna en cierto modo el espíritu celendino con su conocida generosidad y don de gentes. Celendín tiene en él al típico caballero shilico que aún trota por las calles a lomos de sus bellos animales.

jueves, 14 de mayo de 2009

CANTACLARO: Las diatribas no nos silenciarán

Por Constante Vigil
Celendín
Contestando a la ensalada de diatribas e insultos contra mi persona que ha urdido trabajosamente Ulises Linares C. -autonominado presidente de MICelendín, representante del INC, filial Cajamarca, en Celendín, y pretendido adalid de la defensa de la integridad de Celendín-, me veo obligado a hacer las precisiones pertinentes. Algunos amigos en la asociación Celendín Pueblo Mágico, y en particular el profesor Jorge Chávez S., piensan que no vale la pena responder a críticas de tan bajo nivel. Yo he pedido que se me deje ejercer mi derecho a la replica y aquí está mi respuesta.
En una democracia, aun precaria como la nuestra, los roles de los ciudadanos están definidos. A nosotros, para quebranto de muchos, nos toca informar a la gente de los desatinos, desvaríos y corruptelas de los funcionarios a quienes el pueblo ha elegido dentro de un sistema que, como lo dijimos oportunamente, tiene la grosera falla de permitir que unos cuantos inmorales venidos de cualquier parte, enriquecidos sabe el diablo cómo, sean los que rijan los destinos de nuestro pueblo. Para eso está la prensa, señor Linares. Ése es nuestro papel, nuestra contribución en pro de Celendín, sin cabriolas, ni aspavientos y pese a quién le pese, como ya le dije en mi artículo inspirado en el Cañoncito, que tanto le ha molestado.
Desde que nacimos como la prensa libre de Celendín, nuestras críticas van contra los que mienten, contra los que atentan contra la integridad del pueblo, contra los corruptos, contra los que se enriquecen de manera sospechosa y, en general, contra todo aquel que medre a costillas del pueblo. Esta es nuestra lucha y nuestro empeño. No nos mueve la “ambicia”, como dice Linares, sino un profundo amor por la tierra que nos vio nacer, sentimiento que nos inculcaron nuestros padres como única heredad de los verdaderos celendinos.
Lamentablemente no nos batimos contra caballeros de otro tiempo. Los tipos a quienes criticamos son gente de mala entraña, capaces de recurrir al crimen para callarnos, como lo saben en carne propia los familiares de Edmundo Becerra y de Isidro Llanos, a quienes los mercenarios de Yanacocha asesinaron. Por eso, por elemental sentido de seguridad, recurrimos al seudónimo, como legítimamente lo hicieron prohombres de la historia del Perú.
Sin embargo, jamás estaremos en la actitud de tirar la piedra y esconder la mano, como pretende hacer creer Linares en sus pataleos. Eso significaría recurrir a la diatriba, a la difamación, al insulto, a la grosería y a la calumnia, lo que no es nuestro estilo. Nuestras denuncias y críticas son serias, tienen sustento real y respondemos a la necesidad de información del pueblo, de su derecho a conocer lo que se pretende esconder, de crear conciencia para que no sea engañada miserablemente nuestra gente y para que los celendinos puedan hacer uso consciente de sus derechos ciudadanos.
Linares condena los seudónimos como si fuera malas artes, en un medio en que los poderosos hacen daño y matan, como ya lo han demostrado una y otra vez. Linares, que ya militó bajo las banderas de la Newmont Minning Co. como un mercenario más, sabe perfectamente de los alias que utiliza esta empresa originaria del Imperio del Norte para esconder su siniestra reputación en el mundo empresarial. En Cajamarca se llama Yanacocha, en Celendín apela al nombre de Minas Conga, y escogerá otro alias si va con su cuento a cualquier lugar del mundo. Si ellos, con su prepotencia y riqueza, usan alias para hacer el mal, ¿por qué nosotros no vamos a usar seudónimos para hacer el bien?
Criticamos a Linares por su papel inocuo en la defensa de Celendín. Lo hemos visto paseando por las calles de la ciudad, como uno más de los tantos testigos pasivos que asisten a la galopante destrucción de Celendín, sobre todo en el casco histórico, según el informe elaborado por el equipo que diseñó el catastro histórico intangible de la ciudad. Y cuando decimos esto de nuestro crítica, no estamos solos, no somos los únicos que pensamos de este modo. En mi condición de maestro, pese a que trabajo fuera de Celendín, estoy en la ciudad los fines de semana y converso con profesionales e intelectuales -por señalar un caso, con el profesor Sánchez Aliaga, a quien Linares alude tangencialmente en su papel-, quienes coinciden con nuestro modo de pensar… ¿Qué quiere Linares? ¿Que callemos ante la ineptitud del alcalde Tello, ante el doble juego del regidor Jáuregui Barboza, encargado de ese rubro en la Municipalidad? No, pues.
Cuando Linares recogió la palma de nuestras denuncias, nos alegramos, como muchos celendinos y amigos de Celendín que expresaron a través de nuestras páginas su adhesión a tan noble causa y propósito, pero cuando empezó a desbordar hacia otros asuntos, no acordes con el propósito principal de nuestra lucha, fuimos los primeros en advertirlo, porque nada es más sabio que el viejo dicho “El que mucho abarca poco aprieta”.
Linares expresa en su defensa, que ha ido a conversar con el nuevo rico Cruz Atalaya, quien le ha respondido de mal talante y le ha dicho que él no es nadie para oponerse al “progreso” de Celendín, ni para meterse en asuntos de propiedad privada. Esta respuesta evidencia la ignorancia de este taguanero (con perdón de la linda tierra de Taguán, que no tiene culpa que engendros de esta naturaleza hayan nacido allí). Pero observamos que hay algo en común entre Linares y Cruz Atalaya: éste entiende como modernidad hacer huachafas, monstruosas, interpretaciones de Gropius y destruye, atiborrando de cemento y ladrillos, la fisonomía original y única de nuestro pueblo. Linares, por su lado, cree que el progreso de Celendín sólo será posible cuando Minas Conga se lance a la destrucción de toda la provincia.
Linares arguye que se sacrificó al aceptar trabajar en Celendín, porque la Municipalidad de Magdalena le pagaba más. No nos extraña la irresponsabilidad de una Municipalidad como la de ese distrito cajamarquino, que dilapida el dinero público contratando a gente como Linares y no se preocupa por la salud de los contaminados por el mercurio que dejó Yanacocha.
En cuanto a que Linares sea mal escritor, no somos culpables de su gramática más que parda, oscura, de que no haya aprovechado las enseñanzas de sus dignos maestros, que en su Alma Máter, en el Coronel Cortegana, se esforzaron seguramente por darle luces. El alumno no aprovechó sus lecciones, pero en un momento hasta fungía de maestro universitario. Cosas veredes, Sancho. Que esto no nos impida darle un consejo: un catedrático, un comunicador social, un gerente de Recursos Humanos tiene la obligación impostergable de expresarse bien, oralmente y por escrito. Así que a leer, a quemarse las pestañas, que hay mucho que mejorar en ambos terrenos. Esto es esencial. Si no, para qué pretenderse lo que no se es y menos intentar brillar en polémicas.

martes, 12 de mayo de 2009

DEBATE: La destrucción final de Celendín

Por sentimiento cristiano, digamos, damos paso al documento que aparece abajo. Debatir con quien sólo produce mamarrachos no tiene sentido, pero ¡qué le vamos a hacer!, adelante, pensando en Celendín, en la necesidad de que sus problemas se conozcan y se discutan, aunque sea en medio de trifulcas e insultos. Por razones de espacio y tiempo, publicamos sólo la primera parte del extenso pronunciamiento evacuado por el movimiento MI Celendín que lidera el Sr. Ulises Linares Castañeda y donde inexplicablemente éste nos ataca. La publicamos textualmente y lo hacemos porque entendemos que en el juego democrático todas las opiniones deben conocerse, así no tengan altura, para que de la discusión salga la luz y nuestros lectores tengan un cabal concepto no sólo de nuestra posición frente a la problemática de Celendín sino también de la altura intelectual de nuestros contrincantes. El tema está en el tapete y nosotros lo seguiremos alimentando todo el tiempo que sea necesario. Que de esto estén seguros Linares Castañeda, los traficantes que destruyen nuestro pueblo y las malas autoridades locales que lo permiten (NdlR).

MOVIMIENTO DE IDENTIDAD CELENDINA
MI CELENDIN, PRONUNCIAMIENTO
Quizás las cabriolas y aspavientos son el producto de algunos descocados personajes, que como siempre he repetido, gente que no hacen ni hicieron, ni harán nada por Celendín. Solamente se escudan en que son agraciados escritores, que de su pluma surge la verdad y solamente la verdad, según ellos tienen toda la virtud, pues todo lo que analizan o lo que critican nadie puede refutarlos y si alguien por desgracia no concuerda con sus ideas por más fantoches o imbéciles que éstas sean, son el blanco de sus criticas o de sus ataques cobardes.
Y no es que esté cayendo nuevamente en su juego, sino que nunca me quedé callado ante cualquier hijo de su madre, que quiere confundir con críticas sin sentido.
Pero, este pronunciamiento no es resultado de esta bajeza, sino al contrario es para informar a los paisanos que confiaron al menos con sus correspondencias, llamadas o apersonamientos en la defensa de nuestro querido Celendín. Aproximadamente entre los meses de abril y junio del año pasado 2008, comenzamos a gestar un pequeño movimiento, denominado de “Identidad Celendina” (MI Celendín), el cual tuvo la aceptación de una gran cantidad de celendinos, como siempre algunos, que pasan por desapercibidos y nunca hacen nada (sino preguntaríamos que respondan ¿cual es su aporte, que han hecho?¿Renegar detrás del Internet?). Pero, felizmente la gran mayoría de verdaderos celendinos, apoyaron decididamente, defendiendo nuestros pocos vestigios históricos que aún quedan impresos en nuestras casas y algunas casonas del llamado centro histórico y que sigue en peligro su integridad por la irresponsabilidad de algunos propietarios o dueños adinerados (en su mayoría de ingresos no justificados) que quieren ocultar estas riquezas ilegales o lavar dinero a través de edificaciones solapadas y que a pesar de todo esto, han arremetido contra nuestra fisonomía urbana, queriendo construir edificios desproporcionados que malograrían toda la belleza de sus construcciones antiguas de casas de dos pisos con techos a media agua, balcones de madera y otras características que daban un pintoresco lugar apacible.

Pese a insultos y mamarrachos, CPM insiste y persiste: ¡No a la destrucción de Celendín!

A pesar de los comentarios malsanos de este enfermo personaje de FUSCAN, mi persona no ingresó a la Municipalidad por un puestito de trabajo o por estar doblegado a la ambicia del dinero, pues venía laborando en la Municipalidad de Magdalena, en un buen cargo y con una remuneración adecuada, pero a solicitud del Señor Alcalde de Celendín y como compromiso con mi tierra de aportar y hacer algo en su propio territorio, acepté a pesar de la menor cantidad de sueldo recibido; pido disculpas por hacer referencia de este tema pero es bueno que se sepa como acto de transparencia.
¿Qué es lo que se ha hecho? Como decía, con el Movimiento de Identidad Celendína, pudimos convocar a la ciudadanía para defender nuestro centro histórico, logramos presionar a la autoridad municipal para que tome cartas en el asunto y especialmente le ponga atención a este problema, por lo que se llevó a cabo las primeras coordinaciones con la Arquitecta encargada de la Su Gerencia de Acondicionamiento Territorial y que ya venía trabajando, conjuntamente con el profesor Tito Zegarra, una propuesta de Declaratoria de Centro Histórico; con este trabajo inicial, tomamos la posta y se viajo a realizar las acciones con el ente responsable de aprobar los lineamientos, como es el Instituto nacional de Cultura de Cajamarca, logrando importantes avances, incluso viajó una comisión a la ciudad de Celendín, para ver el problema que habíamos presentado. Mi persona venía en ese momento trabajando en la Municipalidad de Magdalena de la cual me encontraba de días de vacaciones las cuales ya se vencían, motivo por el cual el señor Alcalde de Celendín, me propone quedarme a apoyar en su gestión en temas de recursos humanos y otros en las cuales he tenido experiencia dejando abierta la posibilidad de dedicar parte del tiempo en apoyo a la Sub Gerencia de Acondicionamiento Territorial sobre la determinación, propuesta y declaratoria del Centro Histórico. Acepté esta propuesta laboral y a partir de este momento se comenzó a preparar actividades y ejecuciones de acciones sobre el particular.

miércoles, 6 de mayo de 2009

FESTIVIDAD: Sucre, Crónica de la Fiesta

Olindo Aliaga, prolífico escritor sucrense, es autor de libros como “Personajes en la historia de Sucre”, al alimón con Gutemberg Aliaga, de artículos de crítica y de cuentos que rescatan nuestras manifestaciones culturales. La cadena de CPM, cumpliendo con su vocación integradora, se complace en dar la bienvenida a este hermano sucrense cuyas crónicas engalanarán nuestras páginas (NdlR).

Por Olindo Glorioso Aliaga
Sucre
Los sucrenses están inmersos en la fiesta en honor a su patrono: San Isidro Labrador; fiesta cuyos orígenes se remontan a los tiempos de la colonia y que fue introducida por las misiones jesuitas, fieles cooperantes del español conquistador.
La festividad está integrada por dos componentes: la parte religiosa y la “taurina”, ambas con visibles dosis de paganismo, como suelen ser las fiestas. La primera comienza con los novenarios acompañados de juegos artificiales y quema de cohetes. La segunda parte consiste en la corrida de toros, en la que se lidian hasta 12 toros de casta.
Los honores al santo agricultor se celebran en el mes de mayo. Antaño empezaba el día 4 con la consagrada “Bajada del Patrón” y terminaba el 21 de mayo con el último estertor mortal del toro bravo, producido por la certera estocada del torero.
No siempre la fiesta religiosa y la taurina fueron eslabones inseparables, pues la segunda se realizaba dejando espacios de 2 a 3 años.
Actualmente la fiesta ha experimentado cambios que han trastocado patrones tradicionales: ejemplo, la supresión de las pallas y la adoración de la imagen. En contraste han sobresalido desde 1987 las novenas que le tributan los barrios viejos de La Toma, Centro y Minupampa.- Los gastos son cubiertos por los vecinos, quienes también aportan su trabajo a fin de ganar un halago que en realidad conduce a una competencia, que en lugar de integrar, termina distanciando más a los barrios.
El sustrato de la fiesta religiosa lo constituyen: La novena del día 12, las vísperas de los días 13 y 14 y el albazo ofrecido por los mayordomos del alba y el día respectivamente. En la actualidad el Comité denominado “Mayordomía Alba y Día” es el ente organizador que se encarga de canalizar el aporte de los mayordomos. La idea de sumar 21 días de novena a la fiesta Patronal fue del alcalde de esa época y ha traído como consecuencia que la feria se extienda desde abril a mayo.
Durante las vísperas el pueblo está abarrotado de visitantes, la Plaza de Armas es un hormiguero de gente, los niños corren incautos detrás de un paracaídas, las vivanderas y mercaderes no se dan abasto, mientras que, estratégicamente, se ubican varios vendedores del “calientito” (otra innovación) que el público consume para paliar el frío que a esa hora es punzante. En la iglesia no cesa el trajinar de los feligreses y afuera el ajetreo de los pirotécnicos. Cohetes de sonido y de luces colman el aire y pintan de colores el cielo.
Son las primeras horas del día 15, la ciudad somnolienta ha despertado con el estruendo de eslabonados petardos pirotécnicos.- Los que acuden a misa del alba toman un caldo de menudencia, una taza de café negro y una hogaza de pan para restablecerse y asistir a los oficios.


Procesión de "Tayta Ishico".

El día Central la imagen del patrón es sacada en procesión por los fieles que estrenan sus mejores trajes, se apretujan, empujan y disputan el honor de cargar el anda, siendo los momentos más disputados cuando el santo sale e ingresa a su templo. El paso de la procesión de SIL por las calles de Sucre infunde respeto y recogimiento emocionado en la ciudad. El ciudadano común y corriente se inclina o se quita el sombrero a su aparición; las autoridades le rinden pleitesía con grandilocuentes discursos.En varias esquinas del pueblo se levantas altares y en las calles los fieles elaboran alfombras con pétalos de flores que el recorrido místico las destruirá al pasar.
La procesión es el punto culminante de la expresión de fe de los sucrenses que por miríadas se dan cita en este acontecimiento religioso.Asisten a la procesión los visitantes, algunos portando gigantes cirios adornados con artísticos motivos; gente del pueblo, campesinos, hombres y mujeres.- De lo más diverso es la masa de creyentes que acompañan al santo durante su paso procesional que dura más o menos 3 horas.
En el día Central hay reuniones familiares para el almuerzo, en que se sirve el tradicional picante con cuy. Antiguamente, los mayordomos que eran clanes de familia, invitaban “las mesadas” que por su variedad eran verdaderos banquetes; ahora, el Comité ofrece un ligero almuerzo popular, de un solo plato que no tiene, indudablemente, los sabrosos ingredientes de antaño.


Corrida de toros en el Sucre de antaño.

Concluidos los faustos religiosos, comienzan los arreos para la feria taurina.
El escenario de la corrida es la plaza de acho, ubicada a 1 kilómetro de la ciudad, el pensamiento de la gente está pendiente de la fiesta brava que dura 3 días.- Cada tarde se lidian 3 o 4 toros.- El coso taurino, otrora levantado con el esfuerzo de los pobladores inclusive de los caseríos, ahora ha sufrido cambios propiciados por el mercantilismo que ha obviado la acción comunal.
Las innovaciones se imponen al pueblo. No son consultadas, ni realizadas con el pueblo creyente, no consolidan la fe y están, por el contrario, convirtiendo a la fiesta en una mercancía, en donde gana la gente de poder. En la antigüedad, el coso era armado por todos los ciudadanos en una fiesta que se denominaba “cierre de barrera”, en cada sitio se erguían dos pisos para los espectadores.
Los palcos planos fueron sustituidos por graderías en los años 60, dejándose de lado la participación ciudadana. El año 1985 se construyó un anillo retirado de las graderías formándose el callejón taurino, artífices de esta innovación fueron los paisanos del MUS, con sede en Lima.
Por las noches, después de la Corrida, había alegres retretas, el pueblo en masa acudía para bailar y beber chicha. Al término de la fiesta el pueblo vuelve a su cotidianeidad y marasmo. Los visitantes retornan a sus lugares de residencia, con la promesa de volver al año siguiente. Algunos con el compromiso de pasar la mayordomía y todos contentos por haber recibido un baño mirífico de alegría, fuerza y fe en las fiestas.


Cartel actual de la feria de Sucre

La iglesia, depositaria del remanente de la fiesta, nombra a los integrantes del Comité que organizará la fiesta el próximo año. Así termina la tradicional feria en honor a “San Isidro Labrador”, “Taita Ishico”, que a través del tiempo ha perdido valores primigenios por la acción “innovadora” de los integrantes de los comités que actúan como quieren y no como deben, olvidando que tanto la fiesta Patronal, como otras festividades populares, son la impronta histórica de nuestra identidad.


lunes, 4 de mayo de 2009

RADIO: Libertad de antena

Por Franz Sánchez
Celendín
Cuando escuchamos hablar de libertad de prensa, imaginamos a gobiernos que censuran a periodistas o programas de opinión; y luego, como quién no quiere la cosa, pensamos también en aquellos mártires de la prensa que se “inmolaron” por la libertad de expresión. Conversando con un amigo profesor, ex congresista, el Dr. Dennis Vargas Marín me dejaba entender su apreciación sobre el tema. Él calificaba de vergonzoso el hecho de que el artículo 2º, inciso 4 de la Constitución de la República, hable sobre la libre opinión, expresión y difusión del pensamiento, dado que son facultades que asisten a todo ser humano desde su nacimiento sin que sea necesaria la aprobación de ningún tipo de legislación.
A pesar de todo, suponemos vivir en un país democrático donde la libre expresión está garantizada y amparada por el estado. Pero hay un tipo de censura de la que nadie habla, mucho menos escribe, ni denuncia, ni nada. Una censura silenciosa y mecanizada, una censura que no solo afecta al comunicador y sus receptores, sino también al medio de comunicación, en general nos afecta a todos. Hablo acerca de la administración de las frecuencias de radio y televisión. Hace una semana atrás, Celendín enmudeció y quedó sorda por una prolongada semana; a las radioemisoras y estaciones de televisión les apagaron su señal. Adicionalmente, las desaforadas lluvias causaron estragos en las carreteras, como resultado la ciudad quedó completamente aislada del resto del país y del mundo, cual si fuera una isla diminuta, al sur de América. Pero el apagón de medios, no fue producto de algún fenómeno climatológico, sino resultado de uno de los incontables y prepotentes operativos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Sí, aquellos representantes de la cartera más criticada del país, a causa de su inoperancia en cuanto a reducir el dantesco número de muertos regados en las sangrientas carreteras peruanas. Sí ellos mismos eran, ni más ni menos. Pero para lo que verdaderamente sirven y son unos maestros, es para arrebatar los equipos de transmisión a pequeñas y jóvenes radios… ¡Miserables!

En el cielo del Edén, para los celendinos, las ondas no sirven al pueblo, salvo excepciones. Foto "Charro".

Pero…, un momento, y cómo se entregan las señales de radio y televisión, acaso se rifan o sortean… ¡Fácil! Quién da más, quién da menos. Sí, se subastan.
Las frecuencias de radio atraviesan nuestro espacio aéreo, a ese espacio por donde viajan las ondas electromagnéticas, se le llama espectro, del que somos dueños todos nosotros, en otras palabras y mejor dicho; los peruanos somos dueños de nuestro cielo, ésta frase cobra realmente colosales dimensiones, cuando decimos: Los shilicos todos, somos dueños de nuestro propio cielo, si es que no suena a falsa modestia. El estado es simplemente un administrador, encargado de repartir las frecuencias tanto para radio como para televisión. Pero cuando algo cae en manos del estado, surgen los inconvenientes. Comparemos: El conocido Grupo RPP, está conformado por emisoras como: Radio Felicidad, Studio 92, La Mega, Corazón FM, RPP Noticias y Radio Capital, esta última concedida de una manera ágil e inmediata; pero cuando una comunidad campesina se agrupa y organiza para formar una pequeña radio rural, que es vital para enviar mensajes o comunicados en las agrestes zonas donde viven, se les pide infinidad de documentación, a veces de los mismos equipos con los que pretenden laborar a pesar de ser caseros, además de pagar enormes impuestos, pagos y sobre pagos. Pero existe un requisito con el que no pueden lidiar ¡Los padrinos...! ¿Padrinos? Sí, en vulgar castellano, lo que se conoce como “Vara”. Claro, esto no ocurre con las gigantes corporaciones radiales.
En México, el grupo Televisa concentra más del 70% de medios radiales, televisivos y escritos. Un verdadero monopolio.
Lo que, hondamente me exacerba e indigna, es la forma como proceden a la incautación de equipos de transmisión a sencillas radios de cabinas improvisadas. Ingresan resguardados por un fuerte escuadrón policial, como si estuvieran tras los pasos de “los injertos” o “norteños”. Los fiscales dan el visto bueno, mientras los hidalgos comunicadores, nobles en su tarea, prosiguen con sus labores; son sorprendidos con las masas en la mano, mejor dicho en la boca en pleno acto delictivo (locutando) o emitiendo alguna opinión ¡Que barbarie! ¡Condenable...! Luego proceden a decomisar el arsenal de armas y municiones: la consola de sonido (cuidado, puede estallar), el micrófono (sumamente peligroso, apáguenlo), el transmisor de frecuencias (este es el más letal), la computadora, discos, casettes, cables, pedestales... ¿Y estos? ¡No interesa! Continúa saqueando…
El atropello es devastador, uno se pregunta: ¿Acaso luzco como el negro canebo o momón?
En Celendín ocurrió lo relatado hace muy pocos días. Alguna vez, un par de años atrás, también fui arrebatado de un pequeño transmisor de apenas 50 vatios de potencia, con el que había iniciado en el fantástico mundo radiofónico, que hoy me permite escribir y con el que me había encariñado hasta los huesos; además por el que tuve que viajar dos días para recuperarlo. Llegué al almacén donde reposaban los destartalados equipos incautados, una especie de cementerio de transmisores radiales. El polvo y el olor a defunción merodeaban el ambiente, los cables tendidos, enmarañados y pelados daban escalofríos y pavor. ¡Era un deshuesadero de transistores! Me recibió un fanfarrón encargado del MTC; ya estaba pagada la multa y tan solo esperaba por mis equipos transmisores. El sujeto, un tipo desagradable con la cara corrupta que lo delataba, de esas que no se quitan ni con botox, ni láser. Me pidió susurrando “cien manguitos” para entregarme además del mío, otro transmisor arrebatado, a quién sabe. Tan solo imaginarme el negocio, me dio asco y repugnancia… Salí.
Pero, qué cosas se esconden detrás de este último cierre forzado de medios, en Celendín. Una radioemisora muy conocida en la provincia, que estuvo más de 6 años en la clandestinidad y que hoy se proclama una “emisora legal”, término que por cierto me causa gracia, reclama sus “derechos” con el pomposo rótulo de legal, mientras que apaga su señal voluntariamente y denuncia ante el ministerio a pequeñas emisoras que por su sencillez, callan por siempre.
Lo triste es que, se supone, los medios de comunicación deberían ser hermanos, más aún teniendo en cuenta nuestra condición de paisanos, que es equivalente.
Este artículo, siempre quise escribirlo, desde esa desgastada carpeta de colegio y por fin hoy pude culminar. Pero con lo que hoy sueño, es que el mensaje vertido en este texto llegue a mi pueblo sin la menor interferencia y bien sintonizado. Desde aquí honestamente exhorto a la hermandad de radios y televisoras, que el enemigo en común está al acecho, esperando el menor síntoma de divisionismo para actuar…
Además sugiero a los sacrificados representantes del MTC, quienes sufridamente viajan a provincias, que en lugar de agotar esfuerzos arrebatando a indigentes discapacitados, muchos de ellos invidentes, sus equipos ornamentales de comunicación. Se dediquen a verificar si las estaciones que cuentan con licencia de radiodifusión, respetan o no, las normas de transmisión que se comprometieron a cumplir dada su condición de legales.
Estamos hoy a 3 de mayo, día mundial de la libre expresión, por qué entonces no pedir con las mismas fuerzas, para el Perú:
¡LIBERTAD DE ANTENA!

LUCHAS: Última carta de Vanzetti

A propósito de una celebración auténtica del 1ro de Mayo, como quiere nuestro amigo Jorge Horna, otro amigo, poeta también, chileno, nos envía el siguiente mensaje:

Distribuir a las amistades aún cuando no hayan trabajado nunca, o poco.

Feliz Día de los Trabajadores
(No Día del trabajo, como quieren los patronos y los propatronales)

En el Día del Trabajador, tengamos presentes las palabras que van abajo. Es el escueto y descarnado texto de la última carta escrita por Bartolomeo Vanzetti, emigrante italiano y líder sindical anarquista. Un día antes de ser fusilado en Estados Unidos, el dirigente obrero le escribió a su hijo estas líneas emocionadas pero sin llanto. Bartolomeo Vanzetti fue sentenciado a la pena de muerte, junto con su camarada Nicola Sacco, tras ser inculpados por un crimen que al final resultó ser una manipulación de los empresarios, del gobernador del estado y de la policía para socavar el movimiento sindical norteamericano.

Querido hijo mío:
He soñado con ustedes día y noche. No sabía si aún vivía o si ya estaba muerto. Hubiera querido abrazarlos a ti y a tu madre.
Perdóname, hijo mio, por esta muerte injusta que tan pronto te deja sin padre. Hoy podrán asesinarnos, pero no podrán destruir nuestras ideas. Ellas quedarán para las generaciones futuras, para los jóvenes como tú.
Recuerda, hijo mío, la felicidad que se siente cuando juegas: no lo acapares todo para ti. Trata de comprender con humildad al prójimo, ayuda a los débiles, consuela a quienes lloran, ayuda a los perseguidos, a los oprimidos. Ellos serán tus mejores amigos.
Adios, esposa mía, hijo mío, camaradas.

Bartolomeo Vanzetti




Bartolomeo Vanzetti (izquierda) y Nicola Sacco (derecha).

Luchadores obreros ejecutados el 23 de agosto de 1927 al ser declarados culpables del asalto y homicidio del pagador de una fábrica, Frederick Parmenter, y su escolta, Alessandro Berardelli, en el pueblo de South Braintree, Estados Unidos, el 15 de abril de 1920. Fueron exonerados de culpa, en forma simbólica, 50 años después, el 23 de agosto de 1977, por el entonces gobernador de Massachusetts, Michael Dukakis.

CARTAS: Dios y el Día del Trabajo

Amigo Chodiaz,
Nos envías un mesaje de una amiga tuya.
Hablando de la gripe porcina, dice tu amiga: "son pruebas de Dios que debemos afrontar con valentía.". Nosotros pensamos que más valdría que Dios ocupase su tiempo infinito en hacer el bien a la humanidad que tanto sufre, antes que en estar enviándole "pruebas" (engendradas por los hombres) que no hacen sino agravar su pena, ¿no crees?
Esta es una de las razones del atraso de Celendín y del Perú. La religiosidad mal entendida, que se queda en "creencia" y no eleva la espiritualidad de la gente y la acerca a los valores de bondad, compasión, solidaridad y sabiduría para trascender nuestra existencia mediocre, sino que es usada para predicar la resignación y el acatamiento acrítico de todo lo que viene de la autoridad.
De esto se han servido desde siempre el Estado oligárquico y las malas autoridades, así como los curas que se han puesto a su servicio, para convertir a nuestro pueblo en un hato de borregos.
El Día del Trabajo es, por sobretodo, para recordar las difíciles condiciones en que la mayor parte del peruanos, y seres humanos, viven y laboran, no para predicar la mansedumbre.
Los mártires de Chicago no se habrían sacrificado para esto, y con ellos los miles de trabajadores que cada del año mueren por efecto de la explotación y el abuso del sistema en el mundo.
Con el saludo de,

Jaime Díaz Vélez, por CPM

El 2 de mayo de 2009 0:40, Luis Alberto Díaz Mori nos reenvío el siguiente mensaje:

De: BJD <..............24@hotmail.com>
Asunto: FELIZ DÍA DEL TRABAJO
A: Varios corresponsales
Fecha: jueves, 30 abril, 2009, 12:50 pm

Hola amigos, es momento de poner un alto a nuestras actividades y dar gracias a Dios por el trabajo que realizamos, pidiendole sabiduria y fortaleza para realizarlo con honestidad y transparencia siempre pensando en los demás.
Que el Señor les bendiga y proteja en estos momentos dificiles que atravieza el mundo, todos unidos y tomando nuestras precauciones lograremos vencer esta mal, son pruebas de Dios que debemos afrontar con valentia.
Acompañemos con nuestra oraciones a todas las familias que han perdido un familiar, a las personas que tienen esta dolencia y a los profesionales de salud para que actuen rapidamente con eficacia y sabiduria.
Con cariño y aprecio

Betty ...

Nota: ante nuestra reacción, el amigo Chodiaz nos ha respondido hidalgamente con el siguiente mensaje:

De: Luis Alberto Díaz Mori
Fecha: 4 de mayo de 2009 23:55
Asunto: Re: Rv: FELIZ DÍA DEL TRABAJO
Para: CPM

Mi estimado amigo
Todas las opiniones se respetan aunque no estemos de acuerdo.
Personalmente estoy de acuerdo con lo que manifiestas.

Chodiaz


sábado, 2 de mayo de 2009

LUCHAS: Un 1ro de Mayo auténtico

Por Jorge Horna
Lima
Los trabajadores del Perú conmemoran también el 1 de mayo de 1886, fecha en que se inmolaron los líderes laborales conocidos como los Mártires de Chicago (EEUU) en su lucha por la conquista de las 8 horas de trabajo (hasta entonces la jornada era de 12 a 16 horas) y otras reivindicaciones.
Es conocida la ofrenda de sus vidas de Albert Parsons, Adolf Fischer, August Spies y George Engel (fueron condenados a muerte por “alterar el orden público”), que no fue vana. La repercusión fue mundial, y otros trabajadores continuaron el camino trazado.


Hubo otros líderes de aquella gesta histórica: Louis Linng, que se suicidó en su celda para no ser ejecutado, Samuel Fielden y Michael Swabb, que fueron condenados a cadena perpetua, y Oscar Neebe, que fue condenado a 15 años de trabajos forzados.
En el Perú después de cruentos enfrentamientos con los patrones y dueños de la incipiente industria, los obreros textiles, gráficos, panaderos, mineros, vendedores de diarios, lograron arrancar al gobierno de José Pardo la instauración de la jornada de 8 horas diarias, el descanso dominical y otros derechos, el año 1919. Logros abolidos autoritariamente por el corrompido gobierno de Fujimori y ratificado por Alejandro Toledo y el inefable Alan García.
La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) fundada por José Carlos Mariátegui y cuyos precedentes se hallan en la labor de los anarquistas que actuaron por medio de los sindicatos, la experiencia de las Universidades Populares impulsadas por Manuel Gonzáles Prada; está retomando las experiencias de antaño, celebrar el Día de los Trabajadores con actos masivos en la plaza Dos de Mayo (Lima) con un contenido central , la reflexión sobre su propia situación y el análisis del acontecer nacional y sus repercusiones socio-culturales, económicas y políticas.
En este 1ro de Mayo de 2009, en el antiguo local de la Federación de Panaderos “Estrella del Perú”, también se desarrolló el pasado viernes un acto de homenaje a los trabajadores.
Ante una nutrida audiencia: obreros, desempleados, estudiantes, intelectuales, artistas plásticos, músicos, narradores, poetas, todos con una posición popular y con una perspectiva histórica, es decir integrando pensamiento y acción, que concurrimos a la referida sede de la céntrica calle limeña, el jirón Huanta.
Integraron la mesa de honor el presidente de la Federación de Panaderos, en cuyo discurso saludó el acercamiento de los diversos sectores a la causa de los trabajadores. El poeta Leoncio Bueno (peón, albañil, mecánico, autodidacta y proletario), fundador del Grupo Intelectual Primero de Mayo, con su mensaje de reconocimiento a la labor realizada por los anarquistas en el seno de los sindicatos a principios del siglo pasado.
César Lévano, valeroso director de La Primera, el diario que inspira respeto, con un impactante testimonio sobre las persecuciones, encarcelamientos, exilios y hasta muertes que sufrieron obreros, empleados, estudiantes, en la consecución de aquellos propósitos, y entre ellos su propio padre don Delfín y su abuelo don Manuel Lévano . En su conferencia César dijo: “Me enaltece que hayan muerto en la más absoluta pobreza material, pues mis hermanos y yo heredamos una riqueza moral que no cabe en ningún caudal bancario.” La estirpe de rebeldía encarnada en este hombre honesto y muy querido por su pueblo.
En la culminación del evento se hizo presente el grupo teatral de la UNI dirigido por el escritor Alberto Mego. Luego la parte musical con charangos, guitarras, zampoñas y quenas expandiendo sus melodías con los huaynos, yaravíes, mulizas, diabladas y también valses, música de la entraña nacional.
Destacó la voz de Margot Palomino, quien al final de su actuación invitó al Maestro César Lévano a cantar a dúo dos canciones pertenecientes a él y musicalizados por Manuel Acosta Ojeda: una dedicada al Amauta Mariátegui y la otra, al guerrillero Luis de la Puente Uceda. Una noche memorable.
Nuetro saludo a los que, sin alarde ni aspavientos, sin pretender figuraciones, organizaron esta peculiar y genuina celebración del Día de los Trabajadores: Jorge Luis Roncal, representante del Gremio de Escritores, y Margot Palomino, conductora persistente del espacio cultural “Jueves Arguedianos”.

Lima, 2 de mayo de 2009, 1 am