miércoles, 14 de febrero de 2007

CANTACLARO: Las rapiñas de Mauro

Por Constante Vigil
Celendín
En mérito a la Resolución de Contraloría 391-2006 se autoriza al Procurador Público a iniciar acciones legales contra el ex alcalde de Celendín Mauro Siles Arteaga y contra todos los que estuvieren implicados en la sobrevaluación (léase rapiñas) en las siguientes obras:

* Techo del Coliseo Cerrado ........ S/. 66.984,33
* Construcción del templo de San Sebastián, Llanguat ........ S/. 33.905,84
* Pavimentación Jr. 2 de Mayo Cuadra 1 ........ S/. 11.339,12

Lo que hace un total S/. 112.229,29 (Ciento doce mil doscientos veintinueve nuevos soles con veintinueve céntimos) que fueron a parar a los bolsillos del inefable ex alcalde y sus cómplices.

Ex alcalde en compañía de dos conocidos saqueadores...

Sin embargo, para la Casa de la Cultura, que se está cayendo por descuido de sus dirigentes y por falta de presupuesto, Arteaga apenas dio 10.000 soles en sus dos gestiones.
¿Es esto sólo la punta del iceberg? Nos preguntamos, por ejemplo, ¿cuánto costaron realmente la malhadada carretera y el remedo del Cristo de Rio de Janeiro que el ex alcalde hizo construir en la colina San Isidro, y cuánto facturaron por ambas malas obras sus servicios? Celendín despierta recién ahora del engaño.
Y esta triste realidad nos muestra que en el Perú, las reelecciones no son aconsejables porque generan corrupción. Las ansias de perpetuarse en el cargo fueron funestas para el país a través de toda la historia. Como es fácil de imaginar, siempre se requiere un nuevo plazo para tapar los huecos de la gestión anterior.
Las lecciones de la mafia fuji-montesinista nunca fueron aprovechadas por el pueblo, una parte del cual, extrañamente, cree en la inocencia de estos angelitos con cuernos y tridentes. El ex alcalde Arteaga, digno miembro del partido del infame y ladrón Kenya Fujimori, no podía traicionar el legado doctrinario y, como el jefe, aguzó las garras.
Esta situación nos lleva a pensar que el famoso decreto 020 de intangibilidad ante las acciones mineras no fue sino un "bluf" para negociar con ciertas ventajas ante la minera en provecho propio. Es lógico suponer que una persona vulnerable a la corrupción sea objeto de tentaciones por parte de los que detentan el poder y el dinero.
Todos los ex alcaldes que se reeligieron por más de dos periodos se vieron envueltos en escándalos de este tipo, y ahora, retirados a la vida civil, como diríamos, exhiben enormes signos exteriores de riqueza ¿De dónde michis si la gata no ha parido?
Ojalá que saquemos provecho de estas lecciones y no nos dejemos llevar por algún entusiasmo inexplicable y, obnubilados por la amnesia que parece ser un mal nacional, olvidemos las “hazañas” de estos malos dirigentes, que por el bien de nuestro pueblo (ya que ética personal no tienen) deben abstenerse de nuevas aventuras políticas.
Por supuesto que entre los montos que se llevaron la dupla Fujimori-Montesinos y Arteaga hay un mundo de diferencia, pero es claro que su conducta tienen el mismo pelaje y las mismas garras.

No hay comentarios: