jueves, 8 de febrero de 2007

PERSONAJES: Hermila Torres Oblitas

HERMILA TORRES OBLITAS nació en Celendín. Hizo sus estudios en su tierra natal en donde destacó como la primera alumna de su generación. Viendo esto, sus padres, que gozaban de medios para educarla la enviaron al prestigioso Liceo del Carmen de Cajamarca, crisol brillante de la intelectualidad femenina del norte del Perú, tras lo cual pasó a la capital de la República, donde cursó estudios pedagógicos en la Escuela Normal y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Se graduó con honores en esos principales institutos de cultura superior del país después de exitosas pruebas, optando los títulos de Normalista Urbana, Bachiller en Letras, Doctora en Letras y doctora en Educación. Para los grados doctorales presentó las tesis tituladas: “Evolución de la Poesía en el Perú, desde la Emancipación hasta los años actuales de la República” e “Intercambio educacional”, que merecieron la aprobación de los catedráticos sanmarquinos.
Poco después fue designada para presidir la delegación de estudiantes de la Facultad de Educación de San Marcos, en la gira que realizaron por Chile, Argentina y Bolivia. Lugares en los que tuvo destacadas intervenciones como expositora de la problemática y el futuro de la educación peruana.
La doctora Hermila Torres Oblitas, en su permanente periplo cultural, viajó por todo el mundo, siempre en busca del quehacer pedagógico, buscando lo mejor para la educación peruana, a la que siempre entendió como un problema que debía enfocarse desde el punto de vista nacional, con técnicos y profesionales nacionales, que son quienes en verdad conocen la idiosincrasia peruana. Su labor educacional fue vasta, profícua.
Desde joven se dedicó al magisterio. Dirigió en Lima el Liceo Vespertino para Señoritas, primer plantel de esa índole creado en esta capital por el ilustre pedagogo Dr. Luis E. Galván. También fue, en numerosas oportunidades, miembro de los jurados examinadores oficiales de los colegios secundarios por el Ministerio de Educación Pública, además de otras honrosas distinciones. Desempeñó la dirección de la Escuela de Segundo Grado Nº 390 a la par que dictaba clases en los más importantes colegios secundarios particulares.
A la Dra. Torres Oblitas le cupo el honor de ser la primera mujer de Celendín y del departamento de Cajamarca que obtuvo títulos doctorales en nuestra primera Universidad de San Marcos. Su experiencia magisterial la volcó en diversas publicaciones en diarios y revistas en donde desarrolló amplios conceptos sobre Literatura y Pedagogía.
Por otro lado, la Dra. Torres siempre prestó su más amplio concurso en todas las actividades celendinas. Fue secretaria de Cultura del Centro Celendín, Club Celendín, e impulsora de diversas organizaciones celendinas. Siempre buscó la manera como canalizar su ayuda a la lejana provincia. Su auténtico celendinismo se evidenció con frecuencia en los artículos relacionados con temas regionales y en conferencias sobre los problemas fundamentales de la provincia. Además de ello hizo patente su apoyo y preocupación por la niñez de Celendín, instituyendo un premio pecuniario para los mejores alumnos de cada promoción de los planteles de la provincia.
---------------------------------
Fotos: Arriba, la Dra. Hermila Torres. Abajo, la Dra. Hermila Torres, 2da. de la derecha, durante una visita en China.

No hay comentarios: