viernes, 30 de diciembre de 2011

OPINIÓN: Calma chicha

Por Víctor S. Chávez Velásquez
Arq. C.A.P. 8120
El niño llega al pueblo desde el internado militar en la capital de la república, viste su traje dominguero inmaculado, tiene la nariz respingada y usa anteojos, lleva el pelo con brillantina y el corte al estilo de militar prusiano, va enfundado en unos lustrosos botines negros dispuesto a jugar un partido de futbol, es el dueño de la pelota y escogerá con quienes quiere jugar, escogerá de qué lado de la cancha jugara y además el árbitro que le permita cometer todo tipo de tropelías a las cuales está acostumbrado, y si no gana en la cancha, ganará en la mesa.
No recuerdo si leí el cuento, si alguien me lo contó o quizás fue un sueño, pero de lo que sí estoy seguro es que, como en todas las historias, siempre hay algo que se funda en la realidad. Y la traigo a colación a raíz de lo sucedido la semana pasada en la ciudad de Cajamarca durante la mesa de diálogo tendiente a solucionar el conflicto de Conga, allí pudimos apreciar por donde iba la cosa, lo cual fue confirmada cuando el premier pateó el tablero ante la negativa del presidente regional de Cajamarca a firmar el acta. A su salida el premier confirmó lo que todos sospechábamos, que el proyecto Conga continuará.

Gregorio Santos Guerrero, presidente regional de Cajamarca.

Semanas atrás el premier deslizó la posibilidad de que el estudio de impacto ambiental sea sometido a un arbitraje y, como en el cuento antes mencionado, no se le ocurrió mejor idea que el árbitro sea el Banco Mundial. Pero como todo se sabe resulta que el dichoso banco es accionista de la propietaria que pretende explotar la mina en las alturas de nuestra provincia, ¿creen ustedes por ventura que su fallo sea imparcial?
Por qué armar todo este tinglado si el presidente de la PCM, tenía la certeza y la seguridad con la ejecución del proyecto sí o sí. Lo que trataba era ganar tiempo y hacer quedar al presidente regional y los representantes del departamento como los intransigentes y los malos de la película ante la opinión pública, por supuesto que muchos picaron el anzuelo y tomaron partido por el representante del estado.
Flaco favor se hace el presidente regional al negarse a reunirse en lima, en vez de encarar el problema, debió de aprovechar estas semanas para hacer su tarea como si creemos lo estuvieron haciendo los técnicos de la PCM y no armando el nacimiento o viendo a las pastoras, ha sido elegido para solucionar los problemas de su región y el proyecto Conga en el ámbito de nuestra provincias es un problema gravísimo. Lo único que ha logrado el representante de la región es convertirse en el Paco Yunque del cuento de Vallejo.
Estos días se respira una calma chicha que es producto de la intransigencia de ambas partes del conflicto, unos por negarse al diálogo y los otros al ir contra la voluntad de los cajamarquinos al pretender llevar a cabo el proyecto Conga. Esperamos sinceramente que no sea la calma que preceda al temporal de proporciones mayúsculas pues ténganlo por seguro que allí si se incendiara la pradera.

¡FUERA YANACOCHA DE CELENDIN, CONGA NO VA, Y NO VA...!
*

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias mi presidente Goyo por hacer demaciado por Celendín, contigo vamos a culminar la carretera hasta Balzas, el mercado, el agua y alcantarillado, la pobreza y extrema pobreza; gracias por quererlo mucho a Celendín, sigue adelante que contigo Celendín ya no sera pobre.