miércoles, 30 de noviembre de 2011

RESISTENCIA: Los escritores apoyan a Celendín y Cajamarca

.
ESCRITORES, ARTISTAS Y PROFESIONALES,
DEL PERÚ Y OTROS PAÍSES, DAN SU APOYO

A LOS PUEBLOS DE CAJAMARCA Y CELENDÍN

PRONUNCIAMIENTO

El histórico oro de Cajamarca y Celendín no estaba oculto sino en sus cerros, que son fuente de vida de los valles que se extienden en sus laderas, y que llegan por un lado hasta la Costa y, por otro, hasta la Selva. Hoy lo sabemos, cuando la voracidad de la gran minería ultraextractiva y la irresponsabilidad de las autoridades nacionales ponen en peligro de extinción a los pueblos de la región —que serán, literalmente, pulverizados— y en peligro de contaminación a los valles que viven del agua que producen estos cerros benditos.

Cínicamente los voceros a sueldo de la trasnacional Newmont Mining Corporation [dueña del proyecto Conga], que explota desde hace casi 20 años la mina a tajo abierto de Yanacocha, proclaman que se trata de una minería moderna, que protege la ecología de la región, cuando en realidad abundan los hechos, cifras y testimonios sobre la destrucción de los recursos hídricos, biológicos y humanos, entre otros graves delitos cometidos por la minera en la región.

Las autoridades nacionales, en lugar de proteger al pueblo como lo habían prometido, ahora hablan de respeto de compromisos asumidos [entre gallos y medianoche por el anterior gobierno, que avaló un informe preparado a la conveniencia de la trasnacional] y de una búsqueda de equilibrios: tanto el agua como el oro, dicen, son necesarios para el desarrollo.

Esta es una falacia irresponsable, cuando no criminal, puesto que la minería ultraextractiva y por lixiviación en zonas de altura como lo son Yanacocha, Huasmín, Sorochuco y otras, obliga necesariamente a optar entre el agua y el oro. En las alturas no hay suficiente agua para alimentar a la voraz minera y a la vez permitir que la gente, los campos y el ganado beban agua pura. Esto lo saben bien los cajamarquinos.

El oro que obtiene la minera Yanacocha tiene costos sociales, ambientales y económicos muy altos. Y no sólo en Cajamarca, sino en las extensas zonas de sus laderas, porque las aguas corrompidas por el cianuro y el mercurio llegan hasta el Océano Pacífico y la Amazonía. Y esto lo saben perfectamente las autoridades y lo ocultan.

Hay otras alternativas. El Perú puede ser el primer país que le dice no a la megaminería por lixiviación, en defensa y protección de nuestras montañas, valles, fuentes y corrientes de agua. De este modo daríamos una lección a la humanidad de hoy. Podemos incluso pedirle a la ONU que nos otorgue beneficios por preservar de este modo la salud del planeta. Claro que también podemos ser un desgraciado país más que permite la destrucción de su medio ambiente a cambio de regalías que son ridículas frente a las ganancias que obtiene la trasnacional y, sobre todo, frente al daño irreversible a la naturaleza que les dejaremos a nuestros hijos.

Los firmantes, escritores, artistas y ciudadanos peruanos y de otros países, expresamos nuestro más decidido apoyo a los pueblos de Cajamarca y Celendín, que hoy luchan en defensa de su tierra, agua y su medioambiente, y, al hacerlo, luchan por todos nosotros. Basta de proteger los intereses de las trasnacionales, que no son los del Perú.

Lima, 23 de noviembre de 2011

Alfredo Pita, escritor (París, Francia)
Elqui Burgos, poeta (París, Francia)
José de Piérola, escritor y profesor universitario (El Paso, EEUU)
Walter Lingán, escritor, DNI 523522780 (Colonia, Alemania)
Jorge Horna, escritor
Jorge Antonio Chávez Silva, pintor, escritor
José Luis Aliaga Pereyra, escritor
Franz Sánchez Cueva, videasta
Nerit Olaya, actor
Sergio Elder Cortez Oq'as, escritor
Rosina Valcárcel, escritora, DNI 07330070
Jorge Pereyra Terrones, escritor, periodista, DNI 06506311
Julio Fernández Carmona, escritor, escultor, docente universitario, DNI 02874377
Juan Manuel Chávez, escritor y Máster en Derechos humanos (Valencia, España)
Juan Cristobal, poeta y docente universitario
Dante Castro Arrasco, escritor, DNI 25402972
Winston Orrillo, escritor
Miguel Ángel Colán Ramos, escritor, DNI 06069108
Elmer Castillo Díaz, escritor
Alexis Benavides, escritor
Angel Gabriel Apaza, escritor
Patricia de Souza, escritora, Pasaporte 09ZZ20696 (París, Francia)
Ricardo Ayllón, escritor
Stanley Vega Requejo, poeta y escritor
Melacio Castro, escritor (Colonia, Alemania)
Esteban Cuya, periodista (Núremberg, Alemania)
Mario Wong, escritor (París, Francia)
Carlos Henderson, poeta (París, Francia)
Françoise Burgos, galerista (París, Francia)
Jorge Zumarán, profesor (París, Francia)
Oscar Gutiérrez, psicólogo (París, Francia)
Olga Jaramillo, traductora (París, Francia)
Santiago Pita, astrofísico (París, Francia)
Izabella Borges, traductora brasileña (París, Francia)
Napoleon Tejada Silva, pintor
Secundino Silva Urquía, Ingeniero Civil
César Augusto Burgos Deza, Ingeniero Civil
Walter Fco. Mori Chávez, abogado y docente.
Flabio Emilio Ríos Vásquez, docente
Rubil Osiris Escalante García, docente y escritor
Manuel Berrocal Alcamare, promotor educativo
Becher Humberto Araujo Oyarce, director academico y docente.
Manuel Jesús Grados Victoria, docente
Luis Miguel Espino Delgado, profesor de CS.
Wilder Sánchez Sánchez, sociólogo, docente universitario y periodista
Hugo R. Merino Cortegana, promotor educativo
Carla Valeria La Rosa, estudiante, artista
Enrique Chávez Aliaga, abogado, periodista
Jorge Chávez Ortiz, activista ambiental, comunicador, DNI 70572967
Joseph Sánchez Horna, comunicador, DNI 45093297
Segundo Rojas Briones, Docente, DNI 17450199
Anahí del Carmen Vásquez de Velasco Zorrilla. DNI 10311496
Elizabeth Lino Cornejo, teatrista, narradora oral, DNI 07880949
Luis Miguel Espino Delgado, profesor
Lily Paredes Salazar, ingeniera industrial, DNI 17922947
Carlos Reyes, estudiante de Filosofía UNMSM


Quienes quieran sumarse a este pronunciamiento, háganlo
, poniendo su nombre, actividad y DNI, en los Comentarios de abajo o escribiendo a Celendín Pueblo Mágico.

.

RESISTENCIA: El paro en su sexto día en Cajamarca

La llegada de algunos de lo heridos de bala por la policía y la fuerza paramilitar al servicio de la minera, en Perol, en la mañana del 29, fue uno de lo hechos que marcaron el sexto día del paro en Cajamarca. Los pueblos de Cajamarca, Celendín y de las otras provincias no cederán, ya está claro. No a la megaminería depredadora, ¡Conga No Va!



Agradecemos a los autores de este video por habérnoslo alcanzado.
.

lunes, 28 de noviembre de 2011

RESISTENCIA: Reporte desde la batalla

Por Franz Sánchez
Celendín
La resistencia en Cajamarca, y en Celendín, en particular, sigue sólida, pese a la demente campaña de desprestigio del movimiento lanzada por la prensa derechista, y a pesar de las confrontaciones con tintes de protagonismo político en que se enfrentan Wilfredo Saavedra y Gregorio Santos, a nivel regional, y los seguidores de Jorge Urquía y Mauro Siles, en Celendín, polémicas que la masa ignora al tiempo que obliga a una dinámica de unidad.
Y mientras los medios de comunicación capitalinos esbozan un remedo surrealista de lo que realmente ocurre en la protesta contra la mega minería en Cajamarca, las radios rurales de servicio popular apoyan a los comuneros que pernoctan alrededor del rosario de lagunas que por algún infortunio, nacen del subsuelo mineralizado de la zona.
Los relevos, conmueven. Un campesino de Bambamarca pide agitado a través del teléfono “¡Necesito relevo, mi acémila se ha perdido!”. En Celendín, los jóvenes activistas ambientales nos nutren de información y difunden las imágenes de la defensa acuífera.
Mojados, con la ropa endurecida y la cara rajada por el frío que corre a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar, retornan a Celendín, para ser sustituidos por nuevos ciudadanos conscientes de lo que se defiende no es una posición de izquierdas radicales, ni que se promueve un sabotaje empresarial, sino que se trata del futuro de muchas familias, de niños y niñas, de mujeres y hombres que se miran a los ojos, y se reconocen por fin, hermanos.
“Ellos mismos quemaron material de la minera” denuncia una mujer a las radios, sindicando a la propia Policía, y es que todavía hoy se discute, si los efectivos del orden cuidan excesos del pueblo o intereses privados.

El día que iniciaron las paralizaciones, los grupos multimedios de Lima difundieron la malintencionada noticia de que la movilización era un “rotundo fracaso”, y ampliaban información con imágenes de una Cajamarca desierta, con los negocios cerrados, y las vías despejadas por el ejército. Sin embargo ya las comunidades iban llegando desde muy temprano al amanecer, hasta triplicar los primeros reportes que daban cuenta a las 14 horas de 3 mil personas desplazándose hasta las lagunas. Luego se confirmaban, más de 10 mil.

“No queremos mirones en sus balcones” Gritaba un grupo de personas que se trasladaban de Combayo a las lagunas, y que hacían reflexionar acerca de cierta pasividad e indiferencia de cajamarquinos de la ciudad. Y es que, ¿acaso el agua tiene que ser un recurso por el que, únicamente tengan que reclamar los hermanos campesinos?

Siete camiones, dos combis, diecisiete camionetas llevando a los comunidades que pedían ir a vigilar que las lagunas no sean tocadas. Así llegaron hasta El Perol, donde luego se realizaba un mitin con participación de alcaldes de diversos centros poblados, caseríos y distritos aledaños como los de Huasmín (José Marín) y Sorochuco (Ever Abanto).

Mientras tanto en la ciudad, los gremios de trabajadores marchaban por las plazas, los sindicatos, transportistas, estudiantes y sociedad civil en su general, acompañaban con “coplas” lo que ningún noticiario televisó. La resistencia pacífica, la expresión popular. Sin embargo lo que llenó titulares, fue algunos excesos que se producen cuando el estado parece custodiar los privilegios de las transnacionales, o de algunas cuantas familias ricas que se creen los dueños del país.

Y mirar al cielo se convertía en sinónimo de comprobar un claro mensaje. La Newmont y el gobierno, representan la resistencia del poder económico, el marco jurídico y el estado de derecho entonces se convierten solo en pretextos que mueve el olor fresco del dólar.
En el segundo día de protestas se desatan enfrentamientos cada vez más duros, entre ambos bandos (policías y comuneros). Las vías comienzan a bloquearse, en todos los puntos que comunicaban con las rutas de la empresa minera.

Previamente se había trazado una estrategia, que hasta hoy, no se sabe si fue diseñada por el gobierno, o si era otra ingeniosa contribución de la minera para con el pueblo. Pintas subversivas en El Ámaro, que ni en la peor etapa terrorista vio tanto despliegue de pintura, y tipografía tan ordenada y pulcra.
Se corrió la información en casi todas las ciudades que habría recorte de suministros (agua, electricidad), y así se lograba atemorizar a la ciudadanía para que no saliera de sus casas y participara del rechazo a la mega minería. Después de horas de incertidumbre, Sedacaj informaba que no habría ningún recorte.

Campaña de intoxicación coordinada, como si el pueblo fuera ingenuo.

En la zona rural se recrudecían las acciones: Un grupo de comuneros de Combayo intentaban ingresar al campamento minero, la policía reacciona reprimiendo con bombas lacrimógenas, los enfrentamientos se prolongan por horas, hasta que se corre la noticia por las radioemisoras cajamarquinas de la muerte de un poblador (Samuel Quiliche).
Las reacciones fueron inmediatas, la opinión pública culpaba a los líderes de la protesta, a los medios de comunicación que la apoyaron, al Presidente Regional por promoverla. Sin embargo olvidaron corroborar la información que resultó ser una farsa.
Minera Yanacocha lanzaba un comunicado rebotado eficazmente por la prensa, en el que denunciaba "Quienes han ingresado han entrado a pie y en vehículos, siendo liderados por el presidente regional, Gregorio Santos Guerrero, y el alcalde de Huasmín, José Marín Agusti.
Los manifestantes han incendiado un almacén de tuberías de PVC, pese a la presencia policial y fiscal en la zona. Afortunadamente, no se han registrado daños personales, gracias a que las fuerzas policiales en todo momento han mantenido una actitud defensiva y evitaron caer en provocaciones".
Quedo claro, “actitud defensiva” que revela a favor de quien era la acción policial.
Por la noche se realizaba la vigilia en Celendín, y se pedía colaboración con víveres, alimentos no perecibles, frazadas, leña y todo lo que se pudiera para los paisanos que permanecían a un costado de las legendarias lagunas.

Al día siguiente, mientras Goyo Santos le hacía guiños a Ollanta Humala para que visite Cajamarca, la población informaba que continuaría apostada en la zona de lagunas hasta que se les asegure su integridad. Al mismo tiempo la prensa limeña publicaba titulares amarillistas, y Carlos Tapia le decía chau a la PCM, en carta desveladora a Salomón, que de salomónico no tiene nada.
La resistencia comienza a enviar información de “El Perol”, comunicadores y periodistas se quejan de “fallos” en la señal de los celulares, por lo que no podían enviar más despachos a tiempo, a pesar de ello negaban excesos que aparecían en los medios, y apuntaban a Defensoría del Pueblo como testigo del comportamiento de comuneros.
Se procede a enviar más víveres y más ciudadanos comienzan a suplir a algunos ya abatidos por el cansancio. En Bambamarca se denuncia el robo inhumano por parte de la policía, de suministros para la resistencia. Entonces comienzan a endurecer la organización los “comandos de resistencia”. Ya no revelan sus acciones, y envían a las mujeres para alimentar a los comuneros, ollas comunes y repartición de comida, se refuerza la impermeabilidad de los grupos de defensa.
La repartición queda así: Laguna Azul y Perol repartido entre celendinos, encañadinos y pueblos cercanos. Laguna Mishacocha custodiada por Bambamarquinos y chotanos. Las delegaciones de 12 provincias se adhieren, menos una.
En la ciudad de Cajamarca se obtiene el reporte de la Policía, sobre los comuneros detenidos. Aladino Llamoctanta, Basilio Muñoz y Samuel Quiliche, son liberados y se reincorporan a la lucha.
La resistencia adquiere presencia internacional. La Associated Press, la califica como la más grande del mundo. Mientras que la “ciber-resistencia” ataca la plataforma de la compañía minera Volcán (empresa que no opera en Cajamarca). Pero el mensaje era claro. El pueblo despertó.
En Lima se improvisan paneles para poder explicar el fenómeno. Pero no es tan complicado como parece, es el resultado de la fórmula: 20 años de minería agresiva + 500 años de engaños y de explotación imperialista.
Milton Sánchez, presidente de la Plataforma Interinstitucional de Celendín mientras caminaba a El Perol, me decía “no sabemos nada de la información que llega allá, ni de lo que dijo el presidente regional. Solamente sabemos que la gente acá defenderán las lagunas, incluso a cambio de su vida”.
Para el domingo, la resistencia realizará un izamiento de la bandera patria, a media asta. Es más que un acto simbólico, estamos de duelo porque la visión de progreso y desarrollo nos dicta dar la preferencia al principal elemento de vida: el agua. Lo que parecería el argumento de una novela futurista titulada “Guerra por el agua”, se ha desatado por la necedad de seguir un lineamiento económico que promueve a toda costa, saciar ambiciones.
El proyecto norteamericano más grande de Latinoamérica, es también hoy, el escenario de una lucha nunca antes vista que ha convertido a Cajamarca en aquel pueblo que James Cameron llamó Pandora en Ávatar.
Y usted ¿piensa todavía, que este movimiento social, sigue siendo una simple pataleta antiminera?


domingo, 27 de noviembre de 2011

OPINION: El mito del país minero

Por Jorge A. Chávez Silva, “Charro”
Desde que entró en uso la frase atribuida a Raimondi ,“El Perú es un país sentado en un banco de oro”, esta se ha constituido en el paradigma mental mas difundido de la imagen del país a nivel mundial. Todo el mundo cree, incluso muchos peruanos, que el Perú es un emporio de recursos naturales habitado por tribus de seres salvajes que son fáciles de explotar.
De acuerdo a este paradigma, el peruano de a pie o el que se moviliza en 4 x 4 piensa que el Perú es un país destinado a ser exportador de materias primas al extranjero. Como no tenemos la tecnología suficiente para explotar nuestros propios recursos, nos abrimos de piernas a la voracidad de las transnacionales sin importar las consecuencias.

La destruccion irracional que causa la protesta de los cajamarquinos.

Como ya lo advirtió el Amauta Mariátegui, el Perú a través de la historia se mostró al mundo en esta faceta, a excepción del incario que encontró en una agricultura altamente tecnificada la fuente de satisfacción de sus necesidades como estado socialista. Los conquistadores españoles arribaron a nuestras costas atraídos por las leyendas verosímiles de un Imperio que “bebía y comía en vasos y platos de oro y plata” y en nombre de esa codicia voraz y esgrimiendo la cruz, destruyeron una de las mejores sociedades de la historia de la civilización humana. Con la república la actitud de los españoles siguió vigente. Los países industrializados de Europa nos buscaron como productores de guano y de salitre. En épocas más recientes llegaron los dorados años del caucho, del petróleo y de la harina de pescado, para actualmente retornar a la explotación de a los recursos minerales.
Lo triste del caso fue que en cada momento la explotación del recurso alcanzó niveles desmesurados en la economía peruana, al punto de constituirse en la principal fuente de la renta fiscal. El gobierno actual sostiene que sin la minería no puede haber inclusión social y cualquier empleado o pequeño empresario que gane más de 3 mil soles mensuales, cree firmemente que su relativa comodidad no sería posible sin la minería.
Los últimos cinco gobernantes del Perú han sostenido la tesis de que esta política de exportar materias primas sin valor agregado genera el crecimiento económico y la bonanza en la que navegamos todos los peruanos. Incapaces de crear programas de desarrollo alternativo vieron en la minería una manera fácil de captar divisas. Pero la realidad es mucho más dura. Detrás de estos cacareos gubernamentales de bonanza persiste la contradicción que se da entre el crecimiento económico y el descontento social cada vez más creciente cuyos mayores índices se dan en el rubro de la minería.
A pesar de que la explotación de los recursos ha permitido un aumento de fondos económicos por impuestos y canon, al mismo tiempo se produce una actitud de insatisfacción en amplios sectores sociales que se sienten afectados, con la consiguiente desconfianza y abierto rechazo, porque ellos sufren el pasivo ambiental que genera la minería y el convencimiento de que la distribución de la riqueza es verticalmente desigual: son poquísimos los que se benefician y no se genera el efecto dinamizador de la economía regional que pregonan los voceros de las transnacionales. Desde el punto de vista de los afectados, este crecimiento económico, más que una oportunidad es un problema.
¿Pero es en realidad el Perú un país minero como pregonan los slogans? Lo somos en el sentido de la abundancia de minerales que posee el país, pero no lo somos en cuanto a tecnología. No sabemos cómo explotar nuestros minerales, ni darles el valor agregado que nos permita una verdadera progresión económica que nos lleve a vivir en paz entre peruanos, liberados de esa mugrosa sensación urticante de ser felipillos de los extranjeros.
Pero el Perú es mucho más que un país minero, es un país hermoso, riquísimo, con un potencial enorme, que ostenta puestos número uno en muchísimos recursos naturales, flora, fauna, el mar más rico, el potencial arqueológico más importante de América, una culinaria que cada vez alcanza mayores niveles de aceptación en el mundo. El deber de nuestros gobernantes no es obtener rentas fácilmente sino engranar esta riqueza con la educación de los peruanos.
Si comparamos las exportaciones de un país como Alemania que alcanza un promedio de 1,4 billones de dólares, 50 veces mayor de lo que exporta el Perú, podremos apreciar la diferencia:
¿Qué exporta el Perú? Oro, cobre, zinc, plomo, plata, gas… lo que saca de la tierra.
¿Qué exporta Alemania? Automóviles, maquinaria, productos químicos, alimentos y sobre todo EDUCACION. Los autos, las maquinarias, etcétera, no se encuentran cavando la tierra, son producto de la inventiva del hombre, son el producto de de la semilla sembrada por la educación.
“El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”, frase mentirosa que no dice la realidad del Perú. No somos ningunos mendigos porque trabajamos, pero somos unos trabajadores sin educación, sin tecnología. Somos una especie de analfabetos sentados en un banco de oro y mientras el nivel educativo se mantenga en el triste nivel en que se encuentra, seremos simples mitayos analfabetos y los del norte los ingenieros y capitalistas que se creen con derecho a explotarnos y dividirnos. Así no juega Perú

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
*

miércoles, 23 de noviembre de 2011

CANTACLARO: Hora histórica para Cajamarca

Por Constante Vigil
Celendin
“He visto un conjunto de lagunas y me dicen que las quieren vender…¿Ustedes venderían su agua? ¿Qué es más importante, el agua o el oro? Porque ustedes no toman oro, no comen oro, pero nosotros tomamos agua, nuestras criaturas toman agua, nuestro ganado toma agua y de allí sale la leche, salen los quesos, sale la riqueza… La agricultura necesita el agua, y por lo tanto, yo me comprometo a respetar las actividades de la agricultura y la ganadería… El agua para los peruanos”
Estas palabras, que perfectamente podrían atribuirse al más recalcitrante antiminero, fueron pronunciadas, sin embargo, por el candidato a la presidencia Ollanta Humala en su gira pre electoral por Cajamarca luego de perder en la región en la primera vuelta electoral. El pueblo crédulo, harto de las agresiones y contaminación de Yanacocha en la zona, votó por él y sus votos fueron decisivos a la hora del conteo final. El pueblo estaba contento por el triunfo del nacionalismo que le diría NO a la Newmont Mning Co., alias Yanacocha, alias Minas Conga, en su intento de seguir perpetrando toda clase de atropellos en la región.

Todos al paro contra la destrucción y desaparición de las lagunas de Celendín.

La plutocracia que vive de las migajas de las transnacionales que ayer temblaban ante la posibilidad de que Ollanta acceda al poder y les prive de sus privilegios, ahora son capaces de sacarlo en hombros por la puerta grande. En el reverso de la medalla el pueblo que aplaudió alborozado y esperanzado por su elección, ahora lamenta el giro diametral que ha tomado el otrora “nacionalista” y ve con horror que ha dirigido la metralla en su contra.
En uno de los momentos más álgidos para la historia de Cajamarca, el otro sucedió 480 años atrás, el 16 de noviembre de 1532, en que el oro, lejos de representar un signo de progreso para la región ha sido como una maldición pues atrajo la codicia y voracidad de los extranjeros a quienes jamás les importó el poblador campesino, al que avasallaron en su afán homicida de hartarse de oro. En un momento como este, repetimos, Ollanta Humala quiere “respetar” a todo trance los acuerdos entreguistas firmados por el gobierno de Alan García y dar paso al proyecto Conga que afectará drásticamente a la agricultura y ganadería hasta el grado de desaparecerlas de la región.
Cuando las fuerzas vivas y conscientes de Cajamarca se han unido para hacer frente al monstruo y pararán indefinidamente este 24 de noviembre, el gobierno anuncia que está dispuesto al diálogo, pero ha movilizado a 2000 efectivos del ejército y la policía para proteger los intereses de la minera. Preguntamos: ¿Quién cubre los costos de logística que este inusual movimiento importa? ¿Es lícito usar los dineros del pueblo para pagar la movilización y demás costos de un personal que va a agredir y reprimir a otros peruanos que solo están reclamando su derecho a sus tierras y a vivir en paz? ¿O es acaso minera Yanacocha la que asume estos gastos y compra armamento para armar a sus trabajadores en contra de humildes campesinos?
De ser lo primero estaríamos asistiendo a la génesis de otro “baguazo” con consecuencias imprevisibles de violencia. Enviar a un ejército desmoralizado, que jamás consiguió victorias en conflictos internacionales, a enfrentarse a hombres mujeres y niños que viven de la tierra nos parece criminal y fratricida, digno de los tiempos de Fujimori y Alan García. De ser cierta la última interrogante, estaríamos asistiendo a la entronización de un estado dentro de otro estado, con leyes propias y que puede perpetrar cualquier acción en contra del Perú y los peruanos. Eso, señor Ollanta, no es nacionalismo. Eso se llama vender a la Patria.
El momento es histórico para Cajamarca y de su entereza depende el nuevo trato que tenga la minería en el país. Los ojos del mundo, sobre todo el de los ecologistas y amantes de la vida, que de ningún modo somos antimineros como quieren tildarnos los portavoces de la derecha recalcitrante, están atentos a la lucha de los campesinos de Huasmín, Sorochuco y La Encañada y diremos como el gran poeta José Martí: Hemos visto al monstruo, conocemos su entraña y nuestra honda será la de David.
*

martes, 22 de noviembre de 2011

RESISTENCIA: Pronunciamiento

POR LA DEFENSA DEL MODELO DE DESARROLLO SUSTENTABLE PARA CAJAMARCA

La Región Cajamarca atraviesa en el presente una disyuntiva que marcará su destino por un largo plazo: o se profundiza la política de saqueo de sus recursos en beneficio de las transnacionales, o se abre paso una visión de desarrollo sustentable asegurando el bienestar de las generaciones presentes y futuras.
Las grandes empresas mineras, encabezadas por Yanacocha, pretenden extender y profundizar sus operaciones en la Región, empezando por Conga y luego Galeno y Michiquillay, aprovechándose de un conjunto de ventajas como el blindaje jurídico y tributario que les fueran otorgadas por el fujimorismo y validadas por los posteriores gobiernos de turno. La implementación de estos megaproyectos convertirá a nuestra región en el punto neurálgico de la minería en el Perú, con el consiguiente brutal impacto medioambiental, bloqueando sus posibilidades de desarrollo armonioso basado en la concurrencia de las diversas potencialidades que posee.

Un presidente mentirosillo que olvida sus promesas y se somete al dinero de las transnacionales.

Llama la atención que el gobierno de Ollanta Humala, contrariamente a sus promesas electorales, haya refrendado el esquema primario exportador de la economía nacional, y asumido como suyo el punto de vista de Minera Yanacocha, declarando que el Proyecto Conga se realizará de todos modos, justificando su actitud con el argumento de ser respetuoso con los acuerdos firmados. Esta posición hace oídos sordos a los planteamientos de la población, sus autoridades y genuinos representantes, que consideran inviable el proyecto Conga, busca más bien hacer potable la decisión tomada y convencer a la población de las supuestas ventajas que traerá la ejecución del proyecto.
A pesar de la propaganda perversa que viene desatando Yanacocha en contra del Gobierno Regional y las organizaciones populares, la gran mayoría del pueblo cajamarquino está dispuesto a defender sus recursos del saqueo que está en marcha, a defender el medio ambiente y evitar la destrucción ecológica, a preservar y usar racionalmente el agua cuyo uso prioritario es el consumo humano, la agricultura y ganadería. La defensa de Conga se convierte en un símbolo de esta lucha, tal como en el pasado ha sido la defensa del Cerro Quilish. El contundente paro regional del 9 de noviembre expresa la unidad de los diversos sectores de la región para defender sus recursos, poner fin al saqueo que está en marcha y dar paso a un nuevo modelo de desarrollo. A todos ellos expresamos nuestra solidaridad y reconocimiento.
Es momento de abordar a fondo el debate sobre la visión de desarrollo para Cajamarca. No se trata de encasillar la discusión en minas sí, o minas no. Se trata de asumir una visión de desarrollo sustentable, donde se aproveche el conjunto de recursos que posee la región, como la agricultura, ganadería, turismo, recursos hídricos, entre otros. La minería no debe ser la única ni principal actividad económica, su explotación debe realizarse respetando la zonificación económica y ecológica, con el uso de tecnología que minimice los costos medioambientales, y las empresas autorizadas a su explotación deben ser tratadas en iguales condiciones que cualquier empresa nacional, sin exoneraciones tributarias, ni blindajes de ningún tipo, con pleno respeto a los derechos laborales y eliminación del régimen de contrata.
En este esfuerzo de abrir paso a un modelo de desarrollo sustentable, cobra vital importancia el fortalecimiento de las organizaciones populares desde la base, afianzar su unidad, promover su desarrollo programático. En tal sentido hay que trabajar por el éxito del Congreso del Frente Regional a realizarse el 26 y 27 de este mes, cerrando paso a las maniobras divisionistas y corrosivas de sectores minoritarios que pretenden pescar a rio revuelto.
Hacemos un llamado al gobierno de Ollanta Humala a actuar en correspondencia con sus promesas electorales. La votación del pueblo cajamarquino en segunda vuelta fue decisiva para su victoria, y no puede ponerse de espaldas a ese respaldo que tuvo como base la confianza en los cambios planteados, distintos de la política que llevaron a cabo los gobiernos anteriores. El conflicto social puede evitarse escuchando a la población, la opinión de sus representantes y autoridades, poniendo por delante los intereses de las grandes mayorías. La intolerancia y el uso de la fuerza solo llevarán a mayores conflictos, cuyas consecuencias serán de entera responsabilidad de la empresa Yanacocha y las autoridades convertidas en guardianes de sus intereses.

Cajamarca, noviembre de 2011
Comité Regional

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
*

domingo, 20 de noviembre de 2011

MINERIA: La resistencia crece

En una reunión en la que se dieron cita los celendinos que demuestran una preocupación legítima sobre el destino de su pueblo y se sienten llamados a defender a la provincia del peligro real que se cierne sobre ella encarnado en la transnacional minera Newmont Mining Co., alias Yanacocha, alias Minas Conga, se nombró la junta directiva del Comité de Apoyo a Celendín, la misma que concertará con otras entidades similares en Celendín y ciudades con fuerte presencia de celendinos, las acciones que se emprenderán para apoyar el esfuerzo de los celendinos que hacen frente al descomunal peligro de la minería.

Los celendinos de Lima, dispuestos a la batalla por la provincia,

La reunión, celebrada en la noche del 19 de noviembre, tenía el atractivo de la presencia del presidente de la PIC (Plataforrma Interinstitucional de Celendín) Milton Sánchez Cubas y del ingeniero Secundino Silva Urquía, quienes expusieron claramente los alcances de la amenaza que la industria extractiva representa para el futuro de la agricultura y ganadería de miles de campesinos que viven en la cuenda del río Sendamal-La Llanga, principal río de Celendín y para la provincia en pleno.
Si bien la convocatoria fue abierta y se canalizó a través de las redes sociales de Internet, estaba obviamente dirigida a los paisanos que se preocupan por nuestra tierra y la llevan grabada a fuego en el corazón. Sin embargo, como era de esperar, la transnacional minera, llevada por su codicia prepotente, inmediatamente envió a tres felipillos para interferir en la reunión, eran un presunto gerente de la minera; Pedro Huamán Aliaga, profesor, ex integrante de APACC, quien funge de periodista al servicio de Yanacocha y un tercero de apellido Vásquez Arribasplata, asalariado de la misma empresa. Los tres fueron cortésmente invitados a abandonar la asamblea, a la que accedieron sin mayores aspavientos.
Finalizada la exposición se dio paso a la formación de un organismo de apoyo a Celendín en todos los aspectos, empezando por la amenaza inminente que representa Yanacocha, frente a la cual el gobierno regional de Cajamarca ha convocado a un paro indefinido a iniciarse el próximo 24 del presente, evento para el cual, la nueva junta directiva trazará las acciones que debamos emprender en la defensa de la provincia como una demostración al gobierno, que inopinadamente pretende desconocer sus promesas pre electorales en Cajamarca, de que los celendinos que vivimos fuera de la provincia participamos solidarios en una legítima protesta ante la agresión que significa Yanacocha.
La nueva Junta Directiva del COMITÉ DE APOYO A CELENDIN, quedó conformada de la siguiente manera:
Secundino Silva Urquía Presidente
Coordinador de Asuntos Legales
Diana Aliaga Silva Tesorera
Ana Dávila Fernández Secretaria
José Edwin Chávez Urrunaga Secretario de Prensa y Propaganda
Carlos Rodríguez Ortiz Coordinador de Juventudes.
Jorge A. Chávez Silva, responsable en el Perú de CELENDIN PUEBLO MAGICO y del colectivo FUSCÁN, impulsores del evento, tomó juramento al nuevo presidente, el mismo que , a su vez, procedió a hacer lo mismo con los integrantes de su comité.
Invitamos a todos los celendinos que comulgan con esta misma actitud a unirse a este grupo que se aunará al esfuerzo de todos los celendinos y sus descendientes que amamos de verdad a nuestra provincia.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
**

viernes, 18 de noviembre de 2011

MINERIA: Un ejemplo a no seguir

En la coyuntura de una explotación minera cuyo teatro de operaciones serán las alturas de los distritos de Huasmín y Sorochuco, recibimos toda clase de opiniones sobre el tema y de acuerdo a nuestra vocación democrática las publicamos, concuerden o no a nuestra prédica, como una muestra de que CPM tiene las puertas abiertas a todos los celendinos que quieran opinar con altura y fundamento, sin expresiones altisonantes, ni falacias, ni mentiras, ni argucias que en este caso son el signo de presentación de una empresa como Yanacocha, cuyo accionar en Cajamarca no ha tenido nada de moderno y más bien ha hecho recordar la triste problemática del centro del país, con toda la contaminación que soporta. Publicamos, repito, el artículo de nuestro amigo Jorge Novoa, haciendo la salvedad que discrepamos en algunos puntos como el de la existencia de una minería informal en la zona de Conga, que difícilmente se daría. (NdlR)

Por Jorge Alberto Novoa Abanto

Tambogrande como ningún otro distrito de la región y del Perú, ha sido beneficiado por la naturaleza con ingentes recursos que pueden posibilitar, en un mismo espacio geográfico, actividades tan importantes y a la vez tan contradictorias en su ejecución, como son la agricultura y la minería.
El Distrito tiene una tradición eminentemente agrícola cuya máxima expresión lo constituye las parcelas existentes a ambas márgenes del río Piura y que en su inmenso conjunto forman el fértil valle de San Lorenzo, beneficiado a su vez con un inmenso sistema de canales de riego cuyo origen es la represa del mismo nombre.
El valle de San Lorenzo. Está ubicado en la Provincia y Departamento de Piura, tiene un gran potencial agrícola en toda la jurisdicción, cuenta con 57,288.07 Hás de las cuales 41,545.51 Hás. están bajo riego, con algunas limitaciones en épocas de sequía.
Respecto a la fruticultura cuenta con 16,281.63 Hás. entre las que destaca el limonero con 8,951.42 Hás. el mango con 6,588.50 Hás y 841.71 Hás. de otras especies frutícolas, entre las que encontramos Naranjo, Toronja, Tamarindo, Palto, Papayo, Cocotero, Maracuyá, Plátano, Ciruelo, Vid y Tuna que representan un 64.9% del área ocupada

La protesta antiminera, un signo de nuestros tiempos.

El valle de San Lorenzo es una zona donde las condiciones agroclimáticas, de trópico seco, son favorables para desarrollar una fruticultura eficiente.
Por otro lado, en el subsuelo se esconden recursos mineros cuya composición aún está en estudio, aunque se sabe, por sondeos realizados desde la década del 70, que se trataría de un yacimiento polimetálico cuyo elemento principal sería el cobre asociado, en menores porcentajes, con el hierro, el zinc, la pirita, calcopirita, etc.
Así pues, parafraseando al sabio Antonio Raimondi, bien se puede señalar que Tambogrande es un mendigo sentado encima de la riqueza inmensa que supone la existencia de unos 42 millones de toneladas métricas de cobre, zinc, plomo e incluso oro y plata escondidas bajo un inmenso manto de tierras fértiles regadas por el rio Piura, en cuyas márgenes se han formado comunidades campesinas eminentemente agrícolas.
La explotación agraria debió significar el despegue económico en el mediano plazo a partir de la construcción de la Represa de San Lorenzo, obra realizada durante el Primer Gobierno del Presidente Fernando Belaunde Terry, es decir hace más de 50 años; pero no ha sido así, con lo que las expectativas de todo un pueblo, tan esperadas, han sido, como siempre, vanas ilusiones para la gran mayoría y motivo de prosperidad para unos cuantos.
De allí que el futuro desarrollo de Tambogrande y de la región, haya sido cifrado hace algunos años en la explotación de esa riqueza minera hasta ahora no explotada.
El temor que supone los efectos negativos de toda explotación minera han llegado a generar desconfianza y temor ante lo que se considera una posibilidad inevitable: la contaminación del medio ambiente, que se ponga en riesgo, además, la salud de la población, y la degradación de las tierras agrícolas por los relaves mineros.
Y es que aún resulta difícil olvidar hechos del pasado que estuvieran signados por el abuso de las grandes empresas transnacionales que, en aras de obtener la mayor producción, pasaron por alto aquellos factores negativos al medio ambiente y las poblaciones cercanas a los enclaves mineros, degradando tierras agrícolas para después obligar a sus propietarios a venderlas a precios irrisorios.
No creemos que sea el caso de Tambogrande ni de otra explotación minera en el Perú de nuestros días, cuando las entidades financieras, condicionan sus créditos a la protección del medio ambiente.
Sin embargo la falta de información al respecto aún genera recelo en la gente. Sino recordemos lo que ocurrió en la década de los 90 cuando el capital extranjero representado por la empresa MANHATTAN SECHURA pidió esperar tres años, el tiempo que demorará la ejecución de los estudios de factibilidad, para saber cómo se haría la explotación minera y sólo después se tendría un panorama más claro al respecto. Esta misma falta de información generó que los líderes de siempre azucen a las poblaciones y que bajo la consigna de AGRO SI MINA NO las inquietudes estuvieran a la orden del día, terminando por asaltar y quemar las instalaciones de de la empresa así como de todos sus vehículos y propiedades.

Minería informal en Tambogrande, una práctica que difilmente se daría en Huasmín y Sorochuco.

Retirada la empresa y sancionados los responsables, en su mayoría campesinos, se pensó que toda actividad minera desaparecería, más no fue así, pues, comenzaron a proliferar grupos de personas asentadas a lo largo de las márgenes del rio Piura dedicadas a la ilegal ocupación de la PEQUEÑA MINERÍA o MINERÍA INFORMAL, a quienes les importa un comino la contaminación de las aguas y del medio ambiente en general, se dice que pasan de los 5 mil …. Y a quienes nadie les dice nada, ojalá esto no suceda en las alturas de Sorochuco, Huasmín, Bambamarca y Celendín en el departamento de Cajamarca en donde ya arde la llama de la protesta y el descontento.
Si no hay una percepción definida entre los jóvenes y adultos sobre la posible contaminación ambiental como consecuencia de la explotación minera, por la falta de una información seria y responsable al respecto, correremos el riego de que la informalidad, que es la más perniciosa cuando se trata de contaminación, triunfe como ya dije para beneficio de unos cuantos y para el atraso de muchos.
Si el capital y la población se ponen de acuerdo, teniendo como garante al gobierno, agricultura y minería pueden coexistir y se podrá hablar de desarrollo y de inclusión social
Perla del Chira primavera del 2011

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
*
*

jueves, 17 de noviembre de 2011

RESISTENCIA: Miles de cajamarquinos dicen “no a Conga”

El Presidente Regional de Cajamarca, Gregorio Santos Guerrero, afirma que un modelo de desarrollo alternativo a la minería sí es posible.
“Aquí, allá; Conga no va”, es la frase que más se escuchó durante la marcha multitudinaria realizada hoy en Cajamarca, con motivo de la paralización preventiva de 24 horas en contra del proyecto minero Conga, asentado en las principales cuencas hidrográficas de la provincia de Celendín - Cajamarca.

El genial "Carlín" enfatiza la acción destructora que es característica de Yanacocha y sus cómplices.

Autoridades y diversas organizaciones de la región, entre ellas, rondas campesinas, estudiantes, Confederación de Trabajadores del Perú – CGTP, Sindicato Único de Trabajadores en la Educación – SUTEP, colegios profesionales, frentes de defensa, alcaldes distritales y provinciales, comerciantes, amas de casa y cientos de campesinos y campesinas, se volcaron a las calles para gritar a viva voz que “Conga no va”.
El principal motivo de la paralización es el peligro inminente de contaminación de grandes manantiales de agua (20 lagunas y 5 cuencas hidrográficas) ubicadas en la zona de influencia del proyecto minero Conga, provincia de Celendín; además de la existencia de un cuestionado Estudio de Impacto Ambiental, otorgado por el gobierno de Alan García, sin tomar en cuenta estudios hidrogeológicos que garanticen la conservación y salvaguarda de los recursos naturales.
El presidente regional Gregorio Santos Guerrero, en su alocución, afirmó que otro modelo de desarrollo, alternativo a la minería, sí es posible, tras criticar la irresponsabilidad de las transnacionales que por el lapso de 20 años, sólo han dejado contaminación y pobreza a cambio de ingentes cantidades de oro que van a engordar los bolsillos de un puñado de empresarios.
“Yanacocha se instaló en Cajamarca (hace 20 años), y desde sus inicios hasta la actualidad hemos visto cómo destruyó la cordillera andina. Si siguen destruyendo las fuentes de agua, ¿de dónde vamos a obtener agua para Cajamarca?”, se preguntó, “y por eso es que Conga es inviable, entendámoslo”, dijo.
“Se le quiere engañar al Perú y a Cajamarca que sólo el modelo que destruye los cerros, la tierra y el agua es el único modelo que va a generar crecimiento económico”, ironizó. Dijo que los cajamarquinos de a pie movemos la economía de la región y los miles de turistas que llegan anualmente, y para ellos se está trabajando para fortalecer el turismo mediante varios proyectos que generen circuitos económicos alternativos a la explotación de mineral.
Según su análisis, dijo que las empresas mineras chantajean al gobierno de Ollanta Humala, diciendo que sí aceptan el gravamen minero, siempre y cuando Conga se explote; en ese sentido instó al presidente Ollanta a no dejarse chantajear. “No permitamos que secuestren a Ollanta las grandes oligarquías y las multinacionales. El pueblo se jugó por Gana Perú y no por la Confiep, las transnacionales o la Sociedad nacional de la Minería, Petróleo y Energía, enfatizó.
Tras criticar la conducta privatizadora por parte de los anteriores gobiernos, Santos Guerrero dijo que los cajamarquinos exigimos la inmediata nulidad de la resolución de Energía y Minas que aprueba el EIA de Conga, porque fue aprobada fraudulentamente, y para ello urge que un colectivo de congresistas se unan para que el ejecutivo promulgue la ley de consulta previa a fin de que legalmente se ponga fin a este conflicto.
“Es importante que recapacite y cumpla sus promesas de defensa de la vida y de los sectores históricamente excluidos, evitando las presiones de transnacionales mineras, que lo único que buscan es llevarse nuestros minerales, sin importantes el grave daño que causan al medio ambiente”, dijo.
De otro lado refirió que de acuerdo a una llamada telefónica del presidente de la ANGR Vladimir Cerrón Rojas, la mayoría de gobiernos regionales están con Cajamarca y que estarán atentos para unir fuerzas en defensa del medio ambiente.
Finalmente llamó a la unidad de todas las autoridades, sindicatos, frentes de defensa, amas de casa, comerciantes, etc. para cerrar filas en defensa de las pocas fuentes de agua que nos quedan, y calificó de impecable y de gran gesto cívico la participación de un promedio de 10 mil pobladores en la movilización, los miSmos que salieron las calles para defenderse ante tanta injusticia por parte de Yanacocha.
Mañana las autoridades regionales se reunirán con los representantes de todas las organizaciones sociales para conformar un equipo que se encargue de discutir el modelo de desarrollo regional alternativo con justicia social y que cuide sus áreas naturales.
Se agradece su difusión.
Cajamarca, 09 de noviembre de 2011.
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN Y RELACIONES PÚBLICAS
¡POR UNA GRAN REGIÓN!
*

lunes, 14 de noviembre de 2011

OPINIÓN: Reflexiones a tajo abierto

Por Franz Sánchez
Si la más sinuosa de las mentes retorcidas intentara desear el peor de los males para algún pueblo de reveses y contrastes sociales como el nuestro, en su condenación diría: “¡Megaminería para todos… y que se fundan!”.
Al otro extremo, los denominados “antimineros” ¿son en realidad eso? ¿Son opositores necios de la economía? ¿Son testarudos invidentes de la bonanza? O es el resultado de un colectivo de personas que sabe que el mundo de hoy, reclama una acción activa en defensa de las reservas y riquezas medioambientales de la Tierra, dentro de las que destaca el recurso hídrico.
¿Son acaso tales personas, la integración esperada de campesinos, amas de casa, estudiantes y niños, obreros, profesionales e intelectuales, que caminan hacia el mismo destino?
Hay muchos puntos por analizar. Y comenzaré por el que ha marcado la pauta, el enorme acto de integración de la provincia, que ningún fanático polimetálico podría negar (un promedio de 10 mil personas movilizándose por las calles de la ciudad). Si no fuera por la coyuntura, aquella adhesión espontánea tendría matices festivos… pero no se debe, anticipadamente, festejar.
En un solo escenario: campo y ciudad, colores y estatus, conservadores ambientalistas y fumadores empedernidos, protectores de la fauna y aficionados de la tauromaquia, profesores y alumnos, informados y desinformados, católicos y ateos, los de por aquí y los de por allá. Todos ellos, sin diferencias invitadas, unidos, y de protagonistas, en el movimiento más coherente que se haya visto en Celendín, al que se le ha bautizado como “El movimiento del Despertar” “La acción de los Pueblos” “La defensa del Agua”… entre otros calificativos que intentan describir a esta sacudida generalizada, a este despercudimiento del letargo, a este deshonroso silencio, por fin roto…
¿Es una casualidad que los más pobres hayan sido los más interesados en el movimiento? En Huasmín, el 50% de la población vive en extrema pobreza. En el distrito de Sorochuco, el 79.1% de su población es pobre, pero claro, también está la contraparte: una docena de personas que brindan sus servicios de subcontratación con la minería, y que son los principales pro-mineros por “default”.
Si la movilización se produjo quiere decir que las comunidades así lo decidieron. Y aquí hay que ser exactos y consecuentes con nuestro trabajo en medios. Las comunidades son las únicas propietarias de sus destinos. Los pueblos son lo que tienen que decir, de qué manera y hacia donde evolucionarán o involucionarán, pero que esa sea su decisión (autónoma).
Está por demás la controversia y los enconos citadinos, cuando las comunidades directamente afectadas, ya tomaron una decisión. Y los políticos postrados en sus oficinas, que no viven el “día a día” en nuestros pueblos, deben omitir sus juicios y pareceres sobre el tema, y más bien canalizar la toma de voluntades de los oriundos.

El oro celendino provoca la codicia de los extranjeros y de los felipillos.

Si en estas comunidades se desarrollan actividades agrícolas y ganaderas desde épocas inmemorables (aprovechando sus 4 microclimas), a pesar de que el capitalismo radical envenena los cultivos con sus semillas clonadas de sobre, bajo la premisa “que el hombre de campo desaparezca para que migre a las urbes y sea la fundamental mano de obra para nuestras industrias, y seguir produciendo para nuestro apetito insaciable por el consumo”.
Y así llegamos a la matriz del modelo, ese modelo que ingenuamente creímos rechazado por un gobierno que perfilaba la reivindicación del compatriota, de aquél personaje eternamente postergado por los cursis timoratos de la capital. Y nuestras esperanzas ahora parecen agonizar cada vez que la derecha le delinea el camino a un gobierno que olvidó el discurso camino a Palacio de Pizarro.
Uso de cianuro en el proceso de lixiviación, uso de ANFO para la detonación de las rocas (contaminación del aire). Esta es la minería del siglo 21, “La Maldición de los Incas” dicen algunos, el oro nace junto al agua.
Contaminación por sustancias tóxicas (plomo, cadmio, arsénico, cromo, mercurio, y vuelvo a mencionar al cianuro), en desmedro de la flora y fauna, documentada de forma unilateral por la empresa en mención. Esta es la opinión del Parlamento Europeo sobre el uso del cianuro “es una sustancia química altamente tóxica utilizada en la minería del oro y que, en el Anexo VIII de la Directiva marco sobre política de aguas, está clasificado como uno de los principales contaminantes y puede tener un impacto catastrófico e irreversible en la salud humana y el medio ambiente y, por ende, en la diversidad biológica”
Contaminación de los suelos, esterilidad irreversible. Emisiones de gases de efecto invernadero (alteración de los climas). Contaminación sonora: ruido de molinos, tráfico de vehículos pesados, detonaciones, que ahuyentan toda clase de vida. Consumo excesivo de electricidad, y desperdicio de agua para el riego de sus vías.
¿Por qué los que defienden tanto a la minería y automáticamente la relacionan como sinónimo de “progreso y desarrollo” (y nunca especifican para quién es el desarrollo), jamás pueden explicar estas cifras? Región Apurímac S/. 745 millones de canon minero, pobreza: 69.5%. Región Ancash S/. 756 millones de canon, 42.6% de pobreza. Región Cajamarca 411 millones de canon, y 64,4% de pobreza.
Alguien con un poco de sentido lógico diría, eso es culpa de los gobiernos regionales, de los gobernantes, de las políticas locales. Puede que sea cierto, y es que el problema aquí es complicado, es una sumatoria de muchos factores dentro de los que se ha extendido como una gangrena generalizada, el factor corrupción de funcionarios públicos. Y el tema corrupción, es un factor socio-cultural. Lo que preocupa no es que existan corruptos, sino que quienes no lo son, crean que son tontos por no serlo. Este es otro aspecto de contaminación que aparece cuando las empresas mineras “confunden” sus políticas de integración con la comunidad, con el “manejo y control” de la comunidad.

El agua, recurso invalorable que debemos cuidar para salvar al planeta.

Y que hay sobre las prácticas de intimidación a los opositores de la minería. Por qué una empresa que se dice responsable en sus prácticas de comunicación, condiciona a comunicadores, por qué capacita a periodistas, a cambio de qué, por qué tiene que capacitarlos (tan incapacitados son), por qué silencia medios. ¿Por qué no es una empresa franca, le sale más barato? ¿Por qué pone ella sus condiciones para el diálogo?
Merecemos una vida mejor, las comunidades también. El hombre de ciudad merece su anhelado crecimiento económico, tanto como el hombre del campo, pero que no venga la ciudad a decidir en contra de sus propios pueblos.
Hay más preguntas: ¿por qué un EIA sin estudio hidrológico completo, aprobado a prisa durante el último suspiro de un gobierno con serios casos de corrupción? ¿Por qué inventarse un término tan repugnante como lo es el “trasvase de aguas”?
“Trasvase de aguas” es un eufemismo para “destrucción de lagunas”, en la vida real no existe el cambio de aguas que nos quiere hacer creer Yanacocha. Se asesina una laguna natural para crear una represa artificial.
Es como ir al médico a sabiendas de que uno no está enfermo, y el “Galeno” diga: “Oiga Celendín, usted está bien pero podría estar mejor, lo único que necesita es amputarse esa convencional pierna sana y colocarse esta otra que es “artificial” hecha de finísima geo-membrana, claro que no va a poder bailar, ni correr bien pero se le va a ver muy linda… combina con sus ojos. Va a tener buena pata en tiempos de escasez, y además le voy a dar bastante dinero por esa innecesaria pierna suya. Solamente es cuestión de un “trasvase de piernas” y quedará usted expedito”.
No existe responsabilidad ambiental, desde que se dice eliminar lagunas.
El blandengue periodista Jaime de Althaus, dice: "el proyecto no va a secar ni contaminar el agua sino que, por el contrario, va a aumentar su volumen para que haya riego incluso en época de sequía, como ocurre ya con las zonas aledañas al reservorio de San José construido por la propia Yanacocha. Habrá más agua, más producción y más ingresos. Si el gobierno no se compra el pleito, defendiendo la verdad por supuesto, esta concertación antiminera va a ganar, y nos quedaremos sin la palanca que la naturaleza nos ha regalado para salir del subdesarrollo" (hace énfasis en “nos”) como si Althaus fuera “Chilico”(frase de Roque Benavides, Presidente de Buenaventura, socia de Yanacocha) y no “Shilico”.
Sí, el mismo que capacitó (gracias a Newmont) a algunos pésimos comunicadores de Celendín, seguro que conoce nuestra tierra por esas referencias.
¿Vale la pena asumir tantos riesgos por la minería? Quizá valga la pena para quienes no piensen vivir por siempre en nuestro territorio. ¿Qué acaso usted creía que las empresas mineras se quedaban por siempre a convivir con la comunidad? No paisano, mentira paisana. Eso solamente fue un slogan de campaña de sensibilización, lo recuerda “Los buenos vecinos”.
El estado entrega en concesión el territorio a las mineras por un cierto periodo de tiempo, durante el cual no cobra ningún tipo de impuestos a estas empresas, “solamente hasta que las transnacionales recuperen lo invertido”. Luego, y después de un inescrupuloso ritmo de explotación en el que se destruirá a parte de las 4 lagunas, 130Ha de Bofedales, y toneladas de material removido…por fin, se ordena el “cierre de minas”.
El cierre de minas, etapa en donde el estado “exige” a la empresa minera “dejar lo mejor posible el territorio devastado” Ahora, no sabemos qué signifique: “lo mejor posible”.
Es como si cualquier persona venida de cualquier parte, encontrara oro en el territorio patrio (gracias al artículo 60 de la Constitución dictatorial de Fujimori), desde ese momento el oro pertenece al 100% para quien lo encontró, sin ningún porcentaje para el país. El oro deja de ser peruano (o sea si el año pasado se sacaron más de 50 millones de onzas de oro, de todo aquello, ni un solo gramo le perteneció al Perú). Ni siquiera el propio Francisco Pizarro hizo eso cuando cobró el oro del rescate de Atahualpa (80% le pertenecía y el 20% iba para la corona), porque ya el Tahuantinsuyo le pertenecía, muerto el último inca, a Carlos V.
Los minerales son un don de la naturaleza, un prodigio del territorio que nos pone en estas encrucijadas, producto en suma, de la ambición del hombre.
Durante este tiempo, he leído y escuchado declaraciones de cualquier tipo, tanto a favor de la minería como en contra de ella, y pensaba…¿es necesario ser antiminero para estar en contra de la depredación del agua?
Me quedo con la frase de un campesino en el mitin del 9 de noviembre en la plaza de armas de Celendín “No somos antimineros, somos defensores del agua” o aquella otra espontánea que decía: “No seremos la generación que no supo defender su agua”. Frases para toda la vida.
Y ahora al fin de esta columna. Quiero expresar mi solidaridad con cada hombre y mujer del campo que sufren las inclemencias del día a día, sumado a estos, la nueva pelea contra la megaminería.
Me siento orgulloso de haber nacido en Celendín, me siento agradecido por la oportunidad de llegar a mis hermanos, estoy con ellos en esta lucha que se respira, en esta resistencia que se configura de extremo a extremo, en estas reflexiones a tajo abierto… “Por eso cuando se habla de megaminería en mi tierra, yo soy y seguiré siendo, un comunero más… haciendo respetar mi dulce agua”
Y para contestar a mis paisanos pro-mineros que me exhortan a la “reflexión”, les contaré que si en algún momento estaría de acuerdo con esta actividad económica, le diría: “Sí a la minería… pero muy lejos de mi pueblo, de mi patria, de mi Latinoamérica unida”

¡SOLANO OYARCE DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

domingo, 13 de noviembre de 2011

OPINIÓN: Pioneros, precisiones necesarias

Por Crispín Piritaño
He leído con cuidado y con alguna extrañeza el artículo “A no bajar la guardia”, de mi amigo y compañero de luchas Constante Vigil, y en él he visto una inexactitud que llama mi atención y me provoca la consiguiente preocupación por el estado de su brillante cabeza. La cuestión es: ¿estará perdiendo la memoria, o tal vez anda distraido con las preocupaciones del momento?
Constante Vigil afirma que nuestra lucha, la de Celendín Pueblo Mágico, por la defensa de Celendín contra las amenazas que se cernían sobre la provincia, una de las cuales era en ese momento la Newmont Minnig Co., alias Yanacocha, alias Minas Conga, se remonta a un artículo que escribió en CPM II el año 2007, bajo el título de “Los felipillos en Cajamarca”.

La protesta generalizada en el departamento, una reacción a la que CPM contribuyó esencialmente.

No, querido amigo. Al respecto debo hacerle, con todo respeto y sin que esto signifique ninguna discrepancia con usted, las siguientes precisiones:
Celendín Pueblo Mágico hace su aparición en Internet el año 2006, cristalizando la inquietud de algunos celendinos, entre los que nos contábamos, y con dos propósitos esenciales: rescatar nuestra valiosa historia y tradiciones y defender a nuestra provincia de las amenazas que podrían llevar a su destrucción, una de las cuales era la codiciosa sed de oro que animaba a Yanacocha, empresa que había vuelto los ojos hacia Celendín y enviaba ya a sus heraldos de APACC, una organización de profesionales celendinos financiados por la minera, para sensibilizar a los shilicos en un intento de anular el decreto de intangibilidad de Conga, emitido por el alcalde Mauro Siles Arteaga en su primer periodo.
Casi de inmediato, tras nuestra aparición nos dimos a la tarea de alertar a nuestros paisanos sobre el peligro que representaba Yanacocha para nuestra provincia, hecho que incomodó a sus funcionarios, quienes en complicidad con la Robofónica decidieron sacarnos del ciberespacio y así se dio la vergonzante censura a que fuimos sometidos durante tres meses. A raíz de esto, para burlar la censura mancomunada de Yanacocha y de la Robofónica es que reaparecemos en el mundo de los blogs, con cuatro espacios a falta de uno: CPM II, Espina de Maram, Celendín Resistente y Celendín Info, desde donde proseguimos nuestra batalla por la integridad de la provincia cuando, todos, o casi todos, y en eso tiene razón mi colega, pensaban que la minera iba a solucionar los problemas de Celendín y nos miraban como a unos apestados que se oponían al “progreso” y la “modernidad”.
Los hechos posteriores y el triste y lamentable accionar de Yanacocha en Cajamarca nos dieron la razón y ahora, casi toda la población, a lo largo de nuestra región, se ha puesto de pie para frenar los intentos criminales de la transnacional depredadora y de este modo ha conminado a nuestras autoridades regionales y locales, algunas pusilánimes, como en el caso de Celendín, a asumir el papel de líderes que siempre debieron tener en defensa de nuestro pueblo.
Así pues, mi querido Constante, no es que dude en exceso de tu memoria, pero es menester precisar que nuestra lucha data del año 2006 y no del 2007 como afirmas distraidamente. En lo que sí estamos totalmente de acuerdo es en tu orgullo de haber formado parte de las primeras voces que lanzaron el alerta y la denuncia contra Newmont Minnig Co., alias Yanacocha, alias Minas Conga. No lo hicimos buscando figuración ni merecimientos, lo hicimos y lo seguiremos haciendo siempre, como bien dices, por amor a nuestro pueblo y nuestra provincia a los que llevamos grabados a fuego en el corazón.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
*

viernes, 11 de noviembre de 2011

CANTACLARO: A no bajar la guardia

Por Constante Vigil
Celendín
Cuando aún no se apagan los ecos de la protesta multitudinaria con la que Celendín y otras provincias de Cajamarca, expresaron su rotundo rechazo a la transnacional minera Newmont Minning Co. Alias Yanacocha, alias Minas Conga y sus cómplices de Buenaventura en sus aviesas intenciones de destruir los acuíferos que dan sustento a la cuenca de los ríos Sendamal- La Llanga en Celendín, Pumagón en Bambamarca, y Cajamarca en La Encañada, debemos detenernos a hacer un análisis de la nueva situación.

La redención de un alcalde que debe asumir plenamente su responsabilidad con el pueblo que lo eligió.

En primer nos alegra esta protesta masiva porque significa el despertar del pueblo en la defensa de sus recursos y su integridad. Justo cuando creíamos que el poblador celendino había perdido esa capacidad de rebelión, de decirle no al abuso y a la prepotencia que engendra el dinero, recogemos con orgullo esta muestra de valor que ha permitido al pueblo unido hacer retroceder a los depredadores que bajo la bandera de la ambición se proponían acabar con una cuenca rica en microclimas cada una con su fauna y flora. Saludamos a todos los ciudadanos y dirigentes de las diferentes organizaciones por hacer posible la protesta.

Los celendinos protestan contra la minera depredadora.

En esta defensa se nos va la vida, porque no se trata de oponernos a las inversiones por el solo prurito de oponernos, se trata de cuidar la herencia de responsabilidad que dejaremos a nuestros descendientes, bajo el lema de que el oro no se come, el agua sí. Estemos seguros que el oro se lo llevarán las transnacionales y dejarán migajas a la pequeña élite a la que aspiran muchos celendinos felipillos que hoy se proclaman promineros. Para el resto del pueblo no quedará nada. Así como se lee: NADA CONTAMINADA.
El caso de Yanacocha es referente: llegaron con mil promesas a desaparecer las lagunas de Cajamarca prometiendo el oro y el moro. Al cabo de 16 años de explotación, de mentiras, intoxicaciones, muerte de dirigentes, contaminación y toda suerte de tropelías, Cajamarca sigue divagando entre los más bajos índices de pobreza en el Perú. Nada, pues, se ha ganado. Por el contrario, se ha perdido terrenos para la ganadería, recursos hídricos para la agricultura y la moral que siempre caracterizó a un pueblo pujante como el cajamarquino.

La protesta de los desengañados de Yanacocha en Cajamarca.

Con este triste palmarés se presentaba Yanacocha, esta vez bajo el alias de Minas Conga, a pretender hacer lo mismo con los celendinos, a quienes empezó a trampear desde el principio, corrompiendo a funcionarios, fraguando reuniones con sus parciales, impidiendo la libre expresión de los opositores, despojando a los pequeños propietarios con compras fraudulentas de sus terrenos y hasta convirtiendo en cómplices involuntarios a los artistas e intelectuales pusilánimes que vendieron su alma al diablo.
Cuando todos parecían felices con la irrupción de la minera en nuestras vidas fue CPM la primera que levantó su voz de protesta a través de un artículo escrito por mi persona el 11 de noviembre de 2007, bajo el título de “Los felipillos en Cajamarca”. En él dábamos la primera clarinada de alerta sobre las criminales intenciones de Newmont Minning con respecto a los recursos minerales de la provincia. Decimos esto, no con el ánimo de buscar el reconocimiento de la población, lo hacemos por que lo que nos animó desde el principio fue el amor al terruño que nos vio nacer, al que llevamos grabado a fuego en el corazón.

La protesta masiva de los celendinos en defensa del agua.

Nos alegra que nuestra prédica haya calado en la conciencia de los celendinos y se hayan decidido por fin lanzarse a las calles para defender lo nuestro y obligar a las autoridades, desde el mismo gobierno a respetar y honrar sus promesas pre electorales. Ese es el mayor premio par nosotros. Pero es menester estar vigilantes, en guardia y permanecer activos y unidos en defensa de nuestros derechos.
Debemos asumir este momento con responsabilidad, porque los ojos del mundo están contemplando nuestra heroica batalla. Ayer mismo veía en las redes que el prestigioso diario francés Le Monde dedicaba un artículo a la lucha de los celendinos por conservar su derecho a vivir honestamente, con salud y preservar el privilegiado en que podamos vivir con dignidad. La protesta de miércoles solo ha sido el inicio de una larga guerra que tendremos que afrontar. Estamos seguros que el pueblo celendino y todo aquel que tenga una gota de sangre shilica, esté en cualquier parte del mundo, estará apoyando esta noble causa.

¡FUERA YANACOCHA DE CELENDIN! ¡VIVA EL AGUA QUE ES VIDA!
*

martes, 8 de noviembre de 2011

MINERIA: Pronunciamiento sobre el paro regional

FDAC FRENTE DE DEFENSA AMBIENTAL DE CAJAMARCA
Inscrito en SUNARP, 18.06.08, Titulo Nº 2008-00010705, Partida Nº 11091036, Asiento N° A0001

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO
DEFENDER LAS CABECERAS DE CUENCA ES DEFENDER NUESTRA EXISTENCIA
En estos últimos meses el FDAC, junto a lo mejor de nuestro pueblo ha demostrado su capacidad y fortaleza en la defensa de nuestros derechos, de nuestra dignidad y soberanía nacionales.- Minera Yanacocha ha hecho lo indecible para pretender desprestigiarlo y destruirlo, generando por el contrario mayor aceptación del mismo en esta provincia.-Y, vamos avanzando también destruyendo las insanas intenciones de quienes comparten ese vano deseo, aun cuando son “compañeros de ruta” y parte de nuestro pueblo.
La vitalidad de los Frentes de Defensa en la mayor parte de provincias de nuestra región ha permitido la formación de la COORDINADORA INTERPROVINCIAL DE FRENTES DE DEFENSA; sus acciones públicas (1ª,2ª,3ª y 4ª, Asambleas) han contribuido en la concientización del pueblo, en relación a la defensa de nuestros recursos naturales: AGUA y MEDIO AMBIENTE; tanto como en señalar los peligros que acarrean las actividades minero extractivas en nuestra CABECERAS DE CUENCA, generando con ello la necesidad de defenderlas, colocando esta exigencia popular como prioritaria en la AGENDA pública regional y nacional.

El monstruo dispuesto a lanzarse sobre su inerme víctima, pero ya conocemos su entraña y nuestra honda será la de David.

Hoy, nos atrevemos a impulsar el PRIMER PARO INTERPROVINCIAL para este 09 de noviembre, generado básicamente por las nobles reclamaciones y enseñanzas de los campesinos de las jurisdicciones de Celendìn y Bambamarca que defienden sus lagunas puestas en peligro de ser desaparecidas por el Proyecto MINAS CONGA y porque defienden también sus actividades agro ganaderas de las que depende su propia existencia.-
En este contexto, implementamos esta medida de fuerza para reclamar al Gobierno Central:
- Disponga la inviabilidad del Proyecto MINAS CONGA, porque está ubicado en cabecera de cuenca;
- La moratoria de las concesiones mineras de nuestro territorio, procediendo a su revisión y anulación de las que han sido mal dadas o comprometan las cabeceras de cuenca;
- Declare la intangibilidad de las cabeceras de cuenca, posibilitada a través de la modificación de la Ley de Recursos Hídricos Nº 29338;
- Nulidad de las Resoluciones Nº 008-2009- y 205-2010 SERNAP (Servicio Nacional de Aéreas Protegidas) que someten los procesos de Zonificación Económica y Ecológica al visto bueno de los concesionarios mineros;
- La RENUNCIA INMEDIATA de los Ministros de Agricultura y Energía y Minas, por su evidente parcialidad y subordinación a los intereses de Minera Yanacocha;
- Declare en emergencia a la Región Cajamarca, por la afectación de sus recursos hídricos debido a las actividades mineras.
- Derogue los dispositivos legales que criminalizan la protesta social y anule los procesos de investigación y judicialización existentes contra los defensores ambientales.
Bajo esta plataforma ÚNICA, todos deberemos marchar este miércoles 09 de noviembre.-
Por esto, convocamos a TODO nuestro pueblo, a participar activamente en esta jornada de lucha, defendiendo nuestras aguas, sinónimo de defensa de nuestra vida.
¡¡ VIVA EL PARO INTERPROVINCIAL !! ¡¡NO AL PROYECTO MINAS CONGA!!
¡¡DEFENDER LAS CABECERAS DE CUENCA… ES DEFENDER NUESTRA EXISTENCIA!!
¡¡ VIVA LA COORDINADORA INTERPROVINCIAL DE FRENTES DE DEFENSA!!
Cajamarca, 07 de noviembre de 2011

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!

*

lunes, 7 de noviembre de 2011

Opinión libre: Paro regional en rechazo a proyecto minero Conga

La actitud abusiva y prepotente de Yanacocha en su intención de explotar los recursos mineros de la provincia de Celendín, empresa que desde el inicio de sus operaciones hizo trampa, como en el caso del EIA que fue elaborado por sus propios técnicos e hizo aprobar en una reunión amañada en la que solo permitió el ingreso de sus trabajadores y gente interesada, impidiendo el voto de los verdaderos comuneros que sufrirían las consecuencias del impacto del sistema de explotación ha indignado a la población que toma ahora la decisión de decirle ¡NO! a la salvajada de desaparecer los recursos hídricos de la zona. El pueblo también se siente burlado por el gobierno que durante la campaña prometió revisar los contratos lesivos a los intereses de la provincia implementados en los anteriores gobiernos corruptos de Fujimori, Toledo y Alan García y ahora manifiesta que respetará estos contratos. No nos queda más que la protesta organizada y mejor si la encabezan autoridades decididas y honestas como el presidente regional Gregorio Santos y el valiente alcalde de Huasmín José Marín Agustí. Celendín tiene que aumir el reto con entereza y dar una lección al mundo acerca de cómo se cuida el agua y la vida. (NdlR)

El presidente del Gobierno Regional de Cajamarca, Gregorio Santos, afirmó que el proyecto minero Conga de Yanacocha es inviable al tener una serie de problemas por su ubicación pues afecta a los humedales y lagunas de la zona El Perol, distrito de Huasmín, provincia de Celendín.
También criticó al titular de energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, por retirarse de Cajamarca en un avión privado de la empresa Yanacocha, tras la inspección que realizaron tres ministros de Estado, dijo el presidente regional Gregorio Santos Guerrero.
“El recurso hídrico está en tela de juicio por lo que se ha recibido la visita de los ministros que inspeccionaron la zona. Mañana, nuevamente, habrá otra reunión con las comunidades. Ahora todo queda en manos de los ministerios, toda vez que nosotros, durante cinco meses, hemos realizado estudios de impacto ambiental, coordinado con los alcaldes y ciudadanos; y el clima es adverso, por lo que consideramos que el proyecto no va”, precisó.


Refiriéndose a la utilización de mecanismos para buscar una solución a este problema, no se mostró en contra de la consulta previa, pues dijo que si el reglamento lo incluye ésta sería una buena medida.
Manifestó que si el proyecto Conga hubiese presentado la opción de usar tecnología alternativa a fin que las lagunas queden intactas y no se toque a los humedales, todo habría sido aceptado por los pobladores; porque el señalar que se haría un trasvase de cuatro lagunas hacia otra zona generó rechazo en las comunidades.
Por otra parte, diversas organizaciones sociales de Cajamarca acatarán un paro regional de 24 horas el próximo 9 de noviembre contra el proyecto Conga, informó el presidente regional Gregorio Santos Guerrero, quien indicó que la medida de protesta cuenta con el apoyo del Consejo Regional.

Yanacocha suspende operaciones
Por medidas de seguridad, la empresa minera Yanacocha decidió retirar temporalmente sus maquinarias de las inmediaciones de las lagunas El Perol, cuyo recurso hídrico iba a ser utilizado en el desarrollo del proyecto minero Conga, en el marco del vencimiento del plazo que dieron los comuneros del distrito de Huasmín (Celendín).
Se informó que los directivos de esta compañía se vieron obligados a tomar esta decisión al no gozar de las garantías para seguir operando, pues hay un gran número de manifestantes encabezados por el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos y otras autoridades locales.
Por su parte, los comuneros saludaron el inicio del retiro de la maquinaria del lugar, pero indicaron que se quedarán en las inmediaciones de las lagunas de El Perol, hasta que esta sea retirada en su totalidad.

Se revisa el EIA
El Ministerio del Ambiente revisa detalladamente el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto Conga, que pretende desarrollar la minera Yanacocha en el departamento de Cajamarca, informó el titular del sector, Ricardo Giesecke.

Explicó que, aunque se trata de un documento aprobado, es competencia de su sector revisarlo, especialmente las partes donde pudo haber “rapidez o liviandad al evaluar algunas cosas”.
Dijo que en lo que va de la revisión no se encontró nada respecto a la valoración de los bienes y servicios ambientales prestados a la comunidad por las lagunas, cuyas aguas serían utilizadas para el proyecto minero, tema de reclamo en la zona.
“En época de sequía saben que alrededor de estas lagunas hay verdor porque es propio de sus estructuras, que es todo un sistema de pastizales que no se seca nunca (…)”, señaló.
Giesecke agregó que “las lagunas se pueden clasificar por su volumen pero también por sus servicios: cuántas conexiones tienen por debajo y los ojos de agua que proveen agua miles de años”.
Dijo que si bien el proyecto Conga es importante para Cajamarca, como gobierno tienen la obligación de garantizar que sea hecho de la mejor manera y con la menor cantidad de oposiciones.
El ministro se encuentra desde el miércoles en Cajamarca para verificar el área de desarrollo del proyecto Conga (las lagunas de donde captaría agua, entre ellas El Perol) y dialogar con las autoridades locales sobre el tema.

¡SOLANNO OYARCE, DEVUELVE LA CALE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

jueves, 3 de noviembre de 2011

MINERÍA: Visita con poncho y rabo de paja

La información que sobre la visita de los ministros, ayer, a la zona del conflicto entre Minera Yanacocha (alias Minas Conga) y las comunidades de Huasmín y Sorochuco, en Celendín, han dejado un intenso malestar en la provincia, por una razón simple: ha sido una vista unilateral, han sido llevados por la minera para escuchar a la minera y a sus comparsas. El comentario que sigue, publicado en el diario La República, al pie de la noticia de la visita, expresa el punto de vista de la inmensa mayoría de celendinos y cajamarquinos (NdlR).

La visita de hoy de los ministros de Energía y Minas, Medio ambiente y Agricultura al proyecto conga quedó convertida en un mamotreto, en un teatro o circo armado y dirigido por la propia minera Yanacocha. Sí señores, esta minera que aquí lo domina casi todo no dejó que nadie más que sus propios trabajadores y un sector servil de la prensa local se hagan presentes en la zona para improvisar una manifestación con la que atolondraron a los ministros que al final no visitaron más que dos de las más de 20 lagunas amenazadas por el proyecto.
No se permitió la intervención por ejemplo del presidente regional y del alcalde Huasmín, quienes a pesar de los obstáculos puestos por la minera lograron llegar a la zona al igual que el congresista Jorge Rimarachín.

Los campesinos de Celendín en la incertidumbre por el futuro. Saben que si la minera pasa, ellos están condenados a emigrar y a dejar sus tierras.

Los ministros olvidaron que su misión era inspeccionar la zona del proyecto, mas no ser adulados por la minera y sus trabajadores quienes en todo momento obstaculizaron el paso de las demás personas haciendo uso de sus vehículos y su gente. Rodearon a los ministros y los condujeron como a títeres, todo se hizo al antojo de la minera, una total burla para Cajamarca, todo quedó en nada.
Parece no importarles que mañana jueves la población de Huasmín, Sorochuco y demás irán masivamente a la zona a exigir a la minera el retiro de su maquinaria de la zona, esto puede terminar muy mal señores ministros, por su accionar tan voluble. y para colmo de los colmos de lo ocurrido hoy en esta visita, el ministro de Energía y Minas se regresó a Lima en un avión privado de la empresa minera en compañía del dueño y accionista Roque Benavides, los dos solitos, acomodaditos, se fueron desafiando todo y a todos, grave error político.
Para variar, los ministros fueron escoltados en todo momento y trasladados hacia la zona del proyecto por funcionarios de la minera ¿acaso el gobierno no es capaz de trasladar por su propia cuenta a sus ministros para garantizar de alguna manera su imparcialidad en la misión que hoy les encomendaron? Esto no ha sido sino más de lo mismo, la gente empieza a decepcionarse.
Ponga orden Sr. Ollanta Humala, y hágalo a tiempo. Cajamarca está siendo basureada, no se la está viendo más que como la gallina de los huevos de oro, y eso no es justo. Entérese Señor Presidente de lo que realmente pasa en Cajamarca, infórmese de todos los impunes atropellos que viene cometiendo la minería desde que se instaló aquí hace cerca de 20 años hasta ahora, entérese y corte de raíz las irregularidades y corrupción que arrastran precisamente los ministerios cuyos ministros visitaron hoy Cajamarca, dejaron un gran sinsabor a la población.
Sr. Ollanta Humala ponga orden, lo esperamos todos, por el bien de todos.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!
.

CANTACLARO: ¿Ganarán la inconsecuencia y la irracionalidad?

Por Constante Vigil
Celendín
Toda la fanfarria mediática que se levanta en torno a la visita a Cajamarca de Miguel Caillaux, Ministro de Agricultura, Carlos Herrera Descalzi, de Energía y Minas, y Ricardo Giesecke de Ambiente, no pasa de ser una pobre y evidente maniobra para sorprender a la opinión pública local, nacional y mundial. Una maniobra montada y facilitada por la Newmont Minning Co, alias Yanacocha, alias Minas Conga, y sus cómplices de Buenaventura International Finance Corporatión, con la aquiescencia de un primer ministro que evidentemente no es un nacionalista como Salomón Lerner. El fin evidente sería hacer las fintas necesarias, dar la impresión, llenar el expediente y darle el marco legal a lo que les interesa: la explotación que proyecta Conga, que para todos ellos debe pasar, sí o sí.
Nuestras presunciones se basan en las siguientes circunstancias:
1º La ausencia sospechosa y nada política, o muy política, del premier Salomón Lerner en la inspección ocular de la zona en conflicto. Omisión peligrosa si tomamos en cuenta la inclinación del premier hacia la transnacional en un asunto sobre el cual ha adelantado opinión diciendo que el Proyecto Conga va, de todas maneras.
2º La tibia posición de los ministros luego de la inspección, dictaminando que el proyecto Minas Conga está condicionado a que cumpla con los Estudios de Impacto Ambiental, cuya aprobación se fraguó entre gallos y medianoche, en una locación ajena, y en la que solo se permitió la presencia de trabajadores de Yanacocha y de felipillos pagados por la minera.

Los ministros patéticamente disfrazados de acuerdo a la ocasión, en medio de los trabajadores de Conga, los cascos y atuendos lo prueban.

3º En este sospechoso contexto adujeron que “si hubiera una falta leve se castigará con una multa y la reparación de la falta, y si es grave o irreparable se paralizarán los trabajos y las empresas perderán su inversión”. Las preguntas obligadas son ¿Quién le pone el cascabel al gato? ¿Quiénes garantizarán que Yanacocha cumpla con los acuerdos si ellos actúan como si fueran un estado dentro de otro y prohíben el ingreso a “su” territorio a cualquiera que no sea su cómplice? Recordemos las trabas que hace poco le pusieron al congresista Guevara Amasifuén. ¿Cuándo ha cumplido Yanacocha con pagar multas y reparaciones? Esta pregunta la pueden responder los intoxicados de Choropampa y Magdalena.
4º Para la patética inspección no se programó ninguna reunión con las autoridades regionales, provinciales, distritales, y menos con los campesinos que por ser los primeros afectados por el impacto de la minera se oponen al proyecto. En la reunión, para que los ministros, como ya se ha hecho costumbre, se disfrazaron de comuneros vistiendo ponchos y sombreros, la mayoría de los presentes eran trabajadores de la minera, con cascos y todo, y fueron los únicos que tuvieron voz.
Los peruanos, que hemos aprendido a desconfiar de las autoridades políticas que siempre nos engañaron, tenemos tendencia a desconfiar aún más de los que traen apellidos extranjeros de reciente llegada, como Lerner, Caillaux, Descalzi, Giesecke, etc, etc, porque tenemos la impresión de tienen una inclinación natural a favor de las transnacionales depredadoras. Este tipo de nuevos peruanos, infeudados a los grupos de poder que son los dueños del Perú actuales, tienden a enquistarse en el gobierno, sea cual fuere el cariz de este, así se disfrace de popular y nacionalista. Los que pensamos que en el nuevo orden que surgió el 5 de junio serían desterrados estos apellidos rimbombantes y saltarían a la palestra los Quispe, Huamán, Condori o Chuquimango, ya estamos avisados, el pandero solo ha cambiado de mano. Todo hace pensar que nos siguen gobernando los representantes serviles del neoliberalismo, que han logrado imponerse a un gobierno que prometió revisar los despropósitos cometidos por el gobierno entreguista del obeso corrupo de Alan García.
A los cajamarquinos nos resulta risible que se hable de minería responsable en el caso de la Newmont Minning, Co, alias Yanacocha, alias Minas Conga, cuando hemos comprobado fehacientemente en nuestra tierra que a ellos les interesa un bledo el cuidado del medio ambiente o el futuro de miles de campesinos que dependen de los acuíferos que la minera destruye alegremente. Los cajamarquinos de la ciudad capital del departamento lo saben perfectamente, ahora que toman agua sucia, mal tratada, que hace la cama a futuros cánceres. Ese destino será el de Celendín y sus distritos, cuando Conga destruya nuestras fuentes de agua, que es lo que ocurrirá en los diez años que vienen, digan lo que digan los felipillos de la transnacional, los que reciben huesos y mendrugos, o los altos asalariados como el impresentable Carlos Santa Cruz.

¡SOLANO OYARCE, DEVUELVE LA CALLE QUE LE ROBASTE A CELENDIN!