domingo, 11 de febrero de 2007

CANTACLARO: Los Felipillos en Cajamarca

Por Constante Vigil
Celendín
Para nadie es un secreto la filiación y la fuente de financiación principal del sitio Web Cajamarcaopina. Así, la vieja Cajamarca, la mítica, prueba una vez más, pese a que el momento histórico es distinto, que siempre tuvo andando por sus calles a Felipillos que la arrastraron a la perdición. Así como tendenciosamente mintió aquel para que mataran a Atahualpa, así mienten ahora los gonfaloneros de Yanacocha.
Uno de ellos es, sin duda, un fulano apellidado Valdez Cadenillas, quien aprovecha la existencia de mineros informales (peruanos) en nuestras provincias para sacar la cara por las transnacionales y atacar a los amigos de la vida y el medio ambiente, a los "defensores de la agüita", como dice él, y de las tierras de los campesinos.
Cualquiera se da cuenta de la diferencia y de las proporciones que hay entre el daño físico y moral que causa la Newmont con el que producen los mineros nacionales informales. Los verdaderos ecologistas condenamos toda forma de contaminación, venga de donde viniere. Y lo podemos hacer porque no nos mueve ningún interés.
No es el caso de los Felipillos. Este Sr. Valdez, que seguramente es familiar del propietario de la famosa biblioteca que valía milones de dólares, pretende hacernos creer que todo lo que sucede ahora en Cajamarca contribuye a su engrandecimiento, quiere convencernos de que no nos hemos dado cuenta del progreso que ha generado la minera y dice alegremente que ningún momento pasado fue mejor.
Lo que él no quiere ver es que Cajamarca sigue entre los cuatro departamentos más pobres del Perú, que la contaminación está a la vuelta de cada esquina y que los únicos que se han enriquecido con Yanacocha son algunos comerciantes como él, los dueños de los burdeles abiertos y camuflados, así como los ayayeros y panegiristas que usan como tribuna a Cajamarcaopina y que gracias a los mendrugos de la minera se dan ínfulas de grandes.
Una prueba de como están orientados los incondicionales servicios de ese vocero dizque independiente: hasta ahora no denuncia el bloqueo y la censura que actualmente sufre el sitio Web de la asociación Celendín Pueblo Mágico, valiente página de información celendina que critica a las mineras y que desde hace un mes no llega a los internautas peruanos dependientes de la Telefónica española.
Nosotros nos solidarizamos con CPM, condenamos el intento de silenciarla, por parte de los esbirros de las trasnacionales, y los hacemos con el mismo fervor con que estos vendepatrias defienden los intereses de la gringa Newmont Mining Corporation (alias Minera Yanacocha, alias Minas Conga, como dicen los ecologistas shilicos).

No hay comentarios: