viernes, 9 de julio de 2010

OPINION: Cortinas de Humo

Por Crispín Piritaño
A raíz de la publicación de mi artículo “ El criminal más sanguinario del mundo”, algunos que se ubican en los extremos, han querido interpretar mis opiniones como una filiación política de extrema izquierda. Nada más alejado de la realidad, y lo hemos expresado innúmeras veces. El hecho de que pretendamos llegar a la verdad y a la interpretación correcta de los acontecimientos, buscando las intenciones en el trasfondo, no nos coloca como terroristas, ni apologistas de doctrinas de extrema izquierda o derecha, las cuales, lo hemos sentido en carne propia, le han hecho mucho daño al Perú.

En ese contexto nos permitimos opinar acerca de las cortinas de humo que monta el partido de gobierno y sus ayayeros, para tapar algún problema de carácter nacional, como puede ser actualmente la venta del gas al exterior, que podrían ser vinculante con la escasez de gas en los grifos y la amenaza de desabasteciminto del gas casero.
En este caso les ha caído de perillas la indemnización que por mandato de la CIDH hiciera el gobierno de Alejandro Toledo a varios acusados de terrorismo, entre los cuales estaba la norteamericana Lori Berenzon. Esta especie de multas nos viene por el pésimo sistema carcelario que existe en nuestro país. No en vano figura en los reportajes de la National Geography como una de los peores del mundo por el poco respeto que se tiene a los derechos humanos.
A propósito de esto hemos visto al “valiente” Ministro de Defensa, el inefable, por no decir otra cosa, Rafael Rey Rey, rasgándose las vestiduras, tildando de cobardía el acatamiento de Toledo a las decisiones de la Corte Internacional, lo mismo que otros conspicuos miembros del Fujimontesinismo, del APRA, del clero, del poder judicial y algunos candidatos a las alcaldías, pretendiendo llevar agua para su molino.
Todos estos elementos que pretenden echarse abajo a la Corte Internacional de Derechos Humanos y desvincular al Perú de su jurisdicción, callaron en todos los idiomas cuando sucedieron los crímenes de lesa humanidad perpetrados por los comandos clandestinos de Fujimori y García, léase Colina y Rodrigo Franco, y por el contrario, como el Caso de Rey Rey, tránsfuga compulsivo, se pasó a sus filas hasta el punto que hoy lame la mano que antes pretendió morder.
Y tienen razones poderosas para estar incómodos, pues cuando ya se había consumado la amnistía para los criminales de lesa humanidad bajo el amparo de un poder judicial corrompido por Fujimori y Montesinos, fue la CIDH quien insistió en que se volvieran a abrir los casos de La Cantuta, Barrios Altos, el Frontón, Cayara y muchos más y que muchos como el asesor y el mismo Fujimori estén purgando justa condena por sus crímenes, y cuente que las leyes peruanas son endebles y solo hacen cumplir la más larga condena no siendo acumulativa como debería ser.
Ahora que increíblemente se ha cerrado el caso del origen del dinero con que Keiko y sus hermanos pagaron su costosa educación, y en el supuesto que la gorda candidata está oleada y sacramentada para asumir la presidencia, se convertiría en la candidata oficial del partido de gobierno actual. Terrible desgracia sería para el país que accediera a la presidencia tal esperpento moral y físico. Felizmente a la luz de las encuestas está muy lejos de suceder, pero que, en cualquier caso, debemos evitar.
Desgraciadamente, y de acuerdo a las mismas encuestas, tanto el APRA, como el fujimontesinismo, obtendràn los escaños parlamentarios suficientes para garantizar la impunidad y la aparente tranquilidad de estos políticos con tantas deudas que pagar, y decimos aparente porque estamos seguros de que no pueden dormir en paz con su conciencia.
Y nos refirmamos en nuestro concepto de que mientras exista la desigualdad socio económica en el Perú, habrá siempre brotes de terrorismo como una terrible respuesta a aquellos que pretenden solucionar el problema mediante la represión policial y la ley del Talión. El ser realistas en este pensar, no nos coloca a la par de los extremistas de izquierda o derecha.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado paisano, en verdad es cierto los hechos que cometas,así como las críticas a los personajes políticos , regligiosos , y otros que hacen del Perú lo que se les dá la gana ; Sin embargo es pueril pensar que los problemas socio-políticos del Perú enraizados desde la colonia y república se vayan a solucionar por obra y gracia del espiritu santo ; No , se tienen que implantar políticas aunque claro casi en todas estas siempre a existído políticas ocultas y maquiavélicas que nos han causado daño ; Yo me pregunto ¡ ¿Como piensas que se habría derrotado al terrorismo? ; Acaso dandole la mano como hizo Paniagua, y Toledo para que ahora se victimicen y le cuesten a los peruanos tanto dinero en reparación.
Ya quisieran tantos peruanos de a pie,que pese a que no mataron a nadie ni causaron daños a la propiedad pública y privada que sean beneficiados con honerosas retribuciones y otras gollerias

atte. pata rajada

Anónimo dijo...

Y seguro que Crispin, estará de acuerdo que lo indemnicen a todos los terroristas, si fuese así también lo tienen que hacer con Fujirata, si tanto habla de realidades, a votar por toledo que tendremos mas terrucos a fuera.

Anónimo dijo...

Qué ignorancia no conocer elementalmente la historia politica de Perú.

Ni paniagua ni toledo dieron facilidades a los acusados por terrorismo. lo que sucede es que fujimori llevo de la peor manera el juzgamiento, por eso de acuerdo a LEY despues se volvieron a realizar nuevos juicios

El mismo fujimori nombró comision de indultos y salieron cientos de peruanos INOCENTES. después con los sgtes presidentes continuaron los procesos justos.

A leer, y a instruirse un poquito para luego hablar con conocimiento

Anónimo dijo...

!No hay mas ciego, que el que no quiere ver! ; Es que acaso no has leido culto paisano, que incluso los movimientos terroristas , han aceptado que era parte de su estrategia de guerra política lo que ahora es motivo de comentario, lo que ratifica que en verdad hubo una "voluntad" de los gobiernos de turno en no hacerse problemas y seguir el juego a las huestes terroristas.
Ahora resulta que muchos son "inocentes" no por que en realidad lo fueran, sino que el aparato estatal (policial, fiscal y juzgados de entonces), no tuvieron la capacidad ni existía la normativa correspondiente.
Sin embargo te pregunto ¿Acaso no gozas ahora , de libertad, tus familiares de tranquilidad?
Solo espero que los supuetos inocentes , no retomen sus practicas enfermisas, y causen tato daño y dolor al pueblo peruano.

atte. pata rajada